Volta a Portugal, donde ciclismo significa pasión

0
261
vistas
Podio de la Volta Portugal

El encanto de la Volta a Portugal no es ajeno a muchos…

El ciclismo se ha globalizado. Ahora todos conocemos y seguimos carreras como el Tour Down Under, el de Langkawi, el de Utah, el de Azerbayan y un largo etcétera. El ciclismo no deja de ser, en parte, un reflejo de la vida. Viajamos a lugares exóticos y lejanos, babeamos cuando un conocido cuelga instantáneas de una playa paradisíaca de algún rincón de Asia…y no conocemos a nuestra vecina Portugal.

Portugal es esa vecina que no se maquilla, que no llama la atención, que viste con ropas holgadas y que no despierta tu atención. Lo mismo pasa con su ciclismo, un ciclismo modesto pero de muchos quilates. Y una afición… ¡Qué afición!

Precisamente este martes fue posiblemente el día más emblemático para el aficionado luso, la llegada a Nuestra Senhora de Graça de la Volta a Portugal. Hay puertos más duros, más bonitos, más selectivos, pero Nuestra Senhora de Graça o Monte da Farinha es lo que a la Vuelta a España son los Lagos de Covadonga, un icono.

Miles de personas habrán acompañado el escalar de los ciclistas, personas que en una gran parte han pasado la noche allí, como si del Tour de Francia se tratara. Y, en la sobremesa, miles de portugueses se habrán pegado al televisor para ver la llegada en directo.

Recuerdo que en mi primera participación, en 1999, entré escapado al puerto. Era un modesto corredor a prueba, lo que ahora elegantemente se llama stagier. Fui, por mis santos cojones, el último en ser absorbido, y ese gesto, en Portugal, me sirvió para tener un contrato profesional.

Muchos de vosotros sabréis como se conoce a la Volta a Portugal, la grandísima. Sinceramente no sé de dónde viene el mote, pero al primero que se lo escuché fue al gran Pablo “Pencas” Lastras, que me dijo: “En el ciclismo hay tres grandes y una grandísima”.

Es una locura lo rápido que se va aquí. Y doy fe de que así es, seis grandísimas llegué a correr y sufrí y disfruté como en ningún otro sitio. La Volta a Portugal es el objetivo más importante del año, la carrera que te lo da y te lo quita todo en el ciclismo luso.

Existen la Volta ao Algarve, Volta ao Alenteijo donde llegó a correr un tal Miguel Indurain, el Torres Vedras y muchas más carreras internacionales, pero…la Volta, en pleno agosto, es el epicentro del ciclismo en Portugal. Televisión en directo, y no quince minutos, precisamente, un país volcado, se paraliza incluso el futbol…algo indescriptible si no lo vives.

Además, se da una curiosa circunstancia, los equipos de ciclismo tienen, en algunos casos, relación con clubes de fútbol, incluso en los colores de sus equipaciones, con lo que el pueblo portugués vive con más pasión si cabe esta prueba.

Actualmente, el equipo dominador, es el W52/FC Porto, pero yo recuerdo vivir la Volta que David Plaza ganó en las filas del Benfica. Aunque, para ser objetivos, hay que decir que el Boavista –el barrio portuense- ha sido el equipo que durante más años ha tenido equipo ciclista profesional.

Y sobre la prueba en sí… pues decir que es realmente intensa, se trata de un ciclismo muy ofensivo, una manera de correr un tanto anárquica, si nos regimos por lo que es el ciclismo profesional actual. Los equipos portugueses siempre han sido de los de morir matando, de los que no agachan la cabeza a los grandes, los corredores conocen perfectamente las sinuosas y pestosas carreteras de su país, y preparan auténticas emboscadas cuando menos te lo esperas.

La Volta a Portugal ha llegado a tener 21 etapas, yo corrí varías de 14, entre ellas la que fue mi debut profesional, en 1999, y actualmente, por aquellas cosas que tiene la UCI, tiene 10 etapas más un prólogo y un día de descanso.

Es con todo, una prueba, a mi entender, perfecta para jóvenes ciclistas, para foguearse, para madurar y sobre todo para aprender el oficio y hacerse un ciclista duro. Si os gusta el ciclismo, echad un ojo a esta fantástica prueba y no dejéis de visitar Portugal, es como “Betty, la fea”, os sorprenderá.

Por Unai Yus

Imagen tomada de FB de Volta a Portugal

INFO

Rápidamente percibes la sensación de comodidad, ajuste y transpirabilidad

Publicidad

Deja un comentario