Connect with us

Vuelta: Froome nunca respira aliviado en España

Stefan Denifl gana en Machucos, donde Froome sufre

Mundo Bicicleta

Vuelta: Froome nunca respira aliviado en España

Cruz – LEadboard2 Post
Tiempo de lectura:2 Minutos

Froome lo tiene todo??? no, también quiere la Vuelta.

Tarde-noche de caras largas en el hotel del Team Sky. Tarde-noche de cálculos, de cábalas, de balance de daños. Admito que era muy escéptico con el estreno de los Machucos, la bravuconada de Revilla para poner Cantabria en el mapa de Vuelta, como cuando llevaba anchoas al presidente del Gobierno de turno, pero admito también que me ha encantado la subida: dura, exagerada en algún momento, pero con descansos que dan juego, y preciosa en el paisaje, preciosa de verdad, como es el lugar en sí.

Movistar ropa Endura vuelta 2017Chris Froome es un tipo afortunado, bendecido con mil dones y una piedra en el zapato, la Vuelta a España, carrera que parecía tener atada, por primera vez de verdad y que le quitará el sueño hasta la mismísima subida del Angliru.

Hoy se han confirmado varios de los axiomas que venimos viendo estos días. El primero habla sobre Froome y su equipo, y en especial Mikel Nieve, el corredor profesional con mayúsculas y en cuyo esfuerzo reside buena parte de ese maillot rojo que porta su jefe.

Ya a cinco de meta, rodeado de compañeros, Froome demostraba que en la Vuelta siempre tiene un mal día que, a diferencia del Tour, no sabe camuflar. Descolgado, Froome vio sobre su cabeza un goteo de segundos que seguro despertaría sus peores temores respecto al final de la carrera.

Castelli LDB-01

Cuarenta segundos más cerca, Vincenzo Nibali tiene que sembrar de trampas el camino hasta Madrid. Terreno pestoso, roto y previsiblemente remojado por la lluvia, las jornadas de la Liébana y Gijón pueden ser el entremés para que Nibali busque la fortuna que otros días parecía tener negada. Otra vez, como hace cuatro años, se lo jugará ante un Chris en el Angliru, entonces fue Horner, ahora Froome.

Se acerca Nibali, también Zakarin y Kelderman, pero sobre todo Alberto Contador, en los Machucos notable, por todo, por correr con el objetivo claro y la frialdad necesaria, sin aspavientos, sin mirar el tiro de cámara, saliendo a por un objetivo deportivo, que pudo ser la etapa y que vuelve a ser el podio.

Cuando las cosas se hacen bien, lo admitimos, y como hace cinco años, cuando camino de Fuente De Contador dejó de correr como un juvenil frente a Purito, el madrileño mereció el premio gordo.

Hubo un momento de la etapa, lo contaba en la entrevista Stefan Denifl, que notó tener “unas piernas espectaculares”. El austriaco ha ganado con todo merecemiento, saliendo vivo de una fuga que parecía sentenciada y llena de grandes nombres, tuvo fe tiró para arriba, acabó con Dani Moreno en la subida y ha ganado por él y por su equipo, el Aqua Blue que vivió como una fiesta estar presente en la carrera –hasta han hecho un maillot especial- y pasó el mal trago del autobús quemado. Lo celebramos.

Por cierto que para ver un triunfo austriaco hay que ir a la primera Vuelta, a Max Bulla, un viejo conocido de nuestro querido Mariano Cañardo.

Imagen tomada de FB de La Vuelta

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Inicio