Connect with us

Vuelta: Mohoric y la calidad que tarda en salir

Mohoric gana su etapa en la Vuelta

Mundo Bicicleta

Vuelta: Mohoric y la calidad que tarda en salir

Tiempo de lectura:1 Minuto

Qué bonita lucía Cuenca esta tarde. Patrimonio de la humanidad, el premio al que aspira Nimes, como se encargaron de promocionar en la salida de la Vuelta. Una ciudad que tiene en su risco y las casas asomadas a él sus símbolos, pero que el serpenteo que lleva hasta el Castillo es una delicia para los ojos y el paladar.

Patrimonio de la humanidad, excelencia, eso que muchos persiguen y solo tienen unos pocos, eso que persigue Mohoric, el campeón sub 23 del inolvidable mundial de Florencia, un portento de rodar y trabajo, exactitud y acierto. Puso el ojo e hizo diana.

Y no es sencillo dar este salto. Con una calidad fuera de duda, el esloveno había quemado varias campañas semi vacías de triunfos, uno menor tan solo sin dar continuidad a ese arco iris. Son esas cosas que a veces pasan, grandes corredores en época amateur que les cuesta un horror explotar. Otro más, pudimos pensar, pero Mohoric quiere demostrar que nos equivocamos.

El ciclismo es una suma de cosas, miles, millones, actos de confianza y fe que sumados todos al unísono dan por resultado una etapa, una gesta, algo memorable. Hoy ese gesto fue en la coronilla del Castillo que vio como Mohoric se fue, imperceptiblemente, rozando la perfección, dejando, por enésima vez, con las ganas a José Joaquín Rojas.

Rojas, un ciclista que creo merece un triunfo como el de Cuenca. Un corredor que creció con aureola de veloz, que tenía etiqueta de ganador pero que ha coincidido con grandes ciclistas que han necesitado de su servicio. Aunque a veces ha desentonado, tema Volta y Van Garderen, expulsión del Tour y otras servidumbres, el murciano ha sido un ciclista muy útil a sus compañeros en las últimas veces que se le ha requerido. Su caída en la última Vuelta es imposible que no despierte complicidad.

La jornada aunque sin incidencia para la general deja poso en los corredores y sus fuerzas y también una estadística curiosa, las nacionalidades que van ganando en la carrera, polacos, kazajos, eslovenos,… es el ciclismo sin barreras, el de la vieja y ancha Europa que se llevan de países centrales que tienen una calidad imperecedera.

Aunque lo haya hecho puntualmente, la Vuelta no abandonará Alicante, que tendrá dos etapas, otros dos muros, el Xorret de Catí, uno de toda la vida, casi, y la Cumbre del Sol, el balcón azul desde donde la carrera dejará atrás una primera semana para enmarcar.

Imagen tomada del FB de La Vuelta

La Vuelta en @JoanSeguidor es gentileza de Endura

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Patrocinado

Inicio