Mi Vuelta a Burgos con el Cofidis

0
448
vistas
Subida en la Vuelta a Burgos

El Cofidis ya sabía de mí, desde el principio de la temporada han estado atentos a mis resultados y entrenamientos. Y llegado el momento han considerado oportuno ponerme a prueba. Ese momento ha sido la Vuelta a Burgos que acaba de finalizar. Por mi parte ha sido un gran placer estar con ellos e imagino que estaré en alguna competición mas.

La verdad es que afronté la carrera con algo de dudas e incertidumbre, es una prueba de prestigio y con nombre pero es que encontrarte frente a equipos como el Sky y el Movistar siempre es algo que impone mucho.

La convivencia en el equipo ha sido mucho mas fácil de lo que esperaba, vaya por delante que no tengo demasiados problemas con los idiomas. Si algo no sé decirlo, me lo invento y voy haciendo. He de admitir que por su parte han puesto facilidades para comunicarse conmigo.

De estos días en Burgos, el mejor momento ha sido estar sentado en el autobús, junto a los compañeros del equipo y recibir lo que dicen “briefing”, que viene a ser la táctica de carrera. Ahí me di cuenta de que realmente formaba parte de un equipo profesional y que mi labor, aunque fuera pequeña, como tirar del pelotón o bajar a por algunos bidones, estaba completamente integrada dentro de la táctica del equipo.

Me hizo sentir orgulloso y formar parte de un grupo.

En carrera me he encontrado cómodo, sentí el ritmo y la velocidad del pelotón, está claro, pero no supuso un gran problema.

Hace un par de meses corrí ya la Vuelta a Asturias, con la selección española. No era mi primera vuelta a este nivel, aunque si os soy sincero, he de decir que son totalmente diferentes, aquí en Burgos, el grueso del pelotón esta preparando la Vuelta España y eso se nota: más velocidad, mas concentración, más nervios…

Estoy seguro de que la mayoría de los corredores que han quedado delante de mí irá a la Vuelta a España. En cuanto a la meteorología el calor no me va demasiado bien y me ha costado mucho esfuerzo soportarlo en esta vuelta, terminaba las etapas algo deshidratado… 

Puedo decir que en ambas carreras he corrido con grades ciclistas, por ejemplo Nairo Quintana y Mikel Landa.

Son corredores diferentes sin duda, Nairo me pareció un corredor bastante distante. A Landa lo vi mucho más cercano al resto de corredores e incluso me saludo y me dio ánimos en la cuarta etapa cuando me tocó tirar del pelotón.

Con todo es una experiencia impagable, un aprendizaje de lujo.

Ahora me queda disfrutar de lo que queda de temporada, que ha sido muy intensa. Estoy a disposición del Cofidis y por supuesto de mi actual equipo la Fundación Euskadi. Debo aprender mucho todavía. El año que viene me gustaría estar en el campo profesional, pero admito que aún es pronto.

Por Fernando Barceló

INFO

La barritas energéticas Long Energy Sport – Grosella y Chia by Energy Fig ofrecen un delicioso sabor…

Publicidad

Deja un comentario