Y a ti ¿qué corredor te enganchó al ciclismo?

8
6
vistas

Esta semana ha sido especial para quieren vibramos con el ciclismo. El pasado martes, el día del  “amore”, se cumplieron ocho años de la muerte de uno de los corredores que mejores momentos nos proporcionó. Ciertamente Marco Pantani fue un ciclista que nos marcó a fuego por su forma de correr, de entender el ciclismo, de aventurar el espectáculo. Ahora mismo en el pelotón tal arrojo no se conoce, ni se le espera. En este deporte de convencional dureza focalizada en los estertores se premia la racanería y especulación. Eso pasa ahora, que nos escandalizamos con el ataque de Andy en el Izoard por inusual.

Sin embargo el ciclismo no se hizo grande por la especulación. Todo lo contrario. Fue la exposición de la valentía de algunos quienes lo hicieron así. Y no siempre tuvo que ocurrir en la montaña, tenemos días históricos grabados y no precisamente de perfil complejo. Al contrario, disfrutamos de exhibiciones contra el crono, etapas de abanicos, descensos que rayaron lo suicida,… como lo hubiéramos hecho en la más terrible ascensión.
Camino Alpe d´ Huez
A mí me engancharon Pedro Delgado y sus Tours de finales de los ochenta. Recuerdo el de 1987 donde un Roche agónico se rehízo en La Plagne, el día que Fignon batió a Fuerte, para atar en corto al segoviano antes de la última crono. Recuerdo como en aquellas noches de verano, al calor de la radio, lo más inmediato que existía entonces, hacían cábalas sobre Perico y de cuánto podía cambiarle la vida en 365 días pues un año antes debió dejar la carrera por el fallecimiento de su madre.
A coalición de un comentario de uno de los twitteros más activos, @danibici, vino la opción de realizar esta encuesta sobre los corredores que hicieron que amásemos el ciclismo. Yo quiero dejaros unos nombres de forma espontánea con intención de tocar la fibra al mayor número de generaciones, obviamente esto es un muestreo por eso se admiten muchos más nombres:
·         José Manuel Fuente: su raza le hizo muy querido. Su palmarés no tomó en consideración el despliegue de talento que realizó durante una trayectoria que al margen de dos Vueltas mereció un Giro como poco.
·         Laurent Fignon: su antipatía era tan atractiva como el influjo que radiaba sobre el aficionado. A pesar de tal anticarisma su falta de peros al espectáculo fue de agradecer.
·         Luis Ocaña: el mejor ciclista español según muchos, al menos el ejemplar ibérico que mejor asemejó las andaduras de Eddy Merckx. Un hombre de frontera, extraño en su Francia, extrañado en su España y por cierto un excelente comentarista hasta que nos dejó.
·         Claudio Chiapucci: un ciclista mayúsculo que rara vez salió a entrenar cuando se colgaba un dorsal.
·         Pedro Delgado: ideólogo sin quizá buscarlo de una generación de fanáticos entre los que me ubico. Genial en días puntuales y desastroso en otros, su contribución a hacer popular este deporte fue enorme.
·         Sean Kelly: el irlandés que deshojaba tréboles de cuatro hojas, otro ciclista que iba de cara. Velocista, croner, escalador, … rara vez estaba fuera de la pomada. Tocó el cielo en su San Remo del 92.
·         Miguel Indurain: la eficiencia hecha ciclista. Sus exhibiciones emocionaban por doquier bien fuera con su exquisita técnica sobre la cabra o en sus acelerones sostenidos subiendo.
Como siempre en estos casos, arriba a la izquierda tenéis habilitada la encuesta y también como manda la tónica, aquí debajo podéis votar si os ha gustado o no el artículo. 

8 COMENTARIOS

  1. Te faltan algunos para gente más joven jeje, aunque no lso hay iguales y me enganche por la corriente Indurain sin estar él. Lo que más engancha es verlo en tu familia y que haya un ciclista en tu ciudad/pueblo, coger tu bici y ver que cada día vas a más y te picas con los de al lado o ver una Roubaix. Julio esta masificado ejej

  2. Saludos desde Colombia, Ivan. Sigo el blog hace unos tres meses, pero no me atrevía a opinar porque es más lo que aprendo aquí que lo que tengo para decir. Por fortuna la entrada de hoy sí me deja la puerta abierta. A mí me engancharon al ciclismo Lucho Herrera, especialmente en el tour de 1985 en el que ganó dos etapas (una de ellas, con la cara llena de sangre tras una caída), Fabio Parra en esos mismos años, y más de 10 años después Santiago Botero cuando corría en el Kelme. Del tour 85 Yo tenía nueve años, y la transmisión de radio era en la mañana; en mi colegio se suspendían las clases para ver o escuchar la etapa.

  3. Hola!Me parece buenísima la idea de un blog, los temas también me parecen interesantes pero creo que si tu blog será de visión internacional te cierras mucho en épocas y corredores que te son comunes o cercanos a ti.Siempre analizas corredores españoles, los pones como ejemplos y dejas fuera de tus opciones a corredores de otras latitudes.En Chile fácilmente podrías nombrar varios inspiradores, o a los escarabajos colombianos.Corredores belgas, italianos, españoles claramente pero si tu blog tuviera esa anhelada objetividad creo que reventaría la web.Siempre que veo el enunciado de un tema me digo.. "buena idea!" pero cuando entro y veo pienso.. "siempre lo mismo".Saludos, espero tomes los comentarios que te dejamos acá como motivación para mejorar y avanzar en esto que se nota te gusta muchísimo.

  4. Pues yo tengo 25 años y, más allá de que Jalabert ya era un crack cuando yo empecé a ver ciclismo, el que de verdad me enganchó del todo fue Abraham Olano. Yo apenas tenía 8 años cuando él fue segundo en la Vuelta. Pero nunca jamás viví las etapas de montaña con la intensidad y la emoción de no saber si, en esa ocasión, Olano iba a aguantar con los primeros o no, y hacer los cálculos a ver cuánto era capaz de recuperar en la última crono de las grandes vueltas.Supongo que seré un poco raro. Aunque también reconozco que con Indurain me pegaba las tardes en el sofá delante de la tele, más por costumbre de mi padre que otra cosa.

Deja un comentario