Connect with us

Yo por cicloturismo entiendo esto

Cicloturista- JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

Yo por cicloturismo entiendo esto

Tiempo de lectura:3 Minutos

¿Una entrevista? ¿A mí? Bueno, no sé, qué nervios, no sé qué se puede contar de mí...”

Y con esta modestia, así me respondía a la pregunta planteada nada menos que Miguel Bernabé (¿alguien no lo conoce?), uno de los cicloturistas más conocidos, estimados y respetados en este país por todos aquellos que formamos parte de esta cultura por las dos ruedas, ya sea por los que lo conocen virtualmente a través de sus grandes crónicas sobre puertos, rutas y marchas enviadas a la Ciclolista (mboscuro) o al foro APM (mikmik44), o por los que hemos tenido la suerte de haberlo conocido en persona, charlando con él y compartiendo pedales bien para descubriros y enseñaros nuevos puertos (Montnou) o bien para plantar un magnífico Burucartel en Pradell (¡mil gracias Buru!), en un encuentro que quedó para el recuerdo.

Aquí fue donde conocí a este maño de Nonaspe, un bonito pueblo situado en la comarca del Bajo Aragón-Caspe (Zaragoza), aunque nos comenta que sus padres son de Gallur, fronterizo con Navarra. Un nonaspino que ha colocado su pueblo en el mapa cicloturista para que todos lo conozcamos. Siempre me había llamado la atención su gran amor por su pueblo, ya que a Miguel ya lo seguía a través de sus relatos en la Ciclolista, y su manera de despedirse: “Un saludo desde Nonaspe”, con lo que desde aquí podríamos solicitar a su alcalde un reconocimiento en forma de Hijo Predilecto a Miguel ¿no os parece?. Recuerdo que algunas veces que yo mismo le contestaba siempre le respondía con “un abrazo va para Nonaspe”.

Cuando me dijo qué podríamos explicar sobre él, ya le contesté, le dije que podríamos empezar hablando de que es un apasionado del cicloturismo, que ha hecho que descubriera paisajes, pueblos y lugares de una forma placentera moviéndose encima de una bicicleta como turista, que le gustan los puertos , las amistades que se logran en las quedadas y, sobre todo, el buen ambiente que hay entre los cicloturistas. Todo ésto es lo que más ama, más que el hecho de acumular muchos kilómetros. Además de que se lo pasa bien pedaleando, luego, como hemos comentado, disfruta contando sus sensaciones por las rutas realizadas o los puertos ascendidos. Y eso nos encanta a todos. “Así llevo más de 25 años y me queda mucho por recorrer aún“, nos comenta. Entre sus aventuras, que son muchas, nos explica que en sus tiempos de soltero era alforjero y que el año de la Expo’92 fue de Gallur (Zaragoza) a Sevilla por etapas y, por supuesto, el Camino de Santiago.

Además Miguel tiene la enorme suerte de ir siempre acompañado por su familia, su mujer Choni y su hija Rosa, sobre todo a raíz de que se creara el “juego” del Reto CIMA, el cual creemos que ya todos conocéis y que de un tiempo a esta parte el propio Miguel echa una mano a Diego Agüero (director de la idea) como coordinador de los logros conseguidos por los “concursantes”: “Me encantó el proyecto porque ya desde joven buscaba las montañas para subir con mi bici, y siempre buscaba alguna ruta para poder ascender algún puerto“. Su primer año en el CIMA fue como colaborador, y en el segundo le comentó a Agüero entrar ya definitivamente, ya que el reto comportaba mucho esfuerzo y sobre todo mucho tiempo para una persona sola, así que Diego le delegó todo el tema de coordinación.

A la pregunta de cómo convenció a su mujer y a su hija para que le acompañaran en su bendita locura, rodeado de otros “locos por las cumbres” como él, nos contestó que no hizo falta convencerlas, ya que era la forma que tenían de viajar y conocer España antes de crearse el CIMA, ya que ellas hacían turismo y él le daba a los pedales. Y es que no todos tenemos esa facilidad y así Miguel nos confiesa que muchas veces son ellas las que le dicen: “¿no te faltan CIMAS en tal provincia? Es que queremos ir allí”. Así, nos recomienda, que lo importante es compartir todo en familia, unas veces hacer lo que le gusta a uno y otras lo que le gusta al otro: “si yo soy feliz transmito felicidad“.

Por eso, desde hace unos años, siempre que puede diseña sus recorridos en función de los puertos CIMA que quiere conseguir y que además le proporcionen un plus, un extra, en forma de aprendizaje: geografía, historia y por qué no, también la gastronomía típica de la tierra. “Y no dejaré de hacerlo hasta que haya pasado por todas las comunidades autónomas“. Que así sea Miguel, y sobre todo, que nos lo puedas explicar como lo has hecho hasta ahora. Mil gracias.

Pregunta obligada, Miguel ¿qué es el cicloturismo para ti?

Mi forma de ver la vida, de comprometerme con el entorno y conocer el país con tranquilidad

¿Y qué es más duro que el ciclismo?

La vida misma, el sacar adelante una familia. Hay muchas cosas más duras que el ciclismo

Tu puerto preferido

El Moncayo, es el más cercano al pueblo de mis padres y el que busco cuando voy a verles, es una subida preciosa

El que no te cansarías de ascenderlo…

Hace un par de años quedé enamorado de Superbagneres

El que no volverías nunca…

A todos volvería, todos merecen la pena, de todos se aprende

El que más te ha sorprendido…

Arcalís en Andorra, tiene un recorrido y sobre todo un final realmente espectacular

El que más te ha decepcionado…

Pues será mi forma de ser, pero ninguno me decepciona, todos me gustan

El que más te ha enseñado…

Larrau me ha enseñado, y por tres veces, que a cabezón no me gana ningún puerto, jajaja

El más histórico…

Lagos de Covadonga

¿Cuál sería tu puerto 10?

El Portillo de Lunada, en muchas características roza la perfección

¿Moncayo o Mont Caro?

Difícil… seré diplomático: Moncayo para disfrutar y Mont Caro para sufrir

Un escenario mítico.

Tourmalet, hay pocos sitios con más mitos por metro ascendido

Tu ruta preferida.

Cualquiera por el Priorato tarragonés, una zona que me encanta

¿Por qué nos gusta tanto estar en la CIMA?

Como dijo una buena amiga, porque nos gusta coleccionar trofeos, y cada puerto es un trofeo para los cicloturistas

El reto CIMA ¿juego, diversión, competición, pique, aventura?

De todo un poco, es un sano y divertido juego con un apasionante toque de aventura, una forma diferente de conocer la Península Ibérica

En estos tiempos de crisis, la bici ¿es la mejor vía de escape?

Es una de ellas, pedalear te permite pensar a la vez, y si tienes ganas de exprimirte, aporta mucha felicidad y bienestar al conseguir las metas

¿Habéis notado que precisamente por culpa de la crisis la gente no ha cimeado tanto como otros años?

No lo he notado en número de mensajes que me envían al correo del CIMA, pero sí me consta de amigos que viajan menos porque les afecta esta dichosa crisis, a mí también, claro

¿Cuántos CIMA tienes ahora mismo?

468 y subiendo

¿Qué CIMA sería tu techo y decir “lo he conseguido”?

El último, sea el que sea, el que complete el reto, no puede haber mejor techo

¿Te crees a todos los que te envían sus CIMA conseguidos? ¿Has tenido tus dudas en saber si era cierto o no?

Sí, creo a todos, es la norma escrita del reto, no puede haber dudas… además, no tiene sentido engañar, esto es sólo un juego y un incentivo personal

Lo peor es engañarse a sí mismo ¿verdad?

Por encima de todo debe estar la satisfacción personal, y el engaño no es compatible con esto

Y el reto BIG ¿te llama la atención o de momento pasas?

Sí, sí lo sigo, también me apasiona, no en vano el CIMA se inspiró en el BIG… lo que pasa es que no me he alejado más allá de los Pirineos franceses y sólo tengo BIGs de 3 países distintos, pero ya tengo 74

¿Dónde están los límites para un cicloturista?

Deberían estar en el punto que te permita disfrutar de la bici, si se hace desagradable o de manera obligada, se aleja de la esencia del cicloturismo que yo entiendo

Por Jordi Escrihuela

INFO

¡Ahora por la compra de un @BkoolSport Go, una esterilla GRATIS!iCon 3 meses Premium de simulador!ULTIMO DIA

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Tierra indómita – Las rutas de Semugui

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Patrocinado

Inicio