Zdenek Stybar dispara el interés de la primavera

0
1
vistas

No es éste un ejercicio que me agrade en exceso, pero la singularidad del personaje y su logro lo merecen. Voy a hablar del campeón del mundo de ciclocross en clave de carretera, pero ello no implica un desprecio a la modalidad de invierno y si admitir las posibilidades del protagonista. En el Campeonato del Mundo de ciclocross celebrado en la raya entre Holanda y Bélgica estos días de fin de semana, Zdenek Stbar se hizo con su tercer entorchado planetario.

El checo llegó con vitola pero sin el refrendo de una temporada regular decente, pues en su trablero la carretera le ha ganado la partida al barro. Sin embargo cuando uno cabalga sobre un físico privilegiado, cualquier cosa es posible, y resultó que Stybar no sólo aguantó a Sven Nys sino que lo batió con meridiana claridad.

Dicho esto y al calor de una carrera sencillamente magistral, de engarces, ataque y contraataque, donde el mejor ciclismo de pista tomó en un irregular terreno, podemos decir que “habemus primavera”. Hábil para el estruendoso esfuerzo de una hora sobre el barro, trialeras y obstáculos artificiales, Stybar tiene margen, dos meses largos aún, para afinar lo que a todas luces puede ser la sensación de esta próxima primavera.

El año pasado el checo presentó credenciales en las esferas de la primavera ciclista. Fue un fogonazo tan solo, nada sostenido, pero vaya fogonazo. En el momento más crítico de la campaña, Stybar fue el único que pudo soldarse a la rueda de Fabian Cancellara mientras éste iniciaba su remontada ante la pertinaz lluvia de rivales que se le iban por delante. Cancellara, con Stybar a su estela, superó y superó corredores hasta que dieron con Sep Vanmarke y Stijn Vandenbergh. Los cuatro abrieron gas. Vandenbergh cayó en el pavés.

Poco después Stybar fue desequilibrado por un espectador, no cayó al suelo pero perdió la estela de Cancellara y Vanmarcke. Escasos metros  después salía del tramo de adoquín con un puñado de segundos perdidos, no creo que llegaran a seis o siete, sin embargo ese pequeño hueco fue suficiente, le sentenció y Stybar cayó al grupo perseguidor. Quedó sexto pero transmitió las sensaciones de ser el único que pudo seguir a Cancellara desde el principio. Eso añadido a la velocidad atribuible a un especialista de ciclocross, como bien comprobó Philippe Gilbert meses después en la Vuelta a España, hacen del checo uno de los firmes candidatos a ser alguien en la primavera que tenemos a la vuelta de la esquina.

Viendo a Stybar en su duelo con Nys, en un recorrido que por cierto pareció trazado por el campeón centroeuropeo, entendemos que la potencialidad de este ciclista está lejos de ser trazada. De lo que no cabe duda es que su próximo calendario pasa por las clásicas, las más duras, y seguro que prestigiosas, porque como bien ha demostrado en esta campaña de ciclocross, sólo le mueven los logros grandes, los supremos, ello es Flandes y Roubaix por encima de todos. El resto, si llega, será por añadidura.

Pero volviendo al origen de este post no podemos menos que lamentar las exiguas apariciones que el checo programa para su temporada invernal. Es obvio, él insistió en centrarse en la carretera –los resultados le avalan- pero el supremo espectáculo que brindó con Nys no nos deja indiferentes. Sólo seis carreras este año, supongo que alguna hará para manchar su maillot de campeón mundial, con la sensación de que la siguiente campaña va a estar huérfana del maillot más bonito del circuito. Stybar tres veces campeón iguala Mario De Clerq, Roger Rondeaux, Rolf Wolfshohl y Erwin Vervecken, a uno que vimos ganar no hace muchos. A su vez descuelga a Nys y Wellems y se acerca a un apellido mítico: Roland Liboton.

Esperemos que Stybar comprenda el anhelo de la parroquia que le vio crecer como estrella y se prodigue. El ciclocross se lo merece.

 

INFO “El deporte más puro es aquel que se practica en soledad y silencio y contra uno mismo, sin esperar aplauso ni recompensa en el triunfo, ni consuelo ni apoyo del equipo en caso de derrota“. Hablamos de “Contrarreloj” por Eugenio Fuentes. La recomendación de la semana en La Biciteca.

Foto tomada de Zikliamatore