¿Será 2019 el año del relevo generacional en el pelotón?

Tour - Tom Dumoulin JoanSeguidor

Con esta nueva temporada concluye ya la segunda década del siglo y aún son muchos los que esperan con impaciencia el relevo generacional en el pelotón internacional. Se podría pensar que el final de 2018 con la victoria de Simon Yates en la Vuelta a España podría suponer el principio del cambio, pero para ello hay que verlo con cierto optimismo. No podemos obviar que varios entre los más grandes no tomaron la salida en la ronda española.

Por otro lado, es justo reconocer que esa Vuelta con tres jóvenes corredores en el podio (en ese momento Yates tenía 26 años, Enric Mas 23 y Supermán López 24) nos ha dejado un buen sabor de boca. Todos ellos, junto con Marc Soler y Egan Bernal, deberían de ser el futuro inmediato del pelotón, aunque volviendo la mirada al presente, todavía se antoja complicado imaginárselos en lo más alto del cajón en los Campos Elíseos de París.

Simon Yates JoanSeguidor
Simon Yates

Pese a que con su trabajo diario estos jóvenes talentos transmiten ilusión por ese necesario relevo generacional tanto a medios como a seguidores, siguen siendo los de siempre quienes marcan el paso al frente de sus equipos. Basta ver que sitios de apuestas, como la que posee el gigante PokerStars, se resisten en sus pronósticos a retirar de los primeros lugares a Chris Froome y compañía, al menos en la mayoría de cuotas de las grandes rondas ciclistas que se avecinan en este 2019.

Lo cierto es que la temporada comienza del mismo modo que cada año, con los equipos diseñando su calendario en base a que el Tour de Francia reciba como jefes de filas y en su momento álgido a los grandes nombres de siempre. Mientras, los jóvenes no tendrán demasiado margen de maniobra para pelear por algo grande en una carrera de semejante calibre.

Sky marca el ritmo

Entretanto el equipo Sky va perfilando cada detalle para tratar de llevarse una vez más la que sería ya su séptima victoria en las ocho últimas ediciones de la Grande Boucle. El británico Chris Froome afronta el asalto a su quinto Tour con todos sus objetivos centrados únicamente en la carrera francesa. En contra de lo que algunos pensaban y pese a ser el vigente campeón, ha declinado acudir al Giro de Italia para no llegar a julio con una excesiva fatiga que le pueda penalizar y restar opciones, tal y como sucedió el pasado año.

Por si esto no fuera bien, el todopoderoso equipo británico ya se ha encargado de cubrirse las espaldas y ha hecho otro tanto con Geraint Thomas. El galés tampoco estará en Italia y le disputará el liderato de Sky a Chris Froome en las carreteras francesas.

 

Egan Bernal - Tour California JoanSeguidor
Egan Bernal

Mientras tanto, esto le deja el terreno despejado a Egan Bernal para tomar la salida del Giro en Bolonia al frente de su escuadra. El prometedor ciclista colombiano de 22 años tiene ante sí la oportunidad de refrendar su excelente 15ª posición en el pasado Tour de Francia, en el que partía como el ciclista más joven del pelotón. Pese a que en su día esto levantó bastante polémica respecto a lo adecuado o no de enfrentar a un corredor de su edad a una dura carrera de tres semanas, parece que Sky no ha cambiado en sus planes respecto al bogotano.

Al igual que Bernal, Miguel Ángel López tendrá la oportunidad de liderar a Astana en las carreteras italianas y sueña con enfundarse la maglia rosa. La victoria final no se antoja nada fácil en una carrera que contará con la presencia de nombres como Dumoulin, Nibali, Yates o Landa.

Marc Soler Paris-Roubaix JoanSeguidor
Marc Soler

Por su parte, a Marc Soler y a Enric Mas les tocará demostrar su calidad en clásicas y pruebas de una semana para después acudir al Tour a trabajar para su líder, aunque es más que probable que ambos gocen de una cierta libertad que les permita pelear por un triunfo de etapa.

Andorra Enric Mas JoanSeguidor
Enric Mas

En fin, la temporada no se presenta muy diferente de la anterior en cuanto al duelo entre veteranos y jóvenes. Eso sí, el inminente adiós de Sky como patrocinador del equipo británico ha levantado cierta expectación, puesto que no será sencillo encontrar otro sponsor de garantías para mantener el bloque actual.

Quién sabe si el esperado relevo generacional se tenga que aplazar hasta 2020.

El codo de Nairo va camino de ser legendario

En la primera carrera de la temporada el codo de Nairo ya da que hablar

El codo de Nairo va camino de convertirse en leyenda.

O bien, al menos, de ser tan famoso y reconocido como el talón de Aquiles, la oreja de Van Gogh o el brazo incorrupto de Santa Teresa de Jesús.

Es así porque el codo de Nairo empieza la temporada igual que la terminó: pidiendo un relevo.

De esta manera hemos visto a Nairo de nuevo enseñar su codo, según algunos -muchos- , muy pronto este año

Demasiado.

Y es que ha sido ver el primer resumen por televisión de las primeras pedaladas de Quintana este año y ya hemos podido comprobar como ha vuelto a sacar el codo tras un escaso relevo de 40 metros.

Ha sido en su estreno en esta Vuelta a San Juan, la carrera de ciclismo más importante de Latinoamérica que se celebra en el verano argentino, donde hemos visto el primer movimiento de codo de Nairo, cuando nada más pasar al relevo, con su gesto ya característico, ha pedido a Alaphilippe o a Benoot que se pusieran de inmediato delante.

 

Muchos aficionados ya se han echado de nuevo las manos a la cabeza con esta actitud que ya se ha convertido en una costumbre para él, y ya le han recriminado que “así no, Nairo” cuando han comprobado de manera incrédula como recién levantado el telón de la temporada, aunque aún en enero, Quintana ya tenga tan fino su codo:

¨Nairo te levanta el codo antes de entrar al relevo”

Y es que las redes sociales no perdonan. No le perdonan ni uno. Ni un codo.

Por tanto este hecho no ha sido pasado por alto por la mayoría de sus detractores que ya lo empiezan a llamar “Codairo” Quintana o “Codo de oro” Quintana.

Antes que alguno, o algunos, empiecen a sacarme la piel a tiras por este texto, sobre todo nuestros amigos colombianos, he de decir, en defensa propia, que sólo estoy recogiendo las opiniones que para bien o para mal se leen por ejemplo en Twitter, donde se critica al bueno de “Nairoman”, bien con humor o bien con bastante mala leche.

Dicho esto, a mí Quintana ni fu ni fa.

Ni me cae bien ni me cae mal.

Simplemente no me cae.

Lo siento, no me gusta su forma de correr, independientemente de si saca el codo o no.

Estoy hablando de este Nairo, el de hace un año para acá, nada que ver al otrora corredor valiente y que atacaba en cuanto podía.

Pero desde el Tour de la temporada pasada, pasando por la Vuelta, Nairo se labró fama de ser un chupa ruedas, incapaz de atacar a lo campeón, sin mirar atrás, como han hecho los grandes nombres en este deporte.

Abriendo el codo, cuando pasa al frente, es imposible que guste su forma de correr.

Su actitud, mirando hacia los lados, nunca dejará de ser la de un segundón.

Esto es lo que opina la afición a la que le gusta el ciclismo, el ciclismo de verdad.

El codo de Nairo saltó a la fama en la etapa de los Lagos de Covadonga de la pasada edición de la Vuelta de 2018, aunque ya venía precedido de cierto renombre por haberse lucido tímidamente en el Tour.

Pero aquel día, el codo de Nairo, dio la vuelta al mundo del ciclismo internacional, cuando ascendiendo los Lagos lo sacó a pasear de manera muy conservadora cuando le pedía al líder Simon Yates, de manera reiterada, que le diera un relevo en cabeza, cuando él en ningún momento ni se lo merecía ni se lo había trabajado. Para nada.

De esta manera, fue épica la bronca que le echó el británico en plena subida, dejando una de las imágenes de la Vuelta.

Nacex lleva tu bicicleta donde le digas 

Aquel día, el codo de Nairo, suscitó infinidad de antipatías en las redes sociales y parece que sólo en Colombia fueron capaces de defenderlo.

Fuera de su país natal las críticas más ácidas fueron un clamor contra Nairo Quintana:

“El masaje, hoy, que se lo den en el codo, que ha de tenerlo reventado de tanto pedir relevo”

“¿En la contrarreloj te pueden dar relevos o tienes que tirar todo el rato tú? Es para un amigo, gracias”

“Etapa dura. ¿Tendrá que usar Quintana los codos o reservará uno?”

“Muy duras las imágenes de Nairo con problemas en su codo. El médico de Movistar ha confirmado que ha sido a causa de pedir relevos”

Y podríamos continuar, pero lo vamos a dejar aquí.

Lo que está claro es que el codo de Nairo es un codo al que le gusta pedir relevos y esto no tendría que ser para nada tan hostil hacia Quintana.

Al fin y al cabo, él no ha atacado a nadie.

Foto: http://zonacero.com

La Buff 4 Cims es la clásica de los Pirineos

Buff 4 Cims cicloturismo JoanSeguidor

El 7 de julio la Buff 4 Cims deja los Pirineos a tu merced

En julio la montaña se despoja de niebla, nieve… emerge verde, envuelve el alma y llena la mirada.

El ciclista escruta esos lugares en una atalaya privilegiada, los sondea al ritmo que su corazón marca y sus piernas ciclan.

En los Pirineos, en julio, se escriben leyendas que pasan a la eternidad.

Desde los pioneros hasta las flacas de carbono, jinetes que hollan cimas y cuentan su historia.

En la Buff 4 Cims se cuentan historias, tantas como ciclistas se atreven con el diente de sierra de Bagà y alrededores.

Dicen que son unos 1600 los que conocieron el #RealCycling.

Buff 4 Cims JoanSeguidor

Esta vez la cuarta edición de la Buff 4 Cims se celebra el 7 de julio, con el sol sobre nuestras cabezas, las pendientes que exigen lo mejor y la cima esperando ahí arriba.

Y pueden ser dos, tres o cuatro las cumbre que caigan en nuestra cuenta.

Desde Bagà se sondea la dureza del lugar encadenando La Creueta, la Collada de Toses y el Coll de Merola.

Habrá fin de fiesta especial para quien quiera subir a rascar con los dedos la bóveda celeste desde el Coll de Pal, la cima que hace cuatro.

Desde este martes las inscripciones están abierta con un precio inicial de 49 euros hasta el primero de marzo.

Buff 4 Cims maillot Gobik JoanSeguidor
Gobik viste el participante de la Buff 4 Cims

Y ello incluye inscripción, maillot by Gobik, dorsal con chip de cronometraje, seguro RC, avituallamiento, mecánica y servicios propios de una gran marcha cicloturista, o lo que es lo mismo una fiesta en bicicleta por la montaña…

¿Te apuntas?

Victoria Pendleton y la depresión del ciclista

Victoria Pendleton JoanSeguidor

Dos veces campeona olímpica, Victoria Pendleton lucha por salir del pozo

La depresión es algo invisible. Es un muro de cristal, de cristal fino, que te frena y te empuja para detrás. La vida se hace lenta, densa y pesada. Sin motivo alguno entras en barrena, todo va, objetivamente hablando, bien. Tienes trabajo, un trabajo que además te llena y por el que muchos suspiran, económicamente estás cubierto, la familia goza de salud y el entorno sigue su curso con la normalidad que eso invisible te roba. Quieres estar dormido, necesitas silencio, bebes de la oscuridad,… y todo porque la depresión te puede y te arrastra. Energía bajo mínimos.

Eso escribimos hace un tiempo, cuando supimos de Iván Gutiérrez y lo mal que admitió estar…

Ahora sabemos que Victoria Pendleton ha caído en una depresión que la ha situado al borde del suicidio.

Doble campeona olímpica, en aquellos Juegos de Londres, ahora está en un pozo.

Para describir la fragilidad de todo lo que le rodea recordamos lo dijimos de ella hace unos seis años…

La reina de la publicidad, el marketing y difusión es sin duda la británica Victoria Pendleton. Una sibarita con aspecto de Spice Girl, bella y afortunada, que cobra preciosos royalties en calidad de los muchos anuncios que ha filmado para el consumo de las islas. Contratos publicitarios, ahí es nada, con Pantene Pro V, Adidas, Samsung, Gatorade y la marca de tostadas Hovis, cuya grabación marca un perfecto engranaje con la actividad en la pista de esta ciclista varias veces campeona olímpica y mundial en carreras de velocidad.

Así es la vida de las estrellas también.

La montaña rusa que nos pone en nuestro sitio y nos recuerda que el momento cuenta, lo demás son especulaciones.

Victoria Pendleton fue punta de lanza del éxito británico en la pista, alargó el dominio masculino al femenino.

Nos gusta acordarnos de las estrellas, de los ciclistas, en sus momentos más bajos.

Sobre Suunto… 

Como hace medio año cuando supimos del terrible accidente de Kristina Vogel entrenando.

Porque cuando la vida te pone curvas y cuestas imposibles, emerger como en cualquier competición y sus dificultades.

Deseamos lo mejor para Victoria…

Imagen tomada de Team GB

Fernando Gaviria, San Luis y el Tour Colombia

Gaviria JoanSeguidor

Para Fernando Gaviria correr y ganar en San Juan es como estar en casa

En una de esas rectas interminables con los calores horrendos del verano, porque en el sur hace verano por estas fechas, ahí se cifró el pasado de Fernando Gaviria cuando era un muchachito imberbe que derrotó dos veces a Mark Cavendish sacándole “una bicicletería completa”, según el decir de los periodistas argentinos.

Aquella Vuelta a San Luis que luego se fue a la provincia vecina y ahora se llama Vuelta a San Juan, porque allá, como acá y medio mundo más el tema de los patrocinios suele ser complicado.

San Juan era un territorio agrícola y fértil con algunas montañas peladas que hacían la delicia de los mejores escaladores colombianos y durante una década intentó consolidarse como la carrera más importante del continente, algo que consiguió en unos años en que Nibali, Contador, Mollema, Sagan o Nairo Quintana engrosaban la línea de salida en sus inicios flamantes de temporada, resucitando esa pasión argentina por el ciclismo que ya se veía desde los años treinta con los seis días de velódromo en el Luna Park.

Antaño la Vuelta a Colombia, la Vuelta a México, la Vuelta al Táchira se disputaban el honor de ser las carreras más duras y prestigiosas del continente, pero los argentinos entendieron que había algo más que ciclismo allí y aprovecharon para invertir en una competencia que atraía turismo, posicionaba una marca y le daba prestigio a toda una región.

Eso hasta que se acabó el billete, porque en todas partes se cuecen habas, y la Vuelta cambió de provincia, de nombre, y también perdió parte de su brillo.

En la apertura de esta Vuelta a San Juan Gaviria ha despejado algunas de las dudas que se tenían sobre su rendimiento en un nuevo equipo que no es especialista con los finales llanos.

Lo ha hecho con una autoridad incontestable y luciendo unos lanzadores que en los últimos quinientos metros plantearon un embalaje de manual, impecable.

Gaviria, que antes cifró su futuro en Argentina, ahora confirma su presente.

Pero a su rueda vimos a un inteligente y potente Álvaro Hodeg que supo salirse del tren cuando este no le sirvió y que, de haber entrado en otras condiciones, quizá habría dado alguna sorpresa. San Juan vuelve a ser la antesala del mejor ciclismo de la temporada, justo antes de que las cámaras y las caravanas se vayan a ese Tour Colombia que promete, tal vez, robarle el protagonismo.

La Ciclobrava aúna paisajes y leyenda ciclistas

Ciclobrava ruta JoanSeguidor

La llaman Ciclobrava y son varios conceptos ciclistas resumidos en un nombre

Es la marcha que bebe de los orígenes del cicloturismo, y sale y llega de la ciudad de los ciclistas, de Girona.

¿La fecha?

2 de junio

La marcha cicloturista es un puntal en el programa de la Sea Otter, el evento ciclista más singular de la campaña, que va por su tercera edición.

La feria outdoor de la bicicleta, que aglutina lo mejor de la industria de la bicicleta en todas sus modalidades, y entre ellas la carretera crece en importancia y adeptos.

Es un ciclismo de culto, para algunos, de toda la vida, para otros, pero estiliza al ciclista, le acopla a su máquina, salva pendientes, sortea virajes.

En la Sea Otter la marcha cicloturista es la Ciclobrava

«Ciclobrava es el concepto porque aglutina varios aspectos en su nombre.  Ciclo hace referencia a la modalidad «bike», y brava alude a la zona, la Costa Brava de Girona que visitaremos en la marcha, pero también a la épica del ciclismo, el deporte que necesita de casta para progresar«

Nos lo cuenta el director del evento, Albert Balcells.

Ciclobrava paisaje JoanSeguidor

La Ciclobrava, abierta para todos

«La marcha es asequible a todos los públicos -prosigue Albert Balcells-. Por eso llevamos dos recorridos de 100 y 140 kilómetros«.

Dos trazados que reúnen los atractivos de una tierra bendecida por el ciclismo y el ciclista.

«Girona tiene esa etiqueta de destino ciclista, con tantos aficionados por sus carreteras y tantos profesionales viviendo aquí desde hace tanto tiempo» sitúa Albert Balcells.

Tercera edición de la Sea Otter y tercera edición de su cicloturista, que «tras varias fórmulas y muchas sugerencias, seguro que hemos dado con la tecla» añade Albert Balcells sobre la Ciclobrava.

Comentarios, experiencia y nuevas propuestas son el cocktail que da forma a la nueva edición de la cicloturista de la Sea Otter.

Inscripción a uno de los dos recorridos que ofrece la Ciclobrava

Y no viene sola, si la marcha será el domingo la propuesta de ciclismo de carretera se completa con un criterium de exprofesionales.

Catalunya, tierra de criteriums, Cerdanyola, Hospitalet, Platja d´ Aro, Terrassa…  recupera la esencia de esos bolos de final de temporada.

Exprofesionales como Purito Rodríguez, Oscar Pereiro y Ángel Edo que harán las delicias de los asistentes en la Rambla Xavier Cugat, en la entrada de la Sea Otter.

Será en un circuito con forma de O de unos 800 metros.

Será el sábado por la tarde antes de la marcha con una eliminación y una puntuación.

Ciclobrava JoanSeguidor

La Ciclobrava y el ciclismo de carretera

«El ciclismo de carretera como tal resurge poco a poco y en la Ciclobrava y el anterior criterium lo reconocemos» admite Albert Balcells, buscándole encaje en la Sea Otter.

Por eso una buena cicloturista, por eso en la Ciclobrava: «Queremos recuperar la esencia del cicloturismo, donde importe la experiencia y no el tiempo«.

Y añadiríamos, donde la cantidad no perjudique la calidad, por eso el tope se pone en 1600 inscritos.

Iljo Keisse, más vale caer en gracia

Iljo Keisse JoanSeguidor

Iljo Keisse hace pasar vergüenza ajena en la Vuelta a San Juan

Podemos entender que el ciclista de un world Tour vive muy al margen del mundo.

Y del mundanal ruido.

Que su vida discurre por derroteros muy diferentes entre vuelos, viajes, concentraciones y demás

Pero ello no les desposee de su etiqueta de personas de tomo y lomo, con las mismas virtudes y carencias que cualquier hijo de vecino.

Iljo Keisse es uno de los puntales de la clase media de Deceuninck

No se prodiga mucho en los podios, ganó la última de etapa de un Giro de Italia, poca broma, y es usual verle el velódromos de seis días.

Verle rodar es una maravilla, uno de esos regalos a la vista de acople, técnica y perfecta cadencia.

Sin embargo en la Vuelta a San Juan a Ijko Keisse le han pillado haciéndose el gracioso con un tema que está en el filo.

Se hizo una foto con una chica acercando sus partes y haciendo mofa cuando la tenía delante.

Ilko Keisse JoanSeguidor

Así, sin más, la fotografía y el titular quedan claro.

Iljo Keisse queda retratado como un gañán, un tipo que hace una gracia que no es graciosa, un bufón que deja en mal lugar el nombre que lleva en el pecho y su deporte

El nombre de la marca que le paga.

No es de recibido tratar así a las personas cuando éstas te profesan simpatía e incluso admiración.

Esto no es lo que queremos para el ciclismo y no, no vale decir que los futbolistas hacen esto o aquello.

Como dirían las abuelas que cada palo aguante su vela.

Gobik y el culotte de menos de 150 gramos 

Porque si vemos natural la gracieta de Keisse somos igual de bobos que la recua de gente que le pedía un autógrafo a Cristiano Ronando cuando salía del juzgado tras admitir que había estafado a Hacienda.

El deporte no es esto, el deporte es por lo que conocemos a Ilko Keisse, una forma de rodar sin igual y un tipo apreciado por su trabajo en el equipo.

Lo otro, espero, le sirva de lección para no volver a repetirlo.

Nadie le paga para vejar a una admiradora de esa forma y hacer correr la imagen de machismo por medios que nunca hablan de ciclismo si no es para estas mierdas,

Aún recuerdo cuando Niki Terpstra se pasó de gracioso un día… 

Espero no se la norma en el mejor equipo del mundo… en la carretera.

Ciclismo y turismo, el maridaje que funciona

Ciclismo turismo JoanSeguidor

Todos los hoteles y destinos buscan y quieren ciclistas

Cualquier intento de buscar afinidad entre el turismo y el ciclismo tiene todos los visos de salir bien.

No es nueva esta relación y viene casi desde el momento que este deporte más que centenario empezó a rodar.

Siempre supimos de la geografía francesa, flamenca e italiana por el ciclismo, y de paso de sus estampas, imágenes y símbolos.

Siempre supimos de resorts de esquí por el ciclismo, de centros vacacionales, de playas, de avenidas y monumentos.

El Tour, la Vuelta, las grandes carreras ponen sitios en el mapa

Nadie como el ciclismo para vender un lugar.

Sin embargo estos días, una realidad se impone: nada como este deporte marida con el turismo.

Y lo vemos en las concentraciones de invierno que ponen a España como el epicentro mundial del ciclismo.

En el mapa del «alojamiento español» que titula L´Equipe la mancha va de Cambrils al Almería, se concentra el Calpe y Benidorm y salta a Mallorca.

Están casi todos los grandes equipos del mundo.

Concentrados en carreteras ratoneras que se pueblan y se atestan de ciclistas profesionales, rodando ordenadamente, uniformados, contando las bondades de la zona en su países.

Porque hoy, en la industria turística todos son «bike frinedly», como reza la cadena hotelera que surgió del trato exclusivo a los ciclistas y hoy ocupa un stand enorme en los pabellones de grandes compañías de Fitur.

Sí Fitur, la feria que se hizo un hueco en los titulares por la huelga de los taxistas, es estos años una propuesta hilvana propuestas, lugares y empresas con el reclamo de la gastronomía y de la bicicleta.

Todos quieren ciclistas en sus hoteles.

Ibiza presenta con Miguel Indurain y Carlos Coloma, Aragón le deja un espacio a la Puertos de Ribagorza, Bruselas pone en valor la salida del Tour, como la Costa Blanca la de la Vuelta, Andorra es el país del ciclismo.

Todos los hoteles sitúan ciclistas en su carteles…

Es la realidad del ciclismo turista, o del turismo ciclista, cómo se quiera llamar.

Es el maridaje perfecto, un aliado ideal y una tabla de salvación para un deporte que le cuesta tanto generar complicidades como bien estamos viendo con equipos venidos a menos porque no encuentran patrocinios potentes.

Viaja con tu bicicleta bien asegurada con los portabicicletas de Cruz

El turismo marida con el ciclismo y conociendo como van las cosas, esto es una moda, son los años de oro para el ciclismo en la primera industria de este lado de los Pirineos.

Aprovechar la cresta de la ola es obligatorio.

Imagen tomada de FB de Cycling Costa Daurada