El rampante león de la bandera de Flandes

Flandes bandera JoanSeguidor

El león llena la bandera amarilla de Flandes

Flandes, amarillo, por otro lado: Tres colores verticales visten la bandera belga: negro, amarillo y rojo.

Repartidos equitativamente, en tercios, cada color tiene su qué. El negro viene de la armadura, el amarillo por el color del león de las armas y el rojo procede de la lengua y dientes de ese león. No siempre fue así. Hasta hacer su enseña una réplica de la tricolor francesa, ésta era horizontal y con ésta combatieron el rodillo de los Austrias en el siglo XVIII.

Bélgica es un país que alcanzó la independencia en 1830. Sus colores vienen heredados de la heráldica de Bramante, la región central de un país polarizado por dos vertientes muy opuestas en todo: Flandes y Valonia.

En la primera la vida es rural y vecinal, la otra es industrial y afrancesada. Ni mejor, ni peor, diferentes.

Sin embargo son cuatro las grandes regiones belgas.

En medio, Bruselas, color púrpura y flor de lys en medio, flor amarilla por cierto.

Al sur, encajada en montañas, al final de las Árdenas, territorio hostil y bélico, la región alemana, también llamada Limburgo, con león desafiante, casi flamígero rojo y nueve rosas, tantas como ayuntamientos.

Encima de ésta Valonia, la patria de la Lieja y la Flecha.

Su bandera es un gallo, semi protectorado francés.

La bandera de Flandes es otro cantar, harina de otro costal. La verán mucho estos días. Prácticamente sondeará el camino de los pelotones desgajados por estas carreras dibujadas por el demonio. Curva, viraje, giro, contra giro, pasarán mil veces por el mismo lugar, por el mismo cercado, primero bajando, luego en transversal, después subiendo.

Un laberinto en medio de la nada, de pequeñas colinas que fueron atravesadas por la metralla de dos guerras mundiales.

Ciclismo en Flandes Koppenberg JoanSeguidor

El león negro sobre fondo amarillo es la bandera de Flandes y casi diría que la del ciclismo.

Sólo algunas otras se podrían medir a ella, la ikurriña vasca, inspirada en la Union Jack, y la luxemburguesa –la civil, que es de franjas azules horizontales con león rampante coronado y con dos rabos- muy frecuente en los muros que van a Lieja cuando los Schleck guardaban opciones de victoria.

La bandera flamenca echa raíces en 1302 cuando Pieter de Coninck la desplegó en la batalla contra los franceses en la ciudad de Kortrijk. Hay dos versiones de esta bandera, adoptada como la oficial flamenca hace poco más de cuarenta años.

Una, la formalmente establecida en los libros, que es amarilla con un león negro y la lengua roja. La otra no diferencia la lengua del rampante animal, que también es negra, porque de esta manera se omite el vínculo con Bélgica.

Esta es la más usual en la Ronde, en Harelbeke, en la Kuurne, en la Het Nieuwsblad,… es la bandera independentista.

La categoría del león flamenco es tan grande que dos ciclistas fueron apodados con tan viril etiqueta. En los años cincuenta, mientras Italia se relamía las heridas de la guerra entre Coppi y Bartali, el tercer hombre, Fiorenzo Magni, hacía historia en Flandes. En la década pasada Johan Museeuw se ganó también el apodo. Ambos fueron leones, y no unos leones cualquiera, leones de Flandes.

Imagen tomada de deronde1.wordpress.com

Volta 100: «Si todos arrimamos el hombro, saldremos adelante»

Volta 100 JoanSeguidor

Que la Volta 100 no se esté corriendo estos días es algo muy relativo con el panorama que nos rodea

Hoy la Volta 100 tendría haber estado por Manresa, localidad histórica para el ciclismo catalán y la carrera, cuna del Masferrer muchos años y sede de multitud de eventos relacionados con el ciclismo durante el tiempo.

Hoy la Volta 100 habría consumido sus dos llegadas en alto, una contrarreloj y nos habría dado días de emoción que la emergencia nos ha robado.

Por eso, porque extrañamos la carrera que vimos pasar por casa, desde la mirada de un crío inquieto y abrumado por la caravana ciclista, quisimos darle un telefonazo a Rubén Peris, el alma mater de la carrera…

Rubén ¿qué tal todo?

«Bien, bien, encerrados, pero bien, es lo que nos toca estos días»

¿Cómo habías imaginado la Volta 100?

«La verdad es que la imaginé diferente a cómo ha sucedido, la verdad, pero si te soy sincero ahora mismo lo que me interesa es la salud»

Cierto

«Se está parando todo, no sólo la Volta, es un problema enorme. ¿La Volta 100? pues ya la haremos cuando podamos«

En todo caso, me gustaría volver al inicio y preguntarte cómo habías imaginado esta Volta…

«Pues especial, cómo no, habíamos puesto grandes ilusiones y ganas. Era la edición 100, y lo seguirá siendo, se haga cuando se haga. Nosotros cumplimos 100 años en 2011, pero ahora es la edición 100, sea este año o el próximo. Tendremos más tiempo para prepararla y la haremos con las ilusiones intactas»

Viendo el tiempo que está haciendo estos días, la nieve habría sido protagonista

«Sí, habríamos tenido problemas tanto en Port Ainé como en Vallter 2000. Te mentiría si no te dijera que no he mirado el tiempo durante la semana, pero sinceramente, le doy la importancia justa. No ha podido ser»

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Miro todo tipo de calendarios para lo que pudiera ser esta temporada y no veo la Volta

«Hay que ser realistas, es muy complicado que la carrera se haga en 2020. Cuando el calendario se normalice, que no sabemos cuándo será, se comenzará a encajar todo, pero es que es mucho lo que se está cancelando y no es lo mismo buscarle sitio a una clásica que a una vuelta de cinco o siete días como la Volta o la Itzulia. Giro a parte, veo perfecto que no se quieran perder los monumentos, pero nosotros somos conscientes de nuestra realidad»

¿Qué te parecen todos esos calendarios que leemos por doquier?

«Es loable que se hagan, pero son eventuales, nada oficial. Además hay que contar con los organizadores. ¿A mí me interesaría una Volta en octubre o noviembre? posiblemente no, ni a mí ni a mis patrocinadores. Y no es sólo la Volta, son muchas más. Luego está la televisión y la plataforma que esté interesada en retransmitir la carrera fuera de sus fechas»

¿Ha sido doloroso renunciar? ¿Está siendo doloroso destruir tantas cosas hechas estos meses?

«Claro que es doloroso, pero ojo, no estamos destruyendo, hemos decidido no continuar, que es diferente»

Pero entiendo que una carrera como la Volta mueve muchos compromisos, personas, dinero en definitiva ¿no será sencillo gestionar todo eso?

«No lo es. Nosotros dijimos el día 12 de marzo que aplazábamos la carrera, pero ya antes, en vista de los acontecimientos, fuimos ralentizando las cosas, para que el daño fuera el menor posible. Estos días trabajamos desde casa para ir poniendo cosas en su sitio, negociando cupos hoteleros ya reservados, por ejemplo. Habrá cosas que tendremos que pagar, obviamente. Espero que, en un mes, podamos reunirnos y ponerlo todo en común»

¿El daño a la organización ha sido grande?

«Ha sido un daño importante, pero tenemos el apoyo de las administraciones y no vamos a amedrentarnos. Somos una entidad muy basada en el voluntariado y tenemos margen. El daño en importante, pero en estas circunstancias todo es relativo y si todos arrimamos el hombro, saldremos adelante»  

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Gore 400×100 MArzo2020

Rodillo a tope para ciclistas confinados

Bkool Smart Bike trasera JoanSeguidor

Rodando con la APP FULGAZ

 

Ayer empezamos a realizar salidas con el rodillo de Bkool, smart que nos dejó la casa para realizar entrenos y visitar etapas virtuales de la temporada 2020.
Después de ver que aplicación era las más adecuada, decimos ir probando las diferentes que existen en el mercado.
Fulgaz nos llamo la atención por los circuitos y por la calidad del video. Sesiones de rodillo diferentes, mostrando lugares conocidos al paso de nuestro perfil.

 

fulgaz joanseguidor

Sesión de 1hora, siguiendo las recomendaciones de que nos propuso Gobik, en realizar 2 o 3 entrenos diferentes, con intensidades diferentes para conseguir un resultado completo. el Rodillo bicicleta silencioso, nos ayudará en estos días de confinamiento a no molestar a nuestros vecinos.

Una hora de rodillo de bicicleta al 60 – 70 % de nuestra capacidad, siguiendo la salida que uno Fulgaz nos invitaba a visitar Mallorca y la carretera de Sa Calobra, una zona ya conocida por ciclistas.

El rodillo, notamos que no ofrece la misma realidad según la APP usada, así en tanto en las subidas como en las bajadas el Rodillo se comporta en este caso de forma similar, ofreciendo una resistencia mayor a la que marca la pendiente de la sesión.

Hemos rodados en el umbral de esfuerzo, con pedaleo constante, a pesar del cambio de perfil en la etapa.
No resulta muy satisfactoria, la experiencia con Fulgaz, aunque como hemos dicho, el rodillo si ha hecho su función, no volveria a usar esta app para las sesiones indor de bicicleta.

.

Entrenar en casa con el Rodillo, El corvid-19 ha agotado los stocks de las tiendas online.

Hasta el equipo MOVISTAR en sus redes sociales de instagram de equipo ciclista ha publicado una foto con un rodillo más para realizar entrenos. Todos buscan que modelo más barato, el rodillo mejor de precio o la tienda que envia el rodillo más rápido.

rodillo bicicleta joanseguidor

 

 

El rodillo se ha convertido en el aliado de los ciclistas confinados

La tristísima realidad que nos ha impuesto esta crisis del coronavirus ha dejado en el dique seco a muchos de los lectores de este mal anillado cuaderno: ciclistas confinados que restan en casa a merced de las horas y el trabajo en el rodillo.

Lo cierto es que días así, donde la realidad te abruma y la incertidumbre de no saber cuándo la carrera volverá a ser nuestra, es importante contar con una cierta rutina que sin ser estricta sí que merece ciertas constantes.

El ciclista medio, el que trabaja, tiene familia y vida social, obsesionado con salir y salir, descuida muchas veces un trabajo de tonificación y flexibilidad de los músculos.

La cantidad de horas muertas que tenemos diariamente ofrece la posibilidad de trabajar espalda, cervicales, core y otros grupos importantes para que cada salida en bicicleta sea una experiencia memorable.

Grupos musculares bien trabajados evitarán mejor las lesiones.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

A ese trabajo muscular, se le une el rodillo, un compañero, nos consta, que está en la vida de muchos ciclistas confinados.

Si se tienen un par de ratos al día, se pueden combinar sesiones que mejoren el cardio.

Son dos sesiones diarias de una hora, no es necesario más.

En una podemos trabajar la cadencia, unas 95 revoluciones por minuto, instante para mirarnos en el espejo y ver qué mejorar, que corregir de la postura.

En otra podemos trabajar los umbrales, tres ciclos de quince minutos por encima de las 160 pulsaciones.

En la tercera sesión de fuerza, series de diez minutos con buen desarrollo, que duela.

Todo eso, tenedlo presente en un entorno bien ventilado, pues en el rodillo no ocurre como en la ruta, no hay aire que regule la temperatura del cuerpo del ciclista en casa.

Es obvio que hay profesionales que pasan burradas de entrenos sobre el rodillo, pero nosotros somos aficionados, no estamos a ese nivel, ni debemos estarlo, si no queremos hacernos daño: una severa deshidratación.

Por eso beber, cada poco, hasta un litro de líquido por hora.

Con esto y voluntad podremos sacar cosas buenas de una situación tan irreal como la presente.

A rodar…

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Gore 400×100 MArzo2020

La Passione Cycling Couture saca su línea CELL

La Passione Cycling Couture Cell JoanSeguidor

La nueva colección CELL by La Passione Cycling Couture pone elegancia a cada salida

El inconformismo del ciclista plasmado en las líneas geométricas, esa es la intención de La Passione Cycling Couture con su nueva colección CELL.

Hablamos de prendas fit, perfectamente ajustadas, con el objetivo de rendir, rendir mucho sobre la bicicleta, sacarle punta a todo, a cada recodo de forma que el corredor sea capaz de alcanzar,

La colección CELL by La Passione Cycling Couture bebe de los orígenes de la marca, de un modelo presentado hace dos años, pero evolucionado para sacar los colores a la carretera,

Son 133 gramos de pieza textil, con el emblema «Hold the line» -mantén la línea- bien marcado en el reverso del maillot.

 

Sus acabados son fruto de la mejor tradición costurera italiana, una pieza de cremallera reversible, ajustes inferiores de silicona y corte láser en cuello y mangas y otra cosa: detalles reflectantes en cada punto del «traje» para ser bien visibles en carretera.

En las grandes salidas de verano, con el sol a plomo y el sudor a litros, tenemos una alternativa perfecta para vestir nuestro mejor estado de forma.

Mira todo lo que mueve esta nueva colección, la forma + elegante y distinguida de salir a la carretera y parecer un pro sobre la flaca.

E imagina cómo será tu primera salida después de estas semanas en casa, afinando la forma y sacando, porqué no, los colores a más de uno.

Perico, Orbea y la niebla de Luz Ardiden

Perico Luz Ardiden JoanSeguidor

Curiosamente, aquella tarde, la niebla de Luz Ardiden alumbró el camino de Perico

La historia de hoy ocurre entre dos nieblas, la del recuerdo carcomido por 35 años y la de Luz Ardiden envolviendo la hazaña de Perico.

Hasta la década de los ochenta, muchos vericuetos habían llevado a la fábrica de Orbea hasta una situación límite.

La floja gestión de la tercera generación de la familia, con el que fuera alcalde de Eibar al frente, Esteban Orbea, dejó la empresa, entonces sociedad anónima, al pie de los caballos a finales de los sesenta.

Luego, a partir de 1969, la empresa encontró acomodo entre sus propios trabajadores, quienes un día tomaron la decisión de hacerse con el mando de nave en medio de una tormenta perfecta: una competencia muy fuerte como la de BH, una percepción de marca pesada y anticuada, una cruda crisis económica, una plantilla con elevada media de edad, una tesorería maltrecha,…

Pero de aquel atolladero se salió sentando las bases de una época más floreciente cuando el mundo entró en los ochenta.

Hubo alguien, Peli Egaña al frente, que un día pensó que a Orbea le vendría bien un equipo ciclista para acabar de redondear su presencia en el mercado.

Se decidió retomar la historia de los “antiguos Orbea”, como le gusta decir a Txomin Perurena. Los Cañardo, los Montero, los Berrendero,… tenían ahora herencia, cincuenta años después de sus malandanzas.

Y se pusieron a ello, un puñado de entusiastas ciclistas, con dos símbolos por bandera llamados Peio Ruiz Cabestany y Jokin Mujika, un tipo cuya humildad abruma.

Con ellos en vanguardia se sacó un equipo pro en 1984 que tuvo continuidad al año siguiente con uno de esos fichajes que tuercen la historia de una marca, de una empresa y por ende de cientos de familias.

Pedro Delgado recaló en Orbea en 1985, con el copatrocinio de Gin MG en la Vuelta  y Seat en el Tour.

Julio Delgado le dijo a su hijo, en el momento de saber del interés de la firma vasca, que “muchas bicis habrán de vender estos para poder pagar tu sueldo”.

Pero pudieron y Perico apostó por Orbea, equipo en el que estuvo un año, pero qué año.

El año que cambió la suerte de la cooperativa.

Hace cinco años por estas fechas se conmemoró en Navacerrada un acto que recordaba las tres décadas del triunfo del segoviano en la Vuelta a España, aquella que sin obedecer a otro objetivo que ganar la etapa, acabó llevándose tras galopar con Pepe Recio en medio de la niebla física e informativa, porque las referencias que manejó el líder, Robert Millar, aún hoy siguen siendo más misteriosas que las brumas de Navacerrada.

Al poco tiempo, Perico ganó en Luz Ardiden la etapa reina de los Pirineos, también en medio de la niebla, entre cortinas de confusión y emociones cruzadas pues nadie sabía cuán cerca venía el «Jardinerito» Lucho Herrera. Fue otro día memorable, como si la pizarra del hotel se encajar en los muchos kilómetros que van desde el Aspin a Luz Ardiden, pasando por el Tourmalet.

Una victoria de equipo, con Pepe del Ramo, el hoy mentor de Catlike, Peio y Perico encadenados a la memoria del momento.

Un triunfo con tantas interpretaciones como actores intervinieron.

Al año siguiente Perico no siguió en Orbea, pero el segoviano había torcido la historia, la había enderezado.

Tras años de incertidumbre financiera, con la familia en su últimos momentos de gestión y los complicados arranques de la cooperativa, la firma de origen eibarrés habían encontrado el camino para ser lo que es hoy.

Ciclistas profesionales «pateados» por aficionados en el rodillo

ciclistas profesionales JoanSeguidor

George Bennett es uno de esos ciclistas profesionales «retratados» por unos aficionados en el rodillo

En la intrahistoria de estos días, la intrahistoria ciclista, el relato surge desde los rodillos, desde las conexiones con ciclistas desperdigados por medio mundo, ciclistas profesionales y amateurs compartiendo ruta.

Y en ese sueño para muchos aficionados, poder medirse a los pros, leemos la historia de George Bennett, el curioso ciclista neozelandés del Jumbo Visma.

Dice Bennett que aún no se ha podido meter en un top ten de los tramos de Zwift que ha probado. 

Este año lo cierto es que ha competido poquísimo, sólo en el Tour Down Under y su campeonato nacional.

De eso hace más de dos meses.

Estos días hace rodillo en su casa de Andorra y le han pintado la cara: «Me han pateado» dice gráficamente.

Aquí la gente no está para bromas, a pesar que en España, por ejemplo, la Quebrantahuesos se ha aplazado, la gente va fina y se está tomando muy en serio los diferentes planes de entrenamiento que circulan para los ciclistas confinados.

Gobik te explica cómo entrenar estos días 

Mientras sigan en casa, mientras se queden quietos sin cruzar el umbral de la puerta, ya nos parece bien que afinen y en el camino se lleven por delante los pros que se les cruce.

Y el cachondeo que sostiene Bennett ayuda a llevar estos días.

George Bennett es uno de esos ciclistas que tienen sello, un tipo con una clase indiscutible, que tiene alguna buena actuación pero que se erige como parte importante del core de trabajadores de primer nivel que hay en el Jumbo Visma.

Con tres líderes marcados, Bennett iba a tener buen trabajo este año.

El pasado acompañó a Roglic para ganar la Vuelta a España.

Aquí nos gustó mucho el gesto que tuvo con aquel crío en Andorra, dándole un bidón en plena marcha, nos llamó la atención su descripción del dolor que sentía sobre la bicicleta… ya que la actividad pasó a mejor vida hace dos semanas, al menos este hilos siempre nos queda a los ciclistas aficionados.

Indurain vs Bruyneel: El ciclismo no entiende de banderas

Bruyneel Indurain JoanSeguidor

El recuerdo de aquella jornada de Indurain y Bruyneel nos ha venido a la memoria

Recuerdo el día.

Era un sábado al mediodía, tedio de julio, calor húmedo y pegajoso.

Barcelona, verano del 95.

Barcelona, pero con un ojo en las Ardenas, rutas de la Lieja-Bastogne-Lieja integradas en la primera semana del Tour.

Entonces las carreras en Bélgica se distinguían rápido porque a los corredores se les obligaba a competir con la mítica chichonera.

Aquello pasó al baúl.

Johan Bruyneel va escapado, se destaca del primer grupo y por detrás Miguel Indurain se va.

Arranca, toma metros, y se va solo, completamente solo.

Es la exhibición de Lieja, vísperas de la primera gran crono.

Jalabert, Zulle, Rominger, Riis se miran: ¿A dónde va éste?

Indurain pillaría a Bruyneel y éste le aguantó hasta meta.

Le ganaría al sprint.

En el grupo de Facebook de Miguel Indurain, por donde solemos pasar porque el navarro nos dejó tocados, Johan Bryuneel, muy activo en estas redes, comentó lo siguiente de aquella jornada…

Bruyneel sobre Indurain JoanSeguidor

El comentario, de primera mano del susodicho, con quien alguna polémica nos ha costado carísima, es oro y un manual de lo que es el ciclismo.

Y es que el aporte de Bruyneel va perfecto para saber que, por mucho que nos lleven los colores, que nos pueda la bandera, se disputa por marcas y a veces esto produce una amalgama de intereses que no entiende de banderas ni fronteras.

Aquel día Johan Bruyneel corrió para la ONCE, porque Jaja y Zulle iban por detrás, como David de la Cruz le rateó a Alberto Contador para ganarle una etapa en Niza.

Y aunque a muchos les suene fuerte la palabra «ratear», el mundo es así, imperfecto y lleno de servidumbres, por doquier.

Aquella jornada yace como una de las más bellas gestas de Miguel Indurain, y lo fue.

Quizá sólo los muy entendidos sepamos que hubo un corredorazo que fue Johan Bruyneel a su rueda para rebañarle la victoria más allá del puente del Mosa.

Es interesante, por eso, entender de que va esto, cuando algunos se llenan la boca de patria y esas cosas sobre una bicicleta.

Y si algo creo que distingue, por suerte, y así espero que sea por mucho tiempo, al aficionado ciclista es que no entiende de nación y sí de corazón y condición.

Y aquel día ganaron dos: Bruyneel, la batalla, e Indurain, la guerra.

Imagen: A Tumba abierta

El Tour de Francia 2020 como síntoma de normalidad

Julian Alaphilippe Tour etapas JoanSeguidor

Para los franceses el signo de victoria sobre el coronavirus sería la celebración del Tour de Francia 2020

La mancha de aceite se hace más grande: El Tour de Francia 2020, en entredicho

El lenguaje de guerra y postguerra que nos está dejando esta desgracia del coronavirus tiene extensión también en los actos y hechos concretos. 

Se habla de un Tour de Francia a puerta cerrada, como la París-Niza, la más fantasmagórica que recordamos.

Y es curiosa la unidad que muestra Francia, desde gobierno a corredores para defender la posibilidad de un Tour de Francia, cueste lo que cueste.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Romain Bardet, corredor que fue crítico con la París-Niza, no vería mal un Tour, incluso a puerta cerrada.

Para Bardet que no se celebren los Juegos Olímpicos, a finales de julio, no sería de recibo, que se corriera el Tour sería posible.

Que el Tour de Francia se celebrara significaría que las cosas van bien, que la situación estaría superada viene a decir el corredor, que ni siquiera se plantea dudas en torno al surrealista escenario que sería un Tour sin público ni caravana..

Recuperar el Tour de Francia como síntoma de la reconstrucción nacional, así interpretamos las palabras de Bardet. 

Palabras que se complementan con lo que dice la ministra francesa de juventud y deportes que dice que sólo hay una opción, la de celebrar el Tour.

Esa misma firmeza tenía el COI no hace tanto y mirad cómo ha acabado todo.

Cuenta la ministra que como «no hay tickets a la venta, el modelo de un Tour sin público, viéndose en la televisión, sería una salida«.

Está claro que queda mucho, pero con una crisis que mengua y se alarga con el paso de las horas, plantear otro escenario para el Tour, otra fecha, ahora que no hay Juegos Olímpicos, no sería desdeñable.

Y no sólo es el Tour quien se la juega, es el ciclismo, soportado por marcas cuya facturación será cero en los próximos meses.

La bola es grande y la muestra es el lema que nos sale de todo esto: «Salvar el Tour para que la normalidad se instale de vuelta en nuestras vidas«.

Una edición tan simbólica como la de 1947, ganada por «cabeza de cuero» Jean Robic, tras el agujero de la Segunda Guerra Mundial.

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Gore 400×100 MArzo2020