Strava de pago: no es el fin del mundo

Strava locuras JoanSeguidor

Un Strava de pago hace que miremos otras alternativas

Las novedades de pago que Strava ha sacado estos días, el Strava Premium, han revuelto bastante el patio.

No es para menos, las funcionalidades de pago que ha impuesto Strava están entre las más populares, como es el caso de los segmentos, una aplicación que los mentores de Strava admiten es costosa de mantener.

Igual que los segmentos pasan a la bolsa de pago servicios como la creación de rutas y alguna otra herramienta de análisis.

No es que sea nada del otro mundo el precio, ocho euros mensuales, menos si lo pagas a modo anual.

Nacho tiene sus alternativas y nos muestra como las utiliza tras su salida en bici, alternativas que, por el momento, no son de pago y a las que él les saca todo el  jugo…

Desde las fotos que nos gusta hacernos en ruta, a todos los datos que dibujan la salida, kilometraje, tiempo, temperatura, mapa, zonas de potencia.

Sólo extraña una cosa de Strava, y es su faceta social, en España tiene más de dos millones de usuarios y miles de segmentos marcados, cifras que impresionan pero que aún no le han valido para hacer rentable a la empresa.

«Se pueden llevar tres líderes al Tour si todo está en un orden y bien planificado» Andrey Amador

Andrey Amador JoanSeguidor

Andrey Amador nos cuenta su presente y ese futuro en el que todos esperamos que vuelva la competición 

Ahora en La Garriga, las semanas de atrás en Andorra… Andrey Amador ya saborea la bicicleta en la carretera, al aire libre con la vista puesta en ese calendario arrinconado a tres meses y pico de existencia.

Una panorámica que tiene fechas marcadas y mucha incertidumbre, veremos qué ha de ser.

Pero por el momento pasamos balance de los tres meses más singulares de nuestra historia reciente, y no sé si también lejana…

«Ahí estuvimos en Andorra, dos meses en casa. Estuvo todo más controlado, pero el tiempo «enjaulado» nadie nos lo quitó»

 Esa es la palabra «enjaulado» ¿cómo lo llevó Andrey Amador?

«Pues con rodillo, no había otra. Todo es complicado, un año extraño, aquí solo, sin contacto con los compañeros ni la gente del equipo»

Al menos pudiste estar en el UAE Tour…

«Sí, pero todo muy extraño

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Dos meses en casa ¿cómo han sido la rutina de Ineos?

«Bien, todo ha estado planificado, con los ejercicios a realizar cada día bien marcados. Hay que estar tranquilo, mente fría y pensar en julio y agosto»

¿Habéis parado pues?

«Es que pensando a tan largo, no podíamos volvernos locos. Estuve quince días parado a finales de marzo»

¿Qué plan has seguido?

«Gimnasia y volumen en rodillo, con dos sesiones de rodillo, tres y una hora, más  menos. Así ha sido, al final costaba hacerlo los días que daban bueno y apetecía salir. El rodillo es bueno hasta cierto punto, hay que tomarlo con calma. Una sobrecarga te puede dar un disgusto. Además entrenar cinco horas cuando compites a los cinco meses no tiene sentido«

¿Cómo están las cosas en Costa Rica?

«Pues muy controlado, creo que no han pasado de los 800 casos. Se llevó bien, un confinamiento prematuro y nos hemos ahorrado un mal trago»

¿La familia?

«Muy bien, gracias»

¿Cómo fue el primer día de bicicleta de Andrey Amador?

«En Andorra nos marcaron unos días y unas horas. Nos dejaron Ordino-Arcalís, un puerto precioso, 2000 metros de desnivel»

¿Sabe mejor ahora la bicicleta?

«Valoras la bicicleta y tu oficio, ya lo creo. Es una sensación a cuando sales de una lesión, que puedes salir y volver a rodar. Ahora han sido dos meses y en casa, estás con salud y ganas de salir, pero debes quedarse en casa»

Lo llevaste mal

«Al tercer día ya tenía ganas de salir, es que es mi forma de vida, Pasado el mes baja la pasión y acabas encontrándole el gusto al rodillo, compartiendo con otras personas. Como diría mi amigo Carlos Barbero «la necesidad agudiza el ingenio», pues eso»

Team Ineos ¿qué tal?

«Hasta la fecha perfecto. Es indescriptible cómo te tratan, el nivel de atención que ponen sobre to y se agradece»

No los conocerás a todos

«Qué va, me queda gente por conocer, algunos corredores y auxiliares»

Al menos pudiste estrenarte

«Sí, en el UAE Tour quité el gusanillo de llevar el maillot, pero los recuerdos son contradictorios. Un día nos llaman de madrugada que la carrera se suspende, que si el coronavirus…»

¿Ya tenías conocidos por eso?

«Jonathan Castroviejo, que ya había sido compañero, y Nico Portal, a quien conocí como corredor en el Caisse d´ Epargne»

¿Qué palo lo de Nicolas Portal?

«Muy triste, la verdad, era una persona muy simpática, una inteligencia brutal con una relación excelente con todos los compañeros. Había estado con él en Andorra unos días antes, bromeando y tomando un café. Siempre se interesó mucho por mí, hablaba muy bien castellano»

Gore 400×100 MArzo2020

 

¿Qué plan tiene Andrey Amador para este 2020?

«Con ilusión y entrenando por el momento, recuperando sensaciones y disfrutando de la familia –familia que nos cuenta que va a crecer, felicidades-. Mi calendario todavía no lo sé»

Si te dieran a elegir…

«Tengo debilidad por el Giro, pero el Tour se me ha dado bien y me gusta. Yo sólo quiero correr»

Una lección del 2020

«Muchas lecciones, valoras la salud como oro en paño, no somos nada y cuando todo pasa queda la familia y el hogar. También valoras la economía, que esté saneada, sin vivir al día, sin caer en el consumismo. Sin poder entrenar, hay que adaptarse, hacer lo que se pueda con la bicicleta sabiendo que todo esto es una gran putada. Al menos he aprovechado para mejorar mi inglés»

Andrey Amador with an amazing picture today from his training ride ?

Publicada por Team INEOS en Martes, 26 de mayo de 2020

Tema competición e Ineos ¿Cómo ves el tridente para el Tour?

«Al final estas cosas son más lo que se especula que lo que es en realidad. Claro que se pueden llevar tres líderes al Tour si todo está en un orden y bien planificado»

¿Mejor el tridente de Ineos o el de Movistar?

«No sé si es mejor peor, cada equipo es un mundo»

Qué diplomático…

«No es que quiera ser diplomático, es que es así. Se vio en el documental de Movistar, en todos los sitios hay historias como en las familias ¿qué familia no tiene problemas?»

Es que gestionar esa situación parece un caos

«No dejamos de ser rivales, todos quieren lucirte, liderar, llegamos al bus con las pulsaciones a mil, cansancio extremo… es normal que hay discusiones»

¿Qué líder ver para el Tour en Ineos?

«Egan Bernal es el dorsal número uno, hay que tomarlo en cuenta, luego está Froome que ha ganado cuatro veces el Tour… y qué decir de ls rivales, cualquiera te pone en un lío, incluso  Nairo que tiene un recorrido muy propicio» 

Pero correr para tres líderes no es sencillo

«Es un Tour que empieza en Niza, con dificultades de inicio, la situación se puede clarificar rápido y la carretera decidirá quién está mejor»

Volviendo sobre el documental de Movistar…

«Es un documental que plasma lo que hay, pero creo que hay cosas que no se debería mostrar todo lo que pasa, se tendría que haber filtrado mejor»

¿Cómo se ve reflejado Andrey Amador?

«Salgo dos veces y ambas hablando mal, creo que quedo fuera de contexto y no sale ninguna entrevista mía. Es lo que digo a veces dices palabras en el bus que hay que poner en el entorno, porque vienes caliente y agotado»

La última, ¿estamos en la era latinoamericana del ciclismo?

«Desde luego que sí, todo ha cambiado una barbaridad respecto a cuando llegué yo, hace diez años. Por ejemplo, la tecnología te acerca más a casa y nos facilita la vida, las conexiones son más rápidas… y todos quieren ser Rigo, Higuita y compañía»

Imagen: FB de Team Ineos

La fina línea de Alberto Contador en el Mortirolo

Contador Mortirolo

Las veces que a Contador le tocó subir el Mortirolo lo hizo para contener los daños

En el Mortirolo se han escrito grandes leyendas y arrastrado las peores miserias, un puerto sin medidas tintas que te pone en tu sitio en el Giro y la historia, un puerto que para Alberto Contador le trae buenos recuerdos en contextos hostiles.

Recuerdo la primera vez que supe del Mortirolo…

Hace casi treinta años, el momento especial  de cada mes llegaba cuando recibías tu Ciclismo a fondo en tu quiosco de confianza.

Recuerdo, como si fuera ayer, el número que sacaron en mayo del 91:  Era grueso, de esos que se dicen de lomo americano.

Recapitulaban la Vuelta a España que acaba de ganarle Melchor Mauri a Miguel Indurain y repasaban, a modo de previa, lo que podía dar el Giro de sí.

Hojeando, viendo los favoritos a la “cosa rosa” me llamó mucho el perfil de un puerto.

Aquellos desniveles no eran normales, rampas y rampas a dos dígitos de pendiente, sin descanso y por más de trece kilómetros. “Ni los Lagos tienen esto” pensé, días después de que Lucho Herrera ganara en el ligar.

Aquel gráfico plasmaba en papel el Mortirolo, un nombre que desde entonces forma parte de la antología de “puertos imposibles”, como los llamó acertadamente  Carabias en ABC.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

El Mortirolo pasó esa época en el imaginario de lo más duro y complicado que existe en el ciclismo, una pared que escribió la más bella lucha de Pantani e Indurain, donde se estrenó Roberto Heras, el sitio en el que Ivan Basso sacó a Arroyo del rosa…

4Estos días hemos vuelto a ver la etapa del Mortirolo en el Giro de 2015. 

Aquello fue raro, empezó con mal pie todo para el líder, Alberto Contador, averiado a pie del Mortirolo ve como el grupo, lanzado, ya no le espera.

Contador entró muy atrás, con un equipo que no fue lo mejor que tuvo en esa edición, supo escribir su historia de éxito cuando la adversidad arreciaba.

Le salvaron dos cosas, el mejor, posiblemente, golpe de pedal que ha tenido en los últimos años, equiparable al de 2014, y que Astana ese Giro corrió con un brazo atado.

Ese día, lo comentamos, hace poco, Mikel Landa iba sin cadena y Fabio Aru con el agua al cuello.

Si sabemos que el italiano era el líder, convendremos que aquella ascensión de Contador al Mortirolo sólo podía acabar bien.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Y es que la línea de lo bueno y lo malo fue fina para Contador en el Mortiolo, la misma subida en la que esperábamos que Di Luca y Riccó le pusieran contra las cuerdas, a 24 horas de Milán y salió airoso.

Fue aquel Giro que se ganó por puro talento, venía de la playa, y que sentenció salvando los muebles en el Mortirolo, el puerto posiblemente más icónico de la dureza sobrevenida en el ciclismo que Contador nunca puso asaltar al 100%.

 

Ciclismo de los 80 y 90 vs ciclismo actual

Siempre miramos el ciclismo de los 80 con justificada nostalgia

Soy de una generación de amantes del ciclismo que aún creen que cualquier tiempo pasado fue mejor y claro nos viene a la mente el ciclismo de los 80 y por ende 90.

Y digo «aún», porque no he encontrado todavía ningún argumento que me indique a pensar todo lo contrario: que el ciclismo actual es mejor que el de hace 20, 30 y, ya no digo, 40 años atrás.

Es así.

Pienso que somos muchos los que opinamos de esta manera, sobre todo aquellos que ya tenemos una edad por encima de los 50 años.

Esto no significa que más jóvenes – incluso mucho más jóvenes-, también sean partidarios de esta misma idea: que los ciclistas de los 80 eran mejores que los de los 90 y éstos, a su vez, mejores que los actuales.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Pero, ojo, quizás habría que distinguir entre «quiénes eran mejores» y «quiénes nos hicieron disfrutar más».

Eso está claro porque, por supuesto, no vamos a dudar de la profesionalidad, el carácter o la fortaleza tanto física y mental de los corredores de hoy en día.

Ni de sus mejores líderes.

Ahí están, son unos campeones, unos héroes, unos gigantes, como ya hablamos de ellos no hace mucho en este mal anillado Cuaderno.

Pero… ¡ay! cuando se trata de echar la vista atrás y recordar aquellos Tours de los 80, por poner algún ejemplo, que disfrutamos como niños, podemos recordar con añoranza que no tienen nada que ver a los más sosos y aburridos que se disputan en la actualidad.

¿No os parece? ¿Estáis de acuerdo?

Lo hemos comprobado y demostrado, además, con la feliz idea del canal Teledeporte de reemitir las mejores etapas de la historia de este sacrificado deporte -al menos del ciclismo español- para hacernos más llevadero el confinamiento en casa de estos últimos tres meses.

La mayoría de ellas han sido sacadas directamente del baúl de los recuerdos: carreras de los 80 -la mayoría-, los 90 -pocas-, y a partir del año 2000 -las que menos-.

Hemos visto que prácticamente todos los aficionados hemos suspirado por aquel épico ciclismo de esforzados de la ruta, de leyenda y épica,  de héroes que sufrían, sudaban, se desvanecían y al final solo quedaba uno.

Era un tiempo en que el ciclismo no era sinónimo de escándalos y sustancias prohibidas, en el que los corredores hacían historia engrandeciendo las carreras por donde pasaban, años del sinuoso movimiento de la serpiente multicolor camino de la sacrificada vida que habían elegido estos deportistas.

Si hasta Ibón Zugasti  el otro día opinaba, hablando con Joseba Arizaga (Orbea), que «el ciclismo de los 80, y hasta de los 90, era un deporte de mineros, de jornaleros, de pasar miserias, de sufridores, muy lejos a lo que es hoy en día: un deporte de culto, de moda, de elegancia».

Como comentamos, quizás también era un ciclismo más bisoño, más inocente, en el que casi no oíamos hablar de dopaje, muy diferente al de ahora, en el que no hace mucho, todos despertamos de golpe sabiendo que muchos habían (o han) corrido con gasolina extra.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Ciclistas sin pinganillos, sin calculadoras, dueños de su destino, más fuertes, más atléticos, que se batían en aquellas peores carreteras,  muy lejos de la aparente anorexia generalizada que «lucen» muchos corredores en la actualidad, más robotizados, que compiten en un ciclismo más monótono y aburrido, más especializado, en la que se ha perfeccionado de tal manera la preparación física que casi no existen diferencias entre ellos.

Quizás sea la edad, la que ya tenemos, pero aquellos corredores se veían más hombres, quizás vistos por nuestros ojos de niños o de adolescentes, porque los de hoy en día parecen mucho más críos al lado de aquellos fornidos ciclistas de los 80 y los 90.

Nosotros nos quedamos sin duda con aquellos, que no es que fueran mejores, o peores, simplemente nos hacían vibrar más, los que nos engancharon a la pasión por el ciclismo.

Eran días de radio, de épicas crónicas narradas en los periódicos de aquellos años.

Jornadas espectaculares, de ataques desde lejos, de fugas y escapadas,  de emoción, de pájaras y desfallecimientos, de errores y despistes

Un ciclismo «a pelo».

Cada etapa de montaña era sinónimo de lucha y de batalla, una oportunidad para el ciclismo de ataque, no como ahora que incluso en estas grandes jornadas a veces nos hacen hasta bostezar.

¿No es así, amigos?

Quizás, como decimos, no se trata de saber quienes fueron mejores sino quienes nos hicieron disfrutar más.

Por ese motivo, os invitamos a elegir entre este elenco de grandes ciclistas:

¿Con qué os quedáis? ¿Con los años 80 de Perico, Hinault, Lemond, Roche, Kelly, Herrera, Moser, Fignon…?

¿Con los 90 de Induráin, Bugno, Chiappucci, Cipollini, Jalabert, Zulle, Rominger, Pantani, Tonkov, Rijs…?

¿Con los del año 2000 como Ullrich, Basso, Vinokourov, Contador, Simoni, Heras, Armstrong -a pesar de todo- o el «eterno» Alejandro Valverde?

En vuestra mano dejamos la sentencia final.

Santini Redux: ligero, aerodinámico y transpirable

En la línea Redux de Santini se ponen de largo nuevos tejidos con estampados  

La línea de vanguardia de Santini Redux se caracteriza por su ligereza, aerodinamismo y transpirabilidad.

Además, juega con el principio mix&match, que permite combinar libremente los maillots con todos los pantalones cortos.

La propuesta de Santini para pedalear este verano es Redux.
La línea nace de la filosofía «menos es más»: menos peso y menor resistencia aerodinámica para ir más veloz y con mejor rendimiento, menos costuras para un mayor confort. Los artículos para hombre de la gama Redux están confeccionados con las técnicas más avanzadas y con tejidos específicamente seleccionados por sus características de ligereza y transpirabilidad. Prendas que juegan con un diseño minimalista y nuevos colores vitamínicos que se inspiran en los lugares y paisajes de nuestro planeta, y que se pueden combinar libremente entre sí.

Maillot Redux Fortuna

Image

El maillot Santini Redux Fortuna presenta un corte particularmente aerodinámico y cubre como una segunda piel, gracias a los tejidos entrelazados Clima y Flow: ligeros, de secado rápido y resistentes a los rayos UV, con una trama densa y compacta que reduce al mínimo la resistencia aerodinámica. Está confeccionado con costuras planas y mangas sin dobladillo, que es una garantía de comodidad, y con un triple bolsillo posterior con apertura termosellada y cortada a láser. El maillot está fabricado en cuatro colores: azul profundo con detalles en rosa granadina, verde hoja de té, naranja/rosa y gris plateado.
Precio de venta al público recomendado: 189,00 euros

Culotes Redux Fortuna

Image

Los culotes Santini Redux Fortuna están fabricados en tejido Fitter, con un ligero efecto compresivo, y presentan una trama de nido de abeja de silicona en el interior de la parte baja de la pierna, para que la prenda se mantenga en su sitio. Los tirantes presentan una nueva construcción en X que garantiza la máxima libertad de movimiento y no tienen costuras. Están provistos de la innovadora badana C3 con superficie ergonómica 3D de densidad diferenciada para una comodidad total en el sillín, y han sido fabricados en cuatro colores diferentes: azul marino, negro, violeta uva y verde militar.
Precio de venta al público recomendado: 239,00 euros

Maillot Redux Genio

Image

Confeccionado en colaboración con el equipo World Tour Trek-Segafredo, el maillot Santini Redux Genio combina un ajuste aerodinámico con un diseño a la última. El tejido empleado para la parte delantera es extremadamente ligero y se adhiere al cuerpo, mientras que la parte posterior, las mangas y el cuello están fabricados en microrred Prey Cool, altamente transpirable. Los dos bolsillos más externos están acabados con un proceso de termosoldadura elástica para facilitar el acceso y aumentar su capacidad. También están termoselladas la parte inferior de la manga y la parte inferior del maillot, en la parte delantera, con lo que se evita el uso de elásticos. Fabricado en Italia por el personal de Santini Cycling Wear, con materias primas de calidad y de origen local, se presenta en cuatro colores diferentes: gris plateado, azul oscuro, verde hoja de té y violeta uva.
Precio de venta al público recomendado: 169,00 euros

 Chaleco Redux Genio

Image

El chaleco Redux Genio es el complemento ideal en cualquier estación, para llevarlo en todas las salidas con la bici. Fabricado con el tejido elástico Ghisallo, diseñado para reducir la fricción del aire, contiene en su interior el tejido termodinámico Polartec® Alpha®, la última tecnología active insulation que regula la temperatura corporal, mantiene el calor y permite también que salga la humedad, garantizando así una transpirabilidad óptima.

El chaleco cuenta también con un tejido de color con propiedades antiviento en el pecho y en los hombros, y una doble apertura posterior que permite acceder fácilmente a los bolsillos del maillot. La visibilidad en la carretera está garantizada gracias al logotipo Santini reflectante y a la sección de micropuntos, también reflectantes, en la parte posterior de la prenda. En cuatro colores: verde hoja de té, azul oscuro, naranja/rosa y gris plateado.
Precio de venta al público recomendado: 159,00 euros

Para más información: www.santinicycling.com

Límite de edad: motivos para estar en favor

Ciclistas gravel JoanSeguidor

Los partidarios del límite de edad en las carreras nos justifican sus motivos

En el Cuaderno de Joan Seguidor se han dado recientemente un par de entradas sobre la inconveniencia de establecer límites de edad para ciclistas de categoría élite en las distintas pruebas que se organizan.

Desde mi punto de vista, existen varios factores que determinan el límite de edad:

  • En la mayoría de los casos, los actuales equipos sub-23 raramente contemplan incorporar ciclistas de una edad superior ya que su filosofía es trabajar con una base de ciclistas jóvenes
  • Desde el punto de vista federativo, normalmente se tiende a conocer y a respetar las opiniones de directores y técnicos de dichos equipos para crear los diferentes Torneos que incluyen las carreras y las categorías a quienes van destinadas las mismas
  • Indudablemente, son los organizadores quienes menos peso tienen en este tipo de decisiones ya que se limitan a optar por aquel modelo que más les interesa por su nivel organizativo y económico a la hora de decantarse por una prueba de cadetes, junior, sub-23, master, etc.
  • Por otro lado, existen las estructuras UCI que incluyen a las categorías de equipos continentales, continentales pro y UCI Pro-tour. Un ciclista que milite en un equipo sub-23 y no encuentre acomodo en alguno de estos tres niveles, difícilmente podrá buscar su lugar en un pelotón y marcarse unos objetivos que no sean el mero hecho de competir por placer.

De cualquier manera, en España existe la figura de ciclista senior aunque no una categoría como la denominada “ciclodeportista” que cuenta con calendario y challenge exclusiva en el país vecino de Francia, por ejemplo.

Quizás en un futuro próximo haya algún colectivo de ciclistas y organizadores interesados en crear esta categoría propia con la finalidad primordial del gusto por competir.

Cedanya Cycle Tour ciclistas JoanSeguidor

En el País Vasco concretamente, el interés principal de equipos, federativos y organizadores reside en dotar de un calendario para el desarrollo de las categorías de formación y promesas, “avenir” en el país vecino, que tiene claros sus proyectos y programas.

El límite de edad en sus torneos es consecuencia de ello

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Sobre el nivel competitivo y experiencia que pueden aportar ciclistas élites en un pelotón de sub-23, comentar que, actualmente la mejor opción es aquella de procurar salir a competir al extranjero para adquirir experiencia, hecho que cada vez sucede más a menudo.

Se corre en otro hábitat, con otra gente y diferentes condiciones y situaciones, debiendo aplicar técnicas y tácticas poco usuales en nuestro país. No es preciso aclarar el tipo de ciclismo al que me estoy refiriendo, lo tenemos todos en mente.

Finalmente, sobre el hecho discriminatorio al que se recurre casi siempre, habría que aclarar que no es tal ya que actualmente todas las edades están encasilladas en categorías. Otra cosa es que interesen, se organicen o existan más o menos pruebas destinadas a algunas de ellas.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Las Federaciones no son organizadores y no pueden instar a ningún club o empresa para que organicen determinadas clases de carreras

En conclusión, creo sinceramente que la reivindicación de la que se habla corresponde a un estado del ciclismo anterior, con otras estructuras y funcionamientos.

Nuestro deporte está muy revolucionado y ha sufrido importantes transformaciones.

En un futuro muy próximo empezaremos a conocer si las secuelas de la actual crisis de estos últimos tres meses habrán sido para bien, para mal o para ninguna de las dos cosas.

Por Agustín Ruiz Larringan, Presidente FEBICI

El eternamente enfadado aficionado ciclista

Vuelta fumar Joanseguidor

El aficionado ciclista medio es posiblemente el más crítico de cuantos existen

El día que hablamos con Javier Guillén sobre el presente de la Vuelta e hicimos ciertas aseveraciones, teníamos claro que no iba a llover a gusto de todos…

Así las cosas, el recorrido, el tema del recorrido, tan manido y ridículamente polémico, no porque no sea importante y sí porque hay gente que pierde los papeles hablando de él, decidimos no tocarlo más allá del tópico que el organizador cree que su carrera tiene su personalidad marcada, más que ninguna otra grande.

Nosotros estamos de acuerdo a medias, creemos que tiene personalidad, además matizada con el tiempo, porque el «cuestacabrismo» aunque presente no es lo que era, con un estilo reconocible de etapas si bien para nosotros el Giro es la grande por excelencia, sobre todo por la deriva del Tour de Francia.

Pero esto que decimos, lo decimos nosotros porque es lo que pensamos nosotros, como aficionados y gente que vive casi por y para todo esto, otra cosa es lo que gusta fuera de nuestro reducido universo, de cuyas dimensiones a veces no somos conscientes.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

La Vuelta ha instalado un perfil de etapas que, al parecer, da buenos números, le da buenos números: audiencia, interés, patrocinios.

Eso lo dicen ellos.

Y no es una Vuelta para satisfacer al público ciclista es para llegar al mayor número de personas por España o por el mundo.

Es como cuando una vez un amigo se quejaba de que le daba igual el monasterio por donde pasara la carrera sin reparar que hay mucha gente en Italia o Alemania que puede ver la carrera por el paisaje y saber más de España y sus próximas vacaciones.

Es hablando con gente como Guillén o como Carlos de Andrés, a quienes hemos criticado no pocas veces, y seguramente sigamos haciendo, cuando nos percatamos de esa realidad, que gustará o no pero es la que es.

Sí es cierto, las mejores etapas de la Vuelta en tiempos recientes son a saber:

Fuente Dé en 2012

Sierra madrileña en 2015

Formigal en 2016

Guadalajara en 2019

Es decir jornadas sin cuestarrones, de perfil clásico, de manual, de toda la vida, pero ello no quita que un Mas de la Costa o un Ézaro, que son muros de hormigón te llenen de gente el otro lado de la pantalla y al organizador le salga rentable.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Curiosamente parece que el ciclismo en diferido está funcionando bien esta primavera.

El otro día hicimos esta reflexión sobre la reposición de Flandes y la victoria de Bartoli. 

Al respecto recogemos este extracto de la newsletter que envía Cuadernos del Ventoux… 

Un pequeño éxito. No hay ciclismo en vivo pero sí en diferido. Teledeporte emite diariamente una etapa o clásica histórica. Le está yendo bien. Como analiza @CiclismoEnTV, las redifusiones aglutinan a una media de 90.000 espectadores. La Vuelta o el Tour tienen las mejores audiencias; el efecto «español» no es tan agudo como podríamos imaginar.

   El ciclismo es con diferencia el deporte más visto cada día, por encima incluso del fútbol. Hay hambre de carreras. Indurain y Lejarreta dispararon la audiencia hasta el 1% del          share, un dato reseñable en pleno parón competitivo.

  El Tour Flandes de Bartoli atrajo al menor número de espectadores (49.000). Pero incluso aquel día, coincidente con un Madrid-Barça, el ciclismo fue el deporte más popular. Y     la tendencia es positiva. Cada vez hay más gente frente a la pantalla.

Es decir, lo de Bartoli fue tremendo, épico, pero en el balance la gente va a lo seguro, Indurain y Lejarreta… en fin que una cosa es lo que nos guste y otra lo que vende ahí fuera.

Por cierto, para quienes pensamos que como el ciclismo de los ochenta no hubo nada igual, que sepáis que he leído a millennials decir que Val Louron, Tour 1991, les pareció un tostón.

Gobik crea Maask, su marca de mascarillas

Maask - nuevo proyecto Gobik_6

La textil Gobik lanza la línea de mascarillas Maask

El mundo que toma forma tras la irrupción de la pandemia del Covid19 ha removido los cimientos de las personas, y por ende de las empresas, de abajo arriba cambiando todo el esquema de prioridades.

De esta manera la salud que dábamos por descontada tantas veces ha pasado al primer puesto de nuestras preocupaciones provocando movimientos en organizaciones y empresas.

Es el caso de Gobik: los primeros días de estado de alarma se centró la producción textil para  las necesidades sanitarias más inmediatas en un impulso surgido desde la base, desde los trabajadores hacia los puestos de dirección.

Maask - nuevo proyecto Gobik_1

“Nuestro equipo humano nos mostró bien a las claras su compromiso desinteresado para dedicar parte de nuestras instalaciones y nuestro saber hacer para la confección de equipos de protección sanitaria. Surgieron también las colaboraciones solidarias con Cruz Roja Española y Save the Children, respectivamente, con el maillot Héroes y con el diseño de Abikes, de la mano de Alberto Contador e Ivan Basso” relatan los fundadores de la marca, José Ramón Ortín y Alberto García.

Fruto de esa inercia surge Maask, la nueva marca de mascarillas de filtración bacteriana reutilizables que Gobik ha lanzado para complementar su oferta de textil deportivo para el ciclismo.

“Queremos entregar un elemento clave para la seguridad de cada uno de nosotros y la de nuestro entorno más cercano. Un elemento de protección riguroso, certificado y eficaz, con el aval de las instituciones de investigación y certificación textil” afirman los creadores de Gobik.

Y concluyen: “Es un elemento diseñado y fabricado en España, distintivo en los detalles y con toda nuestra personalidad visual”.

Ya disponibles en la nueva plataforma maask.eu. En un primer momento, solo para España, Portugal y Andorra y en próximos días, para el resto del continente europeo donde opera habitualmente la marca.

Algunas claves de las mascarillas Maask

Las máscarillas Maask son reutilizables y de filtración bacteriana, cumpliendo una rigurosa homologación –UNE 0065:2020– y testeo –2020TM2481 y 2020TM0680 de Aitex–, y en el formato de colección de venta online, se entregan junto con una bolsa de tejido orgánico para guardar, aislar y lavar con seguridad.

Cada unidad ofrece un ajuste facial completo mediante un práctico sistema de adaptación y en dos tallas, para niños y adultos (mayores de 12 años).

Su uso se recomienda a diario para personas sanas y se considera un complemento a las medidas recomendadas por el Ministerio de Sanidad

La venta se realiza a través de la web www.maask.eu, con un pedido superior a los 29 euros en envío se realiza sin coste y la entrega se asegura entre dos y tres días, dependiendo el territorio.