Ciclismo 2020: El coronavirus sigue ahí fuera

coronavirus ciclismo JoanSeguidor

Aunque la campaña de ciclismo está rediseñada, el coronavirus sigue campando

Cuando a finales de febrero, un wasap de un amigo me preguntaba si podíamos quedarnos sin Giro de Italia, con las noticias que llegaban de la bota itálica con el coronavirus prendiendo fuego por donde pasaba, nunca imaginamos el desastre que se avecinaba para todos, ciclismo incluido.

Pero aquella curva de contagios de la que nos hablaban no fue una etapa llana, fue un Tourmalet, que nos llevó al abismo.

Un abismo que ahora queremos no ver ni imaginar en el corto y medio plazo, pero que está ahí, como las laderas desnudas de protecciones del Crostis, aquella montaña que el Giro quiso un día subir, pero descartó porque se le podían descalabrar los ciclistas en el descenso.

 

Leemos esta pieza sobre uno de los managers que más alzaron la voz los primeros días de la suspensión del ciclismo por el coronavirus.

Patrick Lefevere, como persona que se juega su dinero, puso acento en la ruina económica que se podía extender por el pelotón si esto se alargaba, cruzando los dedos para que, al menos, hubiera Tour de Francia.

Lefevere soltaba aquellas soflamas en los días de abril que deberíamos haber estado disfrutando de Flandes y Roubaix, días en los que todo era negro, sin ambages.

Lo que está pasando a este lado de los Pirineos desde hace menos de dos meses y más recientemente lo sabemos, lo sabemos bien y a veces tememos lo peor.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Una desescalada que fue por fases en un principio para llegar un día en el que parece que el coronavirus no siga campando a sus anchas, una falsa euforia de la que el ciclismo no escapa.

Dice Lefevere que le preocupa el ciclismo del mes de julio, antes de las carreras del World Tour, y lo comenta a sabiendas de que en el celebérrimo Campeonato de Eslovenia no hubo ni protocolos ni nada que se le asemejara para la prevención de la Covid19.

Ello añadido a lo que ha pasado en el torneo de tenis en el que Novak Djokovic se ha contagiado debe ser suficiente para saber que esto no resulta tan sencillo.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

El Deceuninck ha tenido en grupos a sus corredores por algunos de los principales enclaves de Flandes, ahora se va Val di Fassa, a quemar calorías y afinarse para la campaña que empieza en ls Strade.

Pero por medio hay carreras en julio, cuya seguridad está en entredicho.

Y ese agujero negro puede ser la perdición si no se toman medidas.

Un lockdown ciclista ahora sí que sería mortal para un deporte cuyo sistema económico lo parió un enemigo de la bicicleta

En su día entendimos que Lefevere avisara de los costes de una campaña de ciclismo, ahora le comprendemos ante el peligro de recaída.

Hacer las cosas bien, más cuando buena parte del pelotón ha estado en un feroz confinamiento, no debería ser tan complicado.

Y ya no es sólo ir a carreras del World Tour, es estar en pruebas que demuestren su compromiso por la salud de todos, de sus aficionados, trabajadores, ciclistas… pero especialmente de su propio país.

Imagen: Strade Bianche

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

«Pañuelico solidario», una propuesta sanferminera de Caja Rural

Ofrenda equipo Caja Rural JoanSeguidor

El «pañuelico solidario» que impulsa Caja Rural busca ayudar a Cáritas y la Casa de Misericordia

Sin perder de vista su vertiente más solidaria, el equipo se ha sumado a la iniciativa del ‘Pañuelico Solidario’, impulsada por Caja Rural de Navarra para recaudar fondos a favor de Cáritas Diocesana de Pamplona y Casa de Misericordia de Pamplona.

En la mañana de hoy lunes, Julen Amézqueta, Jonathan Lastra y el mánager Juan Manuel Hernández fueron los encargados de visitar a San Fermín en la Iglesia de San Lorenzo para ofrecer el pañuelico en un año tan atípico en el que no se podrá disfrutar de las fiestas patronales. Una ofrenda a modo de agradecimiento por la protección de San Fermín en cada carrera.

Juan Manuel Hernández (mánager de Caja Rural-Seguros RGA): “Estamos ante un año atípico para todos y desde Caja Rural-Seguros RGA hemos querido sumar todo nuestro apoyo al ‘Pañuelico Solidario’. Se trata de una gran iniciativa en la que todo lo que se recaude se destinará a ayudar a Cáritas y la Casa de la Misericordia. Y si este pañuelo tiene tanta fuerza es gracias a San Fermín. Él es la esencia y por ello hemos querido homenajearle en estos días previos a unas fechas tan especiales. Por primera vez en mucho tiempo no se celebrarán sus fiestas, así que por ello hemos querido hacerle entrega del ‘Pañuelico Solidario’ y pedirle protección para la vuelta a la competición. Gracias a San Fermín son muchos los que ya se han sumado a esta iniciativa, y desde Caja Rural-Seguros RGA también hemos querido sumarnos”.

Hasta el próximo día 5 de julio se puede colaborar en esta bonita iniciativa y ayudar a los que más lo necesitan comprando un pañuelico en http://pañuelicosolidario.com.

Mi primer julio sin Tour

Tour de Francia - Perico Delgado JoanSeguidor

Nunca habríamos imaginado un mes de julio sin Tour

Recuerdo un verano, un julio hace mucho, que me enamoré de una carrera, el Tour.

Vagos recuerdos, que mirándolo con el tiempo, comprobé que se situaban en la legendaria edición de Lemond e Hinault.

Vagos recuerdos de una contrarreloj en una televisión en un pequeño bar del barrio, una crono, que después me aseguré que fue aquella de Lac de Vassiviere que selló el éxito americano sobre ese francés que no aceptaba el peso de los años.

 

Desde entonces julio es Tour, el Tour de Francia, el Tour por Francia. 

Y aprendimos a leer prensa en sus portadas, a querer el paisaje desde el helicóptero, a saber geografía en los atlas de carretera, a medir los puertos, saber de los desniveles, de los coeficientes.

Entraron en nuestra vida nombres como Tourmalet, Aubisque, Galibier y Alpe d´ Huez, teatro de sueños, leyendas, que veíamos lejanos, que nunca pensábamos que un día los conoceríamos.

Aterrizaron nombres y sensaciones.

Aquel Tour que Perico perdió en el filo con Roche, esa crono donde la mostaza, en Dijon, días después de apreciar al irlandés ido entre la muchedumbre en la cumbre de La Plagne.

Los Tours de Perico fueron una montaña rusa por la curva de la emoción. 

Aquellas carreras corridas al albur de tórridos veranos, siempre en el filo de la sorpresa, algunas veces agradables, otras inolvidables, la edición que empezó con tres minutos de retraso en Luxemburgo.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

No hay julio sin Tour, ni Tour que no sea en julio. 

El ciclismo que demostró que ese americano llamado Greg Lemond era mágico, que bebió de una modernidad que sigue presente…

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Un disparo mal dado en una jornada de caza casi acabó con su vida, un rival navarro, grande y fuerte acabaría con sus aspiraciones en la única gran carrera que motivaba.

Los cinco Tours de Miguel Indurain son eso calor, julio, pasión y ojos de niñez en una adolescencia que tuvo al de Villaba como un surtidor infinito de valores: precisión, poder, grandeza pero sobre todo humildad.

Aquellos Tours vistos recién levantado, con el dolorcillo de cabeza y la sequedad de las primeras resacas no nos los quitarán nunca.

Una realidad que vimos y vimos, que nadie nos estropeará, como un día nos escribieron: «No tengo ni la más remota idea si dentro de 200 años aparecerá en algún laboratorio de Francia, un doctor o un investigador con una micro muestra de un pis que dejó Induráin en no sé qué sitio, ni si ese pis tendrá un nanogramo de una sustancia que tenía uso terapéutico u otro… Me daría igual»

Pero aquella pasión de verano prendió todo el año.

Aquellas tardes de Tour completaban la frustración de no poder ver la Vuelta, cuando era en abril, porque había cole.

Pero entre julio, el Tour, la Vuelta la pasión fluyó, y llegó a la primavera, a los mundiales, incluso el lejano e inabarcable Giro entró.

Por televisiones que se volcaron con Miguel reinando en Italia, por diarios que siempre daban cuenta de lo que pasaba en la carretera, el ciclismo entró por julio y el Tour y llenó el año de ilusiones.

Un círculo, una rueda que nunca dejó de girar, nunca, hasta este maldito veinte veinte, un año que nos vino maldito, que nos quitó una primavera entera, un Giro y que ahora, hoy, 27 de julio, nos da de bruces contra un realidad que hace poco más de tres meses no podríamos haber imaginado, que este último sábado de junio no dará la salida al Tour…

Porque éste es nuestro primer julio sin Tour.

Gore 400×100 MArzo2020

Peleas entre ciclistas y conductores: bandera blanca, por favor

La convivencia entre ciclistas y conductores no ofrece opciones

Peleas entre ciclistas y conductores
 
Vuelve la mala ostia
 
Vuelven los malos humos… y no sólo en el aire.
 
También en nuestras calles, en nuestras ciudades.
 
Dijeron que el confinamiento nos iba a cambiar, que la pandemia nos haría mejores personas…
 
Que los coches, poco a poco, dejarían su espacio a las bicis.
 
¿Cómo?
 
De eso nada.
 
Conductores que te acosan en zonas 30 y con señalización para bicicletas.
 
O que te ocupan el carril-bici.
 
O, simplemente, que te quieren echar de la calzada.
 
Moverse en bici en la ciudad es una batalla continua y diaria.
 
La vuelta a la normalidad vuelve a poner el foco a ciclistas y conductores.
Hace unos años existía una campaña de Tráfico bajo el lema “Bandera blanca”.

Repartían unos adhesivos con una banderita blanca que el conductor, si se adhería a la campaña, colocaba en la parte posterior del vehículo, bien visible.

¿Qué significaba este gesto?

Pues todo lo que lleva de implícito este signo universal de paz: cese de las hostilidades, rendición, tregua, diálogo… un símbolo aceptado por unanimidad.

Con esta campaña Tráfico pretendía lógicamente, con más o menos éxito, reducir los accidentes, evitando una de sus causas principales: los “piques”, las “carreras”, entre automovilistas y todo lo que ello conlleva: discusiones, disputas, trifulcas…

Cuántas veces habremos visto dos coches picados, circulando a una velocidad vertiginosa por el carril izquierdo, con el de detrás pegado literalmente al “culo” del de delante, haciéndole ráfagas de luces para que se aparte.

Pero el de delante aguanta, aguanta…

 

O los que van zigzagueando, pasando de un carril a otro, intentando avanzar con maniobras muy comprometidas: ¡qué peligro!

Luego, claro, surgen las discusiones acaloradas entre conductores, precisamente por una mala maniobra que habrá puesto en peligro a alguno de los dos… ¡o a los dos!

Y en seguida… el insulto fácil.

¿Nos vemos reflejados?

Que levante la mano el que nunca se ha enfadado al volante… ¡o al manillar!, y se ha puesto a despotricar y a mal parir al causante del incidente.

Lo dicho: un peligro.

Entre ciclistas y conductores, un cóctel terrible.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

A veces la cosa va mucho más allá, cuando ambos conductores salen de sus vehículos para pegarse, amenazándose incluso de muerte. ¡Qué triste!

Y es que hay gente que se pone delante de un volante y se transforma.

El hecho es que últimamente hemos visto muchos casos en las noticias de discusiones por tráfico, peleas en las que incluso ha acabado con la muerte de uno de los conductores.

Sólo tenéis que poner en Google: “discusiones tráfico” y lo podéis comprobar: “situaciones tensas en discusiones de tráfico”, “discusiones por tráfico que acaban en juicio”, “cuatro hombres heridos en dos peleas a navajazos por pelea de tráfico”, “muerta por discusión de tráfico”, “a tortas en la carretera”, “guardia civil apunta a un coronel por discusión de tráfico”…

Muy triste.

Estas discusiones son un peligro, evidentemente.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Desde luego que nosotros, los ciclistas, no estamos a salvo de esta problemática y todo lo expuesto es extrapolable a nuestro deporte preferido.

Cuántas veces nos hemos visto en alguna situación de peligro por alguna mala maniobra de algún conductor, un mal adelantamiento, algún innombrable que se ha acercado peligrosamente a nosotros, o que se ha saltado un stop o un ceda el paso.

Demasiadas situaciones…

Gore 400×100 MArzo2020

 

Si nosotros contestamos a estas acciones con un mal gesto (por ejemplo levantando el dedo corazón, lo que llamamos una peineta), o un insulto, pues ya la tenemos liada.

Puede que nos contesten igual y sigan circulando y todo quede ahí, pero… ¿y si para el conductor? ¿Y si sale de su vehículo, amenazándonos? ¿Y se enfrenta a nosotros?

¿Y si intenta atropellarnos o echarnos de la carretera? ¿Cómo acabará esta situación? No sabemos a quién nos enfrentamos, nunca.

Sin embargo existe otro gesto, mucho más amable, que alivia cualquier tipo de tensión: el levantar la mano derecha en señal de disculpa.

En ese momento se olvidan los insultos, sea de quien sea la culpa.

Si no tienes razón, levanta la mano y discúlpate, y si la tienes, simplemente, sonríe… ¿vale la pena arriesgarse con el insulto y la bronca?

Bandera blanca, por favor.

 

El ocho de Bahrain para que Landa conquiste el Tour

Mikel Landa Joanseguidor

Nuestro Bahrain para Landa en el Tour: Poels, Caruso, Haller, Bilbao, Valls, Capecchi y Haussler

Ya trabajan los equipos grandes y no tanto en el ocho que llevarán al Tour de Francia, el Bahrain de Landa no es una excepción.

En la temporada más singular de los últimos, seguro 75 años, la elección no es cualquier cosa, se la juegan, todos sin excepción, a una, exigencia máxima en el menor plazo de tiempo posible. 

A cada uno le ha pillado esta crisis en diferentes momentos, a Mikel Landa le ha cogido en una campaña clave: es líder único, sobre el papel, de un bloque como el Bahrain, está en los treinta años y todo eso bueno que contamos y esperamos de él, sigue ahí dentro.

 

Con este paisaje los siete ciclistas que acompañen a Landa al Tour deberían ir, a priori, con la idea de ayudar a un corredor que si ha hecho este movimiento es para no tener que admitir sombras ni cuestiones de nadie.

Otra cosa, será lo que veamos.

De esta manera leemos sobre los naranjas del Bahrain que pueden ir con Landa al Tour.

No olvidemos que allí corre un tal Mark Cavendish, un ciclista que coquetea con la leyenda, ni más ni menos, debatiéndose con nombres tipo Eddy Merckx y Bernard Hinault en la cresta de los más laureados del Tour de Francia.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero el inglés, que todo lo hace muy deprisa en la vida, parece lejos de toserle los triunfos de etapa a gente como Bennet, Viviani o Ewan más killers de la polivalencia de Van Aert o Sagan, del que muchas veces nos olvidamos.

Cavendish ya estuvo en un equipo de ganador de Tour, hace ocho años con su querido-odiado Wiggins, hizo su papel, ganó alguna etapa, vistiendo el arcoíris, pero la polémica la desató creo su querida esposa y las opciones que le  quedaban a su chico.

En el Bahrain ni Landa es Wiggins, ni Cavendish aquel matador irreverente que amasaba triunfos en fila. 

Parecería más lógica la opción de Sonny Colbrelli, que sale como posible en esta predicción de velocistas para el Tour.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Si la apuesta es Mikel Landa, el equipo sostenido con dinero del Golfo Pérsico necesita un bloque fuerte, no creo que Colbrelli tuviera sitio, y tendrá que escoger entre no pocos capos que pueden ser muy útiles, pero que también tienen sus ambiciones.

Wout Poels es el primer nombre que nos surge: compañero de Landa en el Team Sky es la irregularidad llevada a la máxima expresión, pero si se ve bien, es capaz de reventar a los propios capos.

El neerlandés también tiene su cuota de interés en hacerlo bien.

Lo mismo que Dylan Teuns, ganador en La Planche des Belles Filles, escenario culmén de este Tour.

No es un ciclista para la general, pero con la calidad de verse delante y con opciones para en un momento dado, «despistarse» en la supuesta ayuda a Landa.

Pello Bilbao es una garantía en el gran fondo, un tipo que es duro y resistente, pero como los dos primeros citados, Poels y Teuns, con sus ambiciones.

Ya le rebañó una etapa a Landa el año pasado en el Giro.

Gore 400×100 MArzo2020

 

En otra escala Bahrain tiene una buena corte de ciclistas con experiencia y recorrido.

Un tipo fiel es Damiano Caruso, uno de los mejores gregarios de Nibali en este mismo equipo que estuvo cerca de un top ten en un Tour, hace tres años, no es poca cosa.

Completan las opciones corredores como Eros Capecchi, Rafael Valls, Heinrich Haussler y Marco Haller, un seguro en jornadas llanas y complicadas.

Ojo que este Tour será más ventoso y frío, se hace en septiembre.

Queda la duda de Iván García Cortina, quien nadaría en dos aguas.

De este elenco junto a Landa pondríamos a Poels, Caruso, Haller, Bilbao, Valls, Capecchi y Haussler en el Tour más incierto de los tiempos.

Kalas: En el armario de Mathieu Van der Poel

Kalas Mathieu Van der Poel mono JoanSeguidor

El repertorio de Kalas para el equipo del neerlandés engloba piezas para todo el año

La primavera 2020 que esperamos disfrutar, en parte, en otoño, tenía uno de los grandes atractivos en la suerte y calendario de Mathieu Van der Poel y su equipo el Alpecin-Fenix.

A la espera que la campaña se retome en agosto y alguna de las grandes clásicas ya entren en la órbita del astro neerlandés, sí sabemos cómo le queda el elegante conjunto en “full blue” que Kalas diseñó para el Alpecin-Fenix.

Hoy tomamos las prendas que llenan el armario del posiblemente ciclista más carismático de la actualidad, y vemos que ese repertorio está al abasto de todos los usuarios.

+ INFO KALAS & ALPECIN-FENIX

El conjunto de verano

Como medida básica, tomamos el maillot de manga corta, modelo PRO 29 Razor, una pieza de tejidos ligeros y transpirables, con acento en aerodinámica, pues se ajusta muy bien cuando se adopta una posición inclinada y baja sobre la bicicleta.

Su objetivo es el rendimiento, sin nada que no sea necesario.

En el verano más extremo, está el maillot PRO 27 VeranoUltra, en tela de secado muy rápido, ajustadísima pero muy transpirable. Combinación ganadora de transpirabilidad y aerodinámica.

Con este maillot, combina el culotte PRO 13 VeranoFlex, muy ligero y transpirable: Todos sus acabados van en la misma dirección: el confort del ciclista, minimizando las costuras, incluso en los tirantes, junto a remates en silicona antideslizante y reflectante.

No obstante, en carreras como Algarve pudimos ver a Van der Poel competir con mono de manga corta PRO 09 Brios/Speed que en Kalas se distingue por materiales muy ligeros, corte anatómico, bandas de silicona para el perfecto ajuste, costuras planas que evitan roces e incomodidades, una badana exclusiva en Endurance 3D de Elastic Interface, también importante, y aberturas para poder orinar sin problema.

? Tenemos contenido muy especial para todos los amantes del ciclismo. Hace unas semanas, en el Training Camp del Alpecin-Fenix Cycling Team entrevistamos a Mathieu Van der Poel.No esperéis preguntas relacionadas con las próximas carreras. En esta entrevista distendida solo hablaremos sobre ropa deportiva ? y alguna pregunta sobre sus gustos.#RideOnStandOut #MVDP #MyKalas

Posted by Kalas Sportswear Es on Friday, March 27, 2020

El conjunto para la “primavera flamenca”

Acostumbrados a competir en entornos con climatología más hostil, Kalas le proporciona a Van der Poel y los suyos un buen lote de prendas más gruesas pero polivalentes.

Por ejemplo, la línea “Shark” que puede salir airosa tanto de condiciones de frío y lluvia como en entornos más secos, una alquimia ganadora en contextos de climatología variable, en tiempos recientes mucho más habitual en grandes clásicas primaverales.

El maillot de manga larga PRO 18 W&W Shark es una pieza transpirable e impermeable con acabados interiores que priman el confort del ciclista. Tiene la opción de un cuello alto, una cremallera de sencillo uso pero sobretodo un corte enfocado al rendimiento, con la excelente aerodinámica.

En otra línea el maillot de manga larga PRO 79 Elastico Thermo resulta muy elástico, hecho en varios tejidos, todos muy suaves, muy ajustado, con los acabados habituales. Su uso es para condiciones menos extremas que la versión anterior.

Y por ultimo, el modelo PRO 80 W&W RainMem x3  es muy apreciado por algunos ciclistas una vez han cruzado la línea de meta. Su resistencia a la lluvia es eficaz y mantiene el calor corporal.

En el mono de manga larga Sonic 18 Endurance para contrarreloj, se pone en macha toda la evolución realizada con el equipo nacional británico, una pieza que es un guante, fruto de la mezcla de los mejores materiales en los lugares adecuados, todo perfectamente hilvanado para quitarle segundos al crono.

+ INFO

Todo es customizable…

La misma tecnología con la que Mathieu Van der Poel compite los doce meses del año, en todos los entornos, Kalas la pone al servicio del usuario, el ciclista medio que quiere salir a la carretera con la misma armadura que el crack, y con la opción de poder personalizar el diseño.

+INFO CUSTOM 

 

Imagenes cedidas por Photonews y Kalas Sportswear

Ciclistas: los saludos no penalizan en Strava

Saludos ciclistas JoanSeguidor

Los saludos entre ciclistas son un tema cíclico

Hace unos días Juanpe López, neo del Trek, salido del Kometa de la Fundación Contador, hizo un comentario sobre los saludos entre ciclistas:

 

Nos sorprendió, mucho, que un ciclista profesional dijera esto.

Obviamente salir a full con la equipación de Trek o Kometa te hace distinguible en la ruta, obviamente si no saludas, la gente no se olvida.

Es casi seguro que Juanpe no haya saludado siempre que se le hayan cruzado por la carretera, él se gana la vida en esto y muchas veces cuando se le vea por la carretera no esté pasando el rato, y sí trabajando.

De esta manera, es casi seguro que más de una vez haya omitido el saludo.

Sin embargo, que lo diga nos llama la atención, por cuanto pensábamos que defender los saludos entre los ciclistas era una cuestión viejuna… 

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Lo pensamos a raíz de un post que escribió nuestro compañero Jordi Escrihuela hace un tiempo y todo lo que le vino después:

El otro día sacamos un artículo sobre los saludos ciclistas que dio que hablar.

En el mismo argumentamos que este sencillo gesto de complicidad, respeto y educación, se está perdiendo.

Que ya no nos saludamos como antes y que ya no se lleva.

El texto era sólo eso: opinión, y así se escribió, con respetuosa reflexión sobre algo que parece muy evidente de un tiempo a esta parte.

¿Por qué comento esto de nuevo?

Me sorprendió el alcance que tuvo su lectura y me sentí desbordado por la cantidad de comentarios de ciclistas que me expresaron su acuerdo, o desacuerdo, en un debate que había abierto «casi» sin querer.

El escrito fue muy compartido en redes sociales y se convirtió en foco de críticas para todos los gustos: favorables, en contra, y alguna hasta insultante.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La publicación recibió centenares de reacciones en Facebook, desde el «me gusta» hasta el «me enfada» pasando por el «me divierte», «me asombra» o «me entristece».

Además las diatribas que tildaron este opúsculo como de desastre, o de acierto, según consideraron otros muchos, venían desde diferentes puntos de vista de nuestra familia ciclista y la mayoría muy bien argumentadas.

El alboroto que produjo mi exposición, en la que aún sigo insistiendo en este hecho, hizo replantearme este segundo capítulo sobre  una de las más clásicas costumbres entre ciclistas, ya que de todo lo generado por esta discusión, filtrando la calidad de la cantidad de las opiniones vertidas, se puede elaborar un trabajo de fin de grado sobre las buenas prácticas ciclistas para sacar nota.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Podemos debatir sobre lo humano y lo divino del saludo entre ciclistas, si hay que retomarlo, si no, si es innecesario… todo lo que queráis.

Pero hay una cuestión de humanidad y educación que habla de cada uno de nosotros y del colectivo, saludar al cien por cien de los ciclistas es imposible, hacerlo de forma reiterada, siempre que las condiciones inviten a ello no lo vemos tan complicado.

No saludar no puede ofender, pero te retrata, sobretodo si no te implica un esfuerzo sobrehumano, y eso, aunque algunos lo vean pedante, es una realidad, más en un deporte que vende solidaridad, esfuerzo y sacrificio, pero también compañerismo y complicidad en un colectivo que en la carretera tiene muchas cosas en común, una de ellas un entorno a veces hostil, por el tráfico y los peligros de la ruta.

Me encanta esta reflexión de un buen amigo de Facebook:

¿Los ciclistas ya no se saludan?Me da mucha pena.Mas triste aun cruzarte con amateurs. Lo que ahora dicen elite sub…

Posted by Òscar Aguilar Almirón on Sunday, May 3, 2020

 

Gore 400×100 MArzo2020

 

Y es que los saludos entre ciclistas es una cosa, otra es la camaredería entre los mismos y la ayuda cuando alguien lo necesita.

Julien Vermote, pro del Cofidis, se paró a ayudar a un aficionado con una rueda pinchada no hace tantos días.

Julien Vermote acudió en ayuda de un joven ciclista . "¡Buen ejemplo!".un aspirante a ciclista de 12 años se paró al…

Posted by Nieves Moya on Sunday, June 21, 2020

Si un pro es capaz de apearse de su mesa de trabajo en un momento así, ¿cómo podemos tener una amplitud de miras tan estrecha en la carretera y encima justificarlo?

Los ciclistas que ruedan por la carretera no sólo comparten espacio…

Así ha sido mi confinamiento ciclista

Confimiento ciclista Nacho JoanSeguidor

Con la normalidad volviendo poco a poco, Nacho nos cuenta su confinamiento ciclista

Con el confinamiento aún fresco en el recuerdo, y los sobresaltos que nos proporciona la actualidad, Nacho nos explica cómo ha sido el suyo, como ha pasado por él y vuelto a la ruta…

Un camino que empezó con rodillo, los kilos a ciertas edades nos caen a plomo y acabó volviendo a la ruta con una grupeta de su club, siempre manteniendo distancias, evitando ir en paralelo y tomando medidas de higiene hace cuatro meses impensables.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Una sorpresa, con el tema de no poder salir del municipio los primeros días, el confinamiento ciclista ha regalado un conocimiento del municipio y sus caminos que en otras circunstancias no se habría dado.