Flecha Valona: Los logros de Marc Hirschi nos desconciertan

Marc Hirschi Flecha Valona
Kalas 1024×140

 

La Flecha Valona demuestra que Hirschi aspira a casi todo

Quizá sea un deje de la edad, de esa mochila de ciclismo clásico que arrastramos y que los tiempos presentes está dejando un poco de lado, quizá sean las ganas de etiquetar ya, sin dejar que pase el tiempo y las cosas sigan su curso, pero tras ver a Marc Hirschi ganar la Flecha Valona sigue ahondándose las dudas de qué tipo de corredor acabará siendo el suizo y qué objetivos querrá perseguir.

Por que en su pasarela de «highlights», no pocos en el último mes, Marc Hirschi ha evolucionado ante nuestros ojos, en todos los terrenos, con un estilo distinguible de lejos y una ambición que no conoce tope.

La suya no es una explosión como la de Tadeg Pogacar, pero a diferencia del esloveno, el suizo va camino de ser ciclista de culto, uno de esos fenómenos que se toma su tiempo, que aprende el oficio y corre para y por el espectador.

Una bendición en los tiempos que corren, en la misma Flecha Valona que March Hischi logra su primera gran clásica, descubrimos el talento eléctrico de Mauri Vansevenant…

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Hace un mes contábamos las hechuras de Marc Hirschi, tras ser el único que quiso salir a la rueda de Alaphilippe en su ataque de Col d´ Eze, con Niza abajo.

Nos llamó la atención, entonces, su polivalencia, una tremenda variedad de registros que bebía directamente del amor por el ciclismo en general, trazando límites difusos entre modalidades, practicándolo todo, desde carretera a ciclocross pasando por pista.

Y de ahí surge un corredor que entró en nuestro ocho ideal del Tour, que se vio en mil circunstancias, pero sobre todo que rentabilizó como nadie su físico, estando en primera, segunda y tercera semana delante, demostrando que correr en cabeza, exhibir el patrocinador, tiene premio: las victorias saben doble y un dorsal rojo en la vitrina.

Es un corredor que trascendió la nacionalidad, gustaba a todos, y todos quería verle ganar, esas cosas no son sencillas

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

En el mundial se colgó el bronce, el repecho final tenía el punto de dureza que no puso el Col d´ Eze entre él y Alaphilippe, a posteriori tuvo claro que colaborar con Van Aert al 110% era ir al matadero.

La Flecha Valona es un paso más, tras ser tercero el año pasado en la famosa clásica de San Sebastián que domó Remco Evenepoel, Hirschi estrena su palmarés clasicomano y se postula para la Lieja, una carrera que le va mejor, si cabe.

Su lectura de la prueba fue perfecta, también es cierto que faltaban posiblemente los dos cocos en estos momentos para una llegada así, Fulgsang, concentrado para el Giro, y Alaphilippe, puliendo el arcoíris para Lieja, pero ahí no había pecata minuta delante, desde Pogacar, quien nos parecía favorito por unanimidad, a Michal Woods, Kwiatkowski y cia.

Dejó hacer y sólo tomó la cabeza para no soltarla, sin alardes, ni el cambio diabólico de Valverde, pero suficiente para estrenar un palmarés que seguro tendrá más de éstas.

Marc Hirschi es aire para este ciclismo, un corredor completo, sin fisuras aparentes (sube, baja, rueda) ni progresiones imposibles, muy acorde con la filosofía de su equipo, un surtidor de talentos, y desprovisto de miedo para mostrarse.

El domingo en Lieja sus espaldas sentirán el peso de las miradas de rivales y gente.

Imagen: FB Flèche Wallonne

Gore 400×100 MArzo2020

 

Luis Enrique y su pasión por el ciclismo

Luis Enrique ciclismo

Un paseo por la vida de ciclismo de Luis Enrique

En el mundo del deporte existen dos tipos de perfiles. Están los que adquieren el espíritu de la competitividad con el avance de su carrera deportiva y los que disponen de un gen innato que los obliga a ganar y a darlo todo. Dentro de este segundo grupo encajaría perfectamente la mentalidad del actual seleccionador español de fútbol, Luis Enrique Martínez.

El exjugador y antiguo técnico blaugrana ha hecho público en muchísimas y repetidas ocasiones su amor por la bici. A pesar de ser un ferviente practicante del ciclismo, la fama, obviamente, le llega por su vertiente futbolística. El balompié monopoliza prácticamente toda la información deportiva, llenando de contenido publicaciones periodísticas, analíticas o predictivas, como es el caso de las diversas casas de apuestas existentes. Para contrarrestar esta dinámica interna del periodismo deportivo, Luis Enrique siempre que puede hace adalid de su pasión por las dos ruedas.

En este artículo repasaremos algunas de las declaraciones de amor públicas que el técnico asturiano ha dedicado al mundo del ciclismo. También detallaremos algunas de las exigentes pruebas que «Lucho» ha superado en su etapa como ciclista aficionado.

Una de las declaraciones más recientes del técnico con relación al ciclismo data de este mes de septiembre. El día 9 Luis Enrique hizo promoción de la Tierra Estella Epic, una pedaleada con fines benéficos que también cuenta con el apoyo de Juan Carlos Unzué, amigo personal del ex 21 azulgrana.

El pasado mes de agosto, Luis Enrique fue, nuevamente, noticia por su faceta ciclista. El seleccionador nacional de fútbol aprovechó una visita a Asturias para coronar la cima del Puerto de la Cubilla, una de las travesías más exigentes del territorio, con un total de 17,8 kilómetros al 6,2%. De hecho, se trata de una ruta que ya ha formado parte de la Vuelta a España, dato que explicita hasta qué punto el asturiano es un apasionado de esta modalidad deportiva. Y es también una muestra de su buen estado de forma y de su espíritu competitivo y de superación personal. Un ganador nato. El técnico hizo pública una foto donde se le puede ver disfrutar del paisaje, y como no puede ser de otra manera, lo hace encima de una bicicleta.

Este mismo año 2020 también hemos podido ver otras noticias relacionadas con el asturiano y el ciclismo. Por ejemplo, el 14 de abril, en un vídeo en directo organizado por La Bicicleta Café de Castellón, dejó ir algunos titulares interesantes. Luis Enrique explicó que, al retirarse como profesional, quiso disfrutar de otras disciplinas deportivas que le llamaban la atención, como es el caso del triatlón. La bicicleta también fue una de las modalidades que tenía entre ceja y ceja. Comenzó primero en el segmento BTT y explicó que la primera carrera seria que encaró fue la Quebrantahuesos.

Sobre las diferencias entre el fútbol y el ciclismo, explicó que son dos deportes incomparables. Luis Enrique afirmó que cuando se sube a una bici se siente joven, pero que también es muy duro, ya que reclama muchas horas de entrenamiento, con el riesgo físico inherente que ello implica.

Finalmente, hay que destacar algunas de las pruebas que el técnico ya ha superado con anterioridad. Algunas son ciertamente exigentes, como es el caso del ascenso a El Angliru. El seleccionador nacional lo hizo en junio de 2017 acompañado de su inseparable grupo de amigos. Luis Enrique también se atrevió con la Cape Epic del año 2018, lo que se conoce popularmente como el Tour de Francia de la MTB. Terminó en la posición 243 de las 564 parejas que participaban, y lo hizo acompañado del abogado Tomás Latorre. En cuanto a la categoría Masters, finalizó en la posición 72ª tras superar los 653 kilómetros de recorrido total en 37 horas, 48 minutos y 35 segundos. Era la segunda vez que lo conseguía, después de haberlo hecho en 2013. En 2018 lo hizo con el equipo Caffé Gruppetto, y en 2013 acompañado de Juan Carlos Unzué, sin la representatividad de ninguna entidad.

El exfutbolista también ha participado en la Titan Desert, otra competición de una exigencia altísima. Luis Enrique es la personificación del sacrificio, la superación y el espíritu deportivo. Un perfil a seguir que siempre vale la pena escuchar, ya sea por sus bastos conocimientos en el registro futbolístico o bien por su amor y pasión por la bicicleta.

Imagen: Michael Gaida- Public Domain

Bicicletas de segunda mano: la carretera toma la delantera

bicicleta de segunda mano

Los meses que siguieron a la explosión de la pandemia de Covid19 en España han cambiado las reglas del juego entre los ciclistas y las bicicletas que escogen, siendo la segunda mano una opción cada vez más recomendable

Y es que, como nos cuentan desde Tuvalum, la bicicleta de carretera ha tomado la delantera a la de montaña en el mercado de segunda mano. Lo que antes era un empate con ligera ventaja para las ruedas gordas, en este tiempo se ha convertido en ventaja para las bicicletas de carretera, llegando al 60-40, un cambio nada desdeñable.

¿Por qué triunfan las bicicletas de segunda mano?

Son varios los factores y algunos los tenemos en nuestro día a día, en la pantalla del propio móvil. Influencers con pegada como Ibon Zugasti, Valentín Sanjuan o Alex Espargaró ponen acento en sus salidas con la “flaca” de carretera, ellos están cambiando el mercado, además, acompañados de sus marcas, que ponen más acento en las redes sociales de road, y la publicidad de las mismas.

Pero no sólo eso, durante el confinamiento primaveral hubo un par de comportamientos muy vinculados al ciclismo de carretera. Uno durante los días duros de cierre, con ciclismo online de carretera, todos entrando en competiciones y probando las bondades de Zwift. En este aspecto, hay que valorar la transparencia de muchos pros publicando sus datos de entrenamiento y rutas. Otro en la desescalada, “el efecto grupeta -nos concretan desde Tuvalumha hecho mucho, la gente quería salir con amigos y la carretera se presta más”.

Combinados estos dos factores, lo otro vino detrás. Como nos precisa José María Valdivia, sales manager de Tuvalum, “las consultas del usuario para comprar una bicicleta de segunda mano empezaron a virar a la carretera de forma clara con cuestiones sobre si freno de disco sí o no, o las ventajas de un cambio electrónico. Teníamos algunos usuarios cuya duda residía en cómo cargar el cambio electrónico”.

Un desconocimiento que va a menos, pero que aún existe, con la cantidad de novedades que la carretera está incorporando en tiempos recientes, una ola que llega también a la compra de bicicletas de segunda mano. “Tenemos las bicicletas eléctricas, sin ir más lejos, -enfatiza José María Valdivia- que están pegando muy fuerte, lo mismo que las gravel y las urbanas”.

Bicicleta de Segunda mano

El precio de una bicicleta de carretera de segunda mano

Hay otro factor que obviamente cuenta en estos tiempos, el precio, la madre del cordero, un hecho que influye decisivamente.

Por 1000 euros tienes una bicicleta de carretera de segunda mano de carbono y tu Ultrega de inicio, eso es un lujo que no puedes buscar en BTT. Aquí si le pones doble suspensión, tija telescópica y ruedas de carbono, la cosa se pone más seria”.

Por 1000 euros tienes una bicicleta de carretera de segunda mano “para cuatro o cinco años fácil” añaden desde Tuvalum que aprecian una notable cultura ciclista que crece entre la gente: “Tienen la bicicleta como modo de vida, la usan para todo y eso se percibe en el paisaje. Poco a poco ganamos espacio, ya lo veníamos haciendo de antes, la Covid19 ha acelerado el proceso”.

El presupuesto medio ronda los 1300 euros, tras el verano se ha incrementado ligeramente sobre lo que había antes, un presupuesto que se va, como dijimos en un 60% a la carretera.

bicicleta segunda mano

Las marcas que triunfan

El perfil de máquina que los usuarios buscan son “bicicletas de cuadro de carbono, frenos de disco y un antigüedad de 3 años” completan desde Tuvalum.

Por marcas, nos detalla que “la más vendida del verano ha sido Merida (16% de las ventas), seguida de Giant (9,95%), BH (9%), Orbea (8,47%), Specialized (7,53%), Trek, (6,18%) y Cannondale (5,24%)”.

Sobre lo dicho, y entrando en detalle las Merida Scultura (11,16%) y Ride (10,94%) han sido las triunfadoras, con un buen margen sobre la Giant TCR (6,22%), BH Quartz (5,15%) y la Orbea Orca (4,94%).

Ahora viene lo difícil mantenerse, en Tuvalum confían en esa “creciente cultura ciclista” y en el empuje de las nuevas colecciones para que el mercado no pare…

Imágenes: Depositphotos y Shutterstock

La Flecha Valona que cambió el ciclismo

Kalas 1024×140

 

Nada fue igual tras la Flecha Valona de 1994 y los azules haciendo pleno

La primera parte de los noventa se tiene como la época más oscura de la historia del ciclismo y muchos toman la Flecha Valona del 94 como el cénit.

No son pocos los testimonios que hablan de un ciclismo psicodélico, de corredores que no corrían, volaban, de cosas raras, de podencos hechos caballos de carreras,…

Testimonios no faltan.

Dos son elocuentes. Greg Lemond justifica parte de su declive por las dos velocidades de aquel ciclismo, un salto de rendimiento que apuntaba una sustancia cuyas siglas eran EPO. David Millar habla en su libro de sus primeras carreras como algo inalcanzable, no había ni roto a sudar que el pelotón ya les había dejado de rueda.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

#DiaD 20 de abril de 1994

En el año 94, la Vuelta a España seguía disputándose en abril.

En la antesala de la misma estaba el tríptico de las Ardenas, pero en orden diferente al actual. Una semana después de Roubaix, se corría la Lieja, luego la Flecha Valona y finalmente la Amstel, posteriormente vendría la Vuelta que en esa ocasión dominaría a placer Tony Rominger.

La Flecha Valona se presentaba como la reválida para Eugeny Berzin. El ruso de rubia cabellera había ganado en Lieja días antes y era la punta de lanza del potente Gewiss. Por nombres el equipo celeste copaba las apuestas, sin embargo, los italianos no querían ganar, querían sencillamente coparlo todo.

En el llano que precedía el muro de Huy, Berzin, que iba insultantemente fácil, tomaba unos metros sin que nadie osara seguirle, salvo sus dos compañeros Moreno Argentin y Giorgio Furlan. En la cima de Huy Argentin culminaba la masacre, siendo primero por delante de sus dos colegas.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Ellos ruedan y nosotros nos quedamos. Hacen que ir en bici parezca sencillo, no necesitan ni preparar estrategia alguna” dijo Gérard Rué, el gregario de Miguel Indurain, preso de la incredulidad.

Los peores temores que circulaban por el pelotón se hacían realidad y las sospechas no tardaron en plasmarse cuando al día siguiente en una conversación entre Michele Ferrari y varios periodistas, en una pedanía de Lieja, el galeno afirmaba sin pudor:

Si yo soy ciclista y sé que hay una sustancia que mejora el rendimiento y otros la usan, yo también la utilizaría. La EPO no es mala, sólo lo es si abusas de ella, como si te atiborras de zumo de naranja”.

En efecto, el ciclismo de dos velocidades ya era un secreto publicado y público, la caja de pandora se había abierto, estallaría en pocos años…

Imagen tomada de www.vavel.com

Gore 400×100 MArzo2020

 

BinckBank Tour: lo peor, lo mejor y lo inesperado del ciclismo

BinckBank Tour caida
Kalas 1024×140

 

El BinckBank Tour se debate entre una caída masiva, la solidaridad del pelotón y fantasma de la Covid19

Años atrás, siempre dijimos que el Eneco Tour, hoy BinckBank Tour, la vuelta al Benelux, en esencia, ofrecía parte de las mejores jornadas de ciclismo de la campaña.

Claro que por aquellas ediciones, corredores como Tom Dumoulin o Tim Wellens convertían la carrera en un campo de batalla casi personal donde el espectador era el gran beneficiado en fechas de agosto, entre Tour y Vuelta, apreciando cuán diferente era el tiempo entre nuestras costas mediterráneas y las húmedas Ardenas.

Ayer empezó el BinckBank Tour con una llegada al sprint, victoria de Philipsen, aupado en la racha ganadora del UAE, pero antes una caída de esas que te dejan mal cuerpo.

Cincuenta ciclistas al suelo por un afilador en la parte delantera con un ciclista del Israel como detonante de una reacción en cadena.

Fue el canadiense Guillaume Boivin, que levanta la cabeza y toca con el de adelante… y la hecatombe.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Un colapso, amasijo de ciclistas y bicicletas, se contaron como dijimos cincuenta, entre ellos Oliver Naessen, un ciclista excelso de cortísimo palmarés, siendo esta carrera una de las pocas en las que ha conseguido ganar.

Dice que la bici le giró 180 grados y prosiguió con su pierna derecha colgado, se hizo daño en la rodilla.

Y ahí, tras ver lo peor del ciclismo, esas caídas que nos quitan el aliento, vino lo mejor de este deporte, estampas de ayuda y solidaridad entre todos: la imagen del campeón belga vigente, Dries de Bondt, empujando a otro que lo fue años atrás es una de las de esta campaña tan rara y enrarecida.

Tanto que horas después del susto en la ruta, vino una noticia desde los Países Bajos: dadas las restricciones por Covid19 las dos etapas en su territorio no se iban a poder celebrar.

Un jarro de agua fría en plena noche que ponía en la picota por primera vez una carrera del World Tour desde que se reanudó con la Strade Bianche.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

El organizador, dice que la crono individual prevista salta, que la jornada se queda en día de descanso y que trabaja en nuevas ubicaciones para la etapa del viernes.

Todo a la carrera, explicando los imponderables que manejan los organizadores.

En unas horas todo lo bueno, malo e inesperado del ciclismo, les deseamos la mejor de las suertes a los organizadores de BinckBank Tour para llegar a Geaardsbergen el sábado.

Al menos nos queda la imponente estampa de Stefan Küng, campeón europeo, tirando del Groupama…

 

Imagen: @kit_e_nicholson

 

Los profesores de Alaphilippe

Julian-Alaphilippe-Vélo-d_Or-1 JoanSeguidor
Kalas 1024×140

 

Alaphiippe bebe de grandes ciclistas franceses que hicieron marca con su forma de actuar y gesticular sobre la bicicleta

Cuando Julian Alaphilippe ganó el domingo el mundial en Imola, recibimos y leímos varios comentarios que ya nos podíamos preparar, que el año que empezaba con él de arcoíris iba a ser de gestitos, caritas, guiños y demás cucamonas.

Nosotros ya dimos nuestra opinión al respecto, y es que el francés puede dar fotos y quererse en la cámara, pero eso no le quita un ápice de atractivo a su profesionalidad y determinación cuando la victoria se huele.

Y es que como en tantas otras cosas, nos quedamos en la superficie para valorar a la persona y el profesional… 

 

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sea como fuere Alaphilippe tiene dos buenos profesores en la misma Francia, en el ciclismo más reciente además, y los tenemos bien presentes.

Uno incluso conducía el coche francés, era Thomas Voeckler y lo suyo creó escuela.

Leí que Alaphilippe creció idolatrando a Richard Virenque, pero Voeckler llevó las «carotas» a otro nivel, su lengua fuera, su forma de pedalear, su mala hostia aquella jornada camino del Galibier, cuando veía que el amarillo se le iba de las manos…

Sin embargo, Thomas Voeckler firmó jornadas excelsas de ciclismo, un corredor que buscaba a la cámara pero no perdía de vista la victoria, la deseaba con todas sus fuerzas, lo dejaba todo en el empeño, no respetaba a nadie.

Al punto que un día, derrotado en la París-Tours, no se quedó a recoger el segundo premio, un gesto que no habla de la grandeza que siempre exhibió en la ruta, dando un plus y llegando como nadie al corazón del aficionado francés, ese que ahora mismo grita «Allez Julian».

El otro es, ya lo hemos dicho, Richard Virenque, un ciclista teatrero y teatral, sin duda, pero con un palmarés de ida y vuelta que pocos pueden firmar: fue la gran esperanza para ganar el Tour antes del caso Festina y siendo un proscrito firmó gestas tremendas como la del Ventoux, con Armstrong destrozando rivales por detrás, o la Paris-Tours del año anterior, que ganó tras una escapada que empezó en el kilómetro 12 y acabó en el mismo 254, en la preciosa avenida de Grammont con Oscar Freire pisándole los talones.

Ese fue Richard Virenque, y algunos dicen que gran inspirador de Alaphilippe

Por cierto, que en esa edición de Tours, Virenque se escapó de muy lejos con Jacky Durand, otro de esos corredores que supo tocar el corazoncito  de una afición que no ve a uno de los suyos ganar el Tour hace 35 años.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

La sobreactuación es también parte del ciclismo y el ciclista

En España, tuvimos una buena dosis de caras con Samuel Sánchez, especialista en abrir la boca, tomar aire a bocados y poner ojos golosos a la cámara.

Dominar el tiro de cámara no fue el objetivo de otros que recordamos por sus poses y caras, pero Paco Mancebo siempre fue expresivo, fuera en la circunstancia que fuera, el abulense era la viva imagen del esfuerzo en una enconada rivalidad con Fabio Aru.

Pero más allá de las apariencias, lo que queda es el corredor, la esencia, la de Alaphilippe ya la hemos explicado, y bebe de una estirpe de ciclistas patrios que sin ser grandes estrellas lo fueron por unos días en su país, que no es poca, cosa, es la casa del Tour, y eso, hay que reconocérselo, los hace referencia.

Gore 400×100 MArzo2020

El ciclismo virtual ya tiene su mundial

 

Anotaros el 8 y 9 de diciembre para seguir o correr el primer mundial de ciclismo virtual

El ciclismo virtual llegó para quedarse, muchos situaron su éxito en el periodo que duró el confinamiento, pero no, carreras y más carreras se suceden en Zwift, especialmente, y ahora la UCI le da un espaldarazo con la creación del primer mundial.

Un mundial de ciclismo virtual que va muy ajeno al tiempo y la climatología, se va a diciembre, para el ocho y nueve de ese mes en este año en el que todo lo que parecía imposible va produciéndose.

Y entre otras cosas, más de uno ya no sale corriendo cuando ve un rodillo, como nos cuenta el propio Nacho, que ha pasado de evitar el rodillo a acoplarlo en su «rutina ciclista», un hecho que habla de lo mucho que han cambiado las cosas en este periodo.

Como el hecho de que el calor y el buen tiempo no han restado tanta gente en las competiciones virtuales como se podía esperar.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Eso que oíamos» «yo, cuando venga el buen tiempo, el rodillo al palco» ha quedado en el olvido.

La UCI acierta con la organización del primer mundial de ciclismo virtual, es darle el barniz oficial a algo que surgió por la propia evolución de las cosas y que tras la crisis de marzo, abril y mayo ha tomado velocidad de crucero.

Veremos qué sale de todo esto, por de pronto Nacho ya nos avisa que él va a competir…

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

Mundial: ¿Por qué Roglic tendría que ayudar a Van Aert?

Van Aert Roglic
Kalas 1024×140

 

No creemos que Roglic debiera ayudar a Van Aert en Imola

Pasan los mundiales, cambian los nombres, los escenarios, pero hay polémicas que sobreviven la tiempo y se hacen tangibles cada ciertos años, esta vez entre Primoz Roglic y Wout Van Aert.

Sabido, y visto, es que el belga hizo un servicio impecable en favor del esloveno durante el Tour.

En el tren del Jumbo Visma, Van Aert era el martillo en la resistencia de los rivales de Roglic, cuando el belga surgido del ciclocross se ponía al frente empezaba un goteo incesante por detrás…

Hasta aquí todo bien, Van Aert hizo lo que se le encomendó, igual que otras veces ha tenido carta blanca para liderar el bloque, Roglic se beneficio de ello, como líder marcado por los neerlandeses.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sin embargo, la situación final del mundial de Imola, cuando Alaphilippe había despegado en el último tramo de la subida, y Roglic con Van Aert quedó en el grupo perseguidor, más de uno pensó que era el momento que el esloveno le devolviera el favor a su compañero de equipo, que no de selección, tras lo apreciado en el Tour.

Ayudar o beneficiar a uno en concreto no creo que sea complicado de hacer, incluso hasta con cierto disimulo y decoro, proclamar a los cuatro vientos que se debería haber ayudado, como se ha insinuado en Bélgica, me parece vergonzoso.

Esto se corre por selecciones, y quizá eso haga tan especial el mundial, juntando parejas de baile inesperadas que a veces acaban como acaban.

Casi siempre en los mundiales, a excepción del equipo que gana, todas las selecciones finalizan con el resquemor de no saber si todos han dado lo que debían para el objetivo del equipo.

Eso es tan antiguo como el propio mundial, ahora bien decirlo con ese efecto aspersor es reprochable.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

¿Qué le habría dicho Roglic a Pogacar si hubiera ayudado a Van Aert?

Quizá el joven ganador del Tour esté en una nube en lo que todo le va bien, pero Pogacar se inmoló a favor de su compañero para hacer trabajar a una selección, la belga, que no se caracteriza por ir todos a una, en esto hacen buenas las teorías de sus homólogos del ciclocross.

Van Aert dijo que no se podía reprochar nada a Roglic, lo dijo tras colgarse la segunda plata en tres días, eso es dos patadas en el estómago para alguien que es un ganador, pero aunque le hubiera quedado un gramo de fuerza, no había nada que el esloveno tuviera que hacer por el belga.

No al menos de cara a la palestra, por que una cosa en la teoría y otra lo que pasa en carrera, y la historia está llena de casos.

Aquella vez que Mauri no ayudó a Jalabert, ambos estaban en la ONCE, lo que Manolo Saiz consideró que debía hacerlo fue sonada, el catalán acabó quinto, fue en San Sebastián, el último mundial ganador por un francés.

Incluso se dieron circunstancias curiosas, como en el mundial de 2010, cuando Cadel Evans se va como si cualquier cosa, y Purito ratea relevos a Kolobnev sin saber que ambos acabarían en Katusha al año que viene.

Y no querremos ser mal pensados entre Valverde, Rui Costa y otra vez Purito, tres años después.

Es lamentable que la gente mirara a Roglic para tirar en favor de Van Aert cuando Alaphilippe volaba hacia el oro, pero otra cosa es que el mundillo, esta gran familia, a veces debería tener el decoro de imaginar qué pensarán los demás, más que nada por que si ayer Van Aert gana por la ayuda de Roglic, el fantasma le perseguiría toda la vida.

Imagen: FB de Imola 2020

Gore 400×100 MArzo2020