Los imprescindibles de Castelli para el entretiempo

Castelli nos presenta los chalecos, manguitos y perneras para estos días de entretiempo

Cuando se acaba el verano y empieza el otoño, tenemos algunos meses de fantásticas salidas en bicicleta, pero tenemos que empezar a vestirnos con más conciencia, ya que, por la mañana nos encontramos con temperaturas bajas, pero conforme pasan las horas, sale el sol y el calor sobre la bicicleta empieza a apretar.

Por eso, Castelli cuenta con prendas y accesorios que no pueden faltar en un armario:

CHALECO SQUADRA: ¿PREPARADO PARA LO IMPREVISTO?

Este chaleco ligero y compresible es ideal para poner en el bolsillo y así proporcionar protección contra el viento y visibilidad cuando sea necesario. Prenda indispensable para todas tus salidas en bicicleta, fabricada con tejido ripstop altamente compresible. Cuenta con un diseño minimalista para una protección adicional cuando sea necesario.

CHALECO ARIA: PROTECCIÓN LIGERA

Hemos reinterpretado el clásico chaleco cortaviento para hacerlo más estilizado como el resto de tu ropa. Este chaleco ha sido diseñado para bloquear completamente el viento en la parte delantera y garantizar transpirabilidad en la parte trasera. Los tejidos son tan ligeros que te sorprenderá la calidez que proporcionará cuando te lo pongas encima del maillot.

Pero lo mágico es el corte y el tejido elástico aplicado en la parte trasera para garantizar un perfecto ajuste sin que quede demasiado ceñido al cuerpo. Es altamente compresible, ocupa el mínimo espacio en el bolsillo trasero del maillot.

MANGUITOS, PERNERAS Y RODILLERAS SEAMLESS: LOS MEJORES

Con el Ineos Grenadiers, nos hemos propuesto realizar los mejores manguitos sin costuras. Los que están actualmente en el mercado están fabricados con una mezcla de nailon/Lycra® que tiende a retener la humedad. Sabíamos que podíamos conseguir un mayor control de la humedad con el hilo de poliéster.

Sin embargo, trabajar con el poliéster hace que sea más difícil encontrar la justa elasticidad y consistencia, y el retorno a su estado normal. Nos ha costado, pero finalmente hemos conseguido los manguitos preferidos por los profesionales porque son increíblemente ligeros y altamente cálidos con relación a su peso, pero no sobrecalientan los brazos en caso de temperaturas más cálidas. Son tan elásticos que apenas los notarás y cuando te los quitas, ocupan mucho menos espacio en el bolsillo que los manguitos normales.

Mundial: Alaphilippe aprueba la teoría y la práctica

Alaphilippe Mundial Imola JoanSeguidor
Kalas 1024×140

 

El mundial que gana Alaphilippe es un manual de hacer buena la teoría en la práctica

Cuando Julian Alaphiippe atacó en la subida final, cerca de coronar, la cosa empezó a estar nítida para el mundial… 

Claro que dicho ahora puede sonar ventajista, pero si una virtud tiene este francés afilado es que cuando se mueve a esas alturas de carrera no es para figurar, no supone un acto teatral, como otras tantas veces, que le ponen en escena y entra en el corazón de la gente.

En estas carreras, Alaphlippe no corre de cara a la galería, más que nada por que no sirven, es una eliminatoria a partido único, sin partido de vuelta, ni forma de enmendar el error.

Y ahí Julian Alaphilippe era el amo del mundial.

Dejó hacer, que otros quemaran naves y cartuchos, que los belgas tiraran a por Pogacar, que España controlara someramente, que Italia asomara, tan solo eso.

Su Francia había tirado vueltas atrás, Gulllaume Martin busco tensar la cuerda, lo demás corría de su parte.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Un final mucho más duro que San Remo, pero planteado como San Remo

Alaphilippe vio a Hirschi vacía el bidón y atacar, luego a Kwiakowski hacer lo mismo.

Hubo un momento que tres ganadores de San Remo tomaron el mando, el polaco, Van Aert y Alaphilippe, pero a diferencia de la primavera, ahora había en juego el arcoíris del mundial.

Cuando Julian Alaphilippe atacó no había marcha atrás, se adivinaba la cima, Van Aert agachó la cabeza, Kwatko miró para otro lado, como cuando éste ataco hace seis años en Ponferrada y Dani Moreno se hizo el sueco.

Se hizo brecha, se conformó un grupo de perseguidores lleno de estrellas (Hirschi, Kwiatkowski, Van Aert, Roglic y Fuglsang) y ahí acabó la película, por que donde Alaphilippe iba a ponerlo todo, siempre tendría alguien por detrás que pasaría con un punto de reserva.

El francés se sabía a la perfección la teoría y la práctica.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Y se ha colgado una medalla de oro como un sol, como el rey sol que desde hoy ya es, para protagonizar «la une de L´Équipe», ese diario que se dice de deportes por que habla de todos los deportes.

Una victoria total, excelente, sin saber si ésta es su mejor versión, pero que le ha bastado para asegurarse el arcoíris en «chez Lefevere» como Bettini, como Kwiatkowski, como Museeuw y como Boonen, ojo de quienes bebe Julian.

Se queda con la plata, otra plata, Wout Van Aert, el corredor que hubiera necesitado unos kilómetros más en la crono para igualarse a Ganna y el golpe de pedal del Poggio para seguir a Alaphilippe como aquella tarde.

Ni una cosa ni otra se han dado, y el gran favorito a todo en Imola se lleva dos platas.

Qué grandes los italianos, qué grande Imola, una mundial improvisado en mes y pico, como si estuviera montado desde hace años, con esencia de mundial, estampas de mundial- esta vez a una semana del Giro- y esas imágenes que algunos necesitan meses para tener estudiadas y que en Imola venían de serie.

Es lo que tiene querer hacer las cosas y saber hacerlas, unos maestros de cuya mano parecieron surgir la pericia y genio de Alaphilippe para domar su primer mundial.

Imagen: FB Imola 2020

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

 

 

El ciclismo en pista en España ha pasado a ser invisible

torres mora ciclismo en pista
Kalas 1024×140

 

Los Campeonatos de España de ciclismo en pista ocurrieron en la clandestinidad

Hace un tiempo dijimos, el ciclismo en pista de España es un enfermo crónico… nada ha cambiado.

Estos días en Tafalla estamos pendientes, a tientas, de cómo van las cosas en los Campeonatos de España de ciclismo en pista.

Todo viene desde que nuestro amigo Luis Román nos confirmó que iba a cubrir la cita.

Y es que hablando con Luis, esta vez, otras con Jaume Mas, el técnico más laureado del ciclismo en pista de España, tomamos la medida de la tragedia.

¿Qué pasa con el ciclismo en pista en España?

Está obviado, marginado y ahora es invisible.

Luis nos aduce una razón sencilla, que el ente que debería tomar las riendas está más por el ciclismo que da dinero, es decir el recreativo y el master, cosa que no estaría mal si al menos ese dinero llegara a otras modalidades con menos proyección, pero de las que todos nos acordamos cuando llega, por ejemplo, la cita olímpica.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

En lo que a los Campeonatos de España se refiere, la situación de emergencia sanitaria impedía más de 100 personas en la pista, cosa que viendo el público que se reúne en este tipo de pruebas no es muy complicado.

Para no sobrepasar la cifra, lo primero que se decidió acotar es la prensa, como si ésta acudiera en masa al evento, a parte de Luis, especialista en la materia para su web TrackPiste y colaborador de Ciclo21, algún medio local y poco más.

Se les podría haber acomodado sin problema en la grada, sin poner en peligro la salud de nadie.

Y claro, sin prensa el evento es invisible, por dos razones además.

Por un lado se ha retransmitido dos de las nueve sesiones previstas, se hace por La Liga TV y con un rigor informativo y tiros de cámara de dudosa calidad.

«Para que te hagas una idea, dieron una eliminación en la que se tomaba la cabeza de carrera, cuando la clave está por detrás para ver quién queda fuera» nos comentaba Luis Román, triste por faltar a su primer campeonato desde hace 21 años.

Luego estaban los comentarios, carentes de sentido con lo que se estaba viendo y transmitiendo una emoción imbuida con calzador, menos mal que Raúl Mena puso cordura en la puntuación.

Nos confirman que las crónicas federativas se colgaron casi de madrugada y a su vez no hay servicio de cronometraje al momento, como hace Tissot en ciertas carreras, ni siquiera un sitio web donde ir colgado los PDF´s con los resultados.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Nada de eso, que se considera tan elemental, se ha dispuesto para dar visibilidad a la modalidad que más medallas ha dado en el ciclismo español desde los Juegos de Barcelona.

Si allí José Manuel Moreno se colgó el primer oro de la delegación española, le seguirían otras leyendas como Joan Llaneras, Toni Tauler, Sergi Escobar, José Antonio Escuredo… que dieron medallas y auparon a España en la tabla olímpica.

De ese fecundo paisaje hemos pasado a la actualidad, solo dos pistards españoles estarán en Tokio, ambos fichados in extremis por Movistar el año pasado por que era una vergüenza que dos bazas como Torres y Mora malvivieran para disputar una americana trufada de pros en el World Tour.

Al final esto es como todo y ese desierto seguirá ahí por mucho tiempo, si tu carrera franquicia pasa en la oscuridad de los tiempos, sucede que nadie sabe que en España hay ciclismo en pista, y lo que ocurre en el sustrato, sube y sube hasta llegar a la superficie.

El ciclismo en pista hace tiempo que está proscrito en España, convendría mirar un poco fuera y ver qué sucede fuera, por que cuando nos admiramos de prodigios como Filippo Ganna o selecciones como la italiana que quiere competir con las mejores del mundo, no podemos olvidar que ahí detrás hay un trabajo que en España ni está ni se le espera.

Gore 400×100 MArzo2020

El Tour de Valverde fue pensando en el Mundial

Movistar Tour
Kalas 1024×140

 

Si la forma del Tour emerge, Valverde podría ser el coco del Mundial

¿Qué Tour ha hecho Alejandro Valverde?

Para ser protagonista frecuente, foco de las cámaras, ha cumplido su «Grande Boucle» más discreta de la historia, siempre en segunda línea, cerca de los mejores, pero no entre ellos, quedándose de los últimos, algo realmente raro, que nos recuerda aquella intención inicial de aprovechar el Tour para preparar unos Juegos Olímpicos que no han tenido lugar, y que las circunstancias han puesto el Mundial detrás del Tour.

Entonces dijimos esto…

Pero para Alejandro Valverde, Tokio y el sueño olímpico mandan: «Es bastante arriesgado, más que por los horarios, por el poco tiempo que hay y las nueve horas de diferencia de Francia a Tokio. Pero bueno, durante el Tour veremos qué hacemos, si lo termino o qué es lo que vamos a hacer. La gente que entiende un poco sabe que si terminas el Tour, llegar a los Juegos Olímpicos es muy complicado».

Si alguien podía utilizar la grande más grande, caso del Tour, en preparar otra cita era Alejandro Valverde pero…

¿Vosotros le veis abandonando el Tour?

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Hoy leemos esto…

Preguntado por Alejandro Valverde para el Mundial, el seleccionador responde rápido

«Cuando estuvimos concentrados en Altea, Valverde estaba dando unas sensaciones increíbles que, como dices, pareció perder después y no sé porqué. Se marchó a una concentración en altura, hizo Burgos y Dauphiné sin hacer sus mejores números. En el Tour, efectivamente, ha ido de menos a más. Con 40 años ha estado rodando en el top10 y ayudando a Enric Mas, teniendo que parar en un par de ocasiones para echarle una mano. Creo que está excelente. También es verdad que ha hecho una cosa que no había hecho nunca en la vida: levantar un poco el pie en una carrera. En la crono final lo hizo pensando en lo que le venía esta semana. Estamos ante un ciclista que piensa ya un poco más con la cabeza y que está centrado al cien por cien en el Mundial»

Alejandro Valverde ha corrido el Tour pensando en el Mundial, una carrera que incluso cambiando de lugar le sigue favoreciendo, al menos sobre el papel, pues con subidas más cortas, la explosividad de algunos rivales puede perjudicarle.

En todo caso, la pericia de Valverde en un Mundial parece fuera de toda duda, hace dos años, cuando en Innsbruck se presentaron corredores en una forma insultante, dígase Alaphilippe o Moscon, el peso de los kilómetros obró el milagro para que Valverde fuera, tantos años después, campeón del mundo.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Y es que sin ser favorita absoluta, la selección española tiene excelentes mimbres para moverse en el circuito de Imola, un mundial que como todo lo que estamos viendo en este veinte-veinte es un regalo.

Como dijimos el año pasado, cuando se habló del Tour para preparar Tokio, habrá qué ver cómo le ha sentado la mejor carrera del mundo para brillar en el Mundial.

Desde tiempos inmemoriales que todos decimos lo que Valverde tiene qué hacer o disputar, hacemos cábalas con lo que pudo ser ¿cuántas Liejas más habría ganado? ¿Cuántas etapas del Tour? pero la realidad de Valverde es la que él se ha querido granjear, para desilusión de la parroquia.

Recuerdo ya en el lejano 2007, una entrevista en la que un servidor le instaba a centrarse en las clásicas y él era categórico «¿para qué quiero otra Lieja? ya tengo una«, eso entonces, ahora son cuatro.

Para el Tour pensamos en un Valverde killer y nos ha salido la versión más discreta del murciano en Francia, siempre en la panza del grupo como viendo la vida pasar.

No dudo que a Enric Mas le haya ayudado en su propósito de crecer en el Tour, pero «las etapitas«, como él mismo las definió, nunca estuvieron en el plan, a las pruebas nos remitimos.

Incluso la desconexión que hizo en la crono final, habla de este Valverde que tiene muy claro el objetivo y progresa al margen de lo que se le diga o sugiera.

¿Le valdrá el Tour a Valverde para optar al Mundial?

Raro sería que no estuviera entre los mejores, ahora bien, ser el mejor otra vez, eso no es tan sencillo…

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

 

 

La política de fichajes de Ineos Grenadier no es de este mundo

ineos Grenadiers fichajes
Kalas 1024×140

 

Los cuatro fichajes de Ineos marcan aún más las diferencias

De una tacada, añadidos a la firma de Adam Yates, se incorporarán cuatro fichajes nuevos al Ineos Grenadier: Daniel Martínez, Richie Porte, Laurens de Plus y Thomas Pidcock, «the new thing» que está viniendo en un ciclismo de imberbes.

Cuatro fichajes más uno que surgió incluso antes del Tour que hablan del nivel que se maneja en la escuadra británica, el transatlántico del ciclismo mundial, se mire por donde se mire, incluso el año que no renovaron su corona en el Tour.

El otro día, cuando valorábamos el daño terrible que ha sufrido Primoz Roglic con esa derrota final en el Tour, teníamos presente lo complicado que iba a resultar para el esloveno tener ciertas cosas que le acompañaron en este Tour.

Por ejemplo, la dificultad para Jumbo Visma, con el presupuesto que dispone, menos de la mitad, para alinear el ocho que acompañó al esloveno.

¿Cómo convencer a Wout Van Aert, Tom Dumoulin o Sepp Kuss que renuncien a lo suyo por un compañero?

Si no es con dinero, no sé cómo lo conseguirán, en todo caso ese problema en Ineos Grenadier no tienen ese problema, no cuando un ciclista como Kwiatkowski está mejor pagado que los líderes del Jumbo.

Aquí la clave de los fichajes del Ineos Grenadiers.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y es que saliendo de un Tour en el que una réplica neerlandesa quiso repetir lo que Ineos ha realizado años atrás, la noticia que surge no es la más motivadora.

Cuatro troncos que son más leña para una locomotora que sin Chris Froome lo tiene todo, la estrella del presente y creo que futuro inmediato, Egan Bernal, la del futuro más a largo, aunque bien podría explotar ya, Tom Pidcock, y la de hace dos Tours, Geraint.

Y a eso añadirle la corte de estrellas metidas a gregario cuando sea menester.

Una locura, eso ahora mismo nadie lo puede hacer, como dijimos hace un tiempo  estas fechas, el Team Sky empieza a correr el Tour en septiembre.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Tom Pidcock es un supertalento al estilo Van Aert o Van der Poel que no conoce impedimentos para brillar donde se lo proponga, formando parte de esa generación de ciclistas recién aterrizados que vinieron con el manual aprendido de serie.

No sería de extrañar que su condición británica fuera decisiva para que el mejor bloque del mundo apostara todo en su éxito.

Laurens de Plus es uno de trabajadores de quilates que Jumbo dejó en casa, imaginaros el nivel de lo que fue a Francia, con actuaciones en favor del propio Roglic que dejaron huella, como el año pasado en el UAE Tour.

A Daniel Martínez le conocemos de hace un par de semanas en el Tour cuando se papó una etapa entre dos Bora, tras superar un inicio aciago que arruinó el papel de outsider que traía tras el Dauphiné.

Sigue la estela que abrió Urán, que prosiguieron los Henao y prolonga Bernal, la buena estrella de los colombianos en el equipo de Brailsford.

Y Richie Porte, en calidad de podio de Tour, vuelve a la casa donde mejor rindió… para terceros, sobre todo cuando de grandes vueltas hablamos.

No sería exagerar si decimos que Froome le debe uno o dos Tours al tasmano, sobre todo ese remolque en Alpe d´ Huez cuando Purito y Nairo se iban por delante, esos servicios son canela en rama.

Porte viene tranquilo y en paz, con un podio del Tour bajo el brazo, una obsesión de esas que a ciertos corredores les ha condicionado hasta el extremo, y no sólo a Valverde.

En definitiva que cuando ves que Ineos Grenadier dobla holgadamente en presupuesto a Jumbo Visma o Movistar, que el UAE le sigue en la distancia, es sencillo explicar estos fichajes y pensar que todo lo que tocan se convierte en oro, como Filippo Ganna en la crono del mundial, una apuesta muy de Ineos que este tiempo define a la perfección.

Imagen: Ineos Grenadiers

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Mundial contrarreloj: el monumento al esfuerzo individual

Filippo Ganna Tirreno Adriatico
Kalas 1024×140

 

El mundial contrarreloj nos queda como reducto a los amantes del buen ciclismo

En el mundial de contrarreloj volveremos a saborear una crono a pelo, silvestre, con una confusa nómina de aspirantes, sin saber por quién decantarnos en una edición sobrevenida por las circunstancias que llega cinco días después que el Tour circulara por París.

Sea como fuere es un mundial contrarreloj, una de las carreras más singulares de la campaña, que seguro lo ganará un superclase, pero nos pondrá sobre la mesa un nombre que no esperemos, suele ocurrir, desde los tiempos de Uwe Peschel a Svein Turf o Gustav Larsson.

Y tiene lugar en Italia, en Imola, una ciudad cuyo «core» salió de los dibujos de Leonardo…

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y claro nos viene a la mente la tarde de entre semana de Florencia, hace siete años, cuando Tony Martin, Fabian Cancellara y Bradley Wiggins nos trajeron a la pantalla las esencias de una modalidad que sublima el esfuerzo individual, sin referencias, sin ruedas que tomar, al tiempo que abre en canal las virtudes técnicas, el manejo de la bicicleta, la administración de la energía, la gestión de la mente en la agonía y tantas otras cosas que algunas carreras, dígase el mismo Tour, quieren arriconar año tras año.

Por que si una cosa nos trae el mundial contrarreloj una tarde en el ocaso del verano es el desfile de estampas, clase y categoría ante nuestros ojos.

Y así veremos de nuevo a Tom Dumoulin sobre la cabra, lo mismo que a Filippo Ganna, posiblemente los dos más elegantes, si bien, en este aspecto no computa cuando hablamos de locomotoras perfectamente afinadas para la cita, como la de Rohan Dennis, el especialista en la materia, o la potencia de Stefan Küng, un suizo volador que en un día inspirado rompe pelotones en medio de abanicos.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Quedamos con los citados, y añadimos el caballo belga que todo lo sabe, Wout Van Aert, un ciclista que, ahora mismo, y a tope, podría optar a ser campeón del mundo de ciclocross, lo es por partida triple, de fondo y de contrarreloj.

La apuesta se redobla con un percherón llamado Remi Cavagna y el recordman de la hora, Victor Campenaerts.

Cualquier nombre que no salga de aquí sería una supina sorpresa, hace tiempo que un tremendo rodador como Geraint Thomas, el espejo de Ganna, no figura en estos listados de top, pero si su forma para el Giro es la que empezó a demostrar en Tirreno, podría ser un outsider.

Todo en 31 kilómetros sin apenas dificultad y a merced de cómo sople el viento por ese corredor del Po que une Turín con el Adriático.

En tiempos en los que la contrarreloj puede quedar liquidada por las organizaciones, 31 kilómetros caen como agua de mayo, incluso siendo pocos respecto a históricos de cincuenta o más.

Pero ya sabéis, que a veces lo bueno si breve…

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

 

Wout Van Aert está perfecto como está

Wout Van Aert San Remo JoanSeguidor
Kalas 1024×140

 

Wout Van Aert no necesita disputar una grande para ser más grande

En la etapa final de los Alpes, en la recta hacia meta, quedaban menos de cinco kilómetros, Wout Van Aert quemaba las últimas naves para volver al grupo de los mejores del Tour.

En cualquier ocho para el Tour 2020, Wout Van Aert sería fijo por motor, calidad y multiherramienta.

Como el genio renacentista, lo ha hecho todo. 

Ha ganado dos etapas al sprint, ha entrado en abanicos, ha aplacado los rivales del Jumbo con ascensiones que firmarían los mejores escaladores, ha subido agua, sufrió en sus carnes la derrota de Roglic tras marcar  los tiempos en la crono y ahora opta a ambos Mundiales, en la crono ya ha sido plata.

Lo ha hecho todo y todo bien. 

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero esto ha sido en el Tour, por que venía de un mes de agosto que saldó todos los sinsabores de otros años de un plumazo, ganando San Remo y domando la Strade Bianche.

Y no contento con el repertorio, se ha puesto el maillot de campeón belga en las contrarrelojes.

Así es Wout Van Aert un tío largo y poderoso surgido de las entrañas del barro, que podría competir los doce meses del año -a saber qué le programan para su campaña de ciclocross, ahora que es superestrella de la carretera- y hacerlo bien en todos los terrenos.

Por eso decimos que no nos lo toquen, que está perfecto así.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Y lo decimos ante las voces que le ven disputando una grande, viendo cómo acabó su primera tercera semana de una grande, en este Tour con los Alpes, el terreno que sobre el papel peor le va, aunque con Van Aert, todo es sobre el papel.

Este año Le Tour de France llega a España 

Wout Van Aert es un ciclista perfecto así, no necesita correr y estrellarse contra una grande, para que la gente olvide lo bueno que es y lo mucho que camina.

Lo hemos visto mil veces, algunos lo comparan con Jalabert, y puede haber cierta similitud, pero a diferencia del francés hoy el Tour eclipsa pero no tanto como hace 25 años, el buen aficionado que sigue el ciclismo todo el año, por que hay opciones de hacerlo y estos corredores ganan enteros en este ciclismo de doce meses.

Aunque nos asiste una pena, verle entregado para otros nos priva de más y mejores exhibiciones… un poco como Kwiato, pero es el peaje de ser tan bueno en un equipo de estrellas, que vales para un roto y descosido.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Ocho corredores que explican el Tour 2020

Tour 2020
Kalas 1024×140

 

En el ocho del Tour 2020 vemos un revolcón importante de nombres

Hay un pelotón de ocho ciclistas que hemos escogido de entre todos los que han corrido el Tour 2020 que creo explican lo que ha sido una edición muy singular.

El primer Tour en septiembre ha sido un milagro en lo social, que haya podido llegar hasta París, pero también la renovada fotografía de un ciclismo que muda de nombres, permuta protagonistas.

Así vemos que si el podio es inédito, en este ocho, apreciamos nombres que nunca habían asomado a la ventana del Tour, la vida cambia, el ciclismo con ella…

Empezamos por Caleb Ewan, uno de los dos de esta lista que no es un extraño, el velocista de videojuego, que corre y esquiva rivales con el golpe final más demoledor que existe en el mercado de la velocidad, un nicho algo menoscabado por el ciclismo moderno.

En unas ediciones en las que las llegadas al sprint no son tan abundantes como antaño, Ewan lleva cinco etapas en dos ediciones, argumentando con resultados los motivos que le llevaron a dejar el Mitchelton hace un año y medio.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Proseguimos por otro doble ganador de etapa, y el verde, Sam Bennett, un velocista que ha corrido a cara perro buena parte de la prueba merced al acoso de Peter Sagan por su maillot de la regularidad.

Bennett se ha tenido que comer salidas a cuchillo, tener que entrar en fugas con el mentado Sagan y Trentin para evitar perder puntos… todo para culminar París con un triunfo.

La emotividad que le puso a su primera victoria en el Tour fue para recordar, luego en París su éxito ha sido por partida doble, el espejo de un trabajo extraordinario.

Tanto como el de su compañero Julian Alaphilippe, que ha sabido reinterpretarse en condición de animador de lujo, olvidándose de ese sueño que veíamos imposible para él, la general del Tour, y basándose en una presencia casi constante en carrera, presencia que además no es estéril, pues se llevó una etapa y varios días de un amarillo que perdió por desconocer el reglamento.

En esa línea Wout Van Aert se impone como uno de los corredores más valiosos del pelotón.

Es el ciclista multiherramienta que surge en el seno del equipo más potente, capaz de hacerlo todo y todo bien, y cuando decimos todo hablamos de marcar un paso matador subiendo, portar bidones a los líderes, ganar sprints y ser capo contra el reloj.

De locos…

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Proseguimos por la línea dura, y vemos los estandartes de ese magnífico bloque que es el Sunweb.

Por un lado Kragh Andersen, un prodigio de rodar en solitario, recordad que ya ha ganado cronos del nivel de París-Niza y clásicas otrora prestigiosas, París-Tours, pero también leyendo la carrera, saltando en pleno descontrol de Lyon y dejando atrás un grupo de ilustres en la jornada previa a la crono.

Marc Hirschi

Luego Marc Hirschi, el bichito que nos entró por los ojos en Niza e insistió e insistió hasta ganar su etapa, no sin estar perennemente delante, marcando clase, rodando como los ángeles, subiendo compacto y metiendo medio en los descenso.

Si Hirschi ha sido parte del paisaje, no le ha ido a la zaga Lennard Kämna, completísimo alemán, que venía precedido del éxito del Dauphiné.

Lo suyo también ha sido buscar el triunfo que Daniel Martínez le robó en una soberbia llegada al Puy Mary, una escena que no le amilanó para seguir en el filo: su nombre habla por esa generación que ha venido a tomar las riendas del Tour, una generación en la que está el citado Hirschi, como Daniel Martínez, como posiblemente Higuita o el propio Pogacar, pero también un ecuatoriano que ha roto su techo de cristal.

michal Kwiatkowski Tour

Por que el final de Tour de Richard Carapaz  es de traca, con tres fugas seguidas que al final le han valido más reconocimiento que resultados: cedió la victoria a Kawiatkowski y el «polka jersey» a Pogacar.

Sin embargo la actitud de La Loze, delante hasta muy al final, eso es lo que seguro persistirá en el futuro para corroborar que este Tour 2020 ha sido un revolcón en nombres y perspectivas, en manos de estos está lo que ha de venir.

Imagen: ©Tim De Waele / Getty Images

Gore 400×100 MArzo2020