Ciclismo de desnivel: En el Angliru empezó todo

El Angliru lleva poco más de veinte años en el ciclismo y ya es una leyenda

Las subidas imposibles tomaron el ciclismo hace un tiempo y en el Angliru empezó todo…

Después de todo lo que se ha escrito sobre el coloso asturiano ¿qué se puede decir que no se haya dicho ya? Un artículo del maestro Mario Ruiz, de 1996, con fotos de sus terribles rampas y bajo el título: Atrévete con el puerto más duro de España: La Gamonal, un coloso de espanto, causó una fuerte impresión entre nosotros, los cicloturistas.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Un par de años después, en 1998, se creaba una nueva y durísima marcha cicloturista al muro asturiano, en la que antes se subían la Cobertoria y el Cordal.

El espaldarazo definitivo vendría dado por el anuncio, por parte de la organización de la Vuelta, de que la cima sería final de etapa en la edición de 1999.

Esta decisión, encabezada por Enrique Franco y Alberto Gadea, fue gracias a una carta, la que les escribió Miguel Prieto, director nacional de informática de la ONCE, casi ciego (sólo con un 10% de visión), que fue el que descubrió el puerto para el ciclismo. También ayudó el interés mostrado por el Ayuntamiento de Riosa, invitando a todo aquél que se atreviera a desafiar sus rampas, como fue el caso de la primera incursión en la montaña riosana que realizara, el 3 de octubre de aquel año 98, nuestro recordado José María Jiménez, al que tuvieron que dejar una rueda de 28 dientes para poder subir.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

A partir de aquel momento toda una peregrinación de ciclistas del momento, ex-ciclistas y cicloturistas anónimos (el minero, y malogrado, Eladio Llanos -el que le dejó la rueda al Chaba- lo había escalado más de cien veces), fueron a conocer sus duros desniveles con los comentarios de todo tipo que ya conocemos.

El puerto había sido asfaltado recientemente ya que en realidad había sido una pista forestal por donde subía el ganado, para abrevar en el pequeño lago que hay en la cima, conocido popularmente con el nombre de Angliru, al pie del majestuoso Pico Gamonal, en la bellísima Sierra del Aramo.

El Angliru es un puerto increíble para el ciclismo, o lo odias o te enamoras de él para siempre.

No hay término medio porque no deja indiferente a nadie. Se puede decir que la subida (12,5 kilómetros a una media del 10,2%) tiene dos partes bien diferenciadas: la primera no pasaría de ser un segunda, hasta el llano del Área Recreativa de Víapará, que es lo que dicen los ciclistas cuando ven las líneas rectas que se disparan hacia el cielo: voy a parar. Es broma.

Los últimos 7 kilómetros (con una media terrorífica del 13%), dan inicio a la auténtica escalada a la pared asturiana.

Una pintada en el suelo nos lo recuerda: Empieza el infierno. Todo este tramo hasta la cima es terriblemente impresionante, irreal, se ha de ver para creer. Hay varios muros con nombre propio: primera curva al 20% llamada Les Cabanes, después vendrán Los Picones (al 18%), pero el más increíble, cuando vas pedaleando por la Curva Cobayos (al 17%), giras y la ves, la sorprendente rampa de lanzamiento de La Cueña Les Cabres, con sus 800 m al 18% de media y un desnivel máximo del 23,5%. Después dos rampas más, Piedrusines (19%) y l’Aviru (20%), hasta llegar a la campa del Angliru.

Entre estos muros encontraremos desniveles más “normales”, entre el 10 y el 14% -como Llagos-, que sirven para recuperarse, aunque parezca mentira.

Aún recuerdo mi primera ascensión en la que tuve la enorme satisfacción de poder escalar esta fantástica montaña. Fue bajo el orbayu que llora a esta tierra, retorciéndome en la Cueña de les Cabres pero sin llegar a poner pie a tierra.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Fue el 12 de septiembre de 1999 -ya ha llovido-, coincidiendo con la etapa de la Vuelta que ganara nuestro querido Chaba después de superar a Tonkov que iba escapado entre la niebla, -sin negarnos y sin miedo a decir que fue perjudicado claramente por las motos-, en el último kilómetro casi de descenso a meta, en la que en una de sus carpas el también recordado Pedro González narrara con emoción la por otra parte merecidísima victoria de José María Jiménez, un escalador de leyenda que inscribiera para siempre con letras de oro su nombre en este nuevo Olimpo del Ciclismo.

Seis cosas que le dio el Angliru al ciclismo

Grandes vueltas

Cuando el Angliru entró en el recorrido de la Vuelta, ésta no volverá a ser la misma

Ya lo dijimos, con el Angliru cambió todo. 

Pero aquella tarde de septiembre, cuando el pelotón se puso rumbo al Angliru desde León para ver al Chava en su día de más gloria, el ciclismo inició un camino de retorno por que iba ruta de la cima que iba a romper las reglas.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

En breves cuentas el Angliru le dio al ciclismo…

1. Un símbolo, otro más para el ciclismo, el Angliru fue un regalo, como el día que se descubrieron los Lagos de Covadonga, o se holló por primera vez el Tourmalet, sitios clave en la historia de este deporte más que centenario.

2. Una historia narrada por los grandes, por los que trascienden al deporte, recuerdo estrellas de la radio en directo, Manolo Lama, que no será santo de nuestra devoción, pero que estuvo ahí dándole jabón al Chava, el corredor que en ese momento cargaba con el peso de una fama que excedía cualquier lógica.

3. Un día para encumbrar el Chava, un ciclista que nunca nos apasionó, pero que rompió el corazón por media España. En su leyenda siempre quedó la remontada en el Angliru, el premio in extremis, adelantando a Pavel Tonkov en el descenso previo a meta, entre la niebla y los coches.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

4. Un nuevo ciclismo, un ciclismo que premiaba los desniveles, que buscaba las paredes, una tendencia que con los años se acentuó, pero que parece más contenida, los muros se frecuentan, pero no tanto como .

5. Un puerto mediático, el Angliru fue el primer puerto que ocupó portadas, por sus pendientes, curvas, dureza y dificultad, llegando incluso a superar a los ciclistas.

6. El faro de la Vuelta que en su desafío logístico apostó por irse a un sitio que le diera lustre y proyección, entre todos los colosos asturianos, tuvo que aterrizar en éste.

Desde entonces el Angliru ha coronado a grandes escaladores como Heras, Simoni o Contador, el único que ha ganado dos veces aquí.

Siete veces ha entrado en la ruta de la Vuelta, se prevé volver este año si la situación se normaliza.

Si nos pedís uno, aquella subida de 2002, cuando ganó Heras con Aitor González y Oscar Sevilla tirándose los platos por detrás… esa tarde fue caliente, a pesar de la lluvia que todo lo empapó.

Gore 400×100 MArzo2020

La humildad de Chris Froome viene de serie

Froome Vuelta

Ver a Froome trabajando para Carapaz le engrandece

Entre las imágenes que nos deja la segunda semana de la Vuelta, Chris Froome se ha llevado el foco.

Richard Carapaz, gane o no la Vuelta, podrá decir que a él un tío que ha ganado siete grandes, entre ellas sendas Vueltas, le ha estado ayudando.

Mejor o peor, ta sabemos que este Froome no es el corredor top que viene siendo desde hace años, pero ayudando, poniendo su granito de arena a una causa, la última, que defiende para el equipo que le ha visto crecer, explorar y dominar en el ciclismo.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Hay muchas formas de irse de un equipo y Chris Froome ha elegido la baza que le ha caracterizado desde siempre: la elegancia, siempre bien, siempre contribuyendo y sumando en un colectivo del que él ha sacado un gran provecho.

Chris Froome contribuye en lo que puede o las piernas le dan, no recordaremos cómo se han ido otros de sus respectivos…

En todo caso, ahí le vemos, tirando del carro en ciertas jornadas tenidas por intrascendentes en las que Ineos y Caparaz le necesitan, y lo hace punto.

Como no se cansa de repetir Contador, Froome fue su gran rival junto a Andy Schleck, y por ello le llama tanto la atención verle en lides de gregario cuando otros ni soñarían hacerlo.

Se pregunta si Nairo, Porte o el mismo Valverde harían lo mismo, cuando la realidad nos demuestra que hablamos de mundos paralelos.

A Chris Froome no se le han caído los anillos, por que el fondo pasan dos cosas: él ha visto cómo corredores del calibre de Porte, Landa o Poels se han vaciado por él, por estar estipulado en el contrato, pudiendo incluso liderar equipos rivales, y por otro lado él viene de ser un ciclista de equipo, en Barloworld y sabe de la necesidad que un líder tenga un personaje de su envergadura ayudando.

Es obvio que no será la mejor rueda para Carapaz, que su estado de forma no le dé para romper a los Jumbo, pero Froome está y se le agradece, igual que la humildad que le ha venido de serie, desde el inicio, sabiendo que esto es un «hoy por ti mañana por mi».

Imagen: FB de La Vuelta

 

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

-escrito el 20 de octubre- 

Han pasado 16 meses y cada vez es más probable que Froome no recupere su mejor versión

Esta misma mañana admitíamos que la Vuelta de Chris Froome iba a resultar una prueba muy dura, sin embargo nunca imaginamos que esta salida a balón parado de Irún hacia Arrate fuera a desnudar lo mucho que le queda a Chris Froome para ser el que era, si es que en su fuero interno cree que eso sigue siendo posible.

Aquí no venimos a cargar, por eso, las tintas con un corredor que es un campeón de leyenda.

En la horquilla delantera de tu bicicleta se distinguen cuatro rayas amarillas, dos rojas y otra rosa, son en definitiva las muescas de lo que es y ha conseguido Chris Froome en el ciclismo, siete grandes como siete soles, entre las que destacan los cuatro Tours de Francia que ahora mismo, y me da que va a ser así en el futuro, le distinguen como un ciclista único, entre los que ganaron cinco y los que vienen por detrás con tres.

Durante los años más pesados del dominio del Team Sky con Froome al frente en el Tour, defendimos que las victorias del inglés a veces carecían del brillo que nos gustaría por la aplastante superioridad de su equipo, controlando y hasta bloqueando la carrera a su antojo, con gregarios que andaban como líderes y ritmos que hacían desistir de cualquier intento.

Lamentamos que rara vez tenía que defenderse solo.

Eso a Froome le valió criticas, muchas veces además, sin embargo ser el capo de tal engranaje implicaba un trabajo y sacrificio que sólo él sería capaz de explicar.

Una meticulosidad que creímos suficiente para acercarse la mejor versión de Froome después del gran tortazo que se dio en el entreno de aquella crono del Dauphiné.

Pero no, las dudas que entonces también surgían, la avería era gorda, se convirtieron en temores en agosto y una evidencia en el arranque de la Vuelta a España.

Chris Froome no va, sencillamente no camina, se descuelga cuando quedan muchos en el grupo y en los descensos húmedos hacia Eibar iba cuadrado, con un miedo casi irracional a volverse a caer.

Podemos echar mano de la gravedad de las heridas, del tremendo trabajo que implica la recuperación, de todo eso, pero es que han pasado 16 meses ya y Froome no camina.

Pensar en disputar una etapa parece un quimera, cuando si más el Tour u otra grande.

Froome no funciona y no dudamos que ha hecho todo lo que está en su mano, pero el tiempo pasa y la mejoría no llega.

En la primera etapa de la Vuelta, su equipo ni siquiera le ha esperado, y no debía, todo hay que decirlo, por que si tienes un ciclista como Richard Carapaz que me parece llega muy en forma a la carrera hay que ir por faena.

Por que esto es el ciclismo y la vida, que no esperan ni entienden de galones.

Es admirable que un tipo que ha ganado tanto y tan bueno siga trabajando para ser el que era, o aproximarse, pero la realidad es tozuda y con Froome se ha cruzado en el momento que quiso entrar a comer en la mesa de los más grandes.

Sólo espero una cosa, que la Vuelta le resulte, que crezca en forma y coja la moral para no desistir, que alcanzar su mejor versión quizá sea improbable, pero sí el perfil de un ciclista de leyenda que quiere, al menos, dejar lo mejor de sí hasta el mismo día que decida colgar la bicicleta.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Vuelta: La remada imposible de Marc Soler

El ataque de Soler hace cosquillas al líder de la Vuelta y su equipo, poco más

A ver, ¿qué queréis que os diga? cuando Marc Soler atacó en la puerta de la Cobertoria, imaginamos otra etapa de la Farrapona para la Vuelta 2020.

Luego, pasan los kilómetros y piensas ¿fue suficiente?

A saber, la etapa que planteó Movistar fue respetable, Marc Soler iba en el lote, pero viéndolo ahora, tras todo un día remando, ver que ha sacado un minuto largo después de papearse tres primeras escapado y perder en la meta contra David Gaudu, sabe a poco, a muy poco.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Por que la etapa era la que era, según muchos la reina, por que a Roglic no se le puede levar en carroza, por que al final ves que todos miran por y para el puesto, cosa que está matando las carreras y el espectáculo.

Nelson Oliveira hizo un carrerón, tremendo, tirando por kilómetros y más kilómetros pero topando contra los límites naturales de cualquier humano en estas pendinetes y en estos puertos.

Movistar planteó la etapa en clave de desgaste pero poco más, por que pensar que Soler podía acceder a las mejores plazas con el solo auxilio de Oliveira era mucho pensar, como bien vimos.

Luego ves a Valverde entrar descolgado de los mejores, ligeramente, pero descolgado, piensas en qué más se pudo hacer.

Al margen del Angliru no hay tanto terreno para sacar a Roglic de ahí.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Sí ya sabemos, somos opinadores sofá, cómodamente instalados en el calorcito de un hogar «semiconfinado», pero son ellos quienes se juegan los cuartos y grandes triunfos, una gloria que pasa por delante, que todos ansían pero que nadie va a por ella.

El ataque de largo de radio de Marc Soler parecía una buena previa pero a la larga se vio insuficiente, sólo obligó a Bennett a trabajar algo al final sin que ni siquiera entraran Gesink y Kuss.

La Vuelta pasa plácida, por el momento, para Roglic, en su tramo asturiano.

Seguro que lo de la Farrapona suma al cansancio y desgaste, pero es lo de siempre, mucha expectativa y pocas nueces.

Y es que el ciclismo es esto, una reválida diaria de lo que pensamos que va a pasar y pasa, como quienes pensamos que David Gaudu iba a ser un grande su tiempo y acaba ganando por primera vez en una grande a los 25 años.

Todo se fía al Angliru, el día de Todos los Santos, lo anterior podéis darlo como amortizado.

Imagen: FB de La Vuelta

Gore 400×100 MArzo2020

 

La primera grande de Van der Poel debería ser el Tour

Mathieu Van der Poel BinckBank Tour

Hemos recopilado varias razones para que Van der Poel no retrase más su debut en el Tour

La corta, intensa pero fructífera campaña 2020 de Mathieu Van der Poel se ha saldado con la estadística muy a su favor, tanto que el neerlandés tiene ahora mismo, a su disposición, la gran vuelta que quiera para debutar en las tres semanas, esta vez incluido el Tour.

Una situación que contrasta con la que se daba hace un año por estas fechas, cuando nos preguntábamos por los invitados de la Vuelta o del Giro, pensando quién le podría hacer un hueco a un corredor que tiene sus haters, pero que es magnético: su sola presencia asegura algo diferente, para su bien o para su mal, pero diferente, jugando con fuego desde distancias en las que poco se atreven,  arrastrando rivales sin importar quién y haciendo de cada jornada algo especial.

Eso es así, una evidencia trufada de sonoras victorias y estruendosas explosiones, entre las que se cuentan unas cuantas.

En dos temporadas más centrado en carretera, Van der Poel no ha dejado indiferencia a su paso.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sea como fuere, las tres grandes están ahí y el Fenix-Alpecin se ha ganado el derecho de estar donde le plazca, por encima incluso del Arkea de Nairo.

¿Qué primera gran vuelta para Mathieu Van der Poel?

La Vuelta 2020 tenía buenos mimbres para haberlo tenido en su salida, un inicio que recordemos era en los Países Bajos, hasta que la pandemia la dejó por imposible.

Pero a la Vuelta le tocaba elegir y dejó fuera el equipo del «orange», quien además, con la reconfiguración del calendario hubiera elegido Flandes, y ya visteis el resultado.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Para 2021 se abre una campaña en blanco y esperemos que con los menos cambios posible.

Dada la dimensión de Mathieu Van der Poel el Tour de Francia sería la primera e inequívoca elección

Verle en el Tour sería cerrar el círculo, uno de los corredores más carismáticos en la carrera más grande del mundo, una elección de cajón, que le completaría como ciclista, suma atractivo a una competición que no pasa por sus mejores momentos de imagen y haría felices a los fans.

El Tour de Francia encaja perfectamente en las hechuras de este corredor, entraría en un calendario que primara las clásicas de primavera, como primer objetivo de la campaña, y ofrece jornadas y llegadas que le van como anillo al dedo, con esa profusión de media montaña y trampas que toman el recorrido por el hexágono cada año.

Pero no sólo eso, hay dos temas que tienen que ver con la emoción.

Sería prolongar su duelo con Wout Van Aert a la mejor carrera, ya sabemos que el belga estaría por labores de equipo, pero tiene tanta calidad que podría pensar en sí mismo en algún momento.

En Jumbo si son inteligentes, que lo son, le abrirían esa puerta, una promoción monumental.

La otra cuestión es la familiar, Francia acogería con los brazos abiertos al nieto de Raymond Poulidor, casi dos años después de su fallecimiento y en tiempos de «reconstrucción» como aquellos cincuenta y sesenta.

Mucho me temo que Vuelta y Giro deberán esperar la luz de un ciclista que trasciende su oficio, que puso el desenlace de una Amstel o un Mundial en noticias generalistas, que emociona por cada paso que da y que tiene legión tras él.

Por que Mathieu Van der Poel y el Tour se necesitan, más allá incluso de criterios puramente deportivos.

Gore 400×100 MArzo2020

Castelli: Elegir un culotte de invierno

Desde Castelli nos dan las claves para que el culotte de invierno sea un guante

Para seguir pedaleando durante el otoño y el invierno, es importante hacer la transición a los culottes largos por el calor que brindan a los músculos que trabajan más duro. La colección de invierno de Castelli 2020 cuenta con los culottes perfectos para mantener tus piernas cómodas y secas durante los meses fríos y húmedos que se avecinan.

¿Cómo elegir el culotte perfecto?

En otoño e invierno, con condiciones de humedad y temperaturas que pueden bajar considerablemente entre estar al sol y la sombra, necesitas tener la protección y el calor adecuados para tus piernas. Con el culotte adecuado, te sorprenderá descubrir que puedes montar en bici cómodamente al aire libre y extender tu temporada mucho más de lo que esperabas.

NANO FLEX PRO 2 CULOTTE LARGO

SORPASSO ROS CULOTTE LARGO

TUTTO NANO CULOTTE LARGO

LW 2 CULOTTE LARGO

VELOCISSIMO 4 CULOTTE LARGO

ENTRATA CULOTTE LARGO

SORPASSO ROS WIND CULOTTE LARGO

POLARE 2 CULOTTE LARGO

ENTRATA WIND CULOTTE LARGO

Los culottes que llevan la insignia RoS son nuestros mejores productos para condiciones secas, así como para lluvias sorpresa, niebla y carreteras mojadas. Están hechos para largas horas en la más amplia gama de condiciones, gracias a los tejidos Nano Flex 3G y Nano Flex Xtra Dry repelentes al agua.
Nano Flex Xtra Dry
El tejido de base de doble cara brinda máxima calidez, máxima repelencia al agua y baja permeabilidad al aire para evitar el viento. No es tan elástico como Nano Flex 3G para un ajuste de compresión.
Nano Flex 3G
La tercera generación patentada del tejido Nano Flex se basa en un nuevo tejido térmico más ajustado para una mejor protección contra el agua. Más cómodo, más cálido, más suave, más seco y elástico.

CULOTTE ENTRATA
Para cuando solo quieres la máxima calidez. El culotte Entrata está fabricado con nuestro tejido cortaviento AirFlex Thermo en la parte delantera y con el tejido Nano Flex 3G en la parte trasera para proteger del viento frío y de las salpicaduras de agua de la rueda.
CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO
• Tejido AirFlex Thermo en los paneles de la parte delantera para máxima elasticidad y total resistencia al viento
• Tejido Nano Flex 3G en la parte trasera para garantizar máxima calidez y protección contra las salpicaduras de agua de la rueda
• Badana KISS Air2 confortable durante todo el día
• Costuras planas
• Marca denominativa en la parte superior de la pierna
• Cremallera Camlock® en el tobillo con solapa reflectante
• -2°-6 °C / 28°-43°F
• Peso:319 g

+ INFO

Vuelta: La prueba del algodón de Roglic está en Asturias

Roglic Vuelta Asturias

Roglic aterriza en Asturias con el rojo de la Vuelta e intimidando a la concurrencia

Adivinamos una cruz tatuada en el antebrazo derecho de Primoz Roglic, una cruz que le conecta con la tierra en la que, como el año pasado, se ha de jugar la suerte de la que puede ser su segunda Vuelta a España: Asturias.

El esloveno está que se sale, pocos dudamos ya que ha venido a por la Vuelta, no dudamos ahora, si bien el martes a estas horas quizá no teníamos tal certeza.

Estábamos ante la creencia que Roglic alargaba su estado de dulce en la Vuelta con el objetivo de engordar un palmarés bien cebado, pero no, Roglic, a las puertas de Asturias vuelve a liderar la carrera.

Ha completado en Suances el trabajo iniciado en Moncalvillo, la reconquista del rojo en vísperas de Asturias, Roglic va a por la Vuelta.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Ahora viene la prueba del algodón.

¿Qué tablero se dispone en Asturias?

Por delante dos etapas que suman 270 kilómetros, 170 + 100, y dos perfiles de jornada diferentes y complementarios.

Camino de la Farrapona el clásico encadenado asturiano, con limas del calibre de Cobertoria y San Lorenzo y el final mirando al cielo.

El domingo, el Angliru, qué decir, con su entremés del Cordal en una etapa que cabría en una vuelta de juveniles, sólo cien kilómetros.

No dan lluvia, buen dato para Roglic y curioso para esta Vuelta de los santos, en las entrañas de Asturias: en todo caso nublado y fresquito.

Que no tarden en llegar, que se les pone el sol, menos mal que estamos en el occidente de la península.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Este es el tablero, las fichas ya las conocemos.

Si el domingo quizá se incurra en el cuerpo a cuerpo, la travesía a la Farrapona necesitará de los equipos pues no es cualquier cosa lo que se exige.

Ni Roglic ni Carapaz tienen los bloques del Tour, pero en todo caso no son mancos los que quedan, sobre todo para el primero, con trotones del tipo Kuss, Gesink y Bennett, ahora veremos si extrañan la salida de Dumoulin.

Carapaz no tiene agua clara en el equipo, aún no sabemos muy bien qué rol de desempeña o ha venido a desempeñar Iván Sosa, Froome está en modo trabajador, pero da para lo que da mientras que Van Baarle y Amador pueden no dar abasto.

Hugh Carthy calladito sigue ahí, en menos de un minuto, con un bloque con un sentido de lo colectivo que podría auparle a dar la sorpresa, si bien todos miramos a Movistar, en un momento que pueden resolver todos los sinsabores de una campaña en la que el confinamiento les ha pasado una factura muy extensa, partiendo de la base que ese tristísimo paréntesis fue para todos igual.

Marc Soler y Alejandro Valverde ahora mismo son aún útiles en el meneo de la general, quizá tras la crono ya pierdan efecto, por eso meterles con compañía azul en una escapada es imperioso.

Todo lo que sea para que Enric Mas no llegué con Roglic y Carapaz al final, incluso diría más para que Roglic no llegue con ninguno de ellos, por que el propio Carapaz ya sabe cómo se las gasta el esloveno en los esfuerzos finales, y Roglic es consciente de lo que significa dejar a alguien con vida hasta muy al final.

En fin que entre los mentados para que anda el juego antes de una tercera semana que vemos lejana, quizá con no mucha dificultad pero una incertidumbre que llega poco a poco, el tiempo típico de noviembre y en Galicia.

Por eso todo lo que sea adelantar faena, no pesará al final.

Imangen: Cor Vos – Jumbo Visma

Gore 400×100 MArzo2020

Bontrager Ion Comp R: Para ver y ser visto en todo momento

luces bontrager Ion-600x400

Las luces delanteras Bontrager Ion están diseñadas con patrones de destello, haces de luz adecuados y una intensidad duradera

Bontrager presenta la nueva luz delantera Bontrager Ion Comp R que combina un diseño compacto y estilizado con un haz de luz potente y duradero ideal para cualquier bicicleta de carretera, montaña o urbana. Ilumina tu camino gracias a los cinco modos, incluido un modo de luz de circulación diurna diseñado para aumentar la visibilidad del ciclista durante el día desde una distancia de 2 km.

Las luces delanteras Bontrager Ion están diseñadas con patrones de destello, haces de luz adecuados y una intensidad duradera para ayudar a los ciclistas a ser visibles y a iluminar el camino.

Características

La luz Ion Comp R ofrece un haz de luz amplio y cálido de 700 lúmenes con una gran profundidad de campo ideal para montar de noche con seguridad.
Tiene un enfoque, destello y rango de acción específicos para luces de circulación diurna que mejoran la visibilidad durante el día.
Su luminosidad de larga duración supera los estándares FL1 de la industria y a la competencia.
En cuanto a la autonomía:
700 LM: 1,5 h
500 LM: 3 h
300 LM: 6 h
300 LM destello diurno: 19 h
200 LM destello nocturno: 9 h
Es compatible con el sistema Blendr que permite integrar accesorios en los soportes para cascos, en las potencias y en los cascos compatibles con Blendr.
El sistema Quick Connect+ ofrece una instalación segura con un soporte flexible compatible con manillares de 22,2 a 35 mm.
Incluye un soporte ajustable Quick Connect+ y cable de carga con micro USB
Tiene un peso de 135 g

Las luces Ion están cubiertas por la Unconditional Bontrager Guarantee. Si por cualquier motivo no te quedas satisfecho con la compra podrás devolverla en un plazo de 30 días.

La luz Ion Comp R ya está a la venta en distribuidores oficiales de Trek con un PVPR de 79,99€

También disponibles la Ion Elite R (PVPR 99,99€), Ion Pro RT (PVPR 119,99), y el juego de luces Bontrager Ion Comp R/Flare R City con un PVPR de 114,99€.

+ INFO