¿Y si Miguel Indurain se hubiera atrevido con la París-Roubaix?

Indurain Roubaix JoanSeguidor

Indurain y Roubaix son dos palabras que cuesta ver juntas

La semana pasada, a raíz de un vídeo de Miguel Indurain, recién coronado ganador del prestigioso Criterium Internacional, allá por 1989, cuando aún lucía Reynolds en el equipo, pocos días de ganar su primera París-Niza, se colgó un vídeo de aquella carrera que acaba con una entrevista de un periodista francés preguntándole al navarro por su presencia en la París-Roubaix…

«¿Harás París-Roubaix?» le inquieren a Indurain

«No París-Roubaix, no» responde.

Lo cierto es que Miguel Indurain fue desde el primer minuto un punto y aparte en la historia del ciclismo español, grandote, angulado, poderoso, rodador fuerte, a veces pesado en las subidas. estaba claro que aquel diamante en bruto había que pulirlo, restarle peso sin perder esa potencia que llevaba de serie.

Cambrils 400×400 OCT20

 

Aquel chavalote en las huestes de Perico, el explosivo escalador castellano, pequeño, chepudo en la subida, solvente en la lucha contra el crono, en el seno de un equipo español, el ciclismo español, tierra de abnegados escaladores, con mejor o peor suerte en las contrarrelojes…

Miguel Indurain marcaba la diferencia y en Francia llegaron a pensar que aquel mozalbete de aún 24 primaveras, en aquellas alturas de año, se iba a atrever nada menos que con la París -Roubaix.

El ciclista era una paradoja en sí.

Había rodado como los ángeles en la crono del Criterium Internacional, poca broma que acababa de batir a un renacido Laurent Fignon, aquel año ganaría el Giro, e incluso apeado del primer puesto a Stephen Roche, nunca volvería ser el del 87, y Charly Mottet.

Una victoria contundente a más de cincuenta por hora en uno de los grandes aparadores del ciclismo francés.

Le veían en Roubaix.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Esos días, aunque marcada de un inicio, la filosofía del tándem Echávarri-Unzué era relativamente joven, ambos se habían marcado el Tour como objetivo, desde la explosión del 83 con Ángel Arroyo y el camino culminado con Perico, meses antes.

Roubaix en esa estructura estaba en las antípodas

Indurain era un proyecto personal, un chaval de la zona, que crecía con calma, sin prisas, que abandono un par de Tours antes de acabar el primero e iba granjeando su camino hacia la cima.

Ese mismo año explotaría en el Tour, ganando en los Pirineos su primera etapa.

Sin embargo, la pregunta, aunque en la prórroga de la entrevista, nos llamó la atención, y nos la hacemos hoy nosotros.

¿Cómo le habría ido a Miguel Indurain en la París-Roubaix?

Aquellos eran años dominados por belgas tipo armario empotrado como Dirk Demol, Eric Vanderaerden y Jean Marie Wampers, ganador ese mismo año y a las pocas semanas del Criterium en el típico caso de un ganador de Roubaix con pocas victorias en el casillero, pero un adoquín en su casa.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Luego habrían de venir los años de Franco Ballerini, el ciclista considerado perfecto para Roubaix recuerdo que dijo una vez Jean-Marie Leblanc, también el viejo Duclos Lasalle y el más bruto de todos, Andrei Tchimil y su legendaria victoria del 94.

Nos cuesta mucho ver a Indurain batirse en aquel lodazal y peligro intrínseco, más cuando estaba en la carrera por el Tour, sin embargo, a pelo, sin otros objetivos a la vista, querríamos haber visto al navarro, un portento físico, buen estratega y avispado anticipando peligros en la reina de las clásicas.

Incluso diría más, si el recorrido y los tramos no le dieran para romper la carrera, su sprint tras 260 kilómetros no era nada despreciable, recordad como dejó sin planta a Museeuw y Ludwig en un mundial.

Hoy son todo conjeturas, y más con el condicionante de las grandes vueltas que le aguardaban y la primavera que no siempre le sentaba bien, pero fue curioso escuchar esos periodistas comentar lo de Roubaix al ciclista que siempre vimos lo más alejado posible del infierno y todo lo que significaba.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Leyendas del fútbol americano a las que les encanta el ciclismo

futbol americano ciclismo

Chad Greenway, Connor Barwin y Kellen Winslow II son algunas de las estrellas de la NFL que se han declarado amantes de la bicicleta

No es ningún secreto que un buen número de deportistas de élite, pertenecientes a otras disciplinas que poco o nada tienen que ver con el ciclismo, son amantes de la bicicleta. En algunos casos, como hemos contado en la web, incluso se pasan de un deporte a otro.

Sin embargo, cuando hablamos de algunos deportes en concreto, como en el caso del fútbol americano, quizás nos cuesta más imaginarnos a estos deportistas, caracterizados por el músculo y el gran tamaño, especialmente en el caso de algunas posiciones, subidos a una bicicleta.

Pues nada más lejos de la realidad. Son muchos los deportistas de la National Football League (NFL) que se han declarado abiertamente amantes del ciclismo, pero aquí solo os vamos a habla de algunos de los más destacados.

El primero de ellos es Chad Greenway, que fue linebacker (apoyador o apoyo) durante nada menos que once años en los Minnesota Vikings de la NFL. Greenway ha declarado en varias ocasiones que utiliza su bicicleta para recorrer hasta nada menos que 60 millas (poco menos de 100 kilómetros) en un día, eso sí, esto solo ocurría cuando estaba fuera de la temporada regular. Greenway también ha puntualizado que generalmente recorría entre 20 y 40 millas para no reducir su masa muscular, siguen siendo unas distancias generosas (entre 32 y 64 kilómetros).

Connor Barwin es otra de esas leyendas del fútbol americano que afirma utilizar la bicicleta diariamente. Probablemente, y entre otras cosas, esto le haya permitido extender su carrera como profesional y militar, hasta hace solo unos meses y a sus 34 años, en uno de los equipos líderes de las apuestas NFL, los New York Giants. En la actualidad, Barwin se ha convertido en el asistente del gerente general de los Eagles y es uno de los defensas más valorados de la NFL. En lo que respecta al ciclismo, ha afirmado que, como entrenamiento a intervalos, es muy probable que le haya ayudado a mantener una forma física adecuada para el fútbol americano.

futbol americano ciclismo

Cuando hablamos de entrenamiento a intervalos podemos imaginar la siguiente situación: estamos sobre nuestra bicicleta, pedaleando suavemente, hasta que encontramos una colina. Una vez que llegamos a esta colina, empezamos a pedalear con fuerza, hasta alcanzar su cima (siempre y cuando no sea demasiado largo el camino). Posteriormente, volvemos a pedalear suavemente hasta encontrar una nueva colina y repetir el ejercicio. Este tipo de actividad imita, de manera muy acertada, la manera en la que se comporta un jugador de fútbol americano sobre el campo de juego.

Por último, nos gustaría mencionar a Kellen Winslow II. Al margen de no tratarse de un jugador especialmente brillante, y haber destacado más por sus problemas personales que por su carrera profesional, cabe hablar de Winslow por una sencilla razón: el ciclismo le permitió recuperarse de un accidente grave. En el año 2005, este tight end (o “ala cerrada”, una de las posiciones ofensivas del fútbol americano), tuvo un accidente de motocicleta que pudo haberlo dejado fuera del terreno de juego de por vida. Sin embargo, según ha declarado en numerosas ocasiones, la bicicleta le permitió reconstituir su fuerza y su resistencia. Según dice Winslow, desde aquel momento, se volvió un amante del ciclismo y recorre entre 30 y 40 millas diariamente (entre 48 y 64 kilómetros).

La pasión de estos jugadores o exjugadores profesionales de fútbol americano por el ciclismo no hace más que confirmar lo que muchos de nosotros ya sabemos: se trata de un deporte muy útil, que puede no solo optimizar la calidad de otros deportistas en sus disciplinas, sino ayudar en la recuperación de lesiones.

Presupuestos de equipos ciclistas: no todo reside en el dinero

Ineos Tao Geoghegan

Los equipos ciclistas no triunfan sólo con presupuestos altos

En la resaca de la temporada ciclista, dulce resaca tras una buena Vuelta, nos quedan algunos tweets sobre los presupuestos de los equipos ciclistas que no queríamos pasar por alto…

Cambrils 400×400 OCT20

 

Los dos gráficos que Javier dejó hace unos días muestran una cosa que hace tiempo que pensamos y a veces repetimos: fiar el éxito de un equipo al presupuesto que maneja es injusto e incompleto.

Y la clave la vemos ahí, en una foto en la que todos los equipos se mueven en ciertas franjas salvo Ineos Grenadier, que con su obsesión por acaparar talento demuestra que doblar con holgura el presupuesto de los rivales no le sale a cuenta, al menos en el cómputo de puntos UCI.

Por que otra cosa es lo que logran a través, por ejemplo, de ser el equipo de referencia del Tour y todo lo que pueden montar alrededor de ello.

Sin embargo su coste puro y duro es, a la vista está en el primer gráfico el más ineficiente de todo el pelotón.

Una ineficiencia que vimos en la Vuelta de Richard Carapaz, muy desasistido en los momentos que, por ejemplo, Primoz Roglic estaba acompañado.

En todo caso, Ineos nació con una misión y la lleva cumpliendo desde su inicio con una colección histórica de triunfos en la mejor carrera que parece complacerles por todo el año, con excepciones de alguna grande, la obsesión de Froome por tener las tres, la sorpresa de Tao en este Giro y de aquellas primaveras a las que acudían para ganar alguna «major», tipo Lieja con Poels o las Roubaix que coparon en los instantes clave pero nunca dominaron.

El Tour es el inicio y final de este equipo, y para ello fichan a placer, a unos niveles tales que si son ocho los que deben ir, puedan escoger entre veinte.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Los ratios de cordura y eficiencia los tenemos en Jumbo y Deceuninck

Los primeros han armado un equipo admirable, con unas nóminas racionales y un rendimiento que a la vista está.

De hecho cuando valoramos la derrota de Roglic en el Tour, pensamos en la dificultad de mantener a Dumoulin, Van Aert, Kuss, Gesink y otros bajo el mismo paraguas con ese presupuesto.

Deceuninck es un ejemplo de motivar el grupo a tal nivel que cualquiera que vista ese maillot es capaz de lo mejor en el momento más insospechado.

Y no sólo eso, a los cabeza de cartel se le añade una continua renovación que demuestra que los rastreadores hacen su trabajo con una pulcritud extrema.

Ambos equipos tienen menos de la mitad de dinero que Ineos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La gestión del colectivo, «el hoy por ti mañana por mí», se lleva en otros equipos y el resultado lo vemos.

El caso del Sunweb que no contento con el Tour que se cascaron, sacaron dos integrantes del podio del Giro, o el Bora, donde hace tiempo que la emancipación de la segunda línea respecto a Peter Sagan es un hecho.

El UAE está a caballo de todo, sacando brillo a una amplia plantilla en la que se pueden permitir el declive en el rendimiento de Gaviria o la desaparición de Aru, sin fiarlo todo, como pudiera parecer, a Pogacar: el peso se reparte entre varios incluso Kristoff, eterno.

Un equipo coral es Astana, donde todos ponen el granito de arena, qué decir del Education Fisrt, un prodigio de efectividad, y en las antípodas de Fenix o Arkea, muy dependientes de sus figuras, tanto Van der Poel como Nairo.

Aunque en descargo de estos está el gasto que mueven.

Movistar nada entre los equipos más caros, pero su eficiencia es la penúltima de la lista, sólo le empeora el Ineos

Aquella segunda línea que amamantaba de calidad y puntos al equipo despareció, se fueron tres líderes, a Valverde le pesa la edad, Mas no es un ganador más allá de su rendimiento en las grandes y Soler apunta a una versión que habrá que ver si se potencia.

Presupuestos en equipos ciclistas altos no implica grandes resultados.

En fin, que las cifras que pasó Javier por twitter son muy oportunas para desmontar ese mantra de que en el dinero reside la clave del éxito de un equipo, también cuenta lo que surja desde el coche y de la iniciativa e intuición individuales de los corredores.

Gore 400×100 MArzo2020

Bryton Ryder 750 contempla todas las necesidades del ciclista

El Bryton Ryder 750 viene en dos versiones para el ciclista

Bryton Inc. ha anunciado esta semana el lanzamiento de una nueva incorporación a su gama de ciclocomputadores GPS, el Rider 750. Este nuevo dispositivo contará con una pantalla táctil a color de 2,8″ con una interfaz gráfica de usuario (GUI) actualizada, navegación con mapas OSM precargados y será el primer dispositivo Bryton con búsqueda por voz en el dispositivo, así como con soporte para rodillos inteligentes ANT+ FE-C (Fitness Equipment Control).

Con el lanzamiento de este modelo, Bryton también ofrece una amplia gama de nuevas características, incluyendo la Simulación de Ruta Virtual y Entrenamiento con Rodillo Inteligente, que utilizan la aplicación Bryton Active. Además, con el Rider 750, Bryton ha mejorado su compatibilidad con E-Bike al incorporar soporte para Shimano STEPS, lo que permitirá que los datos de batería, modo de alimentación y duración de la conducción aparezcan en color en la INTERFAZ gráfica de usuario del Rider 750.

«Con el lanzamiento del Rider 750, esperamos revolucionar la línea de productos de Bryton», ha afirmado Samuel Wang, CEO de Bryton.

El Rider 750 llegará al mercado a partir de noviembre y estará disponible en dos versiones diferentes: el paquete básico (Rider 750E), que incluye el dispositivo y soporte Sport Mount, disponible a partir de 249,95 euros; y el paquete de sensores (Rider 750T), que incluye el dispositivo, soporte Sport Mount, sensor de cadencia inteligente, y sensores de velocidad y frecuencia cardiaca, que se vende por 319,95 euros. Junto con una potente duración de la batería de 20 horas, incluye mayor capacidad de almacenamiento interno, tecnología BLE 5.0 mejorada y soporte completo GNSS (5 satélites).

Características del Bryton Ryder 750

Pantalla táctil a color con GUI
Diseñado con una gran pantalla táctil a color de 2,8″, el Bryton Rider 750 incorpora una nueva interfaz gráfica de usuario (GUI) intuitiva e iconos fáciles de entender. Incorpora tanto un modo de visualización de datos clásico como de un nuevo modo de visualización totalmente gráfico a todo color. La pantalla táctil también facilita el desplazamiento a través de los datos y las páginas de mapas, incluso cuando se usan guantes.

Mapas precargados y capacidad para actualizar mapas
El Rider 750 viene precargado con mapas de las principales regiones de todo el mundo. Estos mapas globales gratuitos se actualizan cada 6 meses. Otros mapas también están disponibles para su descarga gratuita y se pueden cargar en el Rider 750.

Navegación en línea
Usando Open Street Maps (OSM), el Rider 750 proporciona información de ubicación y dirección detallada de un vistazo. Al utilizar la función de navegación, se puede visualizar la guía detallada de la ruta giro a giro, incluida la información de distancia y dirección antes de cada giro, y, al reiniciar la ruta, el Rider 750 realizará un auto re-routing para continuar con la ruta.

Seguimiento de ruta con información POI/Peak
Conocer la distancia a la próxima parada siempre es motivador y útil. Después de configurar la información de POI y Peak usando la aplicación Bryton Active, el Rider 750 permite comprobar la distancia al próximo POI o Peak en el modo Follow Track (seguimiento de ruta), lo que permite tomar la decisión correcta en función del estado y mantenerse motivado durante la ruta.

Búsqueda por voz en línea
Con conexión a Internet, se pueden buscar ubicaciones en el Rider 750 por voz, eliminando la necesidad de usar el teclado de la pantalla. Disponible en más de 100 idiomas, las funciones de búsqueda de voz permiten una búsqueda más rápida, más intuitiva y más cómoda para encontrar POI y otras ubicaciones.

Soporte para rodillos inteligentes ANT+ FEC
El nuevo Rider 750 incorpora soporte de rodillo inteligente ANT+ FE-C (Fitness Equipment Control), el Rider 750 ofrece una mayor versatilidad y compatibilidad para entrenamientos indoor. Controla tu rodillo inteligente directamente desde el Rider 750, con capacidad para personalizar el nivel de resistencia del rodillo y que se adapte a los objetivos de entrenamiento o establecer la potencia objetivo para lograr el entreno deseado. Además, usando la función Bryton Active App Advanced Workout (entreno avanzado), los entrenamientos personalizados se pueden configurar y seguir cómodamente, facilitándolos aún más.

Ruta virtual
Experimenta un sinfín de posibilidades desde la comodidad del hogar con Virtual Track Simulation (simulación ruta virtual). Utilizando la compatibilidad ANT+ FE-C, el Rider 750 funcionará perfectamente con la mayoría de los rodillos inteligentes y puede simular rutas grabadas desde la aplicación Bryton Active. Estas rutas convertidas pueden simular diferentes gradientes que emulan mejor la experiencia en carretera.

Soporte radar para bicicleta
El Rider 750 es compatible con ANT+ Radar después de un emparejamiento simple. En la pantalla del Rider 750, la banda de radar mostrará los vehículos que se acercan, con iconos fáciles de entender y cambios de color para el estado de aproximación. Además, las alertas de audio se pueden configurar con el radar para notificar si un vehículo que se aproxima pasa el umbral de distancia.

Soporte para E-Bike
El GPS Rider 750 incorpora compatibilidad con E-Bike para Shimano STEPS. El dispositivo puede mostrar varios datos de E-Bike para más de 160 marcas de bicicletas, incluyendo el modo de asistencia, el modo de cambio de nivel de asistencia, la batería de la E-Bike, autonomía de viaje y la posición del cambio trasero.

3 perfiles de bicicleta fácilmente intercambiables
Ahora, con soporte para hasta 3 perfiles de bicicleta, es más fácil que nunca personalizar el dispositivo para cualquier tipo de configuración. La configuración de cada perfil se puede modificar por completo, incluida la posibilidad de cambiar el nombre de cada perfil (bicicleta), para cualquier modalidad de ciclismo.

Escaneo automático del sensor
Después de emparejar varios sensores, el Rider 750 empleará el auto escaneo para buscar automáticamente sensores activos cercanos. Simplemente hay que confirmar la conexión del sensor con el sensor activo y está listo para usar, lo que le permite cambiar libremente los sensores y las bicicletas sin problemas. Usando la aplicación Bryton Active, los nombres de los sensores se pueden personalizar para un fácil reconocimiento.

No veo a Richard Carapaz ganando el Tour de Francia

Carapaz se ve capaz para un Tour que no vemos el más propicio

¿Qué nos parece Richard Carapaz?

Pues un corredorazo que ha crecido en dos años como si una vida hubiera transcurrido por medio.

Pudimos verle ganar en Courmayeur hace año y medio, poniendo la primera piedra en su victoria del Giro de Itala, marcando de oro una jornada en la que Richi se hizo mayor, moviéndose en el momento exacto y sacando partido del marcaje casi obsesivo entre Roglic y Nibali.

En Verona, en su Arena, cambió el estatus y desde entonces ya no es un corredor que goce del factor sorpresa, al contrario, compite vigilado y respetado por unos rivales que saben que en cualquier momento tienen una china en el zapato con este ecuatoriano inquieto que crece según pasan las etapas y busca cualquier renglón para abrir brecha.

Cambrils 400×400 OCT20

 

El año que acaba era una reválida para Richard Carapaz que debutaba en un Tour que no estaba en los planes, lo suyo era defender la corona en el Giro.

En Francia cambió sin problemas de papel, una vez Egan Bernal se vino abajo, asumió el mando del equipo firmando unos Alpes antológicos, siempre escapado, abriendo la puerta al estreno de Kwiatkowski en el palmarés de la grande boucle.

Esos días de Tour que Carapaz luchaba y luchaba sin resultado, pues al final hasta Pogacar le quitó la montaña, admiramos el tesón y valentía de un corredor que nunca bajó los brazos.

Y esa tenacidad pareció tener recorrido en la Vuelta hasta que se cruzó con Roglic.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

El mismo al que había batido en el Giro, le paró los pies en España en un balance que es positivo, ser segundo es un resultado muy bueno, pero que siempre nos dejará con la duda qué habría pasado si hubiera tentado antes en la Covatilla, un kilómetro antes y…

No lo sabremos nunca, y poco podemos darle vueltas, pero la duda queda, aunque, claro, si hubiera saltado antes quizá habría muerto en la orilla, eran casi tres semanas de competición a cara perro en las piernas.

En todo caso Carapaz sacó ese espíritu que nos prendó en el Tour en el momento cumbre de la Vuelta para hacer soñar a quienes creen que este ecuatoriano puede volar aún más alto.

Richard Carapaz ha sido el mejor ciclista latinoamericano en una campaña rara caracterizada por la ausencia de colombianos en los podios de las grandes, una de las imágenes fijas de estos años.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Leemos que ahora se centra en el Tour de Francia, no querría saber lo que sería Ecuador si Carapaz gana allí, aunque se nos hace complicado pensar que pueda lograrlo.

Y por varios motivos…

Por un lado por que el Tour se ha granjeado una lista de favoritos en la que corredores como Pogacar creo que va a hacer falta algo más que suerte para que los apeen.

Luego está el recorrido que no es el que era, con menos montaña, más concentrada y un par de cronos, de las que podría salir vivo pero sí tocado.

Y por fin el propio Grenadier, donde las jerarquías de noviembre poco tienen que ver con las que se plasman durante la carrera, aunque ahora mismo no son pocos los que podrían optar, y eso que Froome ya no está en la terna.

Así las cosas, Carapaz no necesita el Tour para ser querido y admirado, en todo caso, necesita seguir así, corriendo como lo hace, equidistante entre la agresividad y la estrategia, por

Gore 400×100 MArzo2020

 

Seis días de Gante, el concepto «bombonera» llevado al ciclismo

Seis dias de Gante velodromo JoanSeguidor

Así describe Iljo Keisse su relación con los Seis Días de Gante

Entre lo mucho que nos ha robado el 2020 están los Seis Días Gante, una prueba que debería haberse celebrado estos días y que hace un año pudimos disfrutar.

19Hoy queremos traer aquí las impresiones de un tío que es un espectáculo ver rodar y que ha crecido en esta carrera, Iljo Keisse…

Se trata de una de mis carreras favoritas, no es un objetivo inicial del equipo, pero su atmósfera es especial. Aquí me hice profesional donde hay que serlo primero, en la pista, y luego inicié mi periplo en la carretera.

Venir a Kuipke es volver a las raíces.

Mi padre entrenaba jóvenes pistards y yo me animé a probar. Cuando iba al cole me dejaban venir un rato a ver las carreras, hasta no muy tarde, pues tenía que ir a la escuela al día siguiente. Ahí estaba admirando los corredores, pidiendo autógrafos, cimentando mi amor por la pista.

El evento es único, en un recinto ya viejo, pero singular en un ambiente festivo, donde al que la gente se acerca y se toma unas cervezas y charla con amigos, mientras ve las carreras.

Los Seis Días de Gante es como volver a los setenta…

Cambrils 400×400 OCT20

 

Debuté en el año 2003. Entonces los equipos eran de dos integrantes que competían juntos toda la temporada, no como ahora. Llegué a perder 38 vueltas en una edición que me tocó con un compañero nuevo.

Mi primer triunfo fue en 2005, con Mathew Gilmore, un ciclista al que había admirado en mis años de grada.

Con el tiempo me fui centrando en la carretera y aquí he venido a pasarlo bien, realmente bien. El año pasado competí con Cavendish, quien tuvo una caída muy fea la primera noche y eso nos sacó de competición. Fue la primera vez en diez años que no estuve en el podio.

Una cosa es segura, el año que viene volveré, éste ha sido imposible, y eso que tenía previsto competir con Michael Morkov. Con las grandes vueltas tan cercanas, hubiéramos llegado en un gran momento de forma.

©Luc Claessen / Getty Images
Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Ruido, pasión y calambres de emoción cincelan la experiencia de los Seis Días de Gante

En el umbral del velódromo de Kuipke, en el Citadelpark, no lejos de las tres torres que marcan la silueta básica de Gante, lo primero que ves cuando entras es un cartel  que reza «sold out» para los Seis Días de Gante.

En efecto, la carrera más famosa de ciclismo en pista en Bélgica es una locura que si entre semana rebosa de gente, el fin de semana echa el cierre, porque sencillamente no cabe nadie más.

Bienvenidos al ciclismo en Flandes, bienvenidos a los Seis Días de Gante, una de esas experiencias que conviene ver en directo y vibrar «in situ» porque si el ciclismo un día fue una casa de resonancia, el pequeño anillo de Kuipke es el continente.

Un velódromo en el que el recuerdo de Isaac Gálvez es lo primero que nos viene a la mente, su pérdida, hace trece años, la tremenda historia que sucedió a De Fauw, esas fatalidades que rara vez acontecen, pero que cuando pasan , quedan para para no moverse de la memoria.

Viendo el ambiente, la entrega del bien llamado respetable, podemos presentir, sin haberlo visto, el escalofrío que recorrió a los asistentes.

En la grada no se distinguen huecos, todos los asientos ocupados. 

Gente de toda condición, familias, padres e hijos, abuelos con nietos, amigos, todas las edades, todos los aspectos, una pasión exacerbada.

Y un calambre de emoción que recorre la tribuna, los laterales, los peraltes en cada carrera, en cada crono que se rebaja, en cada pareja que sale a la pista.

Mientras, por los pasillos del viejo velódromo, la gente se apresta a apostar, colas en el mostrador y manos en alto con la apuesta, las planchas rezuman humo, hamburguesas van y vienen, se mezclan con frites, patatas fritas y algún hot dog.

 

En los Seis Días de Gante hay pasión en la grada e incondicionalidad en la pista. 

Algunas de las estrellas vienen de la campaña de carretera, más relajadas, desconectadas de las exigencias del World Tour.

Ijko Keisse es un espectáculo en todos los sentidos. 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Verle rodar sobre la bicicleta en la perfección, su larga espalda muere en sendos hombros donde surgen dos brazos angulados y poderosos fijados a los laterales del manillar.

Su pareja es Mark Cavendish, qué decir del amigo.

 

Cuando ambos buscan rebajar el crono de vuelta lanzada, la gente enloquece: primera vuelta y Keisse alza las manos, pide complicidad, la grada se entrega, la música sube, el ruido crece, resuena el lugar como una caja de sonidos, la pasión cotiza al alza, Keisse lanza a Cav, los 175 metros los hace a full… marca el mejor tiempo, por el momento, el ruido es ensordecedor.

 

Fuera tres o cuatro grados, dentro de Kuipke bochorno, calor, el público vibra al paso del ciclista en una danza infinita, una relación casi íntima.

Una actuación musical pone pausa en la locura de la noche central de los Seis Días de Gante.

Algunos aprovechan la tregua para ir al baño, para buscar comida, los que quedan se entregan al cantante, que musita en riguroso flamenco.

Es la comunión total.

Gore 400×100 MArzo2020

 

La carrera de americana es vibrante.

Desde la misma zona de prensa, en la pelouse, ligeramente elevados, casi sentimos el corazón de los corredores sacando lo mejor de sí

Cada vuelta que se toma se celebra como un triunfo final.

Es una lucha sin cuartel donde los campeones del mundo Roger Kluge y Theo Reinhardt marcan el paso.

La suya es la pareja de referencia, corren a contrapié, porque el dúo Jasper De Buyst y Tosh Van der Sande manejan la carrera como les gusta, desde adelante.

Los dos, belgas, llevan la carrera por el borde, a la locura, sin complejos, ganan una americana preciosa, donde los 175 metros de cuerda propician vueltas dobladas cada pocos minutos.

Entrevista Seis Días de Gante JoanSeguidor
Entrevista a Van der Sande tras su americana victoriosa

 

Son doce equipos para los Seis Días de Gante, doce parejas, cada una patrocinada por una firma diferente.

La carrera no es sólo competición.

La pelouse se queda pequeña de gente charlando, bailando, rebañando un hot dog, mientras se dejan el cuello siguiendo lo que pasa en la pista.

Fuera, ajenos al ruido, una carpa paralela se dispone a modo de «feria de abril» a la belga, con empresas recibiendo sus clientes y los VIP apurando una tabla de quesos regada por una buena cerveza entre carrera y carrera.

Los Seis Días de Gante son dignos de ver y apreciar, una de esas historias que al día siguiente encuentras en la prensa del lugar, que puede seguir en la mítica Sporza, por las noches, porque al mediodía te habían dado la Copa del Mundo ciclocross en Tabor.

Así son las cosas por estos lares, una ceremonia, un ritual casi social, que trenza el ciclismo como hilo conductor, como casi la excusa.

Por cierto que los Seis Días de Gante cayeron del lado de Kenny De Ketele  y Robbe Ghys, es la cuarta corona para De Ketele, lejos aún de las once del legendario Patrick Sercu.

 

#Top2020 Arnaud Démare y la virtud de saber escoger

Para Arnaud Démare el 2020 ha sido intenso y rentable

En el CQ Ranking de victorias del año que languidece, Arnaud Démare domina con catorce victorias, lo hace en solitario, en un lote de triunfos logrado en menos de cinco meses de competición real.

Todo un logro.

Le sigue de cerca Primoz Roglic, el mejor ciclista del mundo, a un par, cinco por detrás aparece la avanzadilla de la nueva generación, Pogacar & Evenepoel.

Quinto es otro velocista Pascal Ackermann.

Cambrils 400×400 OCT20

 

Muy posiblemente si hablamos de velocidad a pelo, ni Pascal Ackermann ni Arnaud Démare sean los mejores de la especie, posiblemente pensemos en los que se repartieron el premio gordo del Tour Caleb Ewan y Sam Bennett, y también nos acordaremos de los dos de Polonia, Jakobsen y Groewevegen.

Sin embargo la vida no sólo consiste en ser el mejor a pelo, hay otros factores, abrir el foco, ser más completo y también inteligente.

Arnaud Démare entra en nuestro top de 2020 por un compendio de todo lo expuesto.

No creo que gane a pelo a Ewan o Bennet, pero el francés de Groupama sabe elegir bien y es más completo y eso le vale para ser el ciclista más laureado de la campaña y el velocista que hemos incluido en esta lista.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Por que ya sabemos que una victoria el Tour vale por diez de las otras, sobretodo en lo mediático, pero en este ciclismo ganar es complicadísimo, en cualquier sitio, una victoria tiene su mérito, imaginaros catorce.

Arnaud Démare prescindió del Tour por que no veía claro su encaje con Thibaut Pinot en el equipo y al mismo tiempo le sobraban dedos de una mano para contar las oportunidades que detectaba.

No se presentó en el Tour ni siquiera con un triunfo en el nacional francés sencillamente memorable, donde sacó partido al equipazo que le rodeaba, pero también a un estado de forma brutal que le sirvió para entrar en el cuerpo a cuerpo y ganar a Alaphilippe.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Ese estado de dulce lo perpetuó hasta que dejó de competir, hasta la misma llegada del Giro a Milán.

Antes de la grande italiana hizo fortuna en Valonia, Poitou-Charentes y Luxemburgo, y en Italia se llevó cuatro etapas y peleó por el ciclamino contra el mismo Peter Sagan.

Arnaud Démare prosigue así un palmares que no será el más grande, pero sí uno de los más selecto, un gourmet de Beauvais que tiene el mismo gusto para escoger que la catedral que corona este pueblo al norte de París.

Imagen: FB de Giro d´ Italia

Gore 400×100 MArzo2020

 

Ciclismo femenino ¿Cuáles son las mejores de siempre?

ciclismo femenino Jelena Eric

El top de la historia del ciclismo femenino nos trae apellidos de siempre

Todos tenemos claros nuestros ciclistas top en la historia del ciclismo masculino, pero ¿qué pasa con las mejores de siempre?

Esta pregunta se la realiza Nacho en un nuevo vídeo a la ciclista del Movistar Team Jelena Eric y nos dan sus cuatro top de la historia.

Y entre ellas el fichaje estrella del equipo celeste para el nuevo año: Annemiek Van Vleuten

Cambrils 400×400 OCT20

 

Con ella en el equipo está claro que la estructura telefónica va a dar un paso decisivo hacia adelante.

Lo que hace un par de meses nos contó Saúl sobre el fichaje de la mejor ciclista del mundo ahora mismo lo corrobora la propia Jelena.

Y es que formando parte de la historia de siempre del ciclismo femenino, Van Vleuten demuestra que ver ciclismo femenino, es ver un poco el ciclismo de antes, el de siempre, por el que suspiramos a diario y llega a cuenta gotas.

Tenemos numerosos ejemplos.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

En Movistar esperan que el salto de calidad de Van Vleuten sea el empujón que necesita el ciclismo femenino.

Y un bonus track: una breve pero directa opinión sobre Pogacar, a éste no se le pondrá nada por delante.

Queremos agradecer al Café-Bar Polmar, cycling hub de la Marina Baixa, habernos guardado un rinconcito de su local para esta charla.

 

Imagen: Movistar Team