Alexander Kristoff peso Featured

El tema del peso de Alexander Kristoff es como el día de marmota

 

De la campaña pasada guardamos la historia de éxito de Alexander Kristoff en la Gante-Wevelgem, un victoria de peso, todo en una carrera en la que el noruego dio un recital de estrategia y fuerza, por que el fondo ya se le supone.

En esa carrera Kristoff puso fin a muchos años sin ganar una gran clásica, cuatro nada menos, y demostró que ese cache que le acompaña no es gratuito ni casual, que un campeón de su etiqueta puede volver en cualquier momento y resultar ganador, incluso cuando hace un año por estas fechas barruntábamos que Kristoff tendría que trabajar para Gaviria.

Pero Alexander Kirstoff logró el triunfo y dio que hablar, no poco, de su figura, de su peso, que no era lo fina a la que estamos acostumbrados en este ciclismo de alambres andantes.

 

Ya entonces dimos nuestra opinión e incluso cerramos con las palabras de uno de los colaboradores que había dejado en este mal anillado cuaderno.

A veces más es menos y en este caso, si llevamos una mala alimentación, por muy finos que lleguemos a estar, esto no va a suponer en muchos casos un mejor rendimiento, al contrario hay un factor genético que por mucho que nos queramos saltar es el que nos toca.

Tal vez no nos veamos tantas venas como nos gustaría pero estemos en una forma espectacular, aunque no tengamos unas piernas descomunales y sin embargo vamos como un tiro.

Porque salir en bici mola, pero dejar de comer no!

También afirmamos que…

Sin embargo, más allá de las apariencias, de su peso, Alexander Kristoff era una máquina perfectamente engrasada para ganar.

Era una máquina de matar en un día inspiradísimo en el que dejó claro que él era el capo, porque Gaviria no estaba lo bien que esperaba.

Y así Kristoff corrió una carrera perfecta, no sobre el papel, pero sí en el resultado, solo, entre cortes, guardando en el grupo, cara al viento y desplegando una fuerza demencial en el sprint final.

Tras la carrera surgió una infografía de Velon en la que se detallaba que Kristoff movió 1400 vatios en ese sprint.
Leemos ahora que Alexander Kristoff no estará en el próximo Tour.
SQR – GORE

 

Son siete años, siete veranos sin estar con la familia y Alexander Kristoff irá a las clásicas y al Giro, algo similar a lo que hará Peter Sagan, aunque éste no creo que se quede sin Tour, más que nada porque allí se justifica la gran inversión que implica tenerle.

En el último Tour Alexander Kristoff formó parte del UAE que tuvo problemas con la bebida energética -menuda publicidad-.

En la misma pieza de CyclingNews Kristoff admite que llegó a coger seis kilos durante el Tour de Francia, un sinsentido, por donde se le mire, dada la exigencia de la competición.

«Así no había forma de competir con garantías» comenta.

El peso es un tema recurrente en el ciclismo profesional, el peso y lo que implica para tenerlo a raya.

Rohan Dennis admite que la mala conciencia de tomar una cerveza le corroe al punto de alterar su alimentación.

Es tremendo, sabemos que son pros, pero el ciclista contemporáneo provocaría llanto en nuestras abuelas: Enric Mas, Romain Bardet, Chris Froome, el Alejandro Valverde anterior al Tour de Francia.

Alexander Kristoff dice que lo de su peso está bien, hasta cierto punto y sin dejar seco al corredor, que esa es otra, cuando exprimes y exprimes y el ciclista queda sin fuerza.

Lo dicho muchas veces, lo que vean en la tele no lo hagan en casa y si tiene la más mínima tentación, no lo hagan con niños delante.

Imagen: FB UAE Team Emirates

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.