Ciclistas gravel JoanSeguidor

Potenciar modalidades como el gravel puede sacar ciclistas de la carretera

Todo surgió en una conversación con una marca de bicicletas, cuyo interlocutor seguro se dará por aludido.

Lo cierto es que la industria de la bicicleta no es la de hace dos o tres décadas.

La importancia que las marcas han adquirido en el ciclismo en general, y en la mente del consumidor, por ende, ha ido en aumento,

En el tiempo, mirando atrás vemos que el gremio de la bicicleta ha sabido orientar, moldear los gustos de ciclistas de medio mundo.

Introdujeron novedades, los calapiés, los manillares de triatleta, y con el tiempo materiales más ligeros, menos rígidos.

Materiales que generan unos debates casi acalorados.

Los frenos de disco son una de las últimas novedades, con no pocas polémicas hasta en competición.

En otros ambientes, las «fatbikes» fueron otro intento, aunque éste sin mucha fortuna.

Comentando, comentando, surgió el gravel y la potencia que está adquiriendo.

Es ahora mismo, me decía mi interlocutor, un nicho, pequeño aún, pero con un potencial enorme.

Es un nicho, sí, como la MTB lo fue en su día, allá por los noventa.

Pero todo surge siendo un nicho hasta que crece y se extiende.

Y el gravel, posiblemente la bicicleta más completa que haya parido la industria, trae consigo otras ventajas.

Ciclistas de carretera que han tenido accidentes, o en el mejor de los casos, sustos que le quitan las ganas de jugarse el bigote sobre el asfalto.

Lleva la bicicleta donde quieras con Nacex

Algunos de esos ciclistas dejan en el garaje la bicicleta de carretera y se proponen otros retos,

La bicicleta de gravel es para algunos la tercera bicicleta, sacarla más a menudo saca ciclistas de la carretera.

El gravel es un goce, un placer para los sentidos, caminos, rectas y ciertas sendas que se abren como la carretera no proporciona.

Es ciclismo alejado de los coches, del tráfico y los nervios, ciclismo alejado de conductores que miran el móvil, que conducen despistados.

En tiempos donde la convivencia parece una quimera, potenciar el gravel desde la industria, como se potenciaron otras cosas, puede ser un alivio para ciertas vías.

Alguien me definió una vez la bicicleta de gravel como el arma perfecta.

Está dicho todo.

Porque la situación es grave, y no pocos ciclistas, conductores y otros agentes de la vía pública están hartos.

Si la industria del coche empieza a diseñar pensando en la seguridad del ciclista con alarmas y sensores que detectan bicicletas en la ruta…

¿Por qué la industria de la bicicleta no puede pensar en sus principales clientes?

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.