bidón ciclista featured

Ver un bidón volar por encima del pelotón no es una buena imagen para el ciclista

 

El bidón es al ciclista el alivio, la garganta húmeda, la hidratación, el alimento… pero cuando está vacío, pues eso, molesta.

Cuando por ejemplo hablamos del casco entre ciclistas, nos remontamos con cierta nostalgia a aquellos tiempos que los ciclistas iban desprovistos de él, cuando se les reconocía fácil.

Está claro que el casco al ciclista le da una seguridad que no es baladí, porque según sea el golpe no habría partido de vuelta.

Sin embargo, lo que nunca creí oportuno era pedirle al ciclista que fuera ejemplar en el uso del casco, que ellos debían llevarlo para concienciar a la gente.

La Ciclobrava ya tiene abiertas las inscripciones 

El uso del casco en el ciclismo profesional no debe ser un ejemplo para nadie, no debería al menos, otra cosa es que haya quien así lo tome.

El uso del casco en el ciclismo profesional debe ser por la propia seguridad del ciclista.

Y llegados a un punto, como sucedió durante un tiempo, si el corredor quiere quitárselo en la subida final, cuando la meta esté arriba, pues que pudiera quitárselo.

Otra cosa es cuando hablamos del bidón en el ciclismo profesional…

 

Aquí sí que creo que el ciclismo profesional tiene que dar ejemplo: una vez consumido el bidón, al coche o las áreas de recogida que la organización dispone.

Sí, ya lo sabemos, el coche ensucia, los conductores son a veces unos auténticos cerdos, todo eso lo sabemos, pero ello no implica que el ciclista deba dar ejemplo.

Es que tiene que dar ejemplo.

Si a veces nos quedamos perplejos por la cantidad de escupitajos que vuelan por los campos de fútbol, no podemos menos que pensar que la imagen de un bidón volando del pelotón a una cuneta, a un bosque, a un río, que es lo peor, sea edificante para el ciclismo.

Y es así, tan sencillo como ser coherente con el mensaje de que el ciclismo y la bicicleta son ecológicos, porque pedalear no contamina, y al mismo tiempo tener personas limpias en el mismo.

Y no sólo en el pelotón, también en las cunetas cuando se va a disfrutar de una carrera y queda hecho todo unos zorros.

 

 

Hay mil formas de desprenderse de un bidón y ahorrarnos las imágenes como esa del río o un terraplén con un bidón rodando.

Y es que el bidón en ciclismo es uno de los elementos icónicos, el souvenir que muchos quieren llevarse a casa, desde tiempos inmemoriales, lo más pedido junto a una gorra, incluso los mecheros que le pedían a Mir cuando estaba en el Bic.

Hacer feliz a un niño no es tan complicado, aguantar un bidón un ratito, vacío, estorbando, no debe ser tan suplicio si al final puedes firmar historias como ésta que protagonizó George Bennett

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.