El cambio de paso de Richie Porte

Richie Porte se cae de los grandes del Tour, esta historia nos suena…

Leí no sé dónde, al hilo de la etapa de ayer, que habían pasado más cosas camino de Chambery que en los cinco Tours anteriores juntos. Hombre, en cierto modo, tenían razón, aunque estas afirmaciones siempre conllevan una dosis de injusticia porque los últimos Tours, aunque los percibamos aburridos, algo siempre han ofrecido.

Sea como fuere, donde un servidor veía más poder decisorio era en los descensos, más con agua, y sobre todo en el descenso del Mont du Chat, la subida final, muy dura, muy al estilo de esta zona, pendiente muy empinada, carretera cambiante, zona boscosas, claros y oscuros sucediéndose y una trampa tras otra en cada curva.

En esa tesitura veíamos a un corredor con especiales problemas, veíamos a Richie Porte comprometido. La carrera se corrió a mil por hora, se multiplicaron los riesgos, recordamos la bajada del Chat en Dauphiné y pesamos que Porte lo iba a tener complicado.

Está claro que el descenso es una lotería, que puede o no tocarte, pero en Dauphiné nos llamó la atención lo inseguro que bajaba el tasmano, por donde iba ser cortaba el grupo, además de forma sencilla y fácil, sin mayor complicación. Chris Froome le puso ese día en apuros, Jakob Fulgsang lo vio en primer persona. Porte estaba inseguro, perdía metros en cada curva, era incluso hasta un peligro para sus compañeros.

Ayer en el descenso del Mont du Chat, Porte se metió en la panza del grupo de los grandes nombres. Sin Nairo ni Contador, el australiano contribuyó a aplacar el ataque de Fabio Aru, en el momento que Chris Froome estaba descolgado por problemas en la bicicleta. Porte jugó limpio, Froome es rival pero también amigo, no quiso aprovecharse de su desgracia, pero está visto que Porte no tiene suerte, no la tiene nunca en los momentos decisivos.

Los motivos verdaderos de la caída de Porte los sabrá él, y sus compañeros de escapada, Dan Martin, en especial, pero también Uran y Bardet, que lo salvaron por esas cosas que pasan en la vida. Porte no quiso perder el tren y al final le pasó por encima. En la previa del Tour, ya dijimos que Porte tenía varios nudos gordianos por resolver, y este descenso era uno de ellos. No nos equivocamos, y podéis creer que nos habría encantado hacerlo.

Porque más allá de las banderas y complicidades que nos despierten los corredores, queremos ver los méritos y Porte creo que había acumulado los suficientes para hacerse acreedor de algo grande, aunque en el líder de BMC comprobamos lo complicado que es ser un grande, pero un grande de verdad, unos de esos corredores de época, viéndole a él, podemos valorar el mérito que tienen Froome, Indurian, Hinault,…

No sé si Porte es de ultimatums y si valorará las cosas de forma diferente en lo sucesivo, pero esta situación no es nueva para él, se ha visto en tantas similares que seguir insistiendo tiene mérito pero no sé si es necesario, tiene 32 años, un excelente palmarés y quizá Giro y Vuelta le resulten más asequibles.

Imagen tomada de FB de BMC Racing Team

INFO

El Bkool Smart Pro + Simulador 1 Año
sólo 379,00 €antes de MAÑANA

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.