Mi camino hacia Tokio ha comenzado

Este bronce es el principio de un camino que emprendo para un objetivo claro: los Juegos Olímpicos de Tokio. Una vez no pude estar el año pasado en Rio, quiero volver a los Juegos. Entonces me senté y valoré dónde podría tener opciones y esa vi la prueba. Mi intención y mi oportunidad son apostar fuerte en el omnium. Conseguí ganar el Campeonato de Europa y desde entonces trabajé con la mente en el mundial.

Y me planté en Hong Kong con toda la ambición, pero no fue fácil. Cada prueba fue un mundo. El scratch se corre a 40 vueltas, todo el mundo esta fresco, porque es el inicio, todos quieren empezar bien el omnium y los rivales directos se vigilan mucho. Fue una carrera súper rápida dónde al final los corredores más fuertes pudieron ganar vuelta.

Luego vino el “Tempo Race»: para mi la carrera más dura y difícil de controlar. En este mundial hubo modificaciones: 20 puntos por doblar el pelotón, así que la táctica y las piernas juegan un papel determinante.

La eliminación supone un peligro constante, por suerte no me caí, pero es increíble la tensión que se vive en esta prueba. Y al final una puntuación, a sólo 100 vueltas, donde la ambición de cada corredor y las circunstancias de carrera determinan la posición final del omnium.

Si os he de ser sincero mis mejores momentos estuvieron en la primera mitad del programa, al ganar el scratch y ser segundo en el “Tempo Race”. Por contra, lo pasé mal por darle tanto margen al corredor de Nueva Zelanda, Aaron Gate, durante el primer cuarto de carrera de la puntuación, que después demostró hacer un carrerón.

De Hong Kong vengo con muchas lecciones aprendidas: ser más completo y sobretodo más rápido. Ahora bien, de este mundial me llevo un buen aprendizaje, concretamente en la puntuación y de cómo debo mejorar los tempos de carrera. Por ejemplo, en el Europeo y la Copa del Mundo no salí a correr los puntos siendo el líder del ómnium, así que puedes correr hacer otra táctica de carrera.

Si me pedís señalar rivales creo que aún es pronto… aunque está claro que Benjamin Thomas va a ser un rival muy duro, es joven y muy rápido. Ganar el Omnium y la Madison el mismo año describe el potencial que tiene.

Al ser una medalla en modalidad olímpica, tendré beca, pero si os soy sincero no pienso en ella. Lo que de verdad me motiva es conseguir a corto plazo el maillot arco iris y a largo plazo el oro olímpico.

Con todo creo que este formato es más dinámico, ya que no hay pruebas cronometradas, todas son de grupo y en un solo día. No hay mucho margen de error ni de mejora, es lo que hay, y para todos. La conclusión que saco de esta prueba es que es súper abierta y un fallo en una de las tres primeras pruebas pueden borrar tus opciones a medalla.

Pasado el mundial de pista, seguiré compaginando la pista con la carretera. En mi opinión, pienso que ambas son totalmente compatibles.

Ahora tengo dos escenarios: a corto plazo, hacer una buena temporada de ruta con el equipo Inteja. Y a largo plazo, como he dicho anteriormente es conseguir el oro en los JJOO de Tokio.

Por Albert Torres

INFO

Sanremo Speedsuit de Castelli cuenta con diseño único de una sola pieza con la comodidad de maillot y culotte

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.