Tour: A Froome háblale de resultados

Como decía aquel, háblame de finales felices y no de comienzos venturosos. Chris Froome está en terreno de lo desconocido, cerca de pisar lodos que sólo cuatro alcanzaron pero que consiguieron mejorar. Froome puede ganar su cuarto Tour de Francia, le quedan 22 etapas y una enorme vuelta por el hexágono para conseguirlo. De ser buena su estrategia descolgaría el grupeto de Bobet, Thys y Lemond para verle el dorsal a Indurain, Merckx, Hinault y Anquetil.

La sola mención de estos nombres dimensiona los terrenos que está explorando Chris Froome, son pasillos de leyenda, atisbos de grandeza reservada a muy pocos, a poquitos de entre los mortales. Si el ciclismo tuviera un olímpo, esto sería lo más parecido. Si fuera un “hall of fame”, el busto del inglés podría estar en el vestíbulo.

Con Chris Froome cabe una certeza, al menos hasta la fecha, si ha de ganar lo sabremos rápido, si éste no es su Tour, también. Todos sus triunfos los resolvió en los primeros envites, dando el primero, que dicen dan más fuerte. El Tour que perdió, por contra, lo perdió rápido, entre las lluvias inglesas y las caídas en la antesala del pavé.

Chris Froome por eso quiere resultados, aunque llega a cero. Inquirido por la carencia de brillo en sus triunfos, quizá sobre todo la del año pasado, Froome vino a resumirlo fácil: “Lo que cuenta es ganar”. Y tiene razón, ganar te sitúa en la estadística y el número, pero trascender, no sé yo.

Por lo que sea hay una corriente extendida de que Chris Froome basa en exceso sus éxitos en el equipo, y eso no es malo, no, pero sí da la medida de cuánto influyen los recursos y la facilidad que tengas para fichar. Si el Team Sky había bebido de las mejores aguas de un equipo que también vestía de azul y era anglosajón, en lo táctico no confundamos, el año pasado los de negro, que irán de blanco para la ocasión, no dominaron, hicieron de la carrera su zaguán, un sitio donde pasar el rato, sestear y aburrir someramente a la afición.

Y es que recordamos el pasado Tour como uno de los peores de las ultimas ediciones, llegando a cuestionarnos si a efectos de imagen a Sky y el conglomerado que tiene detrás le sale a cuenta dominar de esta manera. En sus declaraciones Froome recuerda, con razón, que hubo dos momentos de carrera en los que brilló: ese abanico con Sagan, el descenso en los Pirineos,…

Como decimos, Froome llega con el casillero a cero al Tour, un efecto que dará por muy buen empleado si consigue ganar aquí, o incluso en la Vuelta, la carrera que es, curiosamente, su asignatura pendiente, pues al Giro no ha ido aún. Que Froome llegue de vacío creo que significa que va a estar como un tiro al final, que es cuando creo que espera se decida lo “gordo” de estas tres semanas.

Dice que el recorrido no le emociona, pero a los campeones el trazado no es más que el medio para el fin, ganar, y Froome, con esa polivalencia, poco o nada tiene que esperar sobre el diseño de la carrera. Yo creo que le va bien cualquier trazado, y es más, a veces cuando más incierto resulte, más lucida resulta su actuación.

Sobre el equipo qué decir, que se lleva lo bueno y mejor de cada casa, para amoldarlo y hacer de ello una ficha, una pieza que acoplada en el engranaje, da de sí uno de esos equipos que ocurren cada cierto tiempo. Cuando el segundo y tercero de tu bloque anda como tus rivales, destensiona la carrera, le quita nervio y te deja sin expectativas.

Ver en apuros al Sky es uno de los objetivos de los no pocos rivales que merodean el dorsal número uno, si una cosa no favorece a Froome es la carencia de una gran llegada en alto en la primera mitad de carrera y la ausencia de una crono de las de verdad. No llevarle en carroza será clave, porque si le arrimas vivo al terreno que le gusta, puedes darte por jodido.

Imagen del FB del Team Sky

INFO

La Cerdanya Cycle Tour pone a disposición de sus participantes una equipación conmemorativa de máxima calidad, gracias a la colaboración con la prestigiosa marca de ropa deportiva INVERSE.

INVERSE ha diseñado un maillot ciclista de manga corta para la edición de este año 2017 de La Cerdanya Cycle Tour que tendrá lugar el próximo 3 de septiembre. El maillot es perfecto para la temporada de verano y para cualquier modalidad ciclista. Se ajusta al cuerpo y está diseñado para aumentar el confort y la aerodinámica.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.