Luis Ocaña fue un grande, también de la radio

No sé cómo, me llegó este artículo este lunes. Se firma en un fantástico magazine multidisciplinar del cual ya sabía hace un tiempo. Jot Down se llama el soporte. Antes no sabía de él, confieso. En el relato vinculado se habla de Gianni Bugno y sus fantasmas pasados (Coppi) y contemporáneos (Indurain). Dos paredes entre las que se vio aprisionado de tal manera que su clase murió sin dar de sí lo que prometió desde que ganó el Giro siendo líder de principio a fin.

Maillot rojigualda en medio de los franceses del Bic
Mi lectura chocó contra un nombre que siempre he tenido en alta estima, Luis Ocaña. Para muchos el mejor ciclista de la historia de España, pese a que su palmarés sea menor al de Miguel Indurain. Yo no lo vi, pero sí supe de él por bocas sabias, e incluso estudié sus mejores momentos. Fue lo más similar a Eddy Merckx que hemos tenido. Eso no admite discusión.  
Conquense en Francia y francés de Cuenca, Luis fue el mejor comentarista de ciclismo que un servidor ha escuchado en la radio. En las ondas de la entonces operativa Antena 3 Radio narraba la carrera la voz de Javier Ares y la engalanaba Luis Ocaña. Fueron los primeros Tours de Miguel Indurain. Siempre recordaré sus precauciones ante la última jornada de montaña de la edición de 1991, cuando la lluvia apareció en el Joux Plane y no paraba de insistir de la vulnerabilidad del atleta cuando la humedad amenazaba con resfriarle. Aquello en los oídos de aquel jovenzuelo acojonaba. Luis imponía cátedra.
Por que Luis era un profundo conocedor de este deporte. Sus comentarios eran medidos, contenidos. Omitía euforias, partidismos. Su perfil era alto en contenido pero medio-bajo en forma. Sin desentonar. Destilaba humildad y mucha credibilidad. 19 años después no he vuelto a escuchar nadie igual. Es más desde él, los que pasaron por mis oídos, bufff, me quitaron las ganas de simultanear la radio y la televisión, eso que hace veinte años hacíamos por sistema y hoy no pretendemos, y no sólo por quien habla, también por el retraso bestial que sufre la señal digital respecto a la radiofónica.
Por medio, desde entonces, hemos padecido una suerte de comentaristas de semblante futbolero mezclados con algunos conocedores de lo que opinan. En 2003 cuando la Vuelta llegó a Santander recuerdo la terrible soflama de quien fuera buen ciclista José Antonio González Linares contra Joaquim Rodríguez por que no se descolgó para que el cántabro Isidro Nozal se vistiera de oro en su tierra. Aquel día un servidor se desvinculó del dial y éste por el momento parece estar muy lejos de ofrecer lo que en su día no tenía enchufados toda la jornada. No nos ofrece un Luis Ocaña. 
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

Los laberintos de Castilla La Mancha sí llegan a Salamanca

Seguimos en las mismas en estos tiempos de sacrificio y estrecheces. La selección castellano manchega estará este fin de semana en Salamanca por el malabarismo de las finanzas personales de sus corredores. Obviamente, en un momento donde priorizar es clave, que tu selección regional esté o no en unos Campeonatos de España, es una torpeza sólo plantearlo, pero ojo, cuando esto sucede en una región con nefasta gestión anterior y cosas que te enteras de la actual, pues jode, para qué vamos a engañarnos. Y no lo digo yo, vean las lindezas que se cuentan en algunos mentideros sobre los gestores castellanos manchegos. Vayan directos al antepenúltimo párrafo de este artículo, y eviten los anteriores si no quieren caer en depresión.

Hoy traemos aquí las palabras del exciclista y ahora empresario rodeado de teléfonos móviles, Rafael Díaz Justo, seleccionador castellano manchego contando la jugada. A ver qué les parece.
Hay que destacar que la Federación de Castilla La Mancha es humilde en cuanto a presupuesto si bien es justo reconocer que se invirtió mucho en diferentes apartados, tales como comprar dos vehículos, un  coche y un furgón, adquirir el local actual donde está ubicada la federación, sin olvidar ayudas como las de Manolo Saiz, quien nos regaló unas bicis del equipo ONCE y que a día de hoy aún siguen en dicha federación y no desentonan nada con el material actual que existe.
Mis primeros años coincidieron por otro lado con la mayor época de bonanza económica del país y, sin que se ofendan los actuales corredores, con los mejores ciclistas que jamás tuvo esta federación, como es el caso entre otros de Herrada, Pardilla, Redondo, Casarrubios, Mila,.. ellos fueron algunos de los integrantes de mis primeros Campeonatos de España y allí hicimos nuestro primer bronce que luego fue seguido hasta el día de hoy de muchas mas medallas.
A mí, como seleccionador y como ex ciclista, siempre me gustaba ir a los nacionales con un mínimo de días para poder trabajar con los chavales a nivel psicológico pues en la categoría de sub 23 es importarte  ese rol, pues los chavales se juegan mucho a una sola carrera lo mismo que sus propios directores.
Este año, hace un mes, cuando llamo a la federación para asistir a los nacionales de esta semana me informa Vicente Alumbreros, el actual presidente, que la situación está con pinzas y que no hay dinero poniéndose en cuestión el poder asistir a dichos nacionales. A mí al principio esta situación me preocupa pero como me sonaba de los últimos años, no le doy toda la importancia que merece. Poco después quedo en hablar un lunes después de la junta directiva de la federación y me informan  que en la misma se ha tomado la decisión de no asistir a ningún nacional de cualquier categoría.
Esta me parece, a parte de muy dura, un poco caótica pues no sé cómo afrontar dicha noticia y sobre todo cómo transmitirla a los chavales. En principio la medida de presión era que incluso queriendo asistir, a los chavales no les fuera posible competir para de esta manera presionar a la actual Junta de Castilla La Mancha por su política de bloquear subvenciones a todas las federaciones regionales, no sólo de ciclismo.
Aquí es donde llega mi mosqueo. Esta situación no es actual. Ya llevamos dos años haciendo todo lo que sabemos para ir a dichos nacionales y aún tengo en mente el año pasado, cuando fuimos con unas condiciones que dejaban mucho que desear, pues nos faltaba masajista y algunas cosas más. Que conste que con esto no quiero criticar a la federación, si no a los anteriores políticos que también fueron culpables en no pagar a la federación sus subvenciones y demás.
Después de tener el apoyo por parte de muchos ex compañeros y de actuales directores de la categoría sub23 en cuanto a vehículos y demás decidimos asistir a los nacionales costeándonos nosotros los gastos, Consiguiendo de esta forma que los corredores de Castilla La Mancha serán 100% pagadores de su hotel y desplazamientos en estos nacionales de Salamanca.
Conclusión: después de estos nacionales yo tomaré mi decisión de continuar al frente de un proyecto en el cual fui feliz durante los años en que me vi involucrado en él y en que en ningún momento tengo que echar nada en cara a la federación, todo lo contrario, siempre me apoyaron y lo mejor fue que siempre fui yo quien que tomó la última palabra.
Hace unos días hablé con el actual director general de deportes, el ex ciclista Juan Carlos Martín, quien me expresó su  malestar por la situación actual y también me explicó que se está moviendo ficha para pagar todo la anterior y que quizás esa sea una solución puntual si no llega a tiempo de estos nacionales.
Pido desde estas líneas que basta ya de hacer daño al ciclista y que el ciclista siempre sea el damnificado de todos los problemas que existen en este deporte, bien sea doping, gobiernos, instituciones, equipos y federaciones.
Hace años, dejé la bici con muchos problemas de este tipo. Desde entonces lo único que hemos conseguido entre todos es hacer cada vez mas daño y la conclusión es que cada vez son menos los chavales que se animan a practicar bici, porque todo lo que se escucha de ella no es bueno.
Gracias por dejarme expresar un poco la situación real y cuando terminen los nacionales tomaré la decisión de seguir al frente de este puesto en la federación manchega.