Para quienes piensan que el ciclismo en pista no sirve para la carretera

En Italia tres ciclistas basan su éxito entre el ciclismo en pista y la carretera con total normalidad

 

En menos de un año ya habremos presenciado otros Juegos Olímpicos de Tokio, los juegos para el ciclismo en pista son lo más.

Los Juegos Olímpicos, esa cita que cada cuatro años recuerda a algunos que hay deportes que existen durante la olimpiada, ese ciclo que separa las ediciones y las sedes.

Entre otros deportes, la pista ha sido un buen surtidor de medallas y éxitos para el deporte español.

Ha sido, no, quizá mejor fue, porque desde Pekín 2008 no se logra subir al podio y lo peor, los pronósticos no son nada halagüeños.

Los mejor posicionados, diría que casi los únicos, son Sebas Mora y Albert Torres. 

El primer es recién campeón de Europa de scratch, prueba no olímpica, y ha corrido este año en Caja Rural.

El otro está a verlas venir, sin sitio en un equipo donde complementar su calendario de pista, mejorar en aspectos como el fondo y coincidir con los que seguramente serán sus rivales en el velódromo.

 

Mientras Albert Torres sigue sin equipo, mientras Sebas Mora entró hace un año en el Caja Rural, vemos que la realidad es muy diferente no muy lejos de aquí.

Italia, país que en ciclismo es competitividad al máximo, lleva un tiempo trabajando muy bien la pista.

La semana pasada leímos una entrevista a Marco Villa, leyenda y seleccionador italiano de ciclismo en pista, donde explicaba la correlación que existía entre sus mejores pistards y la carretera.

Tres medallas es el objetivo italiano para el velódromo de Tokio 2020.

Y lo explica a través de corredores cuya convivencia entre pista y carretera se lleva bien, con normalidad, sin estridencias.

Habla, obviamente, de Filippo Ganna, récord mundial de los cuatro kilómetros hace pocos días, de Elia Viviani, vigente campeón olímpico de omnium, y Simone Consonni, integrante de la cuarteta.

Ojo que esta gente va por debajo de los 3´50´´en la persecución olímpica, poca broma, y de Ganna se preguntan si podrá bajar alguna vez de los cuatro minutos.

Vértigo.

Para Marco Villa su trabajo en la carretera, los tres en equipos World Tour, es perfecto para la pista.

 

Pero no sólo eso, admite una colaboración estrecha con Davide Cassani y Paolo Bettini, los técnicos nacionales de carretera, para estos ciclistas.

Una mejora integral, un trabajo de conjunto, a tiempo vista, que da sus resultados en un panorama, el ciclismo en pista donde hay auténticos monstruos tipo UK, Australia y Países Bajos, posiblemente la mejor nación del mundo su tenemos en cuenta el conjunto de todas las disciplinas ciclistas.

Las chaquetas de invierno de Spiuk

¿Existe en España conexión entre los técnicos de pista y carretera?

Que yo sepa, ni por asomo, ni se le espera.

Que ciclistas como O´Grady, Thomas, Wiggins o Cavendish hayan triunfado en ambos mundos no fue casualidad.

Alguien en este lado de los Pirineos debería entenderlo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.