Pico de las NIeves en Gran Canaria: ¿El puerto más duro de Europa?

El Pico de las Nieves es la cima más deseada de Gran Canaria

Cada cierto tiempo suena que Canarias puede volver muchos años después a la Vuelta a España y para el regreso del archipiélago, el Pico de las Nieves en Gran Canaria es candidato a acoger final de etapa.

Aunque he estado una vez en Gran Canaria, y no en el citado Pico, he oído mucho de esa subida.

A mi amigo Jordi Escursell, quien cada año baja a la cicloturista del lugar para grabar imágenes y vuelve impresionado.

También me ha hablado, un buen colaborador de este mal anillado cuaderno, Jordi Escrihuela, quien un día me divagó sobre la posibilidad de estar hablando del puerto más duro de Europa.

Toma ya, el más duro del viejo continente, eso es mucho hablar, pero me lo argumenta…

No seré yo quien lo desmitifique, pero tampoco apostaría por su exclusiva dureza continental.

El Pico de las Nieves por su vertiente de La Pasadilla, es toda una pesadilla, de una dureza extrema, 23 kilómetros de revirada y tortuosa carretera que asciende hasta lo más alto de la isla de Gran Canaria haciendo las delicias de los grandes escaladores… y de los grandes sufridores que disfrutan «grimpando» puertos imposibles, como es mi caso. Aquí hay que venir entrenado para afrontar sus diabólicas rampas, sino una dulce tortura puede convertirse en todo un largo camino al infierno, pero si conseguís someterlo tocaréis el cielo, a casi 2000 m de altitud.

El Pico de las Nieves tiene tres tramos bien diferentes 

Los seis primeros kilómetros no son duros y se puede dar bastante caña y ganar mucho tiempo.

En esta parte, y para no atufarme, sabiendo lo que venía después, no pasé de 140 pulsaciones.

Muy tranquilo.

Los participantes que en su inmensa mayoría eran “repetidores” y que casi todos lo conocían prácticamente menos yo, aquí arrancaron como motos, quedándome con un reducido grupo al que fui dejando poco a poco y acercándome a otros, pero yo decliné seguir rueda ninguna.

A mi rollo.

La segunda parte es la más dura y espectacular, una tremenda cuesta de 6 kilómetros entre La Pasadilla y Cazadores, un tramo increíble con rampas de hasta el 23% «que se suben a escalones, pero con peldaños muy grandes» (Jonb) que dan paso a brevísimos descansos que haces que afrontes la siguiente bajando un poco las pulsaciones.

Así llegas a una revirado giro a la izquierda, donde hay mucha gente que no para de animar, y acabas con el suplicio de esta terrorífica carretera, estrecha y de una pendiente exagerada.

Ascendí bien todo este tramo y no recuerdo haberlo pasado demasiado mal.

Disfruté como nunca ascendiendo un puerto de los más duros que he subido, pasé el envite y, para lo escalador que soy yo, me pude dar por satisfecho con la subida que hice, disfrutando de las vistas, el paisaje y los compañeros que me iba encontrando por el camino.

Por un pequeño puñado de segundos…

En el tramo final de la escalada, después de aquél desvío a la izquierda, el Pico de las Nieves se «humaniza» con desniveles más normales, descansos e incluso algún descenso a la altura de la espectacular

pico de las nieves perfil

Caldera de los Marteles, antes de coronarlo, con alguna pequeña emboscada y un último kilómetro en bastante mal estado.

En esta parte me encontraba fuerte y empecé a bajar piñones, bastante animado a darle caña, pero alguien me dijo que no me emocionara que aún quedaban trampas por el camino. M

e podía haber marchado pero seguí con él. Cuando menos me lo esperaba, aquel ritmo bueno que me ofrecieron, aceleró para intentar marcharse.

Pillado, por desconocimiento del puerto, aquel demarraje representó tan solo un pequeñísimo puñado de segundos.

Una lástima porque para eso podríamos haber entrado juntos.

Imagen tomada de pedaleandoporcanarias.com

Los líderes de la Vuelta a Burgos visten Gobik

vuelta Burgos Gobik

En la Vuelta a Burgos vuelve el ciclismo tras la crisis del coronavirus con Gobik en el maillot de líder

Este martes comienza la 42 edición de la Vuelta Ciclista a Burgos con una etapa de 151 kilómetros con el tradicional final en el alto del Mirador del Castillo de la capital, un final cuyo ganador vestirá el «morado» de Burgos, esta vez con la firma de Gobik.

Será la primera de cinco etapas que acabará en Las Lagunas de Neila el próximo sábado uno de agosto, tras superar otra llegada en alto, el Picón Blanco este jueves.

La Vuelta Burgos de 2020 se erige como la primera carrera por etapas de Europa tras la interrupción del calendario ciclista a causa del coronavirus, lo que supone ser pionera en la aplicación del protocolo de higiene y objeto de numerosas peticiones para tomar parte.

De esta manera el cartel reúne ciclistas como Alejandro Valverde, Enric Mas, Richard Carapaz, Remco Evenepoel, Adam y Simon Yates, Fabio Aru, Steven Kruijswijk, Nairo Quintana, Miguel Ángel López y el campeón del mundo. Todos lucharán por el maillot morado que identifica la carrera y que en esta ocasión provee Gobik.

A través de su recientemente creada Maask.eu, también suministrará las mascarillas de protección personalizadas tanto para los miembros de la organización como para los ciclistas en su paso por el podio.

Gobik suma la Vuelta a Burgos a su lista de carreras

En Gobik, firma murciana, “hay vínculos sentimentales con Burgos”, nos apunta Gino Dona, brand manager de la marca, vínculos que añadido al “interés de crecer en el ciclismo profesional” han cuadrado el círculo.

Este  2020 no es un año al uso, el coronavirus que vino para darle la vuelta a todo llevó el grueso de la campaña a la parte final del año, más allá del mes de agosto y hasta noviembre.

“Nosotros mostramos interés por todo tipo de competiciones relacionadas con el ciclismo profesional, tanto de equipos, con un servicio de calidad durante todo el año, como de competiciones en las que vamos avanzando. A Valencia, Itzulia y Volta, añadimos ahora Burgos” apostilla Gino.

Cerrando la Vuelta a Burgos “ya tenemos una buena representación en el calendario español, con dos World Tour, y dos vueltas medianas -asegura Gino-. Burgos es un clásico entre Tour y Vuelta a España, y con ella queríamos darle continuidad en agosto a todo el trabajo de invierno”

2020 trae un plus de protagonismo: “Este año es muy especial, por todo lo vivido, y Burgos se ha convertido en una oportunidad para una repercusión extra

Primera de calendario europeo y las ganas de los ciclistas por competir”.

Que sea el punto de partida de la temporada programada a partir de finales de julio es una oportunidad que “cabe agradecer a los organizadores, una diputación que garantiza que se haga, y esto es algo de reseñar, si hace es porque cree en el ciclismo, tanto en mujeres como en hombres. Ven el ciclismo como un aliado para volver a la normalidad” prosigue Gino.

De esta manera, Gobik no oculta interés en “seguir creciendo, necesitamos estar en cuantos más sitios mejor, tanto cicloturismo, amateurs y profesionales. Sería un sueño llegar a una gran vuelta” desvela Gino.

Para esta edición de la Vuelta a Burgos, Gobik dispone de un plan de ropa similar a las otras carreras: “Hay dos modelos de maillot, el del podio y el de competición, para aquí ponemos una dotación de ropa donde entra un maillot, también de manga larga para competiciones tipo Volta o Valencia, y chalecos”.

La edición de maillots de líder de la Vuelta a Burgos es exclusiva para uso de los portadores de los mismos durante la carrera.

Que Vuelta a Burgos tenga la suerte que merece

Iván Ramiro Sosa en Burgos - JoanSeguidor

En la fortuna de la Vuelta a Burgos va la del ciclismo

Kalas 1024×140

 

Parece todo a punto para que el ciclismo profesional masculino, tras el inicio de las chicas por Navarra y Durango, vuelva a la actividad con la Vuelta a Burgos, posiblemente la carrera más ansiada de la historia reciente del ciclismo a estos niveles.

Nos cuentan desde Gobik que lo tienen todo a punto, hasta las marcarillas para la gente de la organización, una imagen que, podéis suponer, tomará la escena.

Desde aquel lejano sábado de marzo, horas antes que nos metieran en cintura con todo un estado de alarma, que nos hemos visto ciclismo en directo. 

Por medio las reposiciones más o menos clásicas de Teledeporte, elegidas con menor o mejor acierto -por cierto que en TVE andan liados estos días con los «Perico Puertos», síntoma que sigue habiendo fe que la Vuelta se celebre a caballo entre octubre y noviembre- y alguna más reciente de Eurosport.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La Vuelta a Burgos viene para poner los puntos sobre las íes y retratar quien ha hecho los deberes, o mejor dicho, quién digerirá mejor este parón de cuatro meses.

Recuerdo que Matxin nos dijo que una cosa es la incertidumbre de este parón y otra que las sorpresas se prodiguen como setas, sinceramente creo que esta campaña, aunque nos agarremos a los nombres de siempre, va a darnos muchas e inesperadas noticias, la Liga lo demostró: algunos de los que iban como tiros en febrero casi piden la hora.

Gobik viste a los líderes de la Vuelta a Burgos 

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Las miradas estarán en la Vuelta Burgos estos días, no se trata de un territorio que esté dando muchas noticias de brotes, pero está claro que todo el protocolo y su carga van a caer sobre las espaldas de ese organizador que admitió no conciliar bien el sueño.

Entendemos que algo tan simple, aunque seguramente con un sobrecoste nada desdeñable, como que los ciclistas y staff lleguen con un PCR bajo el brazo, estará más que cubierto.

Igual que entendemos que el público en esta nueva normalidad tiene que poner de su parte. 

Si se cuadra el círculo, que no será fácil, y todo sale bien, el ciclismo lo agradecerá y nos quitaremos de encima la pesadilla de otro lockdown: no pocas estrellas han confiado en Burgos, que estos días está de gala.

Porque la Vuelta a Burgos será una de las carreras más vistas del año y encima pondrá sobre la mesa el patrimonio de la provincia, desde la piedra gótica más bonita de España, la mole catedralicia, a ese corredor del placer que es la Ribera del Duero, el camino hacia Santiago por Burgos y las joyas naturales y renacentistas de la provincia…

Gore 400×100 MArzo2020

Organizadores de ciclismo, la crisis en silencio

organizadores ciclismo

Si los organizadores de ciclismo se van al carajo ¿quién montará tinglados en el futuro?

 

Kalas 1024×140

El caótico año que nos ha tocado padecer ha dejado, y deja, víctimas por doquier, no hay distinción ni diferencia, el coronavirus ha hecho polvo miles de sueños, vidas y cuentas de resultados, entre otros, y algo que a nosotros nos toca, los organizadores de ciclismo, un nicho que no es muy grande, ni relevante, frente a grandes hoteleras, centros de ocio nocturno… pero que las está pasando canutas.

Y no podía ser de otra manera, esta crisis del coronavirus si algo tiene es que todo lo que implique juntar gente, arremolinar masas y todo eso es un mal negocio, algo contraindicado, que tarde o temprano acaba cayendo.

Lo estamos viendo desde marzo, las cancelaciones son constantes, cuando no la patada hacia adelante, esperando que la situación mejore.

Pero la escena no mejora, en todo caso empeora y se envenena, queremos reabrir actividad, porque nos ahoga, económicamente hablando estar parados, pero reabrir implica aumentar riesgos y estos se traducen en estadísticas fatales.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

y este grupo van muchas organizaciones de ciclismo, algunas de ciclismo en exclusiva, otras de triatlones, e incluso de running, y un poco de lo que salga.

Un colectivo socialmente invisible pero que está con las carnes abiertas.

«Ibán, no puedes imaginarte lo que es esto, es un sin vivir, un colapso. Cancelamos o retrasamos la marcha y a gente nos pide que devolvamos las inscripciones, pero ¿cómo les cuentas que ese dinero que te reclaman ya está gastado en temas de montaje?» recuerdo que nos contaban en los primeros días del confinamiento de marzo.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Hace pocos días, otro organizador potente me contaba «si no sacamos la cabeza, aunque sea un poco, nos ahogamos«.

Me lo comentaba a raíz de la Indurain y la polvareda que se armó, que si había que hacerla, que si no, que a quién se le ocurrió hacerla…

Esto no se realiza ni por capricho ni por tentar la suerte, se hace mínimamente para tener algo de aire, para sobrevivir a un golpe brutal a un sector, sólo había que mirar el calendario hasta el pasado mes de marzo, que estaba subiendo como la espuma, a veces demasiado, sí, pero aquellos eventos que no merecían la pena y que se identificaban como una forma indisimulada de sacarle los cuartos al ciclista, quedaban en la cuneta.

Nunca mejor dicho.

En este tiempo hemos visto como han sobrevivido y mantenido el contacto con la gente como han podido, con eventos virtuales, newsletter recomendado películas y documentales de ciclismo… todo eso está muy bien, pero no da lo que debería dar, no al menos al nivel de la profesionalización que ha experimentado el sector.

Si los organizadores de ciclismo se van al carajo ¿quién montará tinglados en el futuro?

Gore 400×100 MArzo2020

 

Eduardo Chozas es cantidad y calidad

Eduardo Chozas supo trasladar su grandeza de la carretera a la narración ciclista

«Julio ha sido siempre un mes que se me ha dado bien» dijo Eduardo Chozas en la Cadena ser el sábado, tras un mes lago en el Hospital saliendo del transplante de médula por un linfoma.

Julio es al ciclismo el Tour, la carrera en la que Eduardo Chozas construyó un peldaño importante de su palmarés ciclista: ganador de tres etapas, dos en el macizo Central, de Aurillac a Saint Étienne, más aquella famosa del Granon, la llegada más alta jamás del Tur, aquel día que Lemond secó las opciones de Hinault en el Tour.

Aquella etapa fue icónica, nosotros supimos de ella por Jaume Mir, de la espera en meta, de las referencias que no llegaba, de lo poquísimo que salió Eduardo en la televisión, porque las diferencias eran tan grandes entre el escapado y los favoritos que era imposible mantener unas conexiones digas.

 

Esa etapa la vimos durante el confinamiento y explica mucho lo que fue como ciclista Eduardo Chozas, un corredor de cantidad y calidad, dos conceptos que parecen antagónicos, pero que el cuadra con maestra perfección.

Corrió un montón de grandes vueltas, incluso en alguna campaña se sumó a esa moda que instauró su compañero Marino Lejarreta de hacer las tres grandes el mismo año, y encadenó un par de años corriendo tres semanas en España, Italia y Francia por ese orden.

Eso es cantidad.

Cantidad que no le quitó calidad, con un palmarés preñado de perlas que relucen, perlas que vistas hoy, lo complicado que es lograr algo así, son tesoros.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Igual que la etapa del Granon, cuatro años después, otra victoria de olfato y calidad, delante de Lemond, Bugno y Breukink en Saint Etienne, al sprint, escapado con ellos, y alguno más, tras dar esquinazo a Perico en la subida final.

Una etapa de maestro, como la Sestriere al año siguiente en el Giro, con los cocos pisándole los talones.

Un tipo así, en cualquier otro deporte sería reverenciado.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Nosotros supimos que Eduardo Chozas no andaba fino el año pasado, al final de año, en la felicitación que nos hizo por Navidad.

Dice que el linfoma le ha acompañado desde hace diez años, aunque en los últimos tres se han complicado las cosas.

Cuent que en Eurosport el año pasado narró carreras «bajo mínimos» y entre mareos, admite que para comentar no tenía problemas, pero que cuando estaba sentado mucho rato debía levantarse con cuidado.

Lo sabemos ahora, tanto tiempo después, por que Eduardo Chozas no ha escatimado un comentario, impresión y emoción cada vez que se ha puesto, habitualmente al lado de Antonio Alix, delante un micro de Eurosport a narrar una carrera.

Como cuando fue ciclista, lo suyo era cuestión cantidad y calidad: Comentaba por horas y horas, sin importar lo que quedara para meta ni la carrera que fuera, le ponía cariño, proximidad y sobre todo algo que ya le admirábamos de su época de corredor, le ponía humildad, una humildad que abría equidistancia entre los espectadores y la carrera, que les situaba en contexto y a veces enfriaba los habituales piques de Antonio Alix.

Ahora Eduardo Chozas supera esta enfermedad con la calma de saber que por el camino sólo ha dejado amigos y gente que le quiere, no es sencillo en un mundo donde el «haterismo» se lleva escrito en la frente, de ahí su mérito.

Escucharle nuevamente, no sé si lo tiene previsto, será sin duda un triunfo de aquellos que apreciamos la humildad como el primer peldaño hacia saber un poquito de lo que rodea.

Imagen: @Olympia_Vintage

Gore 400×100 MArzo2020

L´ Étape Spain: Cicloturismo con el sello del Tour de France

El día 21 de noviembre el Tour de France viaja al corazón de la Península Ibérica

Donosti, Barcelona, Girona, La Seu d´ Urgell, Jaca,… ciudades, enclaves cercanos a Francia fueron anfitriones del paso del Tour regalando imágenes increíbles, de multitudes apostadas en la cuneta, los mejores ciclistas del mundo, grandes caravanas publicitarias… una atmósfera que se recreará en L´ Étape Spain.

Esta vez el Tour va más allá, al corazón mismo de la geografía española, a Villanueva del Pardillo, una pequeña población cercana a Madrid que L´  Étape Spain by Tour de France va a poner en el mapa y la mente de miles de aficionados al ciclismo.

Elegimos Villanueva del Pardillo por su privilegiada posición, las posibilidades de la zona y por todas las facilidades que nos ha dado” nos cuentan desde la organización, la Titan World Series.

Étape Spain Tour

Étape Spain Tour

El concepto de L´ Étape du Tour

Hace más de veinte años el Tour de Francia, el espejo del ciclismo mundial, uno de los grandes eventos deportivos de carácter anual, comprendió que una marcha cicloturista paralela a la carrera, tomando el mismo recorrido que posteriormente, iba a resultar doblemente beneficioso: un evento ciclista previo a la gran cita y otra línea de negocio.

Así surgió L´ Étape du Tour de France, una iniciativa que tantos años después ha puesto a miles de ciclistas, unos 15.000 cada mes de julio, de toda condición y procedencia en la senda de los más grandes, en los mejores escenarios del Tour y de Francia, creando una atmósfera única y singular de la mejor carrera del planeta: antes, durante y después.

Un concepto que caló con éxito más allá de las fronteras del hexágono y que hoy pone el pie en lugares tan distantes como Brasil, Australia, Méjico, Colombia y China.

La cita española será el 21 de noviembre, con las emociones de la Vuelta a España frescas en la memoria y ganas de ciclismo en un año en el que cualquier evento es el Evento

Étape Spain Tour

Étape Spain Tour

La necesidad de un objetivo de verdad

Obviamente L´ Étape Spain by Tour de France vive a caballo de los acontecimientos y la actualidad que nos preocupa desde hace poco menos de medio año.

Quedan aún cuatro meses largos y la situación puede sufrir muchos cambios en el camino, pero no sólo eso, habrá en este tiempo experiencias múltiples que garanticen una experiencia con el “sello Tour” en el corazón de Madrid con todas las garantías de seguridad que se imponen en esta nueva realidad.

Seremos muy cuidadosos” asimilan desde la organización

Con los recorridos perfilándose, la propuesta gira en torno a dos versiones, de 116 y 161 kilómetros que seguro se llenarán de los mejores paisajes y posibilidades que ofrece el lugar.

Y no sólo eso, habrá alicientes para quienes quieran exprimirse “un poco más” con un par de KOM´s repartidos por el recorrido y un punto para realizar un sprint de un kilómetro en el que los participantes verán cuántos vatios pueden mover.

En definitiva, una jornada Tour, con lo que eso conlleva, en el corazón de Madrid, en noviembre para que este 2020 siga teniendo citas a las que agarrarse…

Imágenes: A.S.O. James_Mitchell y Aurelien_Vialatte

+ INFO

Coronavirus: ¿Hace el ciclismo todo lo posible?

Coronavirus ciclismo

Las bajas de algunos equipos en la Clásica de Navarra demuestra brechas de la seguridad en ciclismo ante el coronavirus

Este jueves de julio, con todos pegados a estadísticas y tendencias de la curva, y la seguridad de que no hay nada seguro, el ciclismo profesional ha vuelto a España tras la crisis del coronavirus con la Clásica de Navarra femenina.

Una buena noticia, antesala de las grandes carreras que han de venir y un calendario de ciclismo pro rediseñado para ser resiliente a la amenaza del coronavirus.

Todo bien y leemos esto…

 

El CCC femenino dice que no corre en Navarra porque, tras los controles pertinentes sobre sus corredoras, no pueden ponerse en riesgo en una carrera a la que algunos equipos acuden sin un PCR negativo que les respalde y en una región que está experimentando un repunte de positivos por coronavirus.

A las primeras de cambio, sin casi haber arrancando, nos encontramos una tormenta que, esperamos sea como esos chubascos de verano, corta e intensa.

Pero la reacción, totalmente acertada del equipo naranja, está ahí y siembra un antecedente que entronca muy directamente con lo que estamos viendo estos días en La Coruña con el Fuenlabrada de fútbol.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Una cosa es que todos digan que cumplen y cumplirán con los protocolos, que van a tomar mil medidas, uy una más, que se pasará el paño a todo, y otra la realidad que nos iremos encontrando en cada carrera que se compita.

Si hay un deporte sensible a los cambios de escenario que nos regala la Covid19 a diario, ese es el ciclismo, por eso un PCR parece lo mínimo y más accesible para esto funcione.

¿No lo dejó claró la UCI?

Si la salud es el primer objetivo de los mentores de este deporte, es complicado entender que se falle en algo tan elemental y básico, incluso antes que arranque la competición.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Avisamos que la temporada, incluso con las mejores de las intenciones, no iba a ser sencilla, no podía serlo de ninguna manera

El ciclismo, deporte itinerante por excelencia, va a tener que navegar, cuando no esquivar zonas conflictivas de coronavirus, no quiero saber la pesadilla logística que implicará organizar una gran vuelta en estas circunstancias, pero si se omite algo tan básico como el reunir un pelotón con PCR´s en regla, mal vamos.

Y peor cuando cada equipo hace la suya y toma sus decisiones.

El Movistar, el mismo equipo que no corrió en la París-Niza por la inseguridad del momento, sí que tomó la salida en la «carrera de casa».

Están obviamente en todo su derecho de tomar la salida, pero si ésta es la unidad y unanimidad a la que vamos será complicado que salga algo coherente de todo esto, más cuando ni organizaciones ni equipos parecen muy holgados en budget para implementar tanta medida y tanto protocolo…

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Mi 4 + 1 para el Tour de Francia

Geraint Thomas featured

Indurain, Lemond, Contador, Evans y Bernal en nuestro 5 para el Tour

Equator – 1024×140

 

Esta tarde de julio, con el calor avanzando, y las vacaciones acercándose tendríamos el paseo final del Tour de Francia, una ceremonia mil veces vista, sólo rota una vez, aquella que Lemond remontó a Fignon, de ida y vuelta por los Campos Elíseos, Arco del Trinfo arriba, la Defensa más allá, al otro lado la Concorde, antes de circundar el Louvre y tomar la vuelta por la arcada de la Rue Rivoli.

Una cita que este veinte-veinte nos ha privado, al menos en julio, veremos si entrados en septiembre podremos verla.

Una ceremonia cuyo recuero nos trae a la memoria los mejores «hombres Tour» que hemos visto en los más de treinta años que llevamos llenando nuestro julio de Tour, ciclismo y todo lo que más allá de los Pirineos sucede.

 

Una historia que queremos resumir en cuatro nombres, cuatro más uno, en la historia que tenemos fresca de la mejor carrera del planeta, en las tres semanas en las que el ciclismo se mide en importancia a las grandes competiciones, sea de lo que sea.

Cuatro nombres que queremos empezar con lo mejor que hemos visto en treinta años largos de Tour de Francia, la aventura de los cinco leoncitos de Miguel Indurain en las estanterías de su casa.

Nunca vimos nada igual que Miguel Indurain en el Tour, nunca a ese nivel, sin casi altibajos, ni disonancias, en cinco años seguidos

Su dominio del Tour de Francia fue a tal extremo que pensar en algo más que sus cinco años de dominio es complicado.

Su ciclo fue perfecto, con cronos demoledoras que marcaron época, con ataques complicadísimos de resolver que sacaron los colores al pelotón, con jornadas que quedan para la retina, perennes.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero antes que Miguel Indurain, hubo un americano que hizo del Tour un arte extraño, malabarista y casi perfecto

Greg Lemond tuvo la suerte de romper contra Indurain, no sé si habría llegado mucho más allá, de lo que no cabe duda es que su legado es el de un artista del Tour, un corredor que era capaz de enterrar la cabeza bajo tierra semanas y meses y aparecer, espléndido, a su cita en el julio francés.

Él acabo el reinado de Hinault y evitó que Fignon prolongara el suyo, sacó provecho de un equipo paupérrimo, como aquel  ADR, donde lo único potable era un tal, y entonces semidesconocido, Johan Museeuw, que le acompañó en segundo Tour.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Entre los Tours que vimos, lo cierto es que la victoria de Alberto Contador, año 2009, fue lo más redondo que recordamos

Un Tour de esos de los antaño, con la montaña justa para cumplir, el peligro del viento, unas cronos potables y un ciclista que esa vez tocó el techo, con no muchos años, los justos para no aspirar al blanco de mejor joven.

En ese Tour Contador volaba en la montaña, ganaba cronos a Cancellara y corría al margen, y marginado, de su equipo, completamente solo, soñando improbables conspiraciones, vistiendo de esa épica que el madrileño gustaba, y gusta tanto, de usar en sus hazañas.

El cuarto, nos permitiréis, es una opción muy especial, Cadel Evans, uno de los ciclistas más limitados del palmarés reciente del Tour que hizo virtud de su aparente inferioridad en una edición que ganó porque creyó más que nadie, muy por encima de los Schleck, auténticos inoperantes sobre la pizarra, que salieron colorados de la edición que luce en la vitrina del primer australiano en ganar el Tour.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Pero caben ambages, y el «bonus track» que nos pedimos es Egan Bernal, el ganador vigente que será el primero en la historia en defender título en septiembre, en medio de un corrido que se deshilacha, el Ineos, para que él pueda seguir con el reinado que justo empieza.

Egan Bernal es un corredor renacentista, que todo lo hace, y bien, que progresa y aprende, que quiere seguir la senda de los más grandes, donde la edad no es problema, en todo caso acicate para hacer del suyo un legado irremplazable.

Quedan fuera de esta pequeña y particular lista varios nombres

Entre ellos Chris Froome, un ciclista que incluso con cuatro Tours en ristre, con todo lo que cuelga de su bagaje, creemos que ha basado tanto su éxito en el equipo y su poder que a veces pensamos qué habría sido de él, si las luces rojas se hubieran encendido sin una rueda amiga.

Tampoco ponemos a Lance Armstrong, por motivos obvios, aunque, según que mañanas, consideremos la suya una cabeza de turco, ni Jan Ullrich, la clase alemana, eterna, como su media sonrisa sobre el esfuerzo extremo…

Son nuestro 4 + 1 de los que vimos, seguro que alguno recuerda otros más…