#PodcastJS Igor Antón y la vida tras ser ciclista

Hay vida después del ciclismo, nos cuenta Igor Antón

Charlar un rato con Igor Antón es una gozada…

La vida que sigue al deportista profesional no siempre es sencilla de gestionar, incluso podríamos decir que para algunos es una agujero negro para el que no todos admiten estar preparados.

Lo sacó a debate hace unas semanas Gervasio Deferr, dos veces campeón olímpico en gimnasia, demostrando eso que muchas veces hemos dicho, que tras la estrella que vemos en la carretera y la televisión hay una persona con sus fragilidades.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Por eso quisimos saber sobre uno de los mejores ciclistas españoles en la época reciente, Igor Antón, un pequeño escalador vizcaíno que lleva con la misma naturalidad la vida fuera del ciclismo profesional como sacó adelante una trayectoria deportiva muy interesante.

Corredor lagunar sí, pero de innegable talento, Igor Antón supo hacer la transición hacia «ciudadano normal» sin mayores problemas, de forma sutil y natural, como cuando sacaba los colores a los rivales en cimas de Vuelta y Giro.

Y ya de paso nos contó un poco de aquellas sensaciones que nos recorrían cada vez que subía al podio a recoger no pocos premios.

Él fue uno de los integrantes de aquel equipo naranja que puso el huevo en los mejores sitios y llenó de gente las cunetas de las grandes carreras.

Como dijimos, una gozada echar un rato con él.

Imagen: RTVE.es

Gore 400×100 MArzo2020

 

Montjuïc quiere que vuelva su escalada

Escalada Montjuic

En octubre del 2007, Barcelona perdió uno de sus eventos deportivos más importantes: la Escalada al Castillo de Montjuic.

Hablamos de una  prueba histórica con más de 40 años que vio brillar a Merckx, Poulidor, Bahamontes, Lejarreta, Chiappucci, Jalabert, Purito… casi nada.

Cuantas carreras querrían un palmarés de este nivel, del nivel de la Escalada a Montjuïc.

Ese domingo de octubre a 250m de meta era único.

Asomado a la valla, esperaba que al inicio de la Sardana apareciera el coche que anunciaba la siguiente carrera, seguido a los pocos segundos de la cabeza del pelotón retorciéndose en la rampa del 15%.

Algún valiente encendía la mecha desde abajo, y los corredores empezaban a serpentear por la rampa.

A nuestra altura, prácticamente en todas las categorías llegaba el contraataque definitivo, aquel que arrastraba a los elegidos para disputarse la carrera, y yo admiraba a todos los corredores esperando estar un día sufriendo sobre ese asfalto, y si encima ganara sería la bomba.

Subían Cadetes, Juveniles, Elite/Sub23, Tandems, Féminas, Profesionales… ahí no faltaba ninguna categoría.

Equipos de toda España venían para completar los poco más de tres kilómetros de recorrido.

Cuando uno es niño, al menos la mayoría de los de mi época queríamos ganar el Tour como Indurain, pero había que tener objetivos más alcanzables, y el mío era ganar la Escalada o un campeonato autonómico que me hacía ilusión.

Os adelanto que ni una cosa ni la otra, era malo, o como dicen los que quieren maquillarlo, me defendía.

Mi primera participación fue como cadete de primer año. Un día especial, ese y el resto de Escaladas que vinieron los siguientes años.

Era el escenario perfecto, la mejor manera de acabar la temporada, como la final de la Champions o de la Superbowl.

En esas categorías no estás acostumbrado a competir dentro de una estructura de carrera tan grande, tan profesionalizada.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Quedábamos los compañeros del equipo para ir en bici.

Los poco más de siete kilómetros hasta la salida eran como una lluvia de ideas en forma de estrategia de carrera.

Supongo que los poco más de 3km que tenía el recorrido hacía que cualquiera pudiera pensar, que ese día igual sonaba la flauta.

Los que se habían pasado el año persiguiendo apostaban en su mayoría por arrancar de salida y llegar con margen a la subida, pero en realidad lo suyo era llegar a la parte dura entre los 15 primeros, dejarse llevar en los primeros ataques y si se podía, arrancar a 200 metros.

Una vez en la salida nos reuníamos con el director que repartía los dorsales. Colocarlos y una vuelta al recorrido para calentar y verlo.

Llegábamos a la subida final, aun en el warm up, y ya nos sentíamos como Freire, Beloki, Purito… incluso caía el típico ataque en broma imaginando el momento de la carrera.

Bajábamos a la salida para los últimos preparativos, charla de estrategia con el director y a la jaula a coger sitio para que cuando nos la abrieran pudiéramos tener primera fila en la salida.

La carrera a una sola subida se jugaba desde la salida.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Salíamos subiendo y de pito ataques sin parar.

Coronar el primer repecho y bajada de locura con el corazón saliendo por la boca

Al final del tramo de bajada giro de 180º en una rotonda y para arriba. Si no entrabas en cabeza, el latigazo en subida ya eliminaba medio paquete.

Se estiraba y por algún lado rompía.

Los primeros salían de la rotonda y la cola aun se veía bajando.

Del 30 para atrás, si no era un superclase ya estaba eliminado.

Cuando ese latigazo estaba medio asimilado otro giro cerrado de 180º a izquierda (que muchas veces había caída) y primeras rampas duras.

La curva del tiro pichón a 600m ya lanzaba la carrera de verdad.

En mi primera experiencia llegué mal colocado.

Me comí el latigazo de la rotonda, el del pie de subida y al palco. No llegué a cortarme pero ni pensar en disputar, eso sí, vaya subida.

Para un cadetillo, juvenil eso era como una llegada de Tour. Las vallas, el público, cada 10 metros la gente animándote (ventajas de correr en casa).

El esfuerzo era corto unos 7 minutos largos, y unos 2 minutos la subida dura.

Pero qué disfrute.

Con el paso de categorías algo fui mejorando, en mi segundo año de juvenil llegué a ser 15º, único año en que tuve opción de jugar a ganar, pero pese a ver tantísimas ediciones y saber donde se jugaba la carrera, a veces el exceso de confianza te lleva por el mal camino.

Divertirme de verdad el año de elite y sub 23. 3 vueltas al circuito, en el mismo formato que el de los profesionales.

La primera subida se iba rápido pero suficientemente fresco como para disfrutar del ambiente de la subida, con mucho más público que cuando subían los cadetes.

La segunda subida te apretaban las tuercas con algún ataque malintencionado, pero aun quedaban balas, y la subida final un sálvese quien pueda al estilo cadetillo, pero no sé si por experiencia o que, pero llegar bien colocado era más fácil.

Por desgracia esa mañana de ciclismo, en la que cualquier corredor de cualquier categoría podía sentirse como un profesional, desapareció.

Ese día en el que los aficionados tenían fácil acceso a los profesionales, ver bicis, cazar autógrafos, o los tan preciados trofeos que eran una gorra a un bidón, quedó en el recuerdo de los que sí pudimos disfrutar de esos domingos de octubre.

Parece mentira que nadie haya podido recuperar esta prueba y que hayamos tenido que pasar una pandemia para que alguien haya vuelto a pensar en una escalada al Castillo de Montjuïc que ya empezábamos a tener olvidada.

Fue en el triatlón 123 a remontar, en modo cronoescalada.

En cuanto me enteré no lo pensé 2 veces.

¿Rememorar esa subida en carrera? Sí por favor!!!!

Ahí estaba yo, con mi bici Clementina en la salida para completar los 2,7 km de recorrido.

Salí muy conservador para retorcerme y dejármelo todo en las tan añoradas rampas del Castillo.

Llegar al tiro pichón esperando que apareciera delante de mí la rampa de la Sardana.

Lástima que mi actual momento de forma ni se acerca al de mis años de corredor, pero aun así pude subir con dignidad, y visualizando, como si fuera ayer, las vallas repletas de público animándome.

Apretar un poco más el culo a falta de 200 metros como si quisiera lanzar ese ataque ganador que nunca lancé, porque era malo, o como he dicho me defendía.

Necesitamos que vuelva la Escalada a Montjuïc.

El público lo merece y el futuro del ciclismo lo agradecerá.

Por Eric Monasterio

La nueva equipación de Eolo Kometa by Gobik

El maillot Invincible y el culotte Absolute de Gobik son la base de la nueva apariencia del Eolo-Kometa

El primer proyecto en la categoría ProTeam del EOLO-KOMETA Cycling Team ya tiene nueva piel de Gobik.

Después de un pequeño adelanto en los últimos días de 2020, la estructura profesional de la Fundación Contador presenta la que será su nueva equipación, elaborada por la firma murciana Gobik.

El modelo de maillot Invincible y el culotte Absolute de Gobik, evolucionados con respecto a temporadas anteriores y siempre con el objetivo de mejorar las prestaciones en la alta competición, serán la base de una vestimenta en la que el azul, color corporativo de EOLO, adquiere un gran protagonismo. El maillot también cuenta con la presencia del verde, fiel reflejo de la identidad de KOMETA.

“Esta va a ser la tercera temporada de colaboración con Gobik y en estos tres años siempre han concebido unas equipaciones singulares y reconocibles que, en carrera, presentaban un rendimiento excelente. Desde luego la nueva ropa del EOLO-KOMETA Cycling Team va a seguir este camino. Creo que es una equipación que encarna a la perfección a nuestros patrocinadores principales y, más allá de la competición, creo que va a gustar mucho”, indica Fran Contador, mánager general del equipo.

“Una de las señas de identidad de Gobik es la de su diseño. En su departamento creativo siempre están dándole vueltas a cómo innovar, a cómo sorprender, a cómo no dejar indiferente. Y todo esto es muy importante, más si cabe cuando hablamos de un deporte como el ciclismo en el que el factor de la imagen siempre tiene su peso capital. Para mí esta nueva equipación es muy especial por tratarse del uniforme del proyecto ProTeam, pero honestamente creo que estamos ante uno de los maillots más hermosos y reconocibles del pelotón”, explica Ivan Basso, mánager deportivo del EOLO-KOMETA Cycling Team y embajador de Gobik en Italia.

Con sede en la localidad murciana de Yecla, Gobik es una de las marcas más destacadas del sector textil vinculado al ciclismo a nivel global. Un protagonismo generado en apenas una década gracias a la calidad de sus productos, sus diseños innovadores, su trato con el cliente y su apoyo a diferentes iniciativas deportivas, desde equipos hasta maillots de líder de vueltas por etapas, como la centenaria Volta a Catalunya o la Volta a la Comunitat Valenciana.

La primera pregunta del nuevo año: ¿Tour o Juegos Olímpicos?

Greg Van Avermaet ganando el oro olímpico

El coletazo de la Covid19 obliga a elegir entre Tour y Juegos Olímpicos

Quien pensara que el cierre de 2020 implicaría un cambio sustancial sobre la realidad del coronavirus y su influencia en el mundo estaba inevitablemente muy equivocado.

La realidad en esta crisis es tozuda, pudiendo torcer todos y cara uno de los pronósticos e ilusiones que tracemos en el corto o medio plazo.

La campaña 2021, que aún no ha roto a sudar, pero que ya anuncia cancelaciones -Colombia y Australia, por el momento- seguirá marcada por una desgracia que si ha tenido algo es no dejar a nadie indiferente.

Cuando ya se están afinando calendarios y planificaciones, cuando justo se están empezando a repartir objetivos, la noticia de la cuarentena de dos semanas en Tokio ha irrumpido cual elefante en los pasillos de un ciclismo que pensaba que para entonces la situación iba a estar normalizada.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Estar en los Juegos Olímpicos entra en colisión con competir en Tour de Francia.

Esto es ahora, estos días, de aquí a julio no sabemos hasta qué punto las cosas estarán en el mismo grado, mejor o peor, o si para el ciclismo se puede buscar una solución alternativa.

De una cosa estamos seguros, en los países del extremo oriente estas cuestiones se toman, de inicio y final, con más seriedad que por aquí, por eso pensar que se puedan cambiar las tornas no es sencillo, aunque también es cierto que la pasada campaña ha demostrado que en el ciclismo se saben tomar buenas y efectivas precauciones.

Por eso la pregunta que llega con las campanadas de 2021 es obvia: ¿Tour o Juegos?

Si la ronda francesa ha salido de su zona de confort, el mes de julio, para no coincidir con la cita nipona y permitir estar en ambas citas a parte de los grandes favoritos, las dos semanas preventivas hacen saltar por los aires correr ambas pruebas.

Y ojo que no son pocos los que se nos ocurren para Tokio que seguro piensan en estar en el Tour, desde el campeón del mundo, Alaphilippe, a la vigente medalla de oro, Van Avermaet, que en Francia acostumbraba a firmar buenas actuaciones, con etapas y días de amarillo.

Pero añadidle a Hirschi, Roglic, Carapaz, Schachmann, Pogacar, Landa, Uran, Nairo, Van Aert, López y otros tantos para considerar que el destrozo es importante.

Una afectación por la que no pasan ni Alejandro Valverde ni Vincenzo Nibali, para un servidor el «ganador moral» en Río de Jainero, aunque como me dijeron una vez, eso de «ganador moral» es una gilipollez.

Tampoco para Remco Evenpoel, que retrasa su estreno en Francia, al ritmo que va, esperemos que no se le pase el arroz.

En ciclismo el Tour de Francia lo es todo, ganarlo o brillar en él cambia el estatus y la perspectiva, trasciende al ciclismo, sin duda, pero en el mundo, la vida, los Juegos Olímpicos son la eternidad, no es sólo deporte, es sociedad, estatus y caché.

Eso y que son cada cuatro años nos brinda en bandeja una hipótesis muy plausible estos días: que más de uno no concilie el sueño pensando cómo se lo va a montar.

Gore 400×100 MArzo2020

Ya conocemos el nuevo maillot de Caja Rural by Ulevel

El verde sigue siendo la seña en el maillot Ulevel para Caja Rural

Tres nuevos ciclistas del cuadro profesional de Caja Rural-Seguros RGA han sido los encargados de desvelar la equipación que Ulevel ha preparado para el conjunto ProTeam de cara a la nueva temporada.

Los debutantes Josu Etxeberria, Jon Barrenetxea y Jokin Murguialday han testado antes que nadie la calidad de unas prendas a prueba de las condiciones más exigentes.

Una equipación en la que se mantiene el predominio del verde como color históricamente identificativo de Caja Rural-Seguros RGA, pero que añade importancia al blanco para ganar visibilidad y claridad.

El maillot se ha elaborado con tejidos técnicos integrados por microfibras Microfresh ® y fibras elásticas (elastán y lycra), con cualidades y texturas que favorecen una alta transpiración. Una prenda que se ajusta perfectamente a la piel sin perder su confort, proporcionando un secado extra rápido.

El diseño incorpora una importante novedad, ya que Caja Rural-Seguros RGA y Ulevel apuestan por la sostenibilidad añadiendo un bolsillo amarillo al lateral del maillot, donde los ciclistas podrán depositar los residuos de barritas o geles propios tanto de la competición como de los entrenamientos.

Este bolsillo, denominado #EcoPocket por Ulevel, es uno de los varios gestos que el equipo mostrará en 2021 en favor del medio ambiente y del ciclismo como deporte sostenible.

HJC será el casco del AG2R-Citröen

El acento francés de AG2R y Citröen en consonancia con las prioridades HJC Sports

Un día después de conocer el maillot del AG2R Citröen, también sabemos sobre el casco…

HJC Sports se lanza a esta nueva aventura junto a AG2R CITROËN TEAM, dos marcas a las que les une un vínculo común de diversidad cultural y con el territorio francés, donde HJC tiene su sede europea desde hace 20 años.

Junho HONG, director general de HJC Europa:

«Durante 50 años, HJC ha estado trabajando en estrecha colaboración con los mejores atletas del mundo. Estamos orgullosos de formar parte del equipo AG2R CITROEN TEAM a partir de 2021 y apoyar este ambicioso proyecto al unirnos a una estructura sólida e histórica, guiados por valores que compartimos y que nos impulsan en el día a día«.

Como un verdadero escaparate de la experiencia de HJC en el diseño de cascos y un óptimo laboratorio de rendimiento, el World Tour ofrece la oportunidad de superar los límites de la tecnología en un proceso de investigación y mejora continua de los cascos de HJC gracias a los valiosos comentarios y opiniones de los ciclistas profesionales.

Los dos modelos emblemáticos de HJC: el FURION 2.0 y el IBEX 2.0, equipados con las mejores tecnologías desarrolladas por HJC como los sistemas Selfit y Coolpath de ajuste automático y ventilación óptima, acompañarán a los ciclistas en la competición. ¡Todo el equipo de HJC está deseando que llegue la próxima temporada y desea a AG2R CITROËN TEAM un año excepcional para esta nueva aventura!

Vincent Lavenu, Director General, AG2R CITROËN TEAM:

«Estamos particularmente orgullosos y felices de esta nueva asociación con HJC. Sabemos que son productos de muy alto rendimiento, tanto en términos técnicos como en términos de seguridad, con un nivel de comodidad excepcional. Los ciclistas estarán muy satisfechos de llevar estos cascos de gama alta. Esta asociación marca el comienzo de una gran historia, que estoy seguro de que perdurará en el tiempo«.

+ INFO

Jumbo a Bianchi : «Grazie mille»

Jumbo pone en subasta alguna de sus Bianchi más icónicas

Aquí que somos muy de marcas italianas y el «handmade» que mantienen, al menos en apariencia, hemos querido sacar algunas líneas que Jumbo Visma ha pasado a los medios sobre su relación Bianchi…

Sólo podemos estar agradecidos por esta colaboración. 

Bianchi nos ha ayudado a realizar grandes gestas y escribir bonitas páginas de ciclismo, 

Desde 2014 Jumbo ha hecho muchos kilómetros sobre Bianchi, una larga historia que ha desembocado en la mejora de la bicicleta y de equipo hasta ser el mejor del mundo. 

Las constantes innovaciones han servido a nuestros corredores, consiguiendo grandes éxitos. 

Queremos compartir estas grandes historias lanzando una campaña para decir adiós. 

Queremos poner acento en los mejores momentos y al mismo tiempo buscar personas que compartan esta pasión sobre nuestras bicicletas. 

Será el mejor homenaje, que otros sigan escribiendo páginas de ciclismo sobre ellas. 

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Bianchi ha sido el caballo ganador de Jumbo ya desde tiempos de Belkin con modelos que ahora entran en una subasta que incluye modelos universales de la marca que viste ese celeste tan especial.

Empiezan con la Oltre XR2 y la Infinito CV para seguir con la Oltre XR4 y la Aquila CV que llevara a Primoz Roglic a la primera grande de la estructura.

Es, como dice Richard Plugge, director del Jumbo Visma, «la forma de decir gazie mille a la marca que nos ha acompañado durante estos años»

+ INFO

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

En el maillot del AG2R-Citroën el tamaño sí importa

AG2R Citroen

AG2R Citroën: Hablamos de un maillot que cumple todos los objetivos sólo con verlo

Esta mañana he podido leer de todo sobre el nuevo maillot del AG2R-Citroen.

Lo decimos de inicio y sin ambages: el maillot nos encanta y logra todos sus objetivos nada más ser desvelado.

Como bien dicen aquí, lo vamos a distinguir fácil desde la primera toma en picado…

A pesar de que no todos estén de acuerdo en la belleza de la prenda…

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

En todo caso, el maillot es un paso adelante innegable al que cabe admitirle el mérito, doble mérito diríamos.

El primero emerger la relevancia de las dos marcas que ponen la pasta, una con mucho tiempo en este circo, AG2R, otra nueva, Citroen, una automovilística apostando por el ciclismo, algo que vemos hasta en anuncios de coches que presumen de detectar ciclistas en la calzada.

De eso hablamos el otro día con Ot Pi sacando balance de los accidentes que se perpetran en la carretera.

Citroën ha accedido al ciclismo por la puerta grande y en letras rojas en un maillot que no deja huecos por rellenar y no por la cantidad de patrocinadores, y sí por que las marcas copan sólo con su nombre.

Pero al margen del gusto o no por la pieza, lo que nos llamó la atención desde un primer momento fue la convivencia salomónica de dos emblemas tan diferentes, una aseguradora y un fabricante de coches, con un signo en común, ambas son francesas, están haciendo marca «Francia» y lo harán por medio mundo el año que viene.

El maillot es un equilibro fantástico en el que el trabajo de los creativos a la vista queda, pues no será sencillo saber qué costado de los corredores es más caro, sólo averiguar la cantidad de tiro de cámara que se lleva cada lado habrá supuesto un dolor de cabeza importante.

Pero lo han logrado, y en 2021 vamos a tener un maillot disruptivo donde el tamaño marca la diferencia, el tamaño sí importa.

Han puesto toda la carne en el asador, han dado en el clavo, pues se habla de ellos, y no han caído en el feísmo que sí tuvo el maillot de Education First en el Giro, aquello sí que fue horrendo.

Gore 400×100 MArzo2020