El ciclismo no puede dar que hablar por la basura que deja

Tuvalum

Un deporte que se dice ecologista debe dejar el medio como lo encontró

Esta misma mañana, hablando con una persona vinculada a la industria ciclista, me comentaba lo limpia y bien que se vio la subida al Angliru el domingo, una ascensión sin gente, donde pudimos apreciar la carrera sin nada ni nadie  por medio.

La asturiana siempre ha sido una de las cimas más atestadas de la Vuelta a España, pendientes imposibles, con una afición inquebrantable al ciclismo, por toda la España verde, apostaba miles de personas por sus pendientes, si a ello le añadimos que Angliru siempre ha sido una llegada de fin de semana, tenemos la alquimia perfecta.

Esa pasión desmedida, tenía sus costes en forma de toneladas de basura al día siguiente.

Que a uno le gustes las bicis, no quita que pueda ser un cerdo y tiré el papel de aluminio de su bocata a la cuneta con la esperanza que la naturaleza lo reabsorba.

Cambrils 400×400 OCT20

 

Aún recuerdo la historia que nos contó Odei Gil desde un Arrate atestado de porquería hace un par de años.

Esto es sobre el público, pero ¿qué decimos de los ciclistas?.

Bien es sabido que la Vuelta a España habilita unos kilómetros para que los ciclistas suelten lastre y luego la carrera ponga una brigada a limpiar lo que dejan por la carretera.

En la etapa que iba a Orense, incluso vimos a ciclistas tirar cosas en la zona de avituallamiento, a poco más de sesenta para meta, y los auxiliares de los equipos recogiendo los desechos.

Esta práctica se afanan a explicarla en la tele, cuando vemos, en ocasiones de forma exagerada, una ristra de porquería surgiendo por los lados del pelotón.

Kilian Jornet abunda sobre el tema por esta foto que puso en twitter nuestro amigo Iker Gallastegi, diciendo que no se puede aplaudir algo que debería ser evidente y de obligado cumplimiento.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Tiene razón a medidas Kilian…

Si bien es cierto que la carrera se encarga de limpiar, también lo es que, entre que pasan los ciclistas y vienen a limpiar la calzada, algunas cosas pueden extraviarse en medio de la naturaleza, por ejemplo por que sople el viento.

Por otro lado, no son pocas las veces que vemos a ciclistas soltar bidones en zonas pobladas, con gente en las cunetas, e incluso niños reclamando su souvenir, como ese que recibió uno de manos del propio George Bennett.

Otra cosa es el ciclista que sale a hacer su ruta y piensa que el medio va a hacer desaparecer toda la porquería que tire en marcha, eso sucede y sólo hay que ver las cunetas de forma casual para cercionarse.

Eso cuando no se realiza una carrera pequeña por la montaña, con organizaciones modestas que no tienen la estructura de la Vuelta o el Tour para ir limpiando la ruta.

Por eso no compartimos lo que dice Hermida…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Al final no podemos sacudirnos la culpa mirando a otros, ser limpio es implícito a los valores ecológicos y sostenibles que pregona el ciclismo.

De hecho el alpinista no sólo se ciñe al ciclismo y sí a toda actividad que deja el medio hecho una porquería.

Y como dice Jornet, la industria debe ser sensible a este problema.

Por que al final esto es un tema de todos…

Imagen: Iker Gallastegi

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

1 Comentario

  1. Buenas, respecto a las carreras de montaña, puedo decirte, al menos en la comunidad donde vivo, en todas las carreras de autosuficiencia y con avituallamientos, has de marcar todo tu alimento con tu dorsal y en caso de caerse o tirar, se te sanciona. Piensa que el recorrido se marca y después se desmarca dejándolo tal como lo encontraste. Salut!!!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.