Ciclistas y directores: El ciclismo necesita sangre nueva

Con tantos ciclistas como directores  es complicado pensar en la regeneración

¿Cuántos directores de equipo, comentaristas y demás fueron ciclistas?

Hay en las Descalzas de Madrid una estancia que resume en retratos todos los Austrias que rigieron la suerte de España de los siglos XVI y XVII.

Es una línea cronológica se ven todos los monarcas de los Austrias en orden, uno tras otro, hasta llegar al último, una especie de persona hecha mendrugo, con la cabeza pequeña y deforme.

No recuerdo su nombre, pero muy posiblemente fuera Carlos II, un monarca enfermizo cuya sucesión acabó en una guerra.

Los Austrias se distinguieron por casarse entre ellos, familia con familia, procreando y empeorando la especie en cada bebé que nacía.

Era un problema de falta de renovación, de sangre nueva,… y así acabaron.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

La analogía parece repetirse en ciclismo.

Mirad estas declaraciones de Jonathan Vaughters a Marca:

«Este mundo es diferente, estoy orgullosos de ellos. En una generación mucho más comprometida. Ellos nacieron hace 22 años, a los 12 ó 14 ellos conocieron lo de Lance. Vieron eso y no quisieron repetirlo. No querían que les pasara en el futuro. Esto es bueno para el deporte porque el antidopaje, los análisis, la policía y demás están bien, pero la clave es el tema cultural. Todo tiene que salir de ellos. Son conscientes de que si uno se dopa, arruina la vida del otro porque el patrocinador se irá. Esta mentalidad en mi época no existía. Fuimos muy amigos, pero amigos criminales. Le pedías dopaje a tu compañero, otro gran criminal de mi época. En estos momentos, lo que veo con los Higuita y compañía es que saben que tienen una responsabilidad en el deporte y con el público»

A Vaughters sus ciclistas le recriminan en ocasiones ese pasado.

La generación presente del ciclismo dicen que es limpia, que cae mejor, que no tiene la trampa por norma, pero está conectada a aquella que hizo trizas este deporte.

Por dos lados…

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Por uno por la total vinculación que se sigue haciendo de este deporte como un nido de tramposos, es algo social, que caló en sus años y que cuesta desprenderse.

Por el otro, por la continua justificación que campeones de hoy deben estar haciendo, como Chris Froome, quien salió adelante de su no negativo de la Vuelta, pero que arrastra el estigma.

La sombra de Lance Armstrong es alargada y recurrente, cada poco vuelve, y todo lo que con él arrastró.

Y mientras el ciclismo sigue en manos de muchos de los que en su día pitaron o estuvieron cerca, incluso dieron que hablar.

Como Jonathan Vaughters, hay muchos, que conectan de forma directa el presente que quiere olvidar ese pasado.

Nadie dice que aquellos que corrieron en los ochenta y noventa, teniendo la trampa como parte de la rutina, estén haciendo fortuna de aquellos conocimientos, pero la imagen no es la mejor.

Cualquier coche que miremos tiene un excorredor a sus mandos, comentaristas de televisión, directivos de carreras…

¿Qué sentido tiene cambiar a Olano por Escartín en la dirección de la Vuelta?

¿Qué motivó sustituir a Petacchi por Garzelli en los comentarios del Giro y el calendario italiano?

Es que los segundos vieron un ciclismo muy diferente de los primeros, lo que en algunas ocasiones es pura estética, maquillaje superficial para disimular lo que todos vemos, en otras es un asentimiento generalizado.

Damos por bueno que los chavales que crecen hoy estén manos de los mismos que conocieron tanta porquería hace treinta y cuarenta años.

Falta sangre, sangre nueva ha entrado, pero quizá no la suficiente para que muchos pensemos que ese pasado tan tenebroso está olvidado. 

Imagen: https://www.wielerflits.be/

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.