Ciclistas: no es el momento de quejarse (II)

Santa Fixie – Cabecera 2020

Oír y leer a ciclistas protestando me hace pensar que viven en otro mundo

Leer reacciones al post que rescatamos del muro de nuestro amigo Jaume Rué en Facebook nos dibuja un panorama en el que o muchos que practican ciclismo no están afectados por la crisis económica que se está derivando de todo esto o no son conscientes de la realidad que nos rodea.

Pensar en salir en bicicleta es lícito, claro que queremos salir, y a correr, nos ha jodido, somos deportistas, nos gusta que nos dé el aire, sudar, cansarnos y luego ser generosos en la mesa. 

Todo eso está muy bien, pero la situación es disruptiva.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Si a la maraña de voces que suenan desde todos los lados, ya incluso hasta el fútbol está en el lote, añadimos la de unos deportistas amateurs que, estando en todo su derecho de quejarse, no se dan cuenta que las reivindicaciones que lanzan son nimiedades respecto a lo está en juego… ¿qué podemos esperar cuando surge gente diciendo que tenemos que ser solidarios?

Hace menos de dos semanas, más de de uno estaba maldiciendo su rodillo o el patio donde dar vueltas corriendo o caminando, hoy podemos salir, con todas las limitaciones del mundo, de distancia, municipio, sin grupeta,… pero joder, podemos salir.

Y lo hacemos valorando como oro en paño esos kilometrillos que toda esta mierda nos ha robado.

Cabe disfrutar y esperar que escampe.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Ya sabemos que un ciclista solo por la montaña no va a contagiar a nadie, no cabe ser epidemólogo para tenerlo claro, lo sabemos de sobra, pero en este caso creo que hay un tema moral detrás de una decisión, si sale uno a la montaña, sale un tropel, si sale uno a la montaña, ya tenemos grupetas por la sierra, quedadas y otras sobradas que hace dos meses que están vetadas por salud pública.

Igual que cuando un ciclista habla mal de los otros cuando se salta un semáforo, también lo hace cuando camina en medio de un redil, sin distancia, ocupando espacio, a la vista de todos.

Y no queremos defender una medida, no somos sospechosos ni ser de unos o de otros, nos merecen todos la misma opinión, somos pragmáticos ante una sociedad a la que le das la muñeca y te toma el brazo.

Es lícito pensar que el sistema económico montado en este país en base de servicios, turismo y bares debe revisarse, pero es el que es amigos, ahora y en este momento y es por el que hay que luchar para reflotar.

Luego esos políticos que abrazáis, cortoplacistas y que sólo hablan para sus parroquias, que tengan los cojones de cambiar el sistema de raíz cuando toque, pero no ahora, cuando estamos salvando los muebles.

De ahí que una terraza con diez tipos bebiendo cerveza, respetando la norma sea de recibo…

Y no menospreciéis tanto el turismo, alrededor de él hay puestos de trabajo que ni imagináis, creando una inteligencia de país de la que sentirse orgulloso, atrayendo ingenieros y matemáticos y exportando «savoir faire» a nivel internacional.

Por cierto que al ciclismo, a los ciclistas y a la bicicleta les va bien cuando al turismo le va bien.

Que España siempre tendrá en el sol su mejor aliado y con él todo lo que viene. 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.