Ciclistas: ¿tan difícil es quedarse en casa?

Tuvalum

Que en estos días haya ciclistas en la carretera es una puta vergüenza

Escribimos estas líneas con el corazón encogido con un goteo de muertes e infecciones por coronavirus que no pueden dejar a nadie indiferente.

Podéis creednos, es así, si algo ha distinguido este mal anillado cuaderno desde sus inicios es su total subjetividad, a veces acertadas, muchas otras errada, por que somos humanos.

Pero es una cuestión de educación, respeto y salud: hay miles de personas en este santo país dejándose la piel, literalmente, salvando vidas y exponiendo la suya, y la de los suyos, como para que veamos sin más lo que está sucediendo.

Ciclistas que temen perder su estado dulce, ciclistas que son padres de familia, mileuristas que seguramente lo pasarán mal en próximas fechas, auténticos globeros que salen a hurtadillas para mantener una forma que, en el tiempo que este confinamiento dure, va a ser imposible alargar.

El otro día nos preguntaron si esto era cierto…

Dudamos un momento, pero hablamos con nuestro compañero Nacho, que está bastante al corriente del tema, y es cierto.

Aplicándose la ley de emergencia y protección civil la multaza de 3000 o más euros te cae, con el agravante de tonto. 

Lo que sucede es que se está aplicando otro rango, el de seguridad ciudadana, que queda en 600.

Todo esto está provocando que haya zonas en España donde se está saliendo en bici como si la vida siguiera igual, aunque en un estado de emergencia.

En un momento donde se dice, bien clarito, que si te atropellan o te caes en la ruta te vas a comer lo mocos, o en su defecto, joder a un tercero con problemas respiratorios porque deben atenderte a ti.

Así es el circuito Gran Fondo World Tour 

Es vergonzoso, indigno de esa casta y moral que los ciclistas se arrogan, juzgando lo que está bien o mal, diciendo que tipo de vida es saludable, cuál no.

Es obvio que muchos se han quedado en casa, menos mal, pero esos pocos hablan por el colectivo, y dan una imagen tan pésima, que cualquiera que saque cuentas simples pensará que aquí nadie respeta nada, como con ls semáforos.

Convendrían más y mejores multas, más duras, que piquen y jodan el bolsillo.

El ciclista de hoy tiene en casa miles de distracciones y si se pierde la forma, mala suerte amigo, cosas más importantes se pierden en esta locura, no sólo una pizca de forma, también gente querida y dinero.

El otro día preguntamos, a riesgo de sufrir un aluvión de insultos, si los pros deberían salir, viendo el percal, creo que no ofrece duda. 

Que haya niños encerrados en casa hace seis días, o gente con problemas de salud y trastornos lleve esto de la mejor forma posible, mientras algunos salen, machacan y para más inri, lo cuelgan en Strava, es, como me decían hace un rato: «La prueba fehaciente de que en estos casos sale lo peor de las personas».

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.