Primoz Roglic en el Tour: ¿Se verá en otra igual?

Primoz Roglic Tour JoanSeguidor
Kalas 1024×140

 

Una derrota como Roglic en el Tour puede marcar trayectorias

La imagen de Primoz Roglic llegando a la cima del Tour, al arco de La Planche des Belles Filles, era dura, muy dura.

Ese casco no era un casco, que por cierto estrenaba para la ocasión, era una cruz, como la del Monte Calvario, algo que sobraba, que quemaba, unos ojos que no adivinan el final, un rostro arrugado que denota depresión.

Qué Tour ha perdido Primoz Roglic, o deberíamos decir qué Tour ha ganado Tadej Pogacar

Sea como fuere todo se alineó para que Roglic firmara la cesión de maillot jaume más traumática desde que aquella tarde Laurent Fignon quedase roto en medio del pavimento de los Campos Elíseos, un momento, un instante de esos que son potentes, tanto, que incluso nos llevan a cuestionar si este mal paso puede condicionar el futuro deportivo de Roglic.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Hay una gran diferencia entre ser primero y segundo, hay un abismo, sinceramente, a nuestros ojos podría parecer un pequeño salto, de la altura del escalón del podio, sin embargo a efectos prácticos esta derrota es un mazazo para Primoz Roglic y su equipo.

Muchos piensan en este epílogo del Tour que Roglic se lo tenía merecido, por no ejecutar su aparente superioridad cuando puede.

Sinceramente, creo que en esos momentos de Peyresourde, de Col de la Loze, si Roglic no hizo más es por que no creo que le quedara mucho, uno puede especular en ciertos instantes, pero la cosa nunca anduvo sobrada, desde los Pirineos para acá, la diferencia entre los dos eslovenos estuvo siempre por debajo del minuto.

Primoz Roglic apreciaba cómo se iban quedando todos, los colombianos, Landa, Porte… pero Pogacar estaba ahí, amenazante incluso después de un momento crítico en el Col de la Loze.

Incluso Roglic conoce sus límites, y cuando estos se atisban, no lo pasa bien, la prueba fue el Giro del año pasado, incluso la caída del Dauphiné, hechos que le recuerdan que esto es efímero y puede volar en cualquier momento.

Su equipo, el Jumbo, ha ejercido de Team Sky, jugando además bazas paralelas como las etapas de Wout Van Aert, en forma tan insultante que se le permitió disputar.

Fue un dominio que creímos real hasta la misma entrada de París, ahora, a toro pasado, quizá hubiera sido preferible haber jugado la baza de Tom Dumoulin, haberle puesto más cerca en la general, haberle filtrado y haber dejado a Pogacar, con un equipo muy limitado al descubierto en alguna ocasión.

Esto lo decimos ahora, cuando Pogacar ha perpetrado uno de los grandes butrones de los tiempos recientes.

Nos cuesta creer por eso que si Jumbo hubiera visto opción de distanciar más a Pogacar no lo hubiera hecho, lo que ha pasado en este Tour se resume en la crono: no han podido con el joven esloveno.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

¿Cómo gestionar el vacío existencial que se abre bajo los pies de Roglic tras el Tour?

Perder el Tour así, habiendo ejercido de capo sin dorsal uno, tiene que ser tremendo, si bien ahora tendremos ocasión de comprobar las virtudes de algunos rasgos que adivinamos en el esloveno: su frialdad y capacidad de análisis para saber dónde ha fallado y qué espera de los rivales que crecen.

No es mayor, treinta años, lo que pasa es que ha explotado tarde, aunque lleva tralla en el cuerpo, no en vano tiene un palmarés excelente que incluye ya podio y maillots en las tres grandes.

Cuando Roglic cruzaba la meta, compartía pantalla con Dumoulin y Van Aert, en meta ya, viendo la tragedia por la televisión.

La imagen de Tom y Wout es la del equipo, de quienes lo han dejado todo por casi tres semanas en favor de su líder, han remado y remado para morir en la orilla, y no es sencillo el papel para el Jumbo a partir de ahora.

No disponen del caudal económico del Ineos, donde un gregario cobra más que los lideres del Jumbo, y ahora mantener una estructura alrededor del esloveno que no es campeón, y sí submcampeón del Tour, no va a ser sencillo.

Convence ahora a Van Aert, Kuss y Dumoulin que trabajen para el esloveno, sin poner una buena pasta sobre la mesa.

En fin, que la risa va por barrios, y en el Jumbo las lágrimas han tomado el paisaje, como bien dijimos es imposible no tener empatía ante un mazazo así.

Foto: FB Jumbo Visma

Gore 400×100 MArzo2020

Tour: la gran lección de Tadej Pogacar

Tadej Pogacar Tour joanSeguidor
Kalas 1024×140

 

Ya podremos decir que vimos el Tour que gana Tadej Pogacar

Siempre, en el final de cada etapa, en desarrollo de alguna, durante este Tour me ha gustado apreciar los gestos entre Tadej Pogacar y Primoz Roglic.

No por nada, han sido primero y segundo, lo siguen siendo pero al revés, pero son partícipes de algo histórico, de un Tour en septiembre, dominado por eslovenos, compañeros de podio en la Vuelta, misma nacionalidad, camaradería y cariño entre ellos.

Hoy cuando en medio de la entrevista a Tadej Pogacar como seguro ganador del Tour ha llegado Roglic y le ha interrumpido, veo que todos esos gestos no eran de cara a la galería.

Por que en este Tour nada ha sido de cara a la galería, aunque en ocasiones nos cabreáramos con lo visto, aunque esperásemos lo mejor en cada etapa que tuviéramos marcada, aquí se ha corrido a cara perro, ha habido respeto al rival, pero no se ha perdonado y sobre todo nunca se han bajado los brazos.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El Tour que gana Tadej Pogacar nos resume una historia ya conocida…

Sea como fuere es un canto a la grandeza del ciclismo y el deporte, el premio a una generación de chavales que ha crecido desprovista de complejos, sin el peso de la historia que muchos arrastramos, ese libro al que siempre acudimos para explicarlo todo, que si es muy joven, que si aquí ganó no sé quién, que si… a ellos todo eso les resbala.

No saben de qué iba esto, por que les basta con ver cómo va ahora, y vienen crecidos y aprendidos, meados y cagados de casa, hasta llorados, si me apretáis, por que no sólo gestionan la victoria, también los malos momentos, se rehacen y vuelven al parquet.

Esa es la gran lección de Tadej Pogacar como abanderado hoy de una generación, igual que Egan Bernal lo era hace un año.

Saben sus topes, sus curvas y rendimientos con precisión suiza, donde apretar, dónde aflojar, cuando desistir, una vez el rival de te deja de punto.

En el Col de la Loze pareció que Pogacar firmaba la segunda plaza, interpretamos mal, éste no firma nada, se basta y se sobra para romper lo que se le ponga por delante, es ahora mismo el ganador del Tour de Francia.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Podríamos decir que el Tour 2020 ha tenido el mejor final para un desarrollo mejorable, sin embargo, eso no sería una descripción completa, puesto que el nombre de Tadej Pogacar adquiere categoría de adjetivo, su premio es un premio para el ciclismo entendido como lucha hasta el final, gestión de los momentos y talento nato.

Ha ganado a un compatriota en la flor de la vida, treinta años y lo mejor de él aflorando, sin equipo en muchos momentos, poniendo sobre la mesa corazón, coraje y sabiduría.

Puedo entender que haya gente que se acuerde de su director, no son las mejores credenciales las que acompañan a Matxin, pero por favor, disfrutemos de lo bueno que aún nos puede dar este deporte como en su día soñamos con otros.

Si en uno, cinco o diez años nos amargan el trago que nos quiten lo bailado.

En el premio de Tadej Pogacar en este Tour va una parte alicuota de cada uno de nuestros corazoncitos.

Imagen: FB UAE Emirates

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

 

 

El problema de Nairo no era el equipo

Nairo Quintana equipo
Kalas 1024×140

 

El Tour que acaba ha demostrado que el lastre de Nairo Quintana no era el equipo

Así las cosas el Tour 2020 creo que ya es el antes y después para Nairo Quintana, la prueba real de lo que dijimos hace unos meses y que no tiene nada que ver con el equipo.

El problema de Nairo Quintana para el Tour es que no da más de sí, y eso no es malo, es lo que es, como que Landa se quedó en el pie del Col de la Loze tras hacer trabajar a su equipo durante tantos kilómetros, o como que la tierra es redonda.

Siempre pensamos que la última opción de Nairo para el Tour pasó en 2016, desde entonces siempre un poco peor, con corredores adelantándole por ambos lados y dejando sin argumentos a quienes decían que el equipo, entonces Movistar, era el problema.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y no es, no, todo esto una pieza para crucificar a Nairo, no lo toméis por ahí, que os conocemos, es el retrato de un corredor que es el mejor ciclista latinoamericano de la historia que por mucho que insista, por diferentes caminos, con colores diversos, el Tour ya no está en su mano.

En la primera etapa de los Pirineos, llegamos a pensar que a Nairo le había cambiado la suerte para el Tour.

En el Peyresourde, en el mismo sitio donde Froome le dejó atrás con aquella famosa bajada, Nairo rodó con Roglic y Pogacar, incluso por delante del resto, algo realmente histórico para un equipo como el Arkea, un profesional entre los mejores del Tour.

El Marie Blanque, sin embargo, ya no fue lo mismo, se quedó del top cuatro de aquel día, cuando todos lo imaginamos entre ellos  y nunca más estuvo al nivel de los mejores.

Cierto es que hubo una caída, la misma que acabó con Romain Bardet fuera del Tour

A diferencia del francés Nairo no pareció tan perjudicado, desde fuera, aunque él se ha agarrado a ese percance como la clave para desaparecer de la carrera en el Grand Colombier.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Y es que en la cima donde gana Pogacar, Nairo ha firmado el finiquito de sus ambiciones en la mejor carrera del mundo.

Lo ha intentado, ha sido un fijo del podio tres años, integrante del top ten varias veces, ganador de etapas, maillot blanco… pero el amarillo no pasó de ser eso, un sueño que creo que ha sido su pesadilla, por que su palmarés sobrevive perfectamente a no haber ganado el Tour, pero todos le recuerdan que no luce en su vitrina.

A pesar de lo que se ha dicho, se ha demostrado que el problema de Nairo no era ni es el equipo, es que no tiene más, y ante eso, da igual que lo vistas, de azul o rojo, poco o nada ser puede hacer.

Gore 400×100 MArzo2020

Ineos Grenadiers ha conseguido la foto más potente del Tour

Ineos Grenadiers Tour JoanSeguidor
Kalas 1024×140

 

El doblete del Ineos Grenadiers en el Tour surge de una lucha sin cuartel

Cuando en el Grand Colombier Egan Bernal se despidió del Tour, encarrilando la recta hacia su abandono, nos preguntamos por el papel que iba a desarrollar el Ineos Grenadiers en lo que quedaba de carrera.

Y no era una pregunta cualquiera, el británico es el equipo más poderoso del pelotón y tras de sí dejaba siete Tours ganados de ocho posibles.

Si recordamos lo que pasó hace seis años, cuando perdieron a Froome en la famosa etapa del pavés, el equipo se sumió en un agujero de donde fue imposible salir, sin brillar ni disputar a pesar de contar con un bloque que tenía, entre otros, elementos como Geraint Thomas o Richie Porte.

Esta vez sin embargo la historia ha sido diferente…

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Los de negro se rearmaron en la jornada de descanso y saliendo a por todas: Ineos Grenadiers ha salido a disputar todas y cada una de las etapas de esta semana, incluso con la noticia del abandono de Bernal por medio.

Se han sabido reinventar y tendríamos que comprobar si alguno de los que quedaba en carrera no ha estado en algún momento en fuga.

Desde Sivakov a Van Baarle, pasando por Castroviejo, que tras todo esto se va al Giro, incluyendo a Kwiatkowski y el eterno Carapaz, que ha realizado un tridente alpino memorable.

Sólo nos faltarían dos nombres, a priori, y sin chequearlo, Rowe y Amador.

El resto siempre en la escapada.

Un arte, el de la escapada, algo menoscabado en la primera semana, que le ha dado a Ineos Grenadiers la imagen más potente del Tour de Francia, dos compañeros de equipo, celebrando el triunfo, los dos iguales, idénticos, recordando las imágenes de Lemond e Hinault.

Esa foto seguro que estará en más de un concesionario.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Una foto que obviamente no compensa no ganar el Tour pero que negro sobre blanco pone en cuestión estrategias integrales como la de Movistar, equipo que muchos nos trajeron a coalición cuando vieron que Egan Bernal se estrellaba.

El esquema de luchar por la general de equipos y puestos en el top ten de Movistar es muy respetable, no nos gusta, pero es su opción.

A nivel de imagen, no obstante, no hay color: lo que Kwiako y Carapaz firmaron ayer excede a los tiempos.

Obviamente esa foto no era el objetivo del inicio de etapa, pero cuando quemas tus naves, como lo han hecho los ingleses esta semana, es más que probable que un triunfo acabe cayendo y si es con esa estampa, mejor que mejor.

Gore 400×100 MArzo2020

Tour: ¿Cuánto bueno nos hemos perdido de Michal Kwiatkowski?

michal Kwiatkowski Tour
Kalas 1024×140

Lo que podría haber hecho Michal Kwiatkowski en el Tour sin deberse a terceros

La jornada final el Tour en los Alpes tuvo un antes y un después en el momento que Pello Bilbao se descolgó del ritmo que imprimía particularmente Michal Kwiatkowski con Richard Carapaz a su estela.

Era el tercer día consecutivo en fuga del ecuatoriano, y su compañero fue despojando de integrantes la escapada hasta quedarse los dos solos, cosa que creo no estaría en el plan inicial, posiblemente estudiado para que ganara Carapaz, con la ayuda del polaco.

Así las cosas, con los dos en escapada, con el Grenadiers Ineos demostrando que es capaz de reinventarse tras la baja de Bernal, y generar una imagen de la potencia de los dos corredores entrando juntos, la duda residía en quién ganaría.

Momento Mapei en Roubaix 96: Se decidió que Michal Kwiatkowski se estrenara en el Tour, por lo mucho y bueno que ha dado al equipo, tal y como Juan Antonio Flecha reconoció en La 1 y otros que estuvieron ahí dentro algún día imaginaban…

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Lo cierto es que ver la exhibición de los dos Ineos ayer nos remite a lo que otras muchas veces hemos pensado y que es otro de los grandes males de este ciclismo con el que estos días estamos algo peleados.

Que corredores como Michal Kwiatkowski se sacrifiquen para terceros, que hay culminado ediciones del Tour como las que hemos visto, con un estado de forma insultante en favor de Froome y Geraint, especialmente, es algo que nos duele.

Es obvio que esto es ley de oferta y mercado, e Ineos hoy, Sky hace año y medio, le ha pagado a Kwiato los servicios para sus capos más la renuncia expresa a todo tipo de ambición personal en carreras marcadas.

Tiene mucho calendario para elegir, nos han dicho, y es cierto, pero el Tour es el Escenario con mayúsculas del que Michal Kwiatkowski se ha tenido que bajar.

Para que nos hagamos una idea su no concurso en el Tour nos ha privado del equivalente a Kämna, Carapaz, Hirschi y Kragh Andersen en la puja por las etapas de estos años.

No es poca cosa, más cuando lo mejor de estos Tours es la lucha a muerte por cada etapa.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Michal Kwiatkowski figura entre los ciclistas mejor pagados del pelotón, de ser cierta la lista que corrió hace unos meses, y nos los podemos creer.

Es lícito renunciar a crecer deportivamente, si de inicio de cubren la parte dineraria, pero para el aficionado es una tragedia, es quitar peones del tablero y este polaco es un corredorazo.

Lo vimos ayer, pero lo hemos apreciado en los años de plomo de Froome, él ha sido uno de los baluartes de ese dominio casi total, por que al final andaba casi tanto como los rivales de su líder.

Quemó ese periodo con honor, pero en el fondo es posible que ahí dejara también sus mejores años, como otros tantos han hecho y seguro que harán.

Que ya no haya vuelta atrás no significa que podamos lamentarlo.

Imagen: FB de Le Tour de France 

Gore 400×100 MArzo2020

Tour: Landa y Bahrain hicieron lo que tenían que hacer

Landa Bahrain JoanSeguidor
Kalas 1024×140

 

Liderando el Bahrain, la carretera ha puesto a Landa donde merecía

Acaba el primer Tour de Mikel Landa liderando un equipo, el Bahrain, y como dice el tópico la carretera ha repartido fortuna.

Se podía pensar que ésta era la prueba para ver dónde era capaz de llegar Landa, ahora sí, sin discusión al comando de un equipo, y la carrera le ha dado para ser quinto, por el momento, aunque dado como anda en las cronos, no me extrañaría que el sábado le adelantara Enric Mas.

Sea quinto, sea sexto, no será su mejor resultado, Landa acabó cuarto hace tres años, a un suspiro del podio, tras currar para Froome toda la prueba.

Aquel Landa, como el del Giro del 2015, estaba, sobre el papel, a otro nivel, parecía un ciclista hecho para hacer posible lo imposible, tal era su nivel que creo que nunca más se le ha visto a esa altura, o es que quizá los rivales también le han ido poniendo en su sitio.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Por que en ciclismo, sucede una cosa, y es que uno no corre solo, una obviedad que es conveniente recordar a los aficionados que en ocasiones creen que su caballo tiene que estar por defecto siempre delante.

En esta edición han habido dos ciclistas intocables, los eslovenos, y luego una segundo escalón en el que Landa se ha movido, especialmente con López y Porte, toda vez la etapa final de los Alpes ha sacado de la quiniela a Yates y Urán.

Sea como fuere eso importó poco en la estrategia del alavés, que trazó una línea ascendente según avanzara la prueba, intentando salvar sus malísimos arranques, progresar en los Pirineos y asaltar en los Alpes.

Casi lo logra, a puertas de la primera cordillera, el Bahrain y Landa tuvieron su jornada negra, aunque no negrísima, por que ceder un minuto largo en esas circunstancias lo firma cualquiera.

El problema de Landa es que, a diferencia del Giro del año pasado, los de adelante no flaquearon como Roglic sí que hizo entonces.

Pasó las diferentes llegadas en alto y Pirineos agazapado, fruto entendemos del ritmo horrible que evitaba cualquier desliz o alegría.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Y llegaron los Alpes, la jornada del Col de la Loze y Landa junto a Bahrein realizaron la apuesta más importante de un rival del Jumbo, al margen de los ataques de Pogacar en los Pirineos.

La cosa salió bien hasta que la carrera entró en la zona roja, Landa reventó justo cuando el último Bahrain se retiró de la cabeza del grupo.

¿Cuántas veces explota el líder del equipo que trabaja durante la etapa?

Muchas, muchísimas, en una carrera de fondo como éstas, en un tramo tan largo y variopinto como el de Madeleine y Loze, las sensaciones que recorren el cuerpo del corredor van de la miseria a la euforia y viceversa.

Mikel Landa pinchó, pero él y su Bahrein hicieron lo que tenían que hacer: apostar a ganar

Salió cruz, poco se puede hacer.

En la última etapa alpina volvió a la carga, pero si no hay más, poco se puede hacer, en el grupo un acelerón de Roglic le tumbó la ventaja, no cabía darle mas vueltas.

Pello Bilbao y Damiano Caruso le hicieron el servicio hasta donde les dio las piernas, pero Richie Porte se rehizo.

¿Se podían haber quedado antes? posiblemente, pero no sé hasta qué punto hubiera cambiado la película.

No nos engañemos, el nivel de Mikel Landa es éste para este tipo de carrera, no hay más, ni creo que le quede más por decir.

¿Es criticable que haya querido ser líder? nunca jamás, él quiso ver de lo que era capaz y lo ha conseguido.

Otra cosa será el año que viene y los planes de su equipo, pero que nadie se lleve a engaño, Mikel Landa es un excelente ciclista que ha llegado donde sus condiciones y circunstancias le han puesto.

Ahora cabrá ver si vuelve a tenerlo todo como en este Tour, al fin y al cabo, a algunos les sonríe la fortuna cuando menos lo esperan.

Imagen: FB de Team Bahrain 

Gore 400×100 MArzo2020

 

Tour: Miguel Ángel López siempre aparece

miguel Angel López Tour JoanSeguidor
Kalas 1024×140

 

Miguel Ángel López rompe siempre a su favor cuando miramos a otros

De Miguel Ángel López poco podemos añadir que no hayamos dicho ya, quizá que por fetichismo, no acabábamos de verle en el Tour, por pensar que Giro y Vuelta se le adaptaban mejor.

En medio de un ciclismo donde encontrar alguien que te emocione es la excepción, el que un día llamaran «supermñan» por defender su bicicleta ante unos cacos, forma parte de esa pequeña estirpe de «resistentes galos» ante el rodillo de lo homogéneo y lo políticamente correcto.

No son muchos, como decimos, en este Tour hemos tenido algunos, la clase diaria de enardecer las masas de Julian Alaphilipe, Richard Carapaz, muriendo en la orilla cuando nadie daba un duro por él, o el suizo Marc Hirschi, un tipo que no entiende el ciclismo sin riesgo.

Ah, y Tadej Pogacar, el ciclista cuya sola aparición en la pantalla despierta una sonrisa animosa en el espectador.

Miguel Ángel López pertenece a ese círculo

Se le podrán achacar michas cosas, que la emprende contra un espectador que le molesta en el Giro, que se calienta contra el Movistar en la Vuelta, que suelta la lengua… pero si corre como habla y habla como corre.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y en esa alquimia de calidad, pasión y rabia tenemos a un corredor que muchas veces acude a las carreras en segunda o tercera línea, pero acaba en la clase noble cortejando a la «reina de la fiesta».

Recuerdo una de las llegadas en alto de la pasada Volta, Egan Bernal atacando desde abajo, Nairo, secando, dos colombianos llevándose las luces y Miguel Ángel López ganando en la cima.

En este Tour, hubo algún tramo de carrera que tuvo cuatro colombianos en vanguardia, en el top seis o top siete.

López entre Bernal, Nairo y Urán, parecía la baza menos sólida, respondiendo en tercer tiempo a los ataques, remando para no perder el tren de la carrera, cerca de los mejores en los Pirineos, entre ellos en el Grand Colombier, pero nunca dando el paso adelante.

En el Col de la Loze, se acabó la historia.

 

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

A una altura donde sólo aguantan los muy buenos, tras el ímprobo trabajo sin culminar de Bahrain, tras los primeros cachetes entre los eslovenos, Miguel Ángel López hizo suyo el escenario ante la cuadratura del círculo que Roglic emprendió lanzando a Kuss por delante.

Y no es sencillo, ese golpe es tremendo, violento y seco, primero para dejar a Roglic, luego para soltar a Kuss, como aquella vez que dejó seco a Contador en Calar Alto.

Miguel Ángel López emergió, otra vez, cuando todos mirábamos a otros, cuando pensábamos que si Landa, que si Roglic, que si Pogacar, nada, esa garra que el colombiano saca a pasear en ocasiones, la plasmó en carretera.

Un triunfo colosal en una cima que dicen marcará una época, cabrá ver si será así, entretanto su nombre figura en el Col de la Loze, surgido de este ciclismo de bostezo que todo lo bueno lo deja para el final.

El podio es un premio tremendo para el celeste, pero nos resistimos a creer que sea suficiente, con ese equipo (Luisle, Lutsenko, Gorka, Fraile…) y el perfil de la ultima de los Alpes me cuesta creer que se quede ahí.

Imagen: FB Tour de France

Gore 400×100 MArzo2020

 

Mikel Landa en el Tour: esto es lo que hay

Landa Tour
Kalas 1024×140

 

Tras ver este Tour: ¿De qué sirve machacar a Mikel Landa?

Desde tiempos proverbiales, Mikel Landa esperaba un día como hoy en el Tour.

Lo lleva esperando desde que le tocó sacrificarse por Fabio Aru cuando volaba en el Giro, lo mismo por Froome, ídem cuando se le adelantó Carapaz, cuando porfiaba por un liderato con Nairo.

Hoy camino de la cima cima que rasca la panza del cielo, el Col de la Loze, Mikel Landa dispuso de todo aquello que pedía para conquistar el Tour, o el podio en su defecto.

Lo hizo todo, tuvo todo lo que pidió, en la base de la Madeleine puso uno a uno a sus compañeros a tirar y poner el ritmo del grupo, sin esperar que Jumbo marcase su tempo.

Y no fue un ritmo sencillo, dejó el grupo pelado de favoritos y gregarios de Roglic, cuando la caravana dejaba Meribel camino de la cima.

Caruso tiró y tiró, pareció que Mikel le iba a tomar el relevo, pero cuando el valioso gregario italiano dejó la vanguardia del grupo, Landa se escurrió grupo abajo y se quedó.

Sin más.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Luego progresó, y no llegó tan lejos con lo que parecía que iba a caerle en el momento de descolgarse.

¿Qué decir de Landa en este Tour?

Poco o nada, lo que habéis visto, es lo que hay, no hay más, no queda más.

Mikel Landa se ha quedado en la panza del grupo durante dos semanas y media, sin apenas les diera el aire, callado, meditabundo, sin arriesgar ni gastar nada que no fuera necesario, sólo se le vio en el Marie Blanque, por que aguando en el top cuatro y ahí era imposible esconderse, hay que pasar al relevo.

A ese instante añadidle el calentón que le tocó pegarse para limitar los daños del corte que sufrió el día que perdió minuto veinte.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Era la prueba del algodón que esperábamos para Landa, tan quieto, tan callado en ese grupo lanzado por un Jumbo que no ha permitido alegrías ni desmanes.

Ha llegado mejor situado que nunca a la montaña y con un equipo volcado en él.

Y la prueba ha dado lo que ha dado, Mikel Landa no ha tenido más.

¿Criticable?

Pues ¿qué queréis que os diga? Esta vez ha venido de perfil bajo, no ha alimentado los ánimos ni lanzado las campanas al vuelo, ha sido prudente y la carrera le ha situado en su sitio, eso es un top ten, otro, en el Tour de Francia.

Sin duda ese no era su objetivo.

Si lo del Col de la Loze ha sido un mal momento lo veremos, el problema es que era el momento, su momento, por que suspiraba hace tiempo y no ha dado la talla, sencillamente no la dado.

Emplearse contra él ahora, más allá del rollo que nos traemos con el «Landismo», no tiene sentido.

Hay seis ciclistas mejores que Mikel Landa ahora mismo en el Tour, podéis poner el grito en el cielo, el Landa del Tour 2020 mucho me temo que está tocando techo.

Gore 400×100 MArzo2020