La tercera salida de Froome ¿un nuevo equipo?

Chris Froome UAE Tour Featured

Es posible que Froome le estén vendiendo la opción de un nuevo equipo

Chris Froome y su presente y futuro equipo siguen saltando de portadas y páginas por motivos que, como vemos, nada tienen que ver con la competición, por el momento.

Sin embargo, cada día que pasa, el titular que nos deja Froome es mejor que al anterior, y el flaco inglés de origen keniata puede ser la mejor noticia para este deporte que camina vapuleado con la crisis del coronavirus.

Publican en  Francia que Froome podría apadrinar un nuevo equipo para el año que viene. 

Cruz 400×100 Banner Landing

 

La noticia no sería buena, sería lo siguiente, el solo rumor de un nuevo equipo siempre es bienvenido, en estos tiempos es oxígeno puro.

Con el quejido de estructuras como CCC y Astana, con el incierto futuro que se dibuja sobre no pocos actores del pelotón, con la incertidumbre de saber qué será de este pelotón en estos meses, que Froome salga al mercado y escuche cantos de una nueva estructura es una buena noticia.

Reflejo de que el ciclismo podría seguir interesando, incluso en sus momentos más bajos, con el propio Ineos pidiendo dinero al gobierno de la Reina.

Dicen que Froome, un tipo que tenemos por tranquilo y razonable, aunque con los dejes propios de un campeonísimo, se ha cabreado porque nadie en Ineos ha terciado ante la declaración de Bernal que nadie parte por encima de nadie en el Tour.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Y aunque pueda tener sus razones, se le olvida al inglés que los méritos no residen en las rentas, cuatro Tours nada menos, y sí en el presente.

Froome debería ofrecerle a Ineos algo tan sólido como lo que ofrece Bernal para optar a su quinto Tour en la que ha sido la casa de sus éxitos.

Quizá en el fondo quisiera una reedición del affaire con Wiggins, hace ocho años, aunque ahora con él como gran beneficiario.

En todo caso, que en la maraña de equipos que han sonado para Froome surja un bloque nuevo es música, una noticia que esperemos llegue a buen puerto, pues no olvidemos que, mucho antes de que estallara la mierda del coronavirus, el ciclismo británico había perdido más de un equipo por el camino.

¿Froome fuera de Ineos? Todos ganaríamos

Team Ineos Chris Froome JoanSeguidor

Una salida de Chris Froome de Ineos sería una buena noticia

La semana que dejamos atrás a falta de noticias de ciclismo LIVE, nos deja la puerta abierta a la salida de Chris Froome del Team Ineos incluso en medio de la temporada.

Nosotros nos hicimos pajas mentales sobre la posibilidad más lúbrica en el destino del británico, que Froome dejara su actual equipo por Movistar, pero lo cierto es que hay muchas opciones sobre la mesa.

Lo que no se puede esconder es que los ingleses sentimentalismos los justos.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Chris Froome le ha dado al Team Ineos cuatro Tours, un Giro y 1 + 1 Vuelta a España, un palmarés que, como nos dice Nacho, nadie podría soñar cuando los ingleses desembarcaron hace diez temporadas.

Salga o no, este pulso de Froome con su equipo es bueno para el ciclismo

Está claro que gestionar ese gallinero no debe ser sencillo, con tanto capo y un chavalillo que va con las ideas muy claras.

No sé si la relación es buena o no ahí dentro, pero ir con tantos líderes a las mejores carreras es un sin Dios, y quizá en Ineos quieran evitarse bochornos como el del Tour 2012, con Froome mirando atrás como Wiggo no era capaz de seguirle.

Al tiempo que esquivarían una ficha top, en momentos que no son sencillos para nadie, de un corredor que parece amortizado.

Si Froome vuele a ser el de antes, lo veremos, a priori lo tiene complicado no, lo siguiente, pero esta gente está hecha de otra parta.

No olvidemos que es un cuádruple ganador del Tour, ahora mismo es el único

Gore 400×100 MArzo2020

Las carambolas de Froome en Movistar

Tour 2020 Chris Froome JoanSeguidor

Ver a Froome en Movistar sería un golpe de efecto

El pasado viernes, creo que era, le preguntaban en el balance de la jornada de Bolsa al economista Juan Ignacio Crespo por si era un buen momento para apostar por las tecnológicas, tipo de Telefónica, y éste dijo que no especialmente, que incluso con la operación británica de la empresa española, las acciones ni lo habían notado: entonces no podíamos imaginar que aquello podría tener influencia en el ciclismo, en Chris Froome y en el Movistar.

Pero puede tenerla, por lo que leemos en Ciclo 21.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

El salto de Chris Froome al Movistar sería un movimiento que, a la vista cómo va la temporada y el año podría tener sentido.  

Con el Tour arrinconado a septiembre, la posibilidad de un traspaso a mitad de ejercicio tomaba forma para el cuatro veces ganador del Tour.

Un escenario plausible dado el colapso de líderes que se anuncia en Ineos:

¿Cómo priorizar el quinto Tour de Froome sobre la progresión de Egan Bernal?

¿Qué pasaría con Geraint?

Un colapso del que Bernal, además no se borra, por muy joven que sea, si ve el Tour pasar, no será un tren que deje escapar.

«La carretera está ahí» dice este fino colombiano que habla como pedalea, muy bien. 

Gore 400×100 MArzo2020

 

A ello le añadimos el préstamo que Ineos le ha pedido a su gobierno, su economía depende del inflamable precio del petróleo, para pensar que la salida de Froome de su casa podría ser una posibilidad.

Nos quedamos con la noticia que citamos al principio y pensamos, nos relamemos sobre lo que podría ser.

Un cataclismo, una sucesión de carambolas en todos los confines del planeta ciclismo. 

Si Froome ficha por Movistar lo haría por su eterno enemigo, la casa de su primer gran rival Nairo Quintana, la misma que le tuvo a merced en aquella famosa etapa de los Pirineos en la que el británico salió vivo.

Y aunque se desbloquee la situación en Ineos, creo que a día de hoy Bernal tiene más galones que Geraint, la complica en Movistar, donde, no nos engañemos, ni Enric Mas ni Marc Soler parecen en disposición de discutirle las mejores carreras a los Ineos y Jumbo, entre otros,

A Enric Mas le quitaría presión, a Marc Soler le pondrían otro jefe encima.

Pero claro, si Froome entra en el mercado, si Movistar está virando su negocio hacia UK, ayer hablaban del papel de la telefónica española en la banda ancha de las islas, si… quizá la cuadratura del círculo se diera o diese y la temporada más triste de las últimas décadas nos dé el culebrón más jugoso en muchos años.

Y  veríamos si Froome también gana fuera de los algodones del «Skineos».

Chris Froome en el UAE Tour: seis motivos para que vuelva

Chris Froome UAE Tour Featured

Celebramos ver a Chris Froome de vuelta en el UAE Tour

 

En el UAE Tour hay crema, lo mejor de cada casa, una nómina de velocistas que rivaliza con el Tour, pero el foco está en Chris Froome.

En la galería de la leyenda de ciclistas en activo es posiblemente cabeza de cartel, un tío que convive entre los más grandes de siempre y sigue vigente.

Cuatro Tours, dos Vueltas, una de ellas con asterísco, y el Giro que ganó en aquella travesía imposible, le ubican en un hipotético top ten de siempre en las tres grandes, en ese hipotético terreno fértil a la mística del ciclismo de siempre, la agonía, el gran fondo, salir a flote cuando el resto baja los brazos, superados por las circunstancias.

Y las de Froome no son sencillas, el UAE Tour, esa carrera insertada en un lugar que bebe de lo imposible e improbable, es el kilómetro cero de esta historia sin final escrito.

 

Sabemos, lo vimos esos días de junio cuando Chris Froome se dejó la salud en una curva reconociendo la crono del Dauphiné, que el ingles no cae igual de bien por donde pasa.

Girona Gravel Ride: nuevo recorrido

Pero aquí, la admiración que le hemos proferido siempre ha ido más allá del ciclismo que le ha tocado vivir, que no ha sido poco…

SQR – GORE

 

Van seis motivos:

Uno: Chris Froome es historia del ciclismo, surgió un día, repentinamente en aquella Vuelta que acabó en su palmarés tanto tiempo después, y desde entonces no se ha apeado de los primeros puestos.

La grandes vueltas son su terreno.

Dos: Los mejores de cada momento tienen que estar siempre en la salida de las mejores carreras.

Chris Froome da caché, prestigio, viste el evento y si alguien le gana, se lo lleva crudo.

Tres: Está a un paso del club de los cinco.

Un Tour más, se dice fácil, y entra con Anquetil, Indurain, Hinault y Merckx, que es lo máximo.

Verle ganar el quinto Tour sería asistir a algo único, rara vez repetido, en una carrera que es más que centenaria, cuatro lo lograron, lo de Armstrong lo dejamos a gusto de cada uno para pensar que sean cinco.

Cuatro: El reto que se planteó sobre Chris Froome aquella tarde del Dauphine fue de una envergadura que sobresale a lo natural de la condición humana.

El estropicio que se reportó aquellos días nos hizo temer por su vuelta, pero le tenemos ahí.

Esperamos que no sea para corto.

Cinco: No nos engañemos, el morbo nos pone y en el Ineos lo hay a dos carrillos.

Froome pasa en la lista a los dos últimos ganadores del Tour, a Geraint y Bernal, la gestión ya no sólo de egos, también de nombres mayúsculos, consagradísimos, es un laberinto.

¿Quién liderará Team Ineos en Francia, en julio?

Seis: Chris Froome ha sido una especie de superviviente, un malabarista en medio de tiempos convulsos, con un resultado adverso que estuvo a punto de llevárselo todo por delante.

Salí a flote porque a su alrededor tuvo la mejor defensa posible, algo que posiblemente sólo pueda tener él.

Sí otros cayeron, pero él no, y aunque se le reproche ¿qué queréis que os diga? no ha matado a nadie y ejerce su profesión de la forma que hemos visto, sin estridencias, ni ruidos innecesarios,.

Pueda o no ganar el Tour, su quinto, nosotros no lo vemos nada sencillo, nos ha tocado vivir un ciclo tremendo, el de Froome y con lo bueno y malo, es historia de este deporte.

Imagen: FB UAE Tour

 

Los top cinco de la década ciclista

Mundial Innsbruck - Peter Sagan JoanSeguidor

Nibali, Froome, Gilbert, Sagan y Valverde son nuestros cinco nombres de la década ciclista

 

Aunque la teoría diga que la década empieza en un año que finaliza en cero, para nosotros este 2019 cierra una década ciclista que en nombres queremos retratar entre cinco artistas que nos han hecho soñar y disfrutar a partes iguales.

Una década ciclista que nos ha dejado, seguro, otros muchos protagonistas, pero que en el difícil ejercicio de elegir, hemos querido condensar en cinco corredores, los cinco más destacados de la década ciclista.

Y en esas que empezamos por el nombre cuya leyenda se rubrica en la carrera, nos guste o no, más trascendente de todas, el Tour.

Chris Froome ahora camina solo, con cuatro ediciones.

Por detrás sólo tiene a dos, Lemond y Thys, por delante le superan apellidos que saben a leyenda: Anquetil, Merckx, Hiinault e Indurain.

Sólo la mención de estos nombres, en pleno siglo XXI, ubica la gesta de Chris Froome, un campeón que ha corrido dos carreras, la propiamente dicha, con una palmarés elocuente (cuatro Tours, dos Vueltas y un Giro), y otra de sospechas, rumores y resultado adverso del que salió airoso más que nada porque la maquinaria legal de su Sky actuó con todo lo que tuvo a su alcance.

Tour de Francia - Mont Ventoux Froome JoanSeguidor

En la trayectoria de Chris Froome esa palabra tiene mucho que decir; Sky, en la década ciclista del Team Sky, Chris Froome, el ciclista posiblemente más anárquico, de inicio, menos elegante y más retorcido sobre la máquina ha sido el ariete del equipo más fino e incisivo de la historia del ciclismo «made in Sky».

El trompazo que se dio en el Dauphiné amenaza con apagar una historia que es de éxito y que a nuestro juicio marca parte sustancial de la década.

 

Le sigue a Chris Froome, el ciclista que aspira al 110% de lo que compite: Alejandro Valverde.

Cuando en los anales de este deporte se hable del murciano que sigue vigente en el umbral de los cuarenta se dirá que empezó la década con una suspensión de la que volvió y no sólo ganó, sin no que lo hizo con más brío y emoción y eso no suele ocurrir.

La Vuelta Valverde joanSeguidor

Alejandro Valverde no ha ganado una grande estos diez, años, lo hizo en el epílogo de la anterior, de la que fue también protagonista clave, pero ha ganado y emocionado a partes iguales, presente los diez-once meses de competición, marcando registros de leyenda en las Árdenas, pisando los podios de las tres grandes, siendo campeón del mundo.

Su plaza en la historia del ciclismo está fuera de toda duda.

Un día muchos podremos decir, yo he visto a Alejandro Valverde.

 

En la París-Niza de 2010, en una de esas jornadas que hielan sólo verlas por la televisión, surgió otro de los cinco nombres de la década ciclista.

Peter Sagan tuvo el éxito temprano pero ello no le restó un ápice de apetito, no quiso perderse nada por el camino y su omnipresencia en podios y carreras ha sido otra de las constantes.

Peter Sagan Paris-Roubaix JoanSeguidor

De ganador imberbe, de amasador de palmarés y registros literalmente vertiginosos a triple campeón del mundo, del tirón y seguido, con dos monumentos, sólo dos para todo lo que ha currado, que marcan con trazo grueso la leyenda de un eslovaco que hizo del triunfo un arte al abasto de muy pocos.

 

Pero no todo es cantidad y sí calidad, y en esa transición de grandes nombres un italiano de Sicilia toma el mando.

Hablar de Vincenzo Nibali es mentar un corredor sublime, un ciclista «self made» de abajo arriba, con los mimbres del mejor ciclismo del mundo, el italiano.

Vincenzo Nibali Milán-San Remo JoanSeguidor

Gusto por tenerlo todo, pero especialmente todo lo bueno.

Numéricamente su palmarés no es el más nutrido, repetimos, pero esas cuatro grandes que lucen en su bagaje, dos Giros más sendas Vueltas y Tour, hablan por sí solas, sobre todo cuando ha coincidido en tiempo con auténticos monstruos de la materia, de Contador a Froome.

Pero no contento con ello, Nibali lo aderezó con tres monumentos, haciéndose más único si cabe, como hemos dicho más de una vez, de culto.

En una década ciclista en la que Italia ha perdido peso en estrellas y equipos, él ha sido el contrapunto, el sostén de un ciclismo enorme.

Sólo le faltó una cosa, una medalla, si Río y aquella curva no se hubieran cruzado, posiblemente hablaríamos de un corredor irrepetible.

SQR – GORE

 

Flandes Philippe Gilbert JoanSeguidor

La lista se cierra con regusto gourmet.

Leemos que Philippe Gilbert ya trabaja en San Remo, sobre la misma ruta, porque quiere el quinto monumento, algo que sólo lograron tres antes que él en más de cien años de ciclismo.

Todos belgas, todos como Philippe, el coleccionista, el corredor que esta década ha sido campeón del mundo, ha ganado cuatro monumentos diferentes, etapas en las tres grandes y firmado una temporada, qué temporada, posiblemente la última gran campaña firmada por alguien equiparable a las campañas de Jalabert o Kelly, aquella de 2011, que fue tan buena, que nunca más se aproximó.

Aunque desaparecido en muchas ocasiones, el bueno de Philippe merece entrar en este listado tan caprichoso como subjetivo, un listado que seguro habrá cometido alguna injusticia, pero que retrata en cinco nombres una parte gruesa de lo que ha sido la década ciclista que nos deja.

La posición de Chris Froome sigue siendo igual de fea

Chris Froome JoanSeguidor

Dicen Geraint y Rowe que la posición de Froome en la bici sigue siendo igual de feo que siempre

Desde esa tarde de junio, en los prolegómenos de la crono larga del Dauphiné, Chris Froome sólo tiene una obsesión en la vida: volver a ser el de antes y ahí va la posición de Froome sobre la bici .

Y en ese antes figura el corredor que estaba en el camino de domar el quinto Tour para su lista, una historia que ya sabemos que sólo escribieron cuatro -Lance nunca existió- y a la que Froome llama a la puerta.

En los buenos propósitos del nuevo año, mientras en Team Ineos barruntan calendarios, dibujan el porvenir que nos parece esplendoroso de Egan Bernal, Chris Froome sigue su trabajo.

 

En la relación de propósitos está la postura sobre la bicicleta, algo que nuestro amigo Eric Monasterio nos puso sobre la mesa desde el minuto uno de su recuperación, ya en julio.

¿Volverá a ser Froome el de antes? nos preguntamos y la respuesta estaba en el tetris que se le imponía en el camino, en el encaje minucioso y proceloso de cada una de las piezas de su cuerpo…

Vista la lista… camino largo y casi siempre duro, muy duro el que ha iniciado Froome.

La total recuperación dependerá que todas las piezas del engranaje funcionen y es que en el deporte de alto rendimiento, cualquier déficit puede mermar, y mucho, las capacidades del deportista.

Al éxito de la intervención quirúrgica, hay que sumarle el perfecto trabajo y las muchas horas de la rehabilitación, cambios nutricionales que ayuden al organismo a “acelerar” la regeneración de las lesiones, y  las ganas y la paciencia que tenga el deportista para llegar a los objetivos marcados.

 

Leemos que Froome entrena medio normal tras las últimas intervenciones quirúrgicas y pretende volver a competir en febrero.

Sobre su posición en la bicicleta poco que comentar, es la de siempre, igual de mala.

Tomárselo con humor ayuda y más en situaciones extremas.

Los Hoteles RH te esperan para conocer las maravillas ciclistas del Levante ciclista

Sus compañeros galeses Luke Rowe y Geraint Thomas lo dicen: «su posición sobre la bicicleta es lo fea de siempre«.

A lo que Froome añade: «eso es cierto, llevo la cabeza tan agachada  como cuando me caí«.

Pero no os quedéis con la mofa puntual, quedaros con la posición, con lo que se dice, esa forma de pedalear, que siempre hemos tachado de curiosa, es ADN Froome, el kilómetro cero de su regreso, algo que, sinceramente, deseamos para el año que viene, porque al final siempre queremos a los mejores en los mejores sitios.

Chris Froome no lo tiene nada sencillo

Chris Froome Tour Joanseguidor

Son muchas cosas las que tiene que alinear Chris Froome en su vuelta

 

Esta semana saltaba la noticia sobre la nueva intervención quirúrgica a la que será sometido Chris Froome.

Como ya comentamos en ese mismo cuaderno, el encaje de bolillos para que el corredor pudiera volver al 100% era complejo, aunque no imposible.

Cuantos más frentes abiertos, mayores opciones a que algo no vaya bien, pero por suerte, esta nueva intervención a la que será sometido el corredor británico, no es indicativa de que su recuperación no vaya por el camino establecido, de hecho según comenta el propio corredor, todo está saliendo muy bien.

Pero entonces, ¿por qué se somete a una nueva intervención?

En este caso concreto, el material usado para fijar una de las fracturas le está ocasionando problemas a la hora de caminar.

Algo nada extraño en intervenciones de este tipo.

Cuando esto pasa, y las fracturas han consolidado bien, lo habitual es retirar este material, para recuperar la normalidad. Como él mismo comentó, se encuentra más cómodo sobre la bici que caminando, y eso es una buena señal.

 

Hasta aquí todo tiene buena pinta, ahora bien, ¿volveremos a ver al mejor Froome?

El mismo se hace esta pregunta, y así lo transmitió en la entrevista que se realizó.

Sabe que podrá volver a correr sin problema, pero recuperar el nivel anterior es otra historia.

Lo primero que necesitará es sentirse recuperado al 100%.

Nacex: la bicicleta al fin del mundo 

No tener ninguna duda que es así.

La más mínima duda sobre su estado físico, puede generar miedos a la hora de rodar en grupo y pillar una caída, y esto llevar a no querer meter manillar en un momento decisivo de carrera y tener que gastar más que el resto, y o llevas gas para dar o vender, o los esfuerzos se acaban pagando, y sobretodo en las vueltas de tres semanas.

A esto debemos añadir, que en el corral de Ineos hay mucho gallo suelto, y en el deporte profesional aquí nadie regala nada, ni los compañeros, ni los equipos, y menos Ineos, que está formado para ganar, que para eso pone el dinero el patrón.

DT-Swiss 2019

 

Después de la victoria de Bernal en el Tour, el escenario que se le presenta a Froome es muy complejo.

Recuperar la confianza, volver a ser competitivo, creerse que sigue siendo el mismo que en mayo del 2019 y que los datos así lo confirmen.

Y que, en el gallinero del equipo, Bernal no dé un salto cualitativo mayúsculo, hablamos de Bernal, pues por edad, es el que tiene más opciones de darlo, dejen a Froome fuera de toda quiniela.

Desde Fisioterapia Monasterio

 

Las servidumbres de Chris Froome

Team Ineos Chris Froome JoanSeguidor

La actualidad del Tour y su criterium sacan a Chris Froome del letargo de la tremenda lesión que arrastra

La duda para el Team Ineos, la piedra angular de su estrategia para 2020, las tres grandes, el reparto de objetivos reside sobre las finas y huesudas espaldas de Chris Froome.

El largo inglés de origen keniata sigue con el camino de recuperación de su espantosa caída de junio con mejoras que son importantes, pero no decisivas.

Leemos que en la presentación del Tour, Chris Froome no podía disimular su cojera, que subió al escenario con las dificultades que implica que el 30% de tu lado derecho no funcione correctamente.

 

La avería de Chris Froome fue tan importante que aquí mismo nos preguntamos por las posibilidades de recuperar todo lo perdido.

En el parte de lesiones, además de que las piezas volvieran a su sitio, flotaba la pregunta de si, por ejemplo, podría recuperar la movilidad total del codo fracturado y cuánto le cambiaría esto la posición sobre la bicicleta.

Parecen cuestiones baladís, pero a este nivel, cualquier desliz es fatal y lo vemos.

El Suunto 5 es el hermano pequeño 

El Froome que tiene ahora que volver se encuentra un panorama muy diferente al que tenía hace, sólo, medio año. 

En su equipo tiene el vigente ganador del Tour, Egan Bernal, que se pone a su servicio, pero advierte que está preparado por si el aspirante a ganar cinco Tours no está presto.

 

El Giro de Italia le ha hecho un recorrido muy bueno a Egan Bernal, con esa semana final que saca los colores jugándose lo gordo muy por encima de los dos mil metros, esa barrera que el Tour no atravesará con tanta facilidad.

Sea como fuere, mientras cada uno coge su responsabilidad, el mundo mira a Chris Froome y su nada sencillo camino hasta el mes de julio del año que viene.

Y mientras a Chris Froome le surgen los compromisos y servidumbres de ser, ahora mismo, el ciclista a puertas de ganar un quinto Tour.

DT-Swiss 2019

 

Porque si salir al estrado del Tour le costó lo suyo, sin estar al 100 x 100, en Saitana y el criterium nipón de la mejor carrera tuvo que competir supongo que con los dedos cruzados por parte de los capos del  Ineos,

Cualquier percance, cualquier tontería podría ser fatal, con todo tan blando.

También estuvo en el reto de Kipchoge bajando de dos horas sobre la distancia del maratón.

A día de hoy Froome sigue la tarjeta de presentación del ciclismo a nivel mundial, y eso comporta estos riesgos que esperemos no nos dejen sin ver al mejor ciclista de la actualidad llamar y entrar en la casa de los más célebres de siempre.

Porque gustará más o menos su forma de correr, pero Froome es historia, ya , de este deporte.