Enric Mas: ¿Pero cómo se ha quemado así?

Enric Mas Tour JoanSeguidor

No nos podemos explicar la imagen de Enric Mas quemado

No sé si ha sido el tiempo de confinamiento, que nos ha querido recordar muchos de esos alemanes que frecuentan su tierra en verano, pero la imagen que Enric Mas nos ha dejado esta tarde de lunes en twitter es indescriptible…

Una cosa nos queda clara de este tweet y es que Enric Mas no tienen quién se los pique, porque colgar esta fotografía es de una ingenuidad supina.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

En un momento en el que los profesionales son mirados con lupa, esta espontaneidad no es usual, todo medido, cuadrado y hasta impostado para presenciar una escena que es dantesca.

Dicen que los meses con «R» son los más peligrosos al sol, el mallorquín no sé si era consciente.

Lo que le ha sucedido es tremendo, que las sábanas le parezcan lija quizá sea lo mejor que le pueda suceder.

Entrenar con los tirantes, al sol de mediodía, desde el balcón, tiene su peligro, que te pueda suceder esto siendo un ciclista profesional es inexplicable.

Una portada muy adecuada

Que en la batería de patrocinadores de Movistar Team figure ISDIN, una marca que por cierto lleva años anunciando sus bondades entre los que hacen deporte al aire libre, es dantesco.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Pero que no cunda el pánico, esos maillots ultrafinos que a veces se estilan en el mercado pueden causar estragos similares.

Recordamos esto de Froome, y lo que le sucedió hace ya unos años cuando las transparencias de un maillot que parecía lencería le propinó un buen «colorado» al inglés de origen keniata.

Que no hay confinamiento para el sol lo teníamos claro, que Enric Mas lo ha demostrado en su propia carne, también.

Movistar Team: Enric Mas no viene a rellenar huecos

Enric Mas Movistar JoanSeguidor

Enric Mas viene a hacer su camino, a escribir su historia en el Movistar

 

Esperando qué será de Enric Mas en el Movistar Team, recuerdo la conversación con Paco Grande sobre el Conexión Vintage que le dedica a Alberto Fernández y el momento del ciclismo español en esos años que venían de tocar fondo, sin estrellas, nostalgia por los grandes que se habían ido y los equipos venidos a menos.

Sin embargo el periodista de TVE fue claro y coincidimos con él: «Siempre sale alguien?

Y ese alguien a juicio de muchos es Enric Mas, quien lleva no poco peso sobre sus flacas espaldas.

Leemos esta entrevista a Max Sciandri, el técnico del Movistar que «perpetró» la mejor carrera coral del equipo en mucho tiempo, ese Giro de Italia, y leyendo lo que dice el italo-británico entendemos porqué el equipo hizo lo que hizo y corrió como corrió en España.

Enric Mas no viene a llenar huecos, ni el de Nairo, ni el de Carapaz, ni el de Landa. 

Enric Mas tampoco viene a tomar el relevo de Alejandro Valverde, más que nada porque no se parecen en absoluto.

 

Enric Mas viene a hacer su camino, a escribir su historia, ni más ni menos, que podrá ser mejor o peor, y hay que poner cimientos.

Seguro que durante el año que viene, si los resultados no llegan, si las cosas no salen, habrá quien se ponga nervioso.

Sciandri lo entiende, hay ganas de otro capo en el ciclismo español, pero una cosa son las ganas y otra la realidad, que traza un paisaje tremendo de competencia donde más de uno seguro que se estrellará.

SQR – GORE

 

Y en esta ley del embudo si Enric Mas no le da a Movistar lo que algunos le dan por descontado, quizá sea interesante pensar que el partido es largo, que esto se fía a años  y que las cosas no por mucho desearlas deben salir.

El Movistar, ya habrá tiempo de comentarlo, es un equipo que se ha dado la vuelta cual calcetín, ahora mismo las costuras están tiernas, no sabemos si la apuesta les saldrá, pero la sacudida que le han dado a la criatura creo que es la más violenta en años.

Enric Mas va en ese barco, mejor ver qué rumbo toman las aguas, antes de pedir lo imposible.

Como reitera Sciandri, esto va para largo.

Enric Mas en el Movistar, con el contador a cero

Enric Mas Movistar JoanSeguidor

Correr y liderar el Movistar no debe ser nada sencillo ni siquiera para Enric Mas

Casi con la campana Enric Mas, en la cuenta atrás para entrar en Movistar, estrena el casillero del año, un año que no creo que haya sido fácil para el.

Ha podido participar de la intimidad del éxito del mejor equipo del mundo, de la locura, por ejemplo, que debió vivir Julian Alaphilippe en el Tour, pero al mismo tiempo en el plano personal las cosas no le han sonreído.

Enric Mas sigue siendo joven, de hecho llevó el maillot blanco en el Tour de Francia.

All´, en el hexágono, probó cuán dura es esta carrera, dura e ingrata, de esas que no perdonan un mal paso ni un peor momento.

El Tour de Francia es desde luego la obsesión de este mallorquín de profusa sonrisa, curiosamente como su mentor de origen, Alberto Contador, pero de ahí a domarlo, va un abismo.

Quedar segundo en la Vuelta no es fácil, pero más complicado parece refrendarlo en el Tour.

 

Leemos que Enric Mas está ansioso por meterse en harina del Movistar, no debe ser sencillo estar en una estructura como la belga, donde el idioma no es el tuyo, ni las costumbres ni esas cosas, pero la amplitud de miras que te da eso, no se paga con dinero.

Espera más cercanía en Movistar donde aterriza con la pista limpia, no hay quien le haga sombra en el liderazgo de las grandes vueltas, quizá Marc Soler, pero al catalán aún no le hemos visto al nivel del mallorquín y cabrá ver cómo se desenvuelve ahora que no va tener un Nairo que esperar.

Cold Season 19-20 en Gobik… 

Sinceramente no va a ser sencillo gestionarlo.

Entiendo que los celestes asilarán la nueva estrella que llevará la M de Movistar en los mejores pelotones, pero el peso de la historia y el foco de prensa afín no es poca cosa.

DT-Swiss 2019

 

Sin embargo, más allá de liderar el equipo patrio, a Enric Mas le lastran las comparaciones sobre lo que tiene alrededor, una chavalería, mucho más joven que él que pone en jaque las teorías de maduración lenta y sosegada que el Movistar, y sus antecesores, ha llevado a cabo siempre.

Ese peso moral de ver que críos como Pogacar o Bernal están tan arriba en las tres semanas también hay que gestionarlo.

Enric Mas es un buen corredor, pero no quizá lo que muchos quieren ver en él, o quieren esperar de él.

Las cosas llevan su camino, Enric Mas ha dado que hablar desde joven, pero ello no significa nada de cara al futuro.

 

El Tour de Franca sirvió para poner las cosas en su sitio, y dejar claro que esto no es sencillo.

Que ser español, y tener a mucha gente cruzando los dedos detrás para que España no salga de las grandes naciones del ciclismo, ya no es suficiente, como centrarlo todo en el Tour y luego ver que la carrera no se te da.

Por de pronto, China y la carrera que le abre un casillero que no podía acabar a cero.

Imagen: © Deceuninck – Quick-Step – ©Tim De Waele / Getty Images

La realidad del Tour de Enric Mas

Enric Mas Tour JoanSeguidor

En la carrera para el Tour Enric Mas tiene mucho margen de mejora

La ilusión es un motor poderoso que todo lo mueve, y en torno a Enric Mas, había mucha.

«Ha sido segundo en la Vuelta» me repetían los días previos y primeros del Tour de Francia, pero pedía cautela, y no por otra cosa que no fuera ese rodillo que son esta carrera y su exigencia.

Ser segundo en la Vuelta a España, y la pasada edición no tuvo malos corredores, qué va, es un tremendo logro, pero que así, de primeras no garantiza nada para el Tour.

Mirando atrás, la experiencia nos dice que el ciclismo del Tour nada tiene que ver con el de la Vuelta, incluso el Giro.

No es cualquier cosa, pero recuerdo a corredores como Paolo Savoldelli, Gilberto Simoni, Roberto Heras, Esteban Chaves…

Ciclistas que en su zona de confort, menuda zona de confort el Giro o la Vuelta, rinden, pero llegados al Tour, la cosa cambia.

DT-Swiss 2019

 

 

Y ojo, porque no digo que Enric Mas no vaya a rendir nunca en el Tour.

Es joven a rabiar, podría disputar el maillot blanco el año que viene todavía, pero el escalón es importante, insalvable en ciertas ocasiones.

Compararle con cualquier otro de su quinta o más joven, Egan Bernal, sería un craso error, cuando a los 23 años todavía puedes dar mil vueltas sobre lo que te conviene o no o sobre lo que progresas o te estancas.

Enric Mas es un ciclista con un mimbres importantes, pero la prensa de gatillo fácil y el aficionado que se olvida que delante, esta gente tiene rivales, deberán pensar que cada uno tiene sus ritmos.

 

Para quienes sueñan con que Enric Mas firme a más no tardar con Movistar para formar parte de dúos y tridentes al comando, que sepan que en este Tour en el que el cuerpo de Enric dijo basta en el Tourmalet el mallorquín ha aprendido de primera mano a sacar tajada de una contrarreloj por equipos, salir ileso de una primera semana de Tour y gestionar un maillot amarillo que recaía en hombros de un tipo que soportaba una presión inmensa.

Así se comportan las ERC 1100 by DT Swiss

Porque si correr con Alejandro Valverde, Vicenzo Nibali o Chris Froome es un privilegio, Julian Alaphilippe se puede arrogar ese honor para terceros: siempre presto, siempre competitivo.

SQR – GORE

 

Cuando Enric Mas soltó aquello de que ganar el Tour no era una utopía quizá pensaba en un largo plazo que no supimos ver, porque este chaval parece haber nacido mayor, cómo habla, la prudencia que despliega, la ambición que intenta disimular.

La maduración del ciclista es una ciencia que en los tiempos recientes no pasa por su mejor momento.

Quizá como el ciclismo español, en general.

Aquello de que un ciclista está preparado para ganar el Tour a los 27 años está en la picota, en algunos casos, porque otros, como Enric Mas quizá miren más a largo plazo y quizá en esa edad tengamos que ver si el mallorquín puede o no con esa carrera que seguro le inspira como ninguna.

Imagen: ©Tim De Waele/ Getty Images

Si Enric Mas estuviera en Movistar…

Enric Mas Deceuninck joanSeguidor

En Deceuninck, Enric Mas tiene lo que necesita para su primer Tour

La crono por equipos es un retrato fiel, pero efímero, de lo que es ahora mismo el Tour.

Y ahora mismo esta carrera es Jumbo Visma, que acabaron no sólo por mantener el maillot amarillo de Teunissen y sí ganando por la mano a equipos que estaban un poco por encima en los pronósticos.

En esa tabla, sin embargo, muchos se felicitan por la plaza de Enric Mas, insertado en el excelente equipo rodador que es el Deceuninck, varias veces campeón del mundo en la modalidad.

La presencia de Enric Mas, muy arriba en la general ya da que hablar…

SQR – Cerdanya Cycle

 

El Deceuninck, no lo vamos a descubrir ahora, es un equipo soberbio, excelente, un sueño para cualquier chaval que quiera trepar en esto.

Los azules respiran la cultura ciclista por los cuatro costados y la conjugan con una ganas de ganar y competir complicadas de encontrar en el pelotón.

Enric Mas, viendo la alienación que llevan a este Tour, es un alto en el camino de la historia de la formación

Stage 2 of #TDF2019 – held around Brussels – netted the first top 3 finish at this edition for Deceuninck – Quick-Step:…

Publicada por Deceuninck – Quick-Step Cycling Team en Domingo, 7 de julio de 2019

Un ciclista con aspiraciones a una general, más del Tour, no es lo habitual.

Sin embargo las circunstancias han llevado a Enric Mas a correr en el mejor equipo de clásicas del mundo, liderándolo en un Tour en el que una plaza en la general no es una prioridad.

DT-Swiss 2019

 

Sólo cabe ver la alineación, como decimos, que trae el Deceuninck.

Con dos capos bien diferenciados, Viviani al sprint y Alaphilippe a lo que toque y el «maillot à pois», con Gilbert, puteado en casa, el equipo se diluye en muchos objetivos para poder arropar a Mas en la montaña.

Pero esto no quita que en la crono por equipos, allí donde concluye la clase de todos los integrantes del equipo, el bloque responda entre los mejores del mundo…

 

Sigo pensando que, ahora mismo, en este Tour, Enric Mas no necesita más equipo que el que tiene, que no será el mejor para la montaña, ni de lejos, pero que le puede ser útil en ciertas situaciones.

La crono por equipo ha dejado favoritos muy perjudicados, más de lo que en un primer momento podríamos imaginar: Bardet, Porte y los Movistar.

Así son las raíces de DT Swiss

Mientras Enric Mas está intacto en la parte noble de la carrera

 

SQR – GORE

 

Ya hemos leído quien compara el rendimiento de Deceuninck con el de Movistar en esta contrarreloj por equipos

E igual que pensamos que no es justo decir que Enric Mas está mal rodeado con los belgas, tampoco lo es decir que con Movistar le irá mejor seguro.

Porque, a la vista, estuvo, la crono colectiva no se preparó a conciencia en «chez Unzue», pero es que en la montaña tampoco necesita Enric Mas, este Enric Mas, mucha ayuda para cumplimentar su primer Tour lo más arriba posible.

Descargado de presión y de los focos que siguen a los telefónicos, Enric Mas tiene argumentos para seguir trabajando como una hormiguita en el mejor Tour posible, silencioso, sin alardes, como su segunda plaza en la Vuelta.

Dijimos, lo seguimos pensando, ganar es una ruleta, pero él que vaya haciendo, y si es posible, como ya dijimos hace un tiempo, que alargue lo máximo posible con los belgas, que para ir al Movistar y ser pasto de la ambición patria, siempre tan desconectada de la realidad, tiene muchos años.

Imagen: FB de Deceunick

¿El Tour puede esperar para Enric Mas?

Andorra Enric Mas JoanSeguidor

Enric Mas no escondió que quiere y viene a ganar el Tour en su primera participación, eso es personalidad

Hay una cosa de Enric Mas que admiramos, y es que no juega a pequeño.

Es joven, mucho aún, tiene recorrido, sabe, le habrán contado que esto es largo, pero ello no le amilana.

SQR – Cerdanya Cycle

 

En la generación de talentos jóvenes que tiene prisa por ganarlo todo y ya, Enric Mas quizá sea de los más lentos en crecer.

Y sin embargo, su ritmo supera, con mucho, la velocidad media de maduración que nosotros nos hemos acostumbrado a ver.

En otras palabras, Enric Mas no tiene las prisas de Bernal, Van der Poel o Pogacar, pero va más rápido que otros, tipo Marc Soler, que madura en las bodegas del Movistar al ritmo que en «chez Unzue» estiman que debe hacerlo.

Enric Mas debutará en el Tour y le recuerdo unas palabras, hace un tiempo en las que no escondía ambición. al contrario, ¿por qué no optar a ganarlo?

No sé qué hacía el mallorquín hace doce años, cuando el espejo en el que muchas veces se mira, el de Alberto Contador, se presentó en el Tour, su segundo Tour para ganarlo, porque el año anterior no le dejaron ni tomar la salida y el primer, el de 2005, lo corrió en plan aprendizaje total.

Contador fue un ejemplo de precocidad en muchas cosas.

En esa época si algo le recordamos es que todo lo que decía fuera de la carrera iba en sentido contrario en ella.

Admitía estar aprendiendo, querer progresar, probarse, pero en la carretera no escatimaba golpes directos al que sería expulsado de aquella edición, el garante del amarillo, Michael Rasmussen.

DT-Swiss 2019

 

 

A diferencia de Contador, el flaco mallorquín no oculta que ganar el Tour no es descabellado, lo dice con la voz baja, sin estridencias, pero lo dice porque en el fondo debe estar convencido.

Sin embargo, no sé yo si será en este Tour, porque la ronda francesa se mide por varas muy diferentes a cualquier otra grande.

Ser segundo en la Vuelta tiene un gran valor, y más en una carrera que tuvo muy buena participación, pero esto es otra cosa.

 

Durante años, hemos visto corredores hacerlo bien en otras grandes que han llegado al Tour y no ha resultado.

Ciclistas que no podían con la primera semana, que se descolgaban a dos puertos de meta en los Alpes, que acababan anónimos en la general.

¿Sabíais de los orígenes de DT Swiss?

La orientación hacia la general de Enric Mas nos hace pensar que privilegiará cualquier opción de progresar en la carrera por amarillo que en las etapas, cuando quizá la segunda vía podría ser una opción perfectamente plausible.

Más cuando el proceso de cazar una etapa te hace conocer el Tour, sentirlo, correrlo de adelante atrás y tomar lecciones de la carrera y de tu cuerpo en una competición tan complicada.

SQR – GORE

 

Si las estrellas van de cinco a una en el ranking de favoritos, nos mojamos con un par para Enric Mas.

Le vemos margen y mejora, pero ahora mismo, hay mucha gente por delante y resulta complicado verle donde su ambición quiere.

Y no será por un recorrido desfavorable… tiene en su mano una crono que se acopla a sus intereses, la de equipos integrado en una máquina de rodar, varias veces campeón del mundo en la modalidad, y montaña que va a más.

No sé si Enric Mas se mira mucho en el espejo de Alberto Contador, pero cada uno es cada uno, y lo del madrileño a la edad del mallorquín era otra cosa, una magia, una pegada que pocos tienen tan pronto.