La «mala suerte» de Mikel Landa no caduca

Mikel Landa mala suerte JoanSeguidor

Landa afrontará la montaña del Tour precisamente donde no quería estar

En el ciclismo, como en cualquier otro deporte, cuando se dice que algo puede pasar, muchas veces pasa, y pasa bien.

En la jornada del Tour que aterrizaba en la fotificada Albi, ya se había dicho, ojo el viento.

Es una historia sabida, peclara, en ese pasillo de la Occitania el viento sopla caprichosamente y casi siempre para hacer daño.

Recordad pasajes antológicos como aquel de Montpellier, de Sagan con Froome y Geraint.

Rompiendo el grupo delante de las mismas narices de sus rivales.

SQR – Cerdanya Cycle

 

La jornada de Albi del Tour de 2019 pasará a la historia como esa que hace diferencias que seguro la gran montaña no puede procurar.

El ciclismo sujeto de un alambre en estos territorios hace daño.

Una circunstancia, un chispazo y gente importante atrás, descolgada, gente como  Fulgsang, Uran y Pinot, también Thibaut quien llegaba on fire, por delante de los Ineos y todos los favoritos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Que podía suceder lo que sucedió estaba en los pronósticos, en lo posible, que iba a haber cortes duros y diferencias dolorosas estaba en el guión.

Como que si hay una caída, un corte o algo similar Mikel Landa vaya a estar involucrado.

Casualidad, mala suerte o qué.

El Cruz Race es un portabicicletas de techo de diseño funcional

¿Por qué la mala suerte siempre llama a la puerta de Mikel Landa?

¿Podemos hablar de mala suerte de Mikel Landa?

 

Hoy se ha ido al suelo cuando había salvado el mismo corte que mataba las opciones e ilusiones de Uran, Pinot, Porte y Fulgsang.

Colmo de infortunio sí, pero ¿hasta cuándo se puede justificar la mala suerte?

Es duro pensar que siempre pasa a los mismos, pero en Landa el «y si..» ya es un clásico, tan clásico que es muy complicado que todo se casualidad.

Por cierto, que leo en algunos medios que a Landa le ha tirado Bardet -esto está escrito al calor de la etapa, veremos en qué queda-.

Porque en jornadas como las de hoy, si Landa acostumbra a ser carne de cañón -ojo que le falta la crono en tres días-, incluso cuando salva el corte -a ver qué parte médico presenta- el otro líder del Movistar, que visto lo visto, creo que gana enteros en la lucha doméstica, Nairo Quintana acostumbra a estar casi siempre perfecto en estas jornadas.

Él, con esa figura pequeña y tostada se acopla, se integra en el cualquier pelotón y deja la vida pasar mientras otros se dejan las piernas reduciendo.

 

Viene siendo así, desde aquel 2013 que Nairo explotó en el Tour, en aquella etapa de abanicos que secó las opciones de Valverde y ahí estaba Nairo.

Al colombiano, al que muchos nos atribuyen ceguera en nuestras críticas, hay que reconocerle que sabe solucionar estas etapas como sus ancestros nunca supieron.

Decir que Nairo Quintana es el líder de Movistar no es una barbaridad… 

SQR – GORE

 

Aunque en esta generación de colombianos 3.0, Egan Bernal les pasa a todos por delante, no sólo sobrevive a los abanicos y al viendo, si no que los instiga y lanza.

Al final una de esas etapas que cuando acabe el Tour recordaremos, porque hacen más daño que toda la montaña del mundo e incluso dan más espectáculo que las propias cumbres.

El Tour se rompe camino de los Pirineos, como quizá no lo haga en la sierra fronteriza.

Y lo hace al ritmo de un tío que nos pone los pelos como escarpias: Wout Van Aert, qué decir de él.

 

Tour: Landa, Nairo y Movistar, tres son multitud

Moivstar Tour JoanSeguidor

En Movistar cuentan más las dos bazas para el Tour que la propia gestión de las mismas

Cada inicio de Tour, en las previas, los buenos deseos prenden en la familia del Movistar.

El padre, Eusebio, hablando en ese tono casi ecuménico: «El Tour sin Froome es como el rebaño sin el pastor«.

Los capos, por que son capos, aunque se dijera que había uno, expresando deseos y el comentario unánime que los azules presentan un equipazo.

Viene el Movistar crecido de la primera grande que han corrido con el sentido de equipo que han vendido tantas veces.

La victoria de Richard Carapaz, el quinto o sexto en las apuestas para el Giro, les sirve de asidero para decir que el Tour está en su punto de mira.

Un grupo, un espíritu que quieren resucitar en Francia, en julio, algo que no es sencillo, porque si algo se resiste en «chez Unzue» es ese Tour que alardean de haber ganado siete veces, cinco de ellas firmadas por un corredor que no asistió a la fiesta de conmemoración del equipo, hace unas temporadas, por razones no explicadas públicamente, aunque conocidas en el ámbito privado.

SQR – Cerdanya Cycle

 

El Tour de Francia es una piedra en el zapato del Movistar, la única grande que no ha ganado el equipo bajo patrocinio telefónico, y no es casualidad que así sea.

El Movistar que muchos señalan como uno de los equipazos de la carrera, no es la primera vez que viene con llenazo de estrellas a Francia.

Pero la estrategia que pareció rodar sola en este Giro, ha sido la excepción y no la norma.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Eusebio Unzue habla de dos cartas para el Tour, curioso, porque no hace mucho, y en varias ocasiones, hemos oído a Nairo Quintana decir que el técnico le juró y perjuró que él era el único y gran líder de los celestes.

Nairo Quintana compartirá capitanía con Mikel Landa, mientras Alejandro Valverde dice borrarse y ofrecerse como mediador.

Ni que esto fuera un matrimonio.

 

Sobre el papel Nairo y Landa parten en la zona media de favoritos para el Tour.

Incluso si nos apuráis, diríamos que el colombiano es más fiable, habida cuenta de su trayectoria.

Cuando se escribe de Nairo se recuerda bien: cinco participaciones y tres podios, un lujo, un lujazo que pocos pueden contar.

Un lujo que muchos sacan a relucir, como la Vuelta y el Giro que un día ganó, obviando que en este mundo vivir de rentas es hacerlo peligrosamente, y Nairo parece vivir de eso, últimamente.

El Movistar que su director le prometió capitanear no incorpora su mano derecha, el valioso Winner Anacona, en lo que parece una declaración de intenciones.

 

Intenciones que en el equipo de los frailes hablan de decisiones salomónicas, meter un ciclista de la confianza del colombiano, implicaría situar otro al lado del otro líder, Mikel Landa.

Pero ¿quién es la mano derecha de Landa en Movistar?

Las rebajas en Santa Fixie tienen chollos al 50%

En el enigmático alavés todo son preguntas y casi ninguna respuesta.

Tan enigmático como saber qué será de él en este Tour.

SQR – GORE

 

Si Nairo dice que él es el jefe, Landa asegura que se ve en el podio

Poco corral para tanto gallo, a no ser que prefiera dos en el podio, a luchar por la victoria.

Eso ya lo hicieron en su tiempo, y a Froome le cayó el segundo Tour con menos dificultades de las que pudo haber pasado.

Landa y Nairo, los dos en Movistar, ya se sabe lo que pasa cuando tres son multitud.

Su carrera es una eliminatoria, primero ganase la jefatura del equipo, y luego, resuelto el embrollo interno, ir a por los rivales, que no son pocos.

Tener dos bazas es siempre importante en una carrera así, pero gestionarlas bien lo es más.

En el Ineos, el año pasado Sky, demostraron saber hacerlo, de puertas hacia afuera entre Geraint y Froome.

Que sepan hacerlo en los celestes, como lo hicieron en el Giro, será la clave para sacar la cabeza entre tanto gallo con ganas de probar la gloria del Tour.

Movistar para el Tour: susto o muerte, Nairo o Landa

Nairo Vuelta Tour JoanSeguidor

Ni Nairo ni Landa están entre los principales favoritos para el Tour

Si Movistar un día quiso capitalizar el morbo haría muy bien en hacerlo, porque otra cosa no, pero los celestes encienden la red, a veces, yo creo, sin quererlo.

No han pasado ni 72 horas del dulce final del Giro de Italia, una carrera que ha sido un sueño para los telefónicos, que la gente ya procura la alienación y los roles de los jefes del equipo de cara al Tour de Francia.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Cada uno por su lado, en us rinconcito y medios afines, Mikel Landa y Nairo Quintana han sacado del armario la bicefalía en la cuenta atrás del Tour de Francia.

Y digo bicefalía, porque Alejandro Valverde parece en otra esfera, con su arcoíris y enrarecida campaña, con los galones, experiencia y poso para hacer lo que le venga soberanamente en gana.

De ese grupo, ya se ha apeado Richard Carapaz, que sabe que al factura de ganar el Giro es larga, y en Francia suele sentar mal.

Quizá el ecuatoriano quiera ahorrarse imágenes duras.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Así las cosas tenemos a Nairo Quintana y Mikel Landa postulándose para capitanear un equipo que no hace tanto era la sombra y principal amenaza de los que son auténticos capos de la carrera francesa, sí los Ineos, otra Sky.

Sinceramente debatir sobre Landa o Nairo cuando vemos lo que los ingleses llevarán a bordo, los dos últimos ganadores y el que posiblemente lo sea un futuro cercano, suena un poco a chufla.

Pero es lo que hay.

Si el Movistar del Giro fue un rodillo, todo salió a la perfección, el del Tour es un equipo que ha dado tres o cuatro pasos atrás.

El problema es que los celestes es una de las bazas más importantes para hacerle frente al Ineos, quien por cierto se puede llevar a Richard Carapaz por un sueldo 16 veces mayor.

Estas cosas deberían mirarse en la UCI.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero es harina de otro costal.

¿Quién debería liderar el Movistar para el Tour de Francia?

Hace tres años, diría sin duda que Nairo Quintana, así lo apostillábamos entonces cuando iba con Alejandro Valverde de la mano.

En 2016 Nairo trazó una línea en su progresión en el Tour, pasó de ser un fijo en el podio, a caerse del mismo, previo paso por la tercera plaza y desaparecer de los puestos de honor.

Y no sólo eso, en este tiempo, Nairo se ha granjeado una merecida fama de quejica y conservador, la historia del codito, ya sabéis, un fantasma muy presente que le persigue porque él mismo invoca cada vez que le falta el aliento al frente del grupo.

 

El codo de Nairo o no, lo cierto es que no son pocos los que barruntan sobre su evolución y la posibilidad que sus mejores días hayan pasado.

Voló alto, altísimo de inicio, y eso no fue a más.

Que si los colombianos explotan rápido, que si Nairo ya tocó techo… creo que lo que pasé este Tour es clave, un punto de inflexión para el boyacense.

A diferencia de Carapaz con Movistar, si es cierto que Nairo ha firmado por adelantado ese contratazo con el Akeas, habrá hecho muy bien.

Porque confiar en él en este Tour y los venideros es mucho confiar.

 

Puede decir que el Tour le obsesiona, que le quita el aliento, que lo desea desde pequeñito, además del Tour, a Nairo ya no se le ha visto ni en condiciones de disputar la Vuelta a España, ni siquiera el Giro que Dumoulin le ganó por la mano.

Datos en mano, Nairo Quintana tiene un palmarés excepcional, pero esa curva de rendimiento no remonta.

El palmarés de Nairo no es comparable al de Mikel Landa, en cantidad y calidad, pero el palmarés no es lo único que cuenta para liderar un bloque como el Movistar.

Dice Landa, el ciclista de las frases que sentencian y las caras que pagan, que quiere la mitad del liderato, si es que Nairo ha dicho que debe liderar el equipo.

SQR – GORE

 

Sinceramente, esto es susto o muere, porque Landa tampoco da garantía de éxito en Francia, ni siquiera estar ahí, donde esa clase que tiene sobre la bicicleta se supone que debe situarle.

Estos días están siendo duros para Landa en las redes, han sacado del recuerdo corredores horrendos sobre la bicicleta, pero resultones, algunos como Fernando Escartín o Paco Mancebo, para hablar de Landa.

Ni Escartín ni Mancebo ganaron una grande, pero es cierto que cuando corrieron dejaron sello de entrega y lucha.

Las maglias del Giro en un click 

Quizá cuando Landa se retire tenga algo similar a ambos, quizá no, lo cierto es que los años pasan para el alavés, que también parece que se va del Movistar, y las cosas siguen como siempre.

Un Mikel Landa inspirado es un cañón, pero el aire le da de tanto en tanto.

Lleva el Giro en las piernas, que no es poco, y cada vez que ha ido de líder una de tres, o no acaba, o se pierde en la general y corre por arrebatos, o le llega un tercero que le toma la delantera en el mando.

Movistar ante el Tour, la carrera que han ganado siete veces como estructura histórica, la que más.

Esta historia ya la hemos visto antes, y sabemos cómo acaba y no precisamente cómo les gustaría.

Mikel Landa, otra vez a las puertas de todo

Mikel Landa JoanSeguidor

El sentido trágico del «Landismo» tiene en los ocho segundos del podio del Giro un nuevo episodio

Permitidnos un copia & pega.

El otro día definimos el Landismo como…

… esa actitud, una forma de mirar con arrogancia el futuro desde la seguridad y la autoestima

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Mikel Landa se ha quedado fuera de otro podio

Hace dos años, una contrarreloj, curiosamente, casi le da el tercer peldaño del Tour de Francia, un Tour en el que se pasó escapado o trabajando para Froome toda la carrera y casi acaba el el podio.

Entonces el desmoronamiento final de Romain Bardet casi acaba en tragedia para el francés.

En ese momento, en el Velodrome de Marsella, Mikel Landa acuñó una de esas frases que son «Landismo» total, en esencia: «Nunca más volveré a una grande a trabajar para otro«.

Aquello sonó a «Lo que el viento se llevó» y esos epitafios que te acompañan de por vida.

Le faltó poner a Dios por testigo.

Este Giro de Italia, sin embargo, el destino juguetón le tenía reservada otra fresca al «Landismo» más rancio.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Otra vez le robaron la cartera a Mikel Landa, otra vez tuvo que trabajar para otro, que llegó de tapado, en silencio, obsequiado con una Vuelta a Asturias que parecía el caramelo propio del jefe al gregario antes de la gran cita.

Sin embargo, el final en alto de Mikel Landa en el Giro, cerca del podio, atacando hasta la última jornada, remontando, superado en la última cima sólo por Pello Bilbao, confiere a la historia ese punto de dramatismo que toda buena historia del «Landismo» ha de tener.

Y le podremos dar mil vueltas, si Mikel Landa no ha estado en el podio es porque no lo ha merecido.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Hoy podremos hacer mil números, conjeturas, qué pudo ser.

Mikel Landa firmó dos desastres que le han condenado, dos cronos, la de Bolonia y la de San Marino que le pusieron a cinco minutos de su verdugo en el cajón de Verona: Primoz Roglic.

Que Mikel Landa le haya disputado el podio al esloveno, hace dos semanas sonaría a utopía

Así es el Cycling Costa Daurada Tour 

Lo ha logrado porque ha corrido en el filo en cada jornada de montaña, sabiendo que cada segundo contaba, ocho tuvieron la cuenta.

Llevando a cabo una táctica discutible, como el atacar con Richard Carapaz de líder, rodeado de rivales.

¿Qué hubiera pasado si un ataque de Landa se lleva a Nibali y destapa un mal momento de Carapaz?

 

En el coche de Movistar, tan de cuello de camisa ellos, no hubiera llegado el nudo de la corbata, si Landa destapara un mal momento de su compañero en rosa.

No ocurrió porque Carapaz, sencillamente ha sido el mejor de la carrera, pero…

 

Qué suerte tiene Landa de vivir estos tiempos en los que las cronos viven en la marginalidad de los recorridos.

En otros tiempos, su opción pasaría por ganar etapas en alto y luchar por la montaña.

El ciclismo moderno, por suerte, tiene cierto sentido de justicia, y el inicio abrumador de Roglic ha tenido premio.

No hay otra.

SQR – GORE

 

A Mikel Landa le va mejor cuando otro lleva los galones y él va haciendo.

Con Richard Carapaz ha tenido margen, porque me imagino al ecuatoriano hablar en bajito cada vez que Landa insinuaba un ataque.

Ahora viene el Tour, donde estará un Nairo que ya ha dicho que prefiere gregarios fieles que tíos que vayan como un tiro y le pongan en un brete.

Mikel Landa dice que va de líder al Tour, ya tenemos la ensalada aliñada.

Sencillamente, genial, lo que se nos viene va a ser divertido.

Giro: La cobertura aparece en Movistar

Giro Zakarin joanSeguidor

Por lo visto en la primera montaña del Giro, Movistar tiene cantidad, calidad y estrategia

Hay cosas en el Movistar Team que nunca dejarán de sorprendernos, como el convertir en excepción lo que tendría que ser normalidad.

La primera jornada seria de montaña del Giro de Italia ha sido la culminación a un proceso, no sé si de aprendizaje, o de reciclaje, o no sé de qué, para un equipo que manejando el talento que gestiona, y el que empieza a emerger -Carretero y Pedrero-, corre bien en contadas ocasiones.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

No sé, repito, desconozco cuál es el motivo, si hay servidumbres que se nos escapan, o problemas que no sabemos hasta pasado un tiempo, para que Movistar dé realmente la medida que ha dado en la primera gran montaña del Giro.

Porque el ocho que los celestes han llevado a este Giro que lleva dos semanas es acorde en nivel y calidad a otras grandes.

Sin embargo, igual que otras veces nos han sonrojado con estrategias que han sido comentario no sólo aquí, también al otro lado de los Pirineos, en el lago Serrú, una de las mil subidas preciosas que el Giro tiene para utilizar, Movistar lo ha bordado.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Lo lleva bordando de hecho desde el inicio del Giro, siendo proactivos, presentes, dando visibilidad a la marca pero también trabajando en pos del premio mayor.

Mikel Landa ha llegado obligado a la gran montaña, eso es una obviedad, como también lo es esa manera que tiene de volar cuando las cosas le acompañan y el equipo le rodea.

Un equipo que ha sido eso, equipo, donde cara elemento ha estado en su sitio: gente en la fuga de delante, control atrás, lanzamiento de Landa coincidiendo con el descuelgue de Amador y Carretero por delante, el movimiento de Carapaz -que está fortísimo- cuando Roglic y Nibali se lanzaban miradas.

Todo perfecto, todo bien.

Como el día del pavé en el Tour.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Queda mucho camino, todo lo gordo, estos Alpes que dejan Piamonte para entrar en los terrenos de Il Lombardía, y luego los Dolomitas.

Queda camino, se ha hecho gasto, pero cuando se hace como lo ha hecho Mikel Landa no hay nada que reprocharse.

¿Cuántas veces ha llevado Movistar dos líderes a una gran vuelta?

Varias, tantas como ocasiones que se ha ido con el rabo entre las piernas, ganado a pulso opr Sky, Orica o cualquier otro.

Toni Marin

 

El movimiento de Movistar gozó de la fortuna que tuvo a medias el Trek

Pero es que esto es ciclismo, no hacen otra cosa, tienen que intentarlo.

Bauke Mollema es uno de los ciclistas más adorables del pelotón, porque sabes que cuando no da más de sí, es que no hay, no queda.

Sí que le quedó a Ilnur Zakarin en la jornada que Katusha lleva soñando para él desde el inicio de los tiempos.

No sé si Katusha es alemán o suizo, de licencia digo, porque de raíz es rusa, y Zakarin es la joya de la corona.

 

Y ojo con el largo ruso, porque se mete en una pelea que se comprime al son de la sangre fría de Primoz Roglic.

Sigo pensando que el esloveno es el líder de facto del Giro y que deja hacer, viene con colchón y le queda otra crono.

No sé si está para entrar en un pulso directo con Landa u otro escalador, pero apuesto que no estaría muy lejos.

«Laisser faire» es su lema, porque, repito, tiene margen, y a su alrededor hay gente con necesidades, si no le tira Pozzovivo, le tiran los Astana y si no Movistar.

El ciclismo es un juego a muchos lados y aprovecharse de eso es lícito.

Si Roglic core así es porque puede.

SQR – GORE

 

Giro Zakarin joanSeguidor
FB Giro d´Italia

Vincenzo Nibali corre como el segundo de abordo en la escalada de favoritos.

No sé si ganará el Giro, no nos importaría nada, pero su juego lo hemos visto mil veces, es como ese tiburón que da vueltas y acaba mordiendo.

Decir que Nibali no está con los grandes escaladores es una falacia que uno quiere creer por no sé qué motivo.

Es un corredor que ha ganado dos Giros y es peligrosísimo para sus rivales.

Cambrils Square Agosto

 

Ahí andan otros, Rafal Majka, haciendo camino.

Y ahí no vemos casi seguro a Simon Yates, el ciclista que en el Giro sin saber porqué se apaga y se apaga hasta quedarse fuera.

Yates, como Miguel Ángel López, tienen la necesidad perentoria de mover esto y no de cerca, tienen que sacar la artillería.

Y ver si López de una vez se sacude esa mala suerte que frena un talento que se adivina increíble.

Esto está así señoras y señores, y no ha hecho más que empezar.

Un deseo en voz alta: que Movistar no se conforme con la clasificación por equipos que ya lidera.

 

 

 

 

Giro: ¿Qué le vale a Mikel Landa?

Mikel Landa mala suerte JoanSeguidor

A cinco minutos de Roglic, hay que ser muy optimista para que Mikel Landa sea líder de Movistar en el Giro

Hace dos años por estas fechas, Mikel Landa se recomponía de aquella caída en la base del Blockhaus que sacó a Geraint Thomas de la carrera y le dejó sin opciones en la general.

De aquella experiencia Mikel Landa sacó la conclusión que mejor no dejarlo estar, que había que seguir y sacar lo que fuera de positivo de una carrera a la que acudía, por segundo año consecutivo, como cabeza de cartel del Team Sky.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Si en 2015, Mikel Landa iba sin cadena, al año siguiente nos sorprendió a todos con un abandono que muchos aún no acertamos a entender justo el día después de realizar la que posiblemente fue su mejor contrarreloj de siempre, aquella del Chianti que por cierto ganó un entonces poco conocido Primoz Roglic.

En 2017, Mikel Landa hizo una última semana de Giro lúcida y omnipresente, ganando una etapa, tras estar escapado casi todos los días, y vistiéndose la maglia azzurra en la plaza del Duomo de Milán, junto al rosa de Dumoulin.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Mikel Landa, leemos, pasa revista a la primera parte del Giro y admite que al menos le gustaría conseguir lo de hace dos años.

¿Es suficiente una etapa para Landa?

¿Es suficiente ser el rey de la montaña del Giro?

Mikel Landa Giro JoanSeguidor

Cuesta leer esto cuando lo que se vendió fue otra cosa.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Mikel Landa acuñó sus frases, de mago de las palabras, en su día, cuando le tocó trabajar para Chris Froome en el Giro.

Y desde entonces es un quiero y no puedo.

No rompe en montaña como un día lo logró, no hace las cronos que sí consiguió firmar en el Team Sky.

Al final habrá que creerse que como en el equipo inglés no ha vuelto a trabajar igual ni brillará más.

 

Que Mikel Landa admita que Richard Carapaz puede seguir creciendo es un paso hacia una convivencia que será imprescindible si Movistar no quiere ver como otra gran vuelta pasa por delante suyo con más pena que otra cosa.

Una cosa es la absurdez de la bandera y si Movistar como equipo español debe apoyar a Landa por ser español, y otra que Richard Carapaz tiene todos los elementos para ser el líder del equipo, porque entendemos que Andrey Amador no está como hace cuatro años.

En el ciclismo hay una cosa que se llama ley de la carretera, esa que da y quita razones y pone y saca líderes.

 

En muchos equipos del World Tour no existe cintura en la jerarquía y lo que el aficionado medio ve con nitidez, las direcciones de los equipos, a veces con la única habilidad de conducir bien el coche, no lo aprecian.

Desde fuera, viéndoles en carrera Richard Carapaz camina más que Landa, va mejor en todos los terrenos y en gincamas como la del otro día es capaz de ganar una etapa por delante de Caleb Ewan.

SQR – GORE

 

Cambrils Square Agosto

 

Días antes del inicio del Giro, Mikel Landa dejó pasar primero a Richard Carapaz en Asturias, pensando que el ecuatoriano tendría que currarle en Italia.

Quizá tendría que haber ganado él.

Pero las cosas no han resultado, y mil errores después, Movistar está en capilla de hacer justicia entre sus jefes y jugar con la mejor baza, objetivamente hablando, y no con la que partía desde Bolonia.

En la elección estará la clave.

Otras veces se eligió mal ¿volveremos a verlo?

Imagen: FB de Giro d´ Italia

 

Carapaz o Landa: ¿Quién debería liderar el Movistar en el Giro?

Carapaz Landa Movistar Giro JoanSeguidor

Carapaz conquista poco a poco un liderato que parecía para Landa

La victoria de Richard Carapaz en el Giro de Italia fue la décima del Movistar Team este año, pero la segunda en el World Tour.

Han pasado dos meses y medio desde aquella victoria de Alejandro Valverde en el UAE Tour, dos meses y medio en los que el celeste, pues eso, ha estado en un quiero y no puedo, en uno de los peores arranques de campaña que se les recuerda.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Lo cierto es que el triunfo de Richard Carapaz es todo un síntoma de cómo está la relación de fuerzas ahora en el grupo telefónico.

Ganar como lo hizo el ecuatoriano es de un mérito tremendo, vista el carrusel que fue el final de etapa, los accidentes, el ritmo endiablado y conseguir sorprender en un grupo en el que iban Caleb Ewan, Diego Ulissi y el líder, Primoz Roglic, ese que parece que ni siente ni padece.

Arranca por sorpresa sí, pero desfonda al Emirates que va con Ulissi y obliga a morir a Ewan, quien entra pidiendo la hora en meta.

Confianza o forma, lo primero, lo segundo o ambas cosas: Richard Carapaz tiene las dos cosas para hacer lo que ha hecho y a quién se lo ha hecho.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Ahora mismo, como están las cosas, como va la carrera, el líder del Movistar no es quien porta el dorsal 1 del equipo y de la carrera, algo que por cierto, no entendemos el motivo.

Ahora mismo Richard Carapaz es la baza más sólida del Movistar, el equipo que siempre moja en la grande donde menos carne pone en el asador.

Deberían pensar en los motivos…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sea como fuere sólo los muy acérrimos, u optimistas, pueden imaginar ahora mismo a Mikel Landa como capitán del Movistar

La Ciclobrava te lleva por la intimidad de un territorio ciclista 

Su periplo por el Giro se resume en casi dos minutos perdidos cuando la carrera no emprendido aún rumbo al norte, cuando sigue bajando por la bota, dejando Roma atrás y el domingo le espera otra crono.

Pensábamos que cuando Mikel Landa decía que estaba bien se refería a otra cosa.

 

El primer día fue el favorito peor parado de la exhibición de Roglic, y eso que no era un prólogo al uso, coronando San Luca.

Adujo problemas de alergia.

En la llegada a Frascati salvó la caída que ha dejado a Tom Dumoulin fuera de carrera, pero no la siguiente.

 

No contento con ello llama «retrasado» a Simon Yates, en caliente, sí, pero se lo llama, por mucho que luego argumente que se sacó de contexto.

Cuando dices, literalmente, en una llegada, a 180 pulsaciones, que uno es «un retrasado mental» no sé qué contexto se malinterpreta.

Si lo dijo textualmente claro, porque si no fue así, entonces no es el contexto.

Mikel Landa da más titulares por lo que dice que lo que hace

Y el aficionado medio lo tiene cada vez más claro.

Además de disculparse con Simon Yates, quien está también en todos los fregados, podría haber felicitado a su compañero.

SQR – GORE

 

Pensar que Mikel Landa salga con menos de tres minutos perdidos de la república más antigua del mundo, la crono del domingo en San Marino, es ser muy optimista en un corredor que sólo tuvo una gran crono en su trayectoria, aquella del Chianti, hace tres años, un día antes de abandonar ipso facto el Giro que capitaneaba para el Team Sky.

Si el daño es el que se espera en la contrarreloj hay que ser muy optimista para pensar que puede ganar el Giro.

Y entonces qué.

Pues que Richard Carapaz, callado, abnegado y trabajador trepa hacia un liderato que no sé yo si se lo acabarán dando.

La situación nos recuerda mucho a la de Andrei Amador hace tres años.

Cambrils Square Agosto

 

El costarricense llegó a ser rosa, y un año antes, en el Giro que gana Contador, había sido cuarto, pero el líder era Alejandro Valverde y no hubo discusión, ni siquiera atisbo de dos capos.

Al final, es cierto, que Valverde acabó en el podio de una carrera que resultó tremenda, pero el camino hasta el mismo fue un colmo de despropósitos tácticos del equipo telefónico.

Uno tras otro, que se resolvieron como otras tantas cosas que ha resuelto el murciano, por un talento infinito.

Cuando el «tito Alejandro» no resuelve, ya vemos cómo le luce a Movistar.

Imagen: FB Giro d´Italia

 

¿Mikel Landa está entre los favoritos del Giro?

Mikel Landa Giro JoanSeguidor

El Giro no mete a Mikel Landa en el top 6 de favoritos

Hace cinco años, cuando el Giro de Italia sacó por redes sociales los nombres más relucientes de su cartel para aquella edición, que acabaría en manos de Vincenzo Nibali, recuerdo que incluyo entre los aspirantes a Samuel Sánchez.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Objetivamente Samuel no era uno de los favoritos en esa edición, famosa por las nevadas tremendas que se tuvieron que comer los ciclistas y por recibir al vigente ganador del Tour, entonces, Bradley Wiggins.

Nunca más tomaría la salida en una grande el inglés.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Pero a lo que vamos, que nos perdemos en el preámbulo.

Entre los nombres que la organización «vendió» estaba Samuel Sánchez, a quien su medalla de oro en Pekín, cinco años antes, le seguía valiendo para entrar en un listado que, como se vio, le vino grande.

En Italia, si eres campeón de algo, lo eres para siempre

Eres una leyenda, un mito, algo único y así te tratan.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

No es, en este sentido, como España, desmemoriada para estas cosas, que amortiza nombres y campeones con una facilidad que a veces sonroja, por que cuando sabes del sacrificio que significan ciertas cosas te gustaría que ciertas gestas fueran más y mejor reconocidas en el tiempo.

La anécdota de un Laurent Fignon venido a menos pero fichado por el Gatorade ejemplifica muy bien lo que comentamos.

 

Estos días de previa para que el Giro de Italia parta de Bolonia, la organización vente lo que tiene, y no es otra cosa que uno de los mejores carteles de los últimos años.

No son pocas las estrellas que han optado por el Giro, comprometiendo incluso el Tour, esta temporada.

Y eso vende, y los italianos lo «revenden».

 

Ésta es la parrilla de favoritos a una semana del arranque…

 

SQR – GORE

 

Cada uno tiene su vídeo y su enjabonada.

Los italianos son maestros en esto, por eso ya hay quién se pregunta dónde está Mikel Landa entre los favoritos al Giro de Italia 2019.

Cambrils Square Agosto

 

Sinceramente no creo que esto cambie mucho las cosas, más allá de esos pronósticos que tanto gustan en estas previas.

Como os dijimos con Samuel, objetivamente Mikel Landa no está por encima de ninguno de los marcados por la propia organización.

Bloom by Gobik: el maillot ultraligero, muy ceñido y altamente transpirable que hace efecto segunda piel

El alavés siempre se tiene en cuenta, pero las cosas siguen donde estaban hace un par de años, en eterna promesa.

Intentando ser objetivos, nuevamente, Mikel Landa siempre ha tenido algo en contra que le ha lastrado.

Y cuando no, tan mal no le ha ido.

Etape 400×400

 

Ahora bien, sus mejores actuaciones han sido de tapado, en segunda línea, y que la organización no te meta en el top 6 puede hasta beneficiarle.

Pero no nos hagamos trampas al solitario, creo que ciclistas como Dumoulin, Roglic o incluso Egan Bernal, que no ha hecho más que una grande, pero qué grande, están un peldaño por encima de un corredor que no deja indiferente a nadie.

Y es que si Mikel Landa se sale en este Giro no sé si el alboroto será mayor a este lado o al otro del charco.

El chaval no deja indiferente y eso en el fondo es una virtud, aunque sea legión la gente que quiera verle donde esa calidad que ofrece

LDB_Berria 1024×140