El valor del buen gregario es incorruptible

gregario - Mikel Nieve JoanSeguidor

Nieve, Castroviejo y Ventoso son el monumento al gregario que nunca pasa de moda ni sale de escena

Las cosas en ciclismo no siempre responden a puntos UCI, puestos arriba o abajo, estar más o menos adelante, hay una estirpe de ciclistas que no responden al apellido de estrellas, pero son los «facilitadores» de las grandes gestas: el gregario.

El otro día, por ejemplo, supimos de la retirada de un corredor excelso, dotado de clase, excelente rodador y resorte en la gran jornada de Andy Schleck, hace ocho años en el Galibier.

Lo dejó Maxime Monfort, que pasa directo al staff del equipo más belga, el Lotto, porque en definitiva son corredores con una sapiencia que no tiene precio ni pasa de moda.

 

El ciclismo español que tanto miramos últimamente porque creemos que viene tiempos de vacas flacas -no porque no haya calidad y sí porque falta cantidad- tiene tres excelentes gregarios, corredores que podrían ser algo más, porque fueron tocados por una varita, que acaban de renovar con sus equipos.

El primero que miramos es Mikel Nieve, el «Mikel» que merece la pena, leo por ahí, que con 35 años renueva dos en el Mitchelton. 

Nieve fue la rueda amiga de Chris Froome y ahora los Yates no vacilan en quererle con ellos.

El navarro es el hombro donde apoyarse, siempre presto para tomar las riendas por si los capos fallan.

En su expediente se entremezclan pocas pero excelentes victorias con jornadas de excelso trabajo por sus líderes.

De techo o de bola de remolque: todos los portabicicletas de Cruz 

Pocos pueden atesorar algo así y nos ha ganado por que está pareciendo que no está.

Sacando siempre la cabeza, dando la cara por los suyos.

SQR – GORE

 

En el Ineos no han dudado en renovar uno de sus gregarios de cabecera, Jonathan Castroviejo. 

En la ida de ciclistas del Movistar a Ineos, sin duda el vizcaíno ha sido uno de los tiritos que más dolió.

Como Mikel Nieve renueva por dos años y como Mikel, Jonathan ha tenido la virtud de cincelar su pequeño palmarés -medalla en el mundial incluida- mientras se ha convertido en indispensable para Geraint Thomas y Egan Bernal, porque para Froome no ha tenido muchas opciones de trabajar.

Si hay ciclistas que demuestran incondicionalidad en el esfuerzo, ese es Jonathan Castroviejo con sus lumbres privilegiadas y ese torso doblado como una mesita de noche.

Un lujo que Ineos no quiere dejar escapar.

Igual que el CCC a Fran Ventoso a quien su equipo califica de «mentor».  

«Nos alegra la renovación de Francisco. Sus 16 años de carrera deportiva le convierten en uno de los corredores más valiosos del pelotón y es un excelente capitán de ruta y mentor para los jóvenes de nuestro equipo» afirmó el manager Jim Ochowicz.

El conocimiento de Fran Ventoso fue lo que Greg Van Avermaet reclamó personalmente.

Tiene que se un privilegio, una gozada, llegar a dominar así tu profesión, y Fran Ventoso será uno de los mejores gregarios del pelotón, pero su conocimiento excede ese papel…

La realidad que no premia gregarios: el problema no son los que ya están, es lo complicado que lo tienen los que vienen. 

Giro: La cobertura aparece en Movistar

Giro Zakarin joanSeguidor

Por lo visto en la primera montaña del Giro, Movistar tiene cantidad, calidad y estrategia

Hay cosas en el Movistar Team que nunca dejarán de sorprendernos, como el convertir en excepción lo que tendría que ser normalidad.

La primera jornada seria de montaña del Giro de Italia ha sido la culminación a un proceso, no sé si de aprendizaje, o de reciclaje, o no sé de qué, para un equipo que manejando el talento que gestiona, y el que empieza a emerger -Carretero y Pedrero-, corre bien en contadas ocasiones.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

No sé, repito, desconozco cuál es el motivo, si hay servidumbres que se nos escapan, o problemas que no sabemos hasta pasado un tiempo, para que Movistar dé realmente la medida que ha dado en la primera gran montaña del Giro.

Porque el ocho que los celestes han llevado a este Giro que lleva dos semanas es acorde en nivel y calidad a otras grandes.

Sin embargo, igual que otras veces nos han sonrojado con estrategias que han sido comentario no sólo aquí, también al otro lado de los Pirineos, en el lago Serrú, una de las mil subidas preciosas que el Giro tiene para utilizar, Movistar lo ha bordado.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Lo lleva bordando de hecho desde el inicio del Giro, siendo proactivos, presentes, dando visibilidad a la marca pero también trabajando en pos del premio mayor.

Mikel Landa ha llegado obligado a la gran montaña, eso es una obviedad, como también lo es esa manera que tiene de volar cuando las cosas le acompañan y el equipo le rodea.

Un equipo que ha sido eso, equipo, donde cara elemento ha estado en su sitio: gente en la fuga de delante, control atrás, lanzamiento de Landa coincidiendo con el descuelgue de Amador y Carretero por delante, el movimiento de Carapaz -que está fortísimo- cuando Roglic y Nibali se lanzaban miradas.

Todo perfecto, todo bien.

Como el día del pavé en el Tour.

DT-Swiss 2019

 

Queda mucho camino, todo lo gordo, estos Alpes que dejan Piamonte para entrar en los terrenos de Il Lombardía, y luego los Dolomitas.

Queda camino, se ha hecho gasto, pero cuando se hace como lo ha hecho Mikel Landa no hay nada que reprocharse.

¿Cuántas veces ha llevado Movistar dos líderes a una gran vuelta?

Varias, tantas como ocasiones que se ha ido con el rabo entre las piernas, ganado a pulso opr Sky, Orica o cualquier otro.

Toni Marin

 

El movimiento de Movistar gozó de la fortuna que tuvo a medias el Trek

Pero es que esto es ciclismo, no hacen otra cosa, tienen que intentarlo.

Bauke Mollema es uno de los ciclistas más adorables del pelotón, porque sabes que cuando no da más de sí, es que no hay, no queda.

Sí que le quedó a Ilnur Zakarin en la jornada que Katusha lleva soñando para él desde el inicio de los tiempos.

No sé si Katusha es alemán o suizo, de licencia digo, porque de raíz es rusa, y Zakarin es la joya de la corona.

 

Y ojo con el largo ruso, porque se mete en una pelea que se comprime al son de la sangre fría de Primoz Roglic.

Sigo pensando que el esloveno es el líder de facto del Giro y que deja hacer, viene con colchón y le queda otra crono.

No sé si está para entrar en un pulso directo con Landa u otro escalador, pero apuesto que no estaría muy lejos.

«Laisser faire» es su lema, porque, repito, tiene margen, y a su alrededor hay gente con necesidades, si no le tira Pozzovivo, le tiran los Astana y si no Movistar.

El ciclismo es un juego a muchos lados y aprovecharse de eso es lícito.

Si Roglic core así es porque puede.

SQR – GORE

 

Giro Zakarin joanSeguidor
FB Giro d´Italia

Vincenzo Nibali corre como el segundo de abordo en la escalada de favoritos.

No sé si ganará el Giro, no nos importaría nada, pero su juego lo hemos visto mil veces, es como ese tiburón que da vueltas y acaba mordiendo.

Decir que Nibali no está con los grandes escaladores es una falacia que uno quiere creer por no sé qué motivo.

Es un corredor que ha ganado dos Giros y es peligrosísimo para sus rivales.

Cambrils Square Agosto

 

Ahí andan otros, Rafal Majka, haciendo camino.

Y ahí no vemos casi seguro a Simon Yates, el ciclista que en el Giro sin saber porqué se apaga y se apaga hasta quedarse fuera.

Yates, como Miguel Ángel López, tienen la necesidad perentoria de mover esto y no de cerca, tienen que sacar la artillería.

Y ver si López de una vez se sacude esa mala suerte que frena un talento que se adivina increíble.

Esto está así señoras y señores, y no ha hecho más que empezar.

Un deseo en voz alta: que Movistar no se conforme con la clasificación por equipos que ya lidera.

 

 

 

 

Tour: Nieve y Kruijswijk fueron los héroes de los Alpes

Tour Mikel Nieve JoanSeguidor

Aunque parezca que valoremos las victorias, gestas como las de Nieve o Kruijswijk son las que hacen ciclismo

Es obvio que el paso de los Alpes del Tour de 2018 quedará como el salto de Geraint Thomas, y su inédito doble triunfo en dos cimas, de forma consecutiva.

Ganando incluso de amarillo en Alpe d´ Huez.

Pero no es menos cierto que el buen aficionado a este deporte deberá tener por siempre, en la retina, sendas gestas que no fueron bendecidas con el triunfo, aunque lo merecieron.

 

Nieve, siempre Mikel Nieve

Mikel Nieve, lo dijimos el día que el Mitchelton lo fichó, es caviar.

No es estridente, ni ciclista dado a los alardes gestuales.

Como dijimos otra vez,  Mikel Nieve no habla actúa.

Cambrils Movil 300×100

 

Y en La Rosière lo demostró, cogiendo una fuga de un nivel tremendo, saliendo de ella en la base del último puerto y haciendo camino mientras a su espalda le liaba a mundial.

Cuando Nieve iba echando cuentas de lo que necesitaba para ganar en la cima que Peio Bilbao había conquistado en el Dauphiné: atacó Dumoulin, se neutralizó a Valverde y se desató la furia entre los nombres importantes.

Puedo imaginarme que en la mente preclara de Geraint, tío legal y justo, pasarían imágenes de los grandes trabajos que Nieve hizo al Sky.

Pero a Geraint le quemaba la necesidad de marcar terreno y sembrar para vestir el amarillo.

 

Mikel Nieve no desesperó, el quemazón de una derrota fraguada a trescientos metros de meta hizo daño, pero quien lo ha dado todo, poco tiene que reprocharse,

La gran cabalgada de Steven Kruijswijk

Nieve lo intentó de nuevo camino de Alpe d´ Huez, pero dos palizas tan seguidas no podía ser.

En la ruta de la cima más icónica del ciclismo, el nombre fue Steven Kruijswijk.

 

Otro corredor admirable. Así lo pensamos por cómo encajó su derrota en el Giro.

No hace ruido, emerge en el pelotón por su ancha espalda y semblante imperturbable.

Atacó a casi ochenta de meta, dando brío y leyenda moderna a uno de esos puertos que se han convertido en comparsas de pelotones bajo el yugo del Sky y su monótono ritmo.

La Croix de Fer tuvo un esfuerzo a la altura de su prestigio.

Y en Alpe d´ Huez, Kruijswijk navegó entre idiotas que no animan, molestan directamente, haciendo también números para llegar escapado.

Mov_Gore

 

Pero como Mikel Nieve, por detrás los peces gordos no mataban moscas a cañonazos, iban directamente a por la presa importante.

No estaban para regalar y acabaron por darle caza.

 

Las lecciones de darlo todo

Ni el vasco ni el neerlandés llegaron a meta, pero dejaron el sello del esfuerzo que distingue a este deporte.

Un esfuerzo imperecedero que permite al ciclismo seguir vivo y ser admirado porque quienes creemos que el que lo da todo no está obligado a nada más.

No ganaron, pero honraron su profesión y a sus colegas, y ese premio, que no es en metálico, se lo llevan para siempre.

Imagen tomada de FB de Giro d´ Italia

INFO

Hemos sabido por qué el gravel hace furor

Tour: Nairo y Landa han hecho los deberes

Nairo Vuelta Tour JoanSeguidor

La etapa del pavé demuestra que Nairo y Landa van muy en serio

 

Con Movistar, admitimos, hemos sido muchas veces críticos. Sobre las opciones de Nairo y Landa, a la par, en este Tour, más bien escépticos.

Una cosa sin embargo volvemos a reconocer: Movistar se salió en la jornada de Roubaix de este Tour.

El cuadro celeste fue ese Bloque, con mayúsculas, que otras veces pensamos que debió ser.

No duraron en mover su corredores, dando la sensación que corrían con alguno de más respecto a los rivales.

Y cuando Landa cayó, estuvo perfectamente escoltado.

Los pinganillos, que otras veces no daban tono, funcionaron perfectamente.

 

Mov_Gore

 

El refuerzo de Nairo y Landa

Nairo y Landa salen reforzados de la jornada que más temían.

El primero estuvo sobresaliente, atento y concentrado. Supuso que la rueda buena era la de Van Avermaet, y no erró.

Hasta que el líder del Tour circuló en el grupo, Nairo ahí estuvo. Y cuando se fue, secó varios intentos de Chris Froome.

Nairo Quintana tenía más presión que nadie, porque al límite del minuto, o más, cedido con los grandes nombres, no podía permitirse añadir un ápice más.

Nairo llega a la montaña algo descolgado, pero en un margen razonable para una primera semana muy hostil para él.

 

Lo de Mikel Landa fue para quitarse el sombrero. 

Cayó de forma más usual en este tipo de etapas, donde menos uno lo espera, pero su reacción habla del nivel de compromiso que tiene para este Tour.

Landa, a veces dicharachero, otras botarate, esta vez cumplió con creces en la carretera lo que dice fuera de ella.

Tuvo poder de reacción, incluso en ese momento que temimos que había acabado el Tour, y estuvo magníficamente conducido por Amador, especialmente.

 

Y es que rara vez hemos visto tanta clarividencia en Movistar como en la adversidad camino de Roubaix.

El mismo equipo que firmó dos en el podio en lugar de asaltar el primer escalón, el mismo que perdonó a Froome en los Pirineos, hace cinco años…

ese mismo equipo da ahora el tono, tiene cobertura y demuestra que sí, por fin, el Tour está en el radar.

Cambrils Movil 300×100

 

Nairo y Landa Toour JoanSeguidor

Nairo y Landa, ante los Alpes

Diez días después de salir, Movistar sigue con sus dos cartas intactas, y deberíamos incluir a Valverde, de quien pocos hablan, pero que goza en la carretera si se ve delante y fuerte.

Los Alpes podrán perfilar un poco más esa serpiente de varias cabezas pero el nivel de Nairo y Landa en la jornada del pavé demuestra que no será sencillo elegir.

 

 

Y mucho me temo que no valen ni galones ni intenciones.

Que Nairo haya sido tres veces podio, que Landa fuera cuarto el año pasado ayudando a Froome, perfecto.

Esto va a ser un cuerpo a cuerpo, la carretera decidirá.

Y el cuento empezará por un paraje que Alberto Contador conoce bien por su tormentoso Tour con Armstrong,

En la concatenación de Colombiere y Romme, el  madrileño consumó la salida de su compañero Andreas Kloden del podio.

Un ataque lanzado de amarillo, cuando todo indicaba que lo mejor era conservar, descolgó al alemán.

pro_ad_display_adzone id=»22361″]

 

 

Ni Bruyneel ni Armstrong guardan buen recuerdo de aquello.

En esos parajes, en esos circos de resonancias casi bíblicas, Nairo y Landa se jugarán el liderato del equipo celeste.

El dorsal acabado en uno lo lleva el colombiano, pero el alavés no ha comprometido su palabra en la defensa de su compañero.

Y mientras un murciano está por ahí, esperando qué pasa.

Imagen tomada de FB de Movistar Team