Nairo haría bien en pensar cosas diferentes al Tour

Nairo Quintana equipo

No es realista decir que Nairo puede ganar el Tour

Sea como fuere, en el fecundo panorama ciclista de Colombia, con la cantidad de nombres y talento surgido en la última década, nadie despierta las pasiones de Nairo Quintana.

El boyacense sigue siendo el faro de una nación que vive la suerte de sus deportistas como la propia, entiendo el deporte como la prolongación de su ser.

De esta guisa, cada año por estas fechas nos preguntamos por la suerte de Nairo Quintana, esta vez además en su segunda entrega dentro del Arkea.

El rarísimo 2020 nos ha dejado esencia del colombiano a cuentagotas, obligado por las circunstancias.

Sin embargo, la última noticia de Nairo en Europa fue aquella de la testificación ante un juez por unas pesquisas durante el entonces recién finalizado Tour.

De aquello no hay novedad, como otras muchas veces, pero sin embargo, el fango que arrastra la imagen del corredor ya lo lleva consigo, haya o no hecho algo malo.

A parte de eso, la campaña 2020 de Nairo Quintana, a nadie se le escapa, tuvo dos mitades.

Antes de la pandemia, el «Nairo fan» tuvo motivos para sacar pecho y decir que su caballo volvía a cabalgar, que las cosas tiraban y que el campeón volvía a ganar.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

No se puede menospreciar el arranque que realizó el año pasado, de hecho ojo con esta estadística.

Sin embargo, creer que febrero y lo que se pudo correr de marzo era extrapolable a la parte importante de la campaña fue muy ingenuo.

Creemos que incluso sin caídas, no había forma que Nairo le metiera mano a los eslovenos

Ni Nairo, ni nadie.

Es obvio que a Nairo le sentó bien el cambio de equipo, pero de ahí a ponerle en las quinielas del Tour, iba un abismo.

En charlas que hemos ido manteniendo recientemente, todos admiten que lo mejor de Nairo posiblemente haya pasado, que Movistar le marcó el tope y que otros objetivos son posibles.

Y ahí entra la posibilidad que el Giro figure en sus planes, una opción que no estaría nada mal y que nos pondría sobre la mesa un hipotético Nairo vs Landa, con todo lo que implica para la hinchada.

Pensar que Nairo vaya a optar al Tour es muy optimista, la carrera francesa estuvo a tiro, ya lo hemos dicho muchas veces, en alguna ocasión, pero desde 2016, que ya son cinco años, el colombiano no saca nada en claro de Francia, a no ser que se centre en algo que hace a las mil maravillas, sumar triunfos de etapa de prestigio.

A la pléyade de rivales manifiestamente superiores que crece, están otros como Roglic que le han tomado la matrícula, sin omitir que el Tour potencia las cronos como no hacía desde tiempo atrás.

Es decir, que Nairo se deba a un equipo francés está muy bien, que ansíe el Tour es loable, pero que realmente aspire a él, nos parece una quimera.

Gore 400×100 MArzo2020

 

#PodcastJS Fran Ventoso, en el kilómetro cero de su nueva vida

Fran Ventoso JoanSeguidor

Cuando hablamos de Fran Ventoso, lo hacemos de  17 temporadas de ciclista profesional

No es sencillo encontrar ciclistas como Fran Ventoso.

Hablamos de 17 temporadas de ciclista profesional, corriendo las mejores carreras, con un curioso palmarés de más de treinta victorias y un conocimiento del oficio ciclista que excede a la mayoría.

Hace poco decidió que ya estaba bien, que lo dejaba, y desde entonces no ha parado de dibujar nuevos proyectos y dedicarle el tiempo a esas cosas que la bicicleta no le dejaba.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Cuando hablamos con él, lo hacemos con un profesional que acumula más de diez Roubaix y Flandes, que soñó con ganar un día en San Remo, que acompañó y fue clave en el Giro victorioso de Nairo Quintana y que saborea un ciclismo muy diferente al que conoció un día.

Fran Ventoso ganó el segundo día que compitió, en la primera etapa del Tour de Qatar, y desde entonces admite que el ciclismo actual es irreconocible, desde la propia configuración interna, ahora todo se juega entre grandes estructuras, a la percepción y limpieza que ha trepado por el pelotón.

La suya es la carrera de un privilegiado que ha podido alargar más de lo que en un primer momento hubiera imaginado estando en todos los frentes.

Toda esa historia se guarda Fran Ventoso y una parte de la misma la ha querido compartir con nosotros.

Gore 400×100 MArzo2020

¿Qué teme el ciclismo de los agentes de fútbol?

Que los agentes de fútbol entren en ciclismo es un arma de doble filo

Estos días hemos leído las opiniones de Marc Madiot sobre el aterrizaje de Jorge Mendes, el manager de, entre otros, Cristiano Ronaldo, y ha echado chispas sobre la presencia de agentes de fútbol en el mundo de ciclismo.

Sobre sus palabras, estamos muy de acuerdo con lo que Cuadernos del Ventoux explica en su newsletter

Inmovilismo. Marc Madiot, director de Groupama-FDJ y a la sazón la voz más agitada del pelotón, ha opinado sobre la llegada de Jorge Mendes al ciclismo. No le gusta: «Si Mendes es el agente de [João] Almeida, Almeida jamás correrá en mi equipo». Polaris, recordemos, gestiona los derechos de imagen de Almeida y Rubén Guerreiro.

Madiot verbaliza así lo que el sector tradicionalista del ciclismo piensa sobre el fútbol: «[Su sistema de agentes] es tener una cartera de jugadores y moverlos con tanta frecuencia como sea posible para acudir al banco lo máximo posible».

Es así. El modelo futbolístico incentiva el riesgo. Disponer de 10€ y adquirir a un jugador por 15€ con la esperanza de venderlo por 20€. También ha propiciado el poder de los agentes, en un mercado donde los futbolistas operan como valores de bolsa.

La cuestión es, ¿puede el ciclismo resistirse a su sistema? En el pelotón, en teoría, los contratos se cumplen. Los ciclistas no son valores a transaccionar. Pero podía cambiar. Hirschi y su repentina marcha a UAE es un ejemplo claro.

Dos aspectos a tener en cuenta: un modelo mercantil permitiría a los equipos obtener una nueva vía de ingresos, vía venta de ciclistas; pero también incentivaría la deuda y, en caso de mala gestión, quiebras e inestabilidad financiera.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Como todo en la vida, que el mercadeo futbolero entrara en el ciclismo tendría pros y contras que convendría no descartar a las primeras de cambio.

Entiendo que a Madiot le explote la cabeza viendo agentes de fútbol en el ciclismo, pero quizá no se plantea dos cosas, que los tiempos tiran por otros derroteros -y la financiación del ciclismo es una suerte de de milagro- y que a él ya le va bien que las cosas no cambien.

Quizá debería mirar en la cocina del ciclismo y pensar qué bien le hacen sus agentes actuales, los que manejan el cotarro, por que a veces viendo cómo funciona Acquadro, por ejemplo, me temo que el bien del ciclista y su porvenir deportivo no son la prioridad y sí los porcentajes que se quedan por el camino.

Su obsesión por engordar la burbuja del Ineos es la muestra.

Gore 400×100 MArzo2020

Edu Prades sabe remar a la contra

Edu Prades JoanSeguidor

Para Edu Prades el ciclismo es como la vida, una carrera de obstáculos

Las noticias de Edu Prades, de hace seis meses para acá, no son las mejores.

Partícipe de ese día negro para el ciclismo que fue la etapa de Polonia que acabó con Fabio Jakobsen volviendo a nacer, desde esa jornada, a Edu Prades la suerte le dio la espalda.

Tiene cojones que la Vuelta a Polonia fuera el evento deportivo de 2020 en ese país…

En esa famosa llegada cuesta abajo hubo muchos implicados, Edu Prades entre ellos, que no volvió a competir hasta casi dos meses después, entre las carreras de las Ardenas y la Gante-Wevelgem.

Estaba apurando, quizá sin saberlo, sus últimos días vestido de Movistar, el equipo que, como admitiría el propio corredor, nunca apostaría por un ciclista de su perfil.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Anunció su fichaje por el Delko, en lo que es un paso atrás, una salida del World Tour, para un corredor con nivel suficiente para permanecer en él, y a los pocos días una lesión practicando esquí de fondo…

Entiendo por sus palabras que más de uno la habrá criticado, cosa que no acierto a comprender.

Con esta lesión Edu Prades es el primer puteado, queda en suspenso su debut con los franceses y en este lapso se quedará sin entrar en la dinámica del equipo, un nuevo equipo.

Practicar otros deportes en invierno no sólo es bueno, también recomendable, el cuerpo sigue en actividad, las articulaciones y demás no sufren, se musculan zonas que no se trabajan durante la campaña, se coge un peso que va bien perder luego de cara a la campaña, se da descanso al coco, haciendo cosas diferentes…

Todo bueno, incluso hasta con el riesgo de lesionarte

Para Edu Prades, remar a la contra es algo que viene de lejos, pocos conocemos como él que hayan luchado tanto y tan bien por ejercer el oficio que ejerce y ahí sigue.

Aún recordamos los años que dominaba la Copa de España y no surgía nada para dar el salto… cuando nos contó cómo era el otoño de un ciclista sin objetivos, al año hizo lo contrario, pues había ingresado en Caja Rural.

Con ese mismo espíritu estamos seguros que Edu volverá y que el Team Delko sacará lo mejor de él, por que al final su trabajo siempre emerge y el camino se despeja, como el que vemos cuando la nieve pasa a ser agua.

Ese fémur roto seguro que es la antesala de su enésimo resurgimiento…

Gore 400×100 MArzo2020

 

El nueve titular del Tour en el siglo XXI

Tour de Francia - Chris Froome JoanSeguidor

En este nueve del Tour de Francia cabe todo tipo de corredor

En los últimos veinte años, el ciclismo ha sido sacudido de arriba abajo, de izquierda a derecha, en todas las direcciones.

Una sacudida que ha tenido que ver mucho con el punto de partida, un deporte que tocó fondo en 1998 y que tuvo réplicas años después con episodios como San Remo en un Giro y la propia Operación Puerto, la madre de todas las operaciones que hemos ido presenciando.

El ciclismo de los noventa fue el que hilvanó nuestra querencia por el deporte más bello del mundo, era atribulado y como vimos, adulterado, y dio paso al que conocemos hoy, dos décadas de ciclismo en el que las cosas han pasado a decidirse en ocasiones en una pantalla, entre números y vatios, valores que rigen el esfuerzo colectivo de grandes bloques que monopolizan el ritmo y no dejan sitio a la emoción.

Así ha sido el Tour estos veinte años del nuevo siglo… y en este contexto hemos elegido nuestro nueve ideal

Arrancamos por el velocista que, en tiempos modernos, se ha metido en la leyenda de las estadísticas, Mark Cavendish, el socarrón hombre rápido de la Isla de Man que ha construido un legado que le ha situado en el top de un ciclismo, el británico que ha desembarcado con todas sus leyendas.

Que Cavendish nade entre Merckx e Hinault lo explica todo

En la órbita de la velocidad, pero también del arte de rodar, el Tour tuvo la suerte de disfrutar del mejor Fabian Cancellara, venido de la entraña de la primavera para brillar en todos los terrenos, dominando prólogos, reventando llegadas en gran grupo, conduciendo estrellas por el pavés y alimentando incluso la posibilidad de disputar un día la general del Tour.

Una quimera que duró muy poco que no eclipsa la trayectoria de una leyenda.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Nuestro escapista se llama Thomas Voeckler, el ciclista que nada entre el amor y el odio, que hace sin mirar atrás ni importar quién le sigue o quién le critica.

Él simplemente se escapaba y no hacía amigos, saltaba y remaba y remaba hasta ganar en jornadas en las que el tedio del pelotón y el control nos chafaban la guitarra.

Pero si estuvo a punto de ganar un Tour contra todo pronóstico…

… pero aquella edición que casi cae en su saco acabó en el de un australiano que sacó oro de sus limitaciones, Cadel Evans, un tipo que como Voeckler coqueteó con el desprecio de muchos pero que hizo la suya de tal manera que nunca desistió, ni cuando Contador le ganaba, ni cuando Sastre le hizo lo propio.

Cadel Evans no será el ciclista más admirado, pero sí que fue admirable y eso le mete en el nueve ideal: ganó el Tour de la guerra fría entre los Schleck y Contador.

Hay una estadística que muchos seguro no reparan pero que hablan de solidez y consistencia, sin estridencias ni ruido.

Fue la línea de Haimar Zubeldia, 16 Tours de Francia, todos en este bendito siglo y cinco en el top ten

Fue cabeza de cartel del naranja de Euskaltel, no se distinguió por atacar pero sí por estar, figurar siempre ahí, nunca dejó la foto.

Aunque para fotos, Peter Sagan, quien con el verde como excusa y consciente de que el Tour es lo más ha hecho un monumento al ciclismo, sacando brillo a aquellos momentos que muchos consideran relleno, ganando y no ganando, quedándose en la orilla, entrando con los mejores velocistas, cazando todas las escapadas y honrando el deporte que le ha dado todo lo que es.

Team Sky- Tour Geraint y Froome JoanSeguidor

Y como no podía ser de otra manera, tres elementos del Sky-Ineos

Primero el gregario estrella de estos veinte años, Richie Porte, ciclista que fue clave no, lo siguiente, para que Froome ganara sus dos primeros Tours, un conseguidor preñado de tanta clase que acabó estos veinte años subido al podio del Tour, un sueño hecho realidad para un tasmano que en su adolescencia se levantaba de madrugada para ver la mejor carrera.

Luego Chris Froome, cuatro Tours en el zurrón, con sus momentos malos, siempre superados con nota, con un equipo que ha sido el Equipo, bebiendo las formas del mismo US Postal del campeón que nunca existió.

Para concluir Egan Bernal, por ser el primer colombiano pero sobre todo por que en tres Tours ha sido parte de todos los titulares.

En el primero deslumbrando por su trabajo más allá de lo razonable para Geraint Thomas, el segundo por asaltar el trono a una edad que hasta no hace tanto era de formación y el tercero por sembrar de puntos suspensivos el futuro, pues lo complicado no es llegar y sí mantenerse.

Ahora vamos a por los siguientes veinte Tours.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

 

El eterno problema del Team DSM, antes Sunweb

Team Sunweb JoanSeguidor

En Sunweb el trabajo colectivo no es suficiente para retener talento

Sobre lo que sucede en el Team DSM, antes Sunweb, hace unos años Giant-Alpecin, un día Argos-Shimano… hay que ponerse en antecedentes y ver que este equipo no es, en muchas cosas, como los demás.

Hace más de siete años Jorge Quintana escribió en este mal anillado cuaderno:

El equipo Argos-Shimano es, sin duda alguna, uno de los proyectos que más y mejor está creciendo en los últimos años. Si echamos mano de cqranking.com, podemos ver que el bloque holandés fue 27º en 2010. Un año más tarde, mejoró cinco posiciones y acabó 22º. En 2011 ya fue capaz de meterse en el top20 al ser el 18º mejor equipo del mundo. Finalmente, este año han finalizado la temporada en 13ª posición. La evolución es más que evidente: 27º, 22º, 18º y 13º. Y todo ello en sólo cuatro años.

¿Dónde está el secreto del éxito?

Un poco más abajo, en ese mismo artículo completó…

Cuando se compara la enorme dedicación en medios técnicos de Argos-Shimano y la gran apuesta por la juventud y cantera que vienen haciendo con la política de otras muchas formaciones… uno no puede dejar de pensar que Argos-Shimano lleva muchos años de ventaja sobre sus rivales, viejos dinosaurios que gracias a presupuestos superiores se mantienen en la elite pero que acabarán siendo engullidos por un proyecto que en muy pocos años ha demostrado que otro ciclismo es posible.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Este curioso paisaje propicia que el Team DSM, antes Sunweb, esté casi en constante cambio y renovación.

Desde tiempos de Marcel Kittel y John Degenkolb, de aquel Warren Barguil que maravilló ganando dos etapas de la Vuelta, el bloque ha mudado de piel, de esponsor y hasta de nombres, pero ello nunca ha sido motivo para dejar de ser protagonistas.

Trabajo de pizarra y método para suplir las carencias dinerarias.

A raíz de la salida de Marc Hirschi, finalmente al UAE, la historia se repite y enlaza con otros nombres que no han acabado de la mejor forma con la estructura.

El suizo es por dinero, según ha trascendido, y no sabemos si el mal rollo ha emergido en la salida, y cuando hablamos de mal rollo nos referimos al de otros tantos que sí se han ido con el pie cambiado.

El último Wilco Keldermann.

Para nosotros el Team Sunweb fue el mejor equipo de lo que vimos de campaña, sin necesidad de ganar una grande o un monumento, aunque estuvieron a punto de hacerse con el Giro, lo fue por que verles correr es una delicia, al menos en 2020, y también algunos años atrás, una coordinación casi de bailarina, movimientos certeros, nombres surgiendo por doquier, trufados de calidad y sentido táctico, desmontando la necesidad de tener presupuestos tremebundos.

Pero eso tiene su contrapeso, algunas figuras se van, quejosas de que no les dejan pensar por sí solos, y está también el tema del dinero.

Marc Hirschi se ha ido, pero no temáis, es posible que surja otro nombre, ahora vestido de negro, con DSM tatuado en el pecho dando el espectáculo que esta gente sabe dar, practicando danza sobre la carretera, coordinación y maravillando con la pizarra.

Gore 400×100 MArzo2020

El año más importante de Enric Mas

A Enric Mas el golpe de efecto de López le puede sentar bien

Hace dos años por estas fechas, todos hablaban de Enric Mas como el siguiente español en la línea de sucesión de los grandes vueltómanos.

Ciclista fino, cincelado lejos de España, pero con gustos muy de aquí, gran fondo, tres semanas, buen escalador y rodador, ser segundo en la Vuelta con 23 años, ganando la etapa final en Andorra, el día que su ahora compañero, Miguel Ángel López asaltaba el podio… Enric Mas ya era carnaza para quienes impacientes buscaban ponerle nombre y apellidos al eterno poder español en las grandes vueltas.

Pero las cosas no son tan sencillas, no tan rápidas como algunos piensan, o quieren pensar.

Más en estos tiempos en los que, como nos dijo Borja Cuadrado el otro día…

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Las prisas, la necesidad perenne de tener alguien para llenar cabeceras, vender producto y hacer «afición», todo eso es lo que rodea Enric Mas, viendo que a Mikel Landa se le pasan los años con el lamento del que pudo haber sido.

El año pasado sendos quintos puestos en Tour y Vuelta marcan el rendimiento de Enric Mas.

Dos plazas que son iguales en la estadística, pero diferentes en la forma de conseguirlas.

Si en el Tour fue de menos a más, trasladando la sensación de que, cuando otros flaquean, Enric Mas crece.

Su problema, si eso se puede considerar un problema, es que lo hace de forma natural y progresiva, pero fría para el espectador, sabiendo que la procesión va por dentro, sin grandes ataques ni movimientos espectaculares, siempre con el resultado como seña.

En la Vuelta, sin embargo, la sensación fue diferente, arrancó frío, fue perdiendo cada día un poco hasta que se percató que estaba fuera de la carrera.

Su movimiento en el Angliru fue un destello, no sabemos si fruto de la necesidad de mostrarse, pero destello que acabó pagando en la crono, dos días después.

Llegados a este punto y con la capitanía compartida con un ciclista tan explosivo como Miguel Ángel López a su lado, aquel mismo al que ganó en Andorra, el año que nos queda por delante es clave para saber en qué liga jugará Enric Mas.

Hace unos años, decir que un corredor tenía que explotar a los 26 años, hablamos de explotar hasta lo más alto, sería una barbaridad, salvo en alguna excepción.

Hoy parece que el arroz se está pasando a los 26, si no vuelas entre los mejores.

Queremos creer que Enric Mas tiene recorrido en este ciclismo de jóvenes prodigios, pero nos cuesta verle mucho más arriba, primero por que ya está muy adelante y segundo por que convivimos con la sensación que las plazas de privilegio están más concurridas que nunca y más que lo estarán con la continua lluvia de talento que riega la elite de este deporte.

¿Cómo le sentará a Enric Mas la llegada de un ciclista volcánico como López?

Creemos que mal no le va a venir, pero una cosa está clara, al margen de la externa, la competencia interna también te hace mejorar…

Gore 400×100 MArzo2020

 

#PodcastJS Igor Antón y la vida tras ser ciclista

Hay vida después del ciclismo, nos cuenta Igor Antón

Charlar un rato con Igor Antón es una gozada…

La vida que sigue al deportista profesional no siempre es sencilla de gestionar, incluso podríamos decir que para algunos es una agujero negro para el que no todos admiten estar preparados.

Lo sacó a debate hace unas semanas Gervasio Deferr, dos veces campeón olímpico en gimnasia, demostrando eso que muchas veces hemos dicho, que tras la estrella que vemos en la carretera y la televisión hay una persona con sus fragilidades.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Por eso quisimos saber sobre uno de los mejores ciclistas españoles en la época reciente, Igor Antón, un pequeño escalador vizcaíno que lleva con la misma naturalidad la vida fuera del ciclismo profesional como sacó adelante una trayectoria deportiva muy interesante.

Corredor lagunar sí, pero de innegable talento, Igor Antón supo hacer la transición hacia «ciudadano normal» sin mayores problemas, de forma sutil y natural, como cuando sacaba los colores a los rivales en cimas de Vuelta y Giro.

Y ya de paso nos contó un poco de aquellas sensaciones que nos recorrían cada vez que subía al podio a recoger no pocos premios.

Él fue uno de los integrantes de aquel equipo naranja que puso el huevo en los mejores sitios y llenó de gente las cunetas de las grandes carreras.

Como dijimos, una gozada echar un rato con él.

Imagen: RTVE.es

Gore 400×100 MArzo2020