Temporada ciclista 2020: un calendario sería «posible»

Paris-Roubaix principal JoanSeguidor

El agujero del coronavirus ha dejado esta temporada ciclista en el aire… pero haciendo encajes podría haber una solución.

Sería de urgencia, seguro que dolorosa para muchos organizadores, pero un bien común, el ciclismo, donde voces como la de Lefevere ya dibujan colapso para equipos como el suyo si la temporada ciclista dejara de celebrar tantas carreras.

Os dejamos esta pieza de Cuadernos del Ventoux sobre el puzle que emerge en esta temporada ciclista

Tirreno adriatico Primoz Roglic JoanSeguidor

Todas las carreras suspendidas de esta temporada ciclista a causa de la epidemia tienen algo en común: afirman que no se trata de una cancelación, sino de un «aplazamiento«. Pero el coronavirus es tozudo. Es improbable que el calendario se reanude antes de junio, y para entonces dos pruebas, de seguir en pie, centrarán las miradas: Tour  y JJOO.

¿Cómo encajar todas las competiciones pospuestas entre Tokyo 2020 (25 de julio) y el cierre de la temporada (Guangxi, 20 de octubre)?

Para responder a la pregunta debemos mirar primero la situación del calendario post-Juegos Olímpicos. Condensa una Gran Vuelta (La Vuelta), dos vueltas de una semana (BinckBank y Guangxi), seis pruebas de un día (Hamburgo, Londres, Bretaña, Québec, Montreal y Lombardía), y el Mundial (entre el 20 y el 27 de septiembre).

Asumiendo que la UCI no quiere solapamientos y que el Giro se irá a junio, tenemos huecos entre La Vuelta y Hamburgo (10 días), entre Hamburgo y Bretaña (7 días), entre Bretaña y BinckBank (8 días) y entre los Mundiales y Lombardía (12 días). 37 días cerrando la temporada el 20 de octubre. Y en China. Pero planteemos algunos supuestos.

Por ejemplo, que ningún equipo tendrá interés en viajar a China si se reorganiza el calendario; y que la UCI extenderá el cierre de temporada hasta el 31 de octubre. Una hipótesis que nos regala 21 días más, para un total de 58. Un tiempo precioso, acotado por los descansos y viajes entre prueba y prueba, aunque muy estrecho para evitar coincidencias.

Carreras a encajar: 12 clásicas (entre ellas cuatro Monumentos) y 4 vueltas de una semana (sólo se ha disputado la París-Niza). Unos 40 días de competición. ¿Factible? Veamos.

Comencemos por Italia. Supongamos que la UCI libera tres semanas de competición a finales de octubre. Sería factible trasladar sus tres pruebas suspendidas enre Il Lombardía. Strade Bianche el 03/10, Tirreno-Adriático entre el 19 y el 25, Milán-San Remo el 24/10. Un Monumento, una vuelta de una semana y una clásica de primer nivel menos.

Turno de Bélgica. Hay un hueco esplendoroso entre el cierre del BinckBank y el inicio del Mundial. Podríamos asumir que el díptico canadiense será uno de los grandes perjudicados, lo que nos deja dos semanas para incluir las clásicas flamencas (E3 el 09/09; De Ronde el 13/09; G-W el 16/09; y P-R el 20/09). Sólo algo más ajustado que en primavera.

Ventajas: los clasicómanos vendrán del BinckBank, por lo que logísticamente sería factible. Desventajas: pisaría el primer fin de semana mundialista. Por fortuna, el circuito de este año está orientado a escaladores y vueltómanos, por lo que muy pocos de los favoritos para De Ronde/Roubaix se verían perjudicados por la cercanía de fechas.

Nos quedaría un gran ciclo de clásicas, el Tríptico de las Ardenas, con hueco o bien entre una de las dos semanas entre Hamburgo y Bretaña y Bretaña y BinckBank… O bien en la última semana del año. AGR el 25/10, F-V el 28/10 y L-B-L el 01/11. Coincidiría con San Remo, pero son pocos los corredores que incluyen ambos objetivos en su calendario.

¿Itzulia? En la semana del 13/09 al 19/09, a modo de preparación Mundialista. Volta y Romandía podrían coincidir con T-A o encajarse en una de las semanas de agosto vacías, y el resto de clásicas (Driedaagse, Dwars, Eschborn) tienen espacio entre semana. Serían meses intensos, atestados, ¿pero quién podría quejarse tras esta primavera?

La cosa quedaría tal que así…

14/08 – 06/08 – La Vuelta
16/08 – Hamburgo + Londres
19/08 – Eschborn Frankfurt
23/08 – Bretagne Classic
23/08 – 29/08 – Tour de Romandie
26/08 – Driedaagse-De Panne
31/08 – 06/09 – BinckBank Tour

09/09 – E3 BinckBanck
11/09 – GP Québec
13/09 – Ronde van Vlaanderen + GP Montréal
13/09 – 19/09 – Itzulia
16/09 – Gent-Wevelgem
20/09 – París – Roubaix
20/09 – 27/09 – Mundiales

03/10 – Strade Bianche
10/10 – Il Lombardía
12/10 – 18/10 – Tirreno-Adriático
19/10 – 25/10 – Volta a Catalunya
21/10 – Dwars door Vlaanderen
24/10 – Milán-San Remo
25/10 – Amstel Gold Race
28/10 – Flecha Valona
01/11 – Lieja-Bastoña-Lieja

Gracias a @CdelVentoux que cada día nos envía una newsletter de gran utilidad

Si queréis recibirla, poned vuestro mail aquí

Los verdaderos héroes ahora no son los ciclistas

Taylor Phinney JoanSeguidor

Los ciclistas dejan paso a otros protagonistas, en cuyas manos ahora está todo: nuestra vida y nuestros sueños

Los ciclistas son nuestros héroes los doce meses del año. 

Sus gestas, sus triunfos, sus desfallecimientos, cada vez menos en cantidad,… nos llenan la vida, los momentos.

El ciclismo es una tarea no apta para blandos, son muchas las curvas, los momentos de tristeza, dolor y peligro, las subidas, los descenso peligrosos.

Todo suma en el camino.

Pero hoy los héroes no son los ciclistas, son otros, de bata blanca y carreras por pasillos verdes…

Hoy los ciclistas son gente normal… 

Hace ya unos días llegué de Europa, y me aislé en mi casa como dicen las autoridades, después de unos días contacté a @…

Publicada por Egan Bernal Fans en Domingo, 22 de marzo de 2020

Por eso es tan grande este mensaje de Egan Bernal, ahora mismo un profesional sin objetivos, que ve tambalear la reválida del Tour y que piensa en lo que le rodea.

Por que el ciclista antes que ciclista es persona, persona que a veces vive en un globo, una atmósfera especial, aislada, ajena al mundanal ruido.

Pero tiene familia, amigos, conocidos y también se preocupa.

La crisis del coronavirus nos iguala, ganar el Tour de Francia no te hace intocable, al contrario, te empuja a ser responsable, pedir calma, conciencia.

Si vemos a pros, confinados, esperando a que la tormenta escampe, qué no podemos pedir al aficionado medio: nada más que responsabilidad y conciencia de lo que le rodea.

Cabeza fría y corazón caliente, esperando a que un día podamos volver a sitio de mi recreo, a la curva, a ese punto que nos llegó al corazón.

Lo que pide Egan Bernal no es tan complicado.

Vuelta 2012: Valverde pudo haber ganado en Fuente Dé

Vuelta 2012 Valverde Vuelta 2012 Valverde JoanSeguidor

Visto ahora Valverde pudo tener la Vuelta 2012 en su palmarés

Permitidnos viajar un momento en el tiempo, divagar sobre lo que pudo ser y no fue, hoy nos vamos ocho años atrás, a la Vuelta 2012, a aquella etapa de Fuente Dé, que encumbró a Contador, pero que podría haberlo hecho con Alejandro Valverde.

Y además perfectamente.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Hablar con Purito de aquella jornada, él era el líder y a juicio de muchos casi ganador, es tomar conciencia de la carrera que planteó Alberto Contador ese día por Cantabria.

No atacó una, ni dos, ni tres veces, fue constante, siempre delante, siempre tentando.

A diferencia de días atrás, con Cuitu Negru, Ancares, Ézaro y otros muros, no cabía la posibilidad de esperar al final.

Ahora se imponía un ataque de largo radio.

Cuando le televisión contactó con la carrera, totalmente rota ya -el otro día Teledeporte dio en un revival-  Contador iba con menos de un minuto sobre un grupo en el que Alberto Losada se dejaba la vida por mantener el liderato de Purito.

Fue imposible, por delante Sergio Paulinho era una maza sobre la moral los perseguidores, Paulinho con relevos de Contador en persona.

Aquel día pasaron cosas muy extrañas.

El Katusha hizo aguas, Menchov no concurrió, Dani Moreno, uno de los fijos de Purito, tampoco.

Contador tomó metros en Collada de la Hoz y Purito aburrido, se los dio.

Pero ¿y si hubiera entrado Valverde con Contador?

Esa es la pregunta que entonces nos hicimos y el otro día, en el refresco de Teledeporte, tuvimos nítida.

Entre las cosas raras que pasaron, estuvo también la estrategia de Movistar, como ves lo de los azule viene de lejos.

Una vez hecho el corte, Contador arrastró en ese grupo a Beñat Intxausti y Nairo Quintana hasta que les .

¿Qué hacían dos Movistar delante?

¿Acaso el ataque de Contador iba sólo contra Purito?

Por que esta claro que Alejandro Valverde también perdía, no tanto como Purito, pero perdía.

A 19 de meta, Valverde iba en cola del grupo del líder, mientras Contador abría brecha, cinco kilómetros después, Purito en persona ya tiraba del grupo, a la desesperada, vaciándose para nada.

Un kilómetro más tarde Alejandro Valverde, de verde, valga la redundancia, se iba solo a por Contador.

Purito bajaba los brazos.

Y empieza la cuenta atrás, Nairo y Beñat esperan a Valverde, éste emprende la caza y recorta a marchas forzadas: Contador está tostado, va al límite.

Al madrileño le caen los segundos como losas, Valverde está fuerte, muy fuerte, es el más fuerte de los tres.

Se ve en la carretera, Purito derrotado, Contador fundido.

No le caza, por que, visto ahora, e incluso justo después de aquella memorable etapa, pensamos que reaccionó tarde y que Movistar no aprovechó sus peones, quizá para no ayudar a Purito.

Pero en esa omisión, Valverde también perdió, incluso después de Valdezcaray, dos semanas antes, cuando una caída y el abanico le dejaron con un minuto de merma.

A los pocos días Contador no pudo seguir ni a Valverde ni a Purito en la Bola del Mundo.

Físicamente, el madrileño no era el mejor de esa Vuelta, pero mentalmente les ganó por KO técnico.

Y sí, todos pensamos que aquellos días Purito perdió su grande, la misma que tuvo a tocar meses antes en Italia y el Giro, pero somos de la opinión que aquella Vuelta pudo haber sido de Valverde si hubiera mostrado una pizca de la ambición infinita que Contador puso sobre la mesa aquellas jornadas de calor y ciclismo achicharrantes.

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Milán-San Remo 2004: El mejor milagro de Óscar Freire

Freire Milan San Remo 2004 JoanSeguidor

La imagen de Freire superando a Zabel en la meta de Milán-San Remo 2004 ha pervivido todos los tiempos

Aquella tarde de sábado, mes de marzo, año 2004, la Milán-San Remo entró en el imaginario eterno de Oscar Freire.

Aquella llegada era dura, una carrera lanzada 300 kilómetros, comprendiendo que cualquier rueda, en la Via Roma, podía ser la buena.

Oscar Freire en el caos hacía de la necesidad virtud, un camino que le dejó su primera Milán-San Remo, la de 2004, ganaría otras dos, en bandeja.

Le entretenemos un rato y nos cuenta…

Oscar ¿Cómo llevas estos días?

«La verdad es que estaba algo advertido, tengo amigos italianos que hace días me contaban todo lo que estamos viendo aquí estos días. Tengo la suerte de vivir en una casa y las horas pasan más rápidas»

Este sábado deberíamos estar mirando San Remo y lo que por sus alrededores pasara. ¿Qué sitio ocupa la Milán-San Remo en el corazón de Freire?

«Es una carrera única, la más especial, la que más quería. Visto ahora, y entonces, es una carrera que puedes perder en cualquier momento y ganar sólo al final»

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Algo que a ti se te daba bien

«Siempre he sido hábil en estas circunstancias, en sortear los problemas durante la carrera, buscar la rueda buena. Siempre hubo gente con más físico que yo, pero no con la técnica suficiente para sacarle el mejor partido»

¿Eso se llama intuición?

«Posiblemente sí, sabía moverme bien, ahorrar fuerzas y la suma de todo eso acababa marcando las diferencias. Quien me haya visto competir de cerca, seguro que te lo puede decir. La experiencia también suma, ves los peligros venir. La primera vez que sufrí un abanico fue en una carrera juvenil, en Arévalo, me quedé en el penúltimo grupo. La siguiente vez que me pasó, ya de pro en una Vuelta a Castilla y León, lo vi venir y acabé en el grupo delantero ganando el sprint»

Grande…

«Es más, puedo decir que nunca me he caído disputando un sprint, en eso hay suerte, pero también intuición. Recuerdo una Vuelta, llevaba dos triunfos de etapa, que no me metí en un sprint por que pensaba que iba a ser peligroso y en efecto, hubo una gran caída al final»

Volviendo sobre San Remo…

«Es una carrera top, para mí la más importante tras el Mundial». 

Tú la conociste en Mapei

«Como italianos la tenían en alta estima, pero no la ganaron nunca. Curiosamente lo logramos ciclistas que llevamos su nombre en el pecho –a Freire sumarle Pozatto, Bettini y Cancellara

Menuda edición aquella del 2000

«Había mucho gallo en aquel equipo, yo era el campeón del mundo pero estaban Museeuw, Bartoli y otros con muchos galones. Era un equipo fuerte y a veces pasa que cada uno defiende sus intereses»

Han pasado ya veinte años

«Nos hacemos mayores, ves fotos de entonces, las comparas con ahora y…»

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Freire en aquella Milán-San Remo de 2004

«Era mi segunda San Remo con Rabobank. Ya no era el de cuatro años antes, conocía la carera, dónde estar, cómo moverse. Cada año es diferente, pero la experiencia ayuda. Sabía que era mi carrera»

Rabobank era una historia diferente a Mapei

«Rabobank corría para mí. Tenía a Flecha, a Horrillo… con los años incluso pude tener la ayuda de uno que acabaría ganando, Alexander Kristoff quien seguro tomó nota de cómo afrontaba la carrera. La diferencia entre ganar y perder esta carrera era muy pequeña, a veces llevaba una sensaciones horribles y acababa ganando, pero también pasaba al revés»

Vamos a por la edición de 2004 ¿Cómo fue la aproximación?

«Recuerdo que hubo una pelea con Zabel por cogerle la rueda a Petacchi que llevaba a su Fassa tirando. Yo iba tras él, y Zabel se aproximó, intentó echarme dos veces y al final decidí que esa guerra no me convenía. Le dejé pasar»

Y luego

«Trentin lanzó el sprint, Petacchi saltó muy pronto y Zabel con él. Se precipitó, casi no había tiempo para remontarle, pero lo logré por levantar las manos. Le devolví la moneda»

¿Qué moneda?

«Unas semanas antes en la Vuelta a Andalucía cuando me ganó una etapa en Almería que yo celebré antes de tiempo»

Aquella imagen quedó icónica…

«Sí, quedó para la historia. No fue la única vez que logré un triunfo así, una vez en Tirreno le gané una etapa a Cipollini por celebrarlo antes de tiempo»

¿Lo habéis comentado muchas veces Zabel y tú?

«Sí desde luego. Zabel fue un gran ciclista, pero también una gran persona y tuve una gran relación con él»

¿Estuviste con él en Katusha tu último año?

«Así es. Fue director técnico en Katusha la temporada que corrí con ellos. Recuerdo que en la primera reunión nos dijo que iba a ser nuestro instructor para los sprints y Purito le preguntó si podía enseñarme algo a mí»

Siempre tan cachondo… para acabar un deseo para este presente tan incierto

«Que el año que viene estemos disfrutando de nuevo de la Milán-San Remo»

 

 

Coronavirus: Cinco ciclistas que lamentarán el parón

Max Schamann Paris-Niza

Cinco competidores que tendrán que llevar su fenomenal estado de forma a la nevera

Pueden ser más que cinco, por que algunos no habían exhibido músculo aún, pero hay cinco ciclistas que van a acordarse de esta desgracia…

En lo poco que hemos visto de temporada, con dos meses escasos de carreras, y con todo lo gordo por venir, el sábado debía ser San Remo, lo cierto es que el parón que marca la París-Niza ha pillado a muchos corredores y nombres importantes del pelotón a full de forma ante la inminencia de grades carreras.

Sin embargo, son cinco los ciclistas que creemos van a lamentar este lamentable e impuesto parón que amenaza con arruinar la temporada de ciclismo en 2020.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Empezamos por el propio ganador de la París-Niza, Max Schachmann, un ciclista que un día nos platearemos si puede ganar una grande, pero que en el caso de las clásicas que se nos venían encima era una baza de primer orden.

Decir que San Remo le va bien a Schachmann creo que es una obviedad, su arrancada y potencia, su descenso le situarían como outsider al Poggio.

Eso sin olvidar que su calidad le llevó hasta el podio de Lieja, hace menos de un año.

Otro que tenía una primavera para crecer era Sergio Higuita, que no pudo con el alemán antes de llegar a Niza, pero que con esas ganas de aprender que tiene podía dar el do la que sería su primera campaña entera en un World Tour.

Si Sergio Higuita sobrevivió a los abanicos de la carrera hacia el sol, verle en Itzulia o en Árdenas era uno de los alicientes para rematar una las explosiones más sonadas de tiempos recientes.

Vanmarcke Higuita podio joANsegudidor

Al igual que Higuita, otro colombiano ha visto truncado un inicio de traca, sí es Nairo Quintana y el estado de forma que ha lucido en este primer ciclo ha sido insultante.

No sabemos si hubiera ganado la París-Niza sin la caída y el corte que le dejó fuera de la general, pero está claro que hubiera influido.

Está claro que no es lo mismo Provenza que la París-Niza, y esos cortes son la evidencia, pero que el boyacense ha sido el ariete del nuevo Arkea es un hecho.

Se pierde la opción de haberle visto en la Volta del centenario, quizá en Itzulia… carreras que ganó un día y que veíamos en su radar.

De cara al adoquín, y quién sabe si para algo más, el salto de calidad y confianza que han dado estos días ponían a Tiesj Benoot y Jasper Stuyven en primera línea.

El primero podía optar a todo, por que verle delante sólo en Flandes era incompleto, también le situábamos en Árdenas.

Benoot dijo, con razón, que era una pena este paréntesis le pillara con estas piernas.

En el caso de Stuyven, es muy complicado quedarse como cualquier cosa con esa forma de rodar, a todas luces un lujo.

Creo que con la Het Nieuwsblad que se marcó, ganando a un coco como Lampaert, estaba ahí, luego ya sabemos que los monumentos son pocos y caen en manos de menos.

Cruzando los dedos para que, cuando vuelvan, estos y otros corredores vuelvan a deleitarnos con lo que saben y queremos verles hacer.

Entretanto, nos quedará el consuelo de imaginar lo que pudo haber sido…

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

El último grande del adoquín se llama Tom Boonen

La suerte de nuestra generación fue disfrutar de Tom Boonen

No hace muchos días que Tom Boonen dijo que igual volvía, ahora eso pasó a la prehistoria de nuestra acelerada vida.

Que la realidad nos tenga confinados no reduce la imaginación ni mata el recuerdo…

Es por ello que queremos recuperar algunos pequeños recuerdos a los grandes clasicómanos de la historia, un minúsculo tributo en forma de busto marmóreo en la entrada de casa en el que pasearemos por las excelencias del momento más singular de la campaña ciclista.

Habrá de todo, leyendas, mitos y recortes, pero empezaremos por uno que lo dejó no hace mucho.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Tom Boonen se explica en Roubaix, la carrera que prioriza y prestigia como la primera de sus preferencias.

Otras como Flandes pasan varias veces por el Kwaremont, la capilla la suben en más carreras, los parajes de Roubaix son únicos, patrimonio exclusivo de esta carrera, de ese domingo de Pascua.

Ni el Tour se atreve a entrar a la entraña de Arengerg, se queda a las puertas, ni al Carrefour, lo toca tangencialmente.

El primer disgusto ciclista de Boonen fue cuando, siendo un crío en el US Postal de Armstrong, perdió su primera Roubaix ante Museeuw, que se fue mientras el revoloteaba por la panza del grupo en pleno tramo de pavé.

Catorce años después se llevó idéntico disgusto cuando veía que en el mejor día de ciclismo en mucho tiempo no fue capaz de soltar a Mathew Hayman y éste le ganaba en los peraltes del velódromo cuyas míticas duchas no ha utilizado porque ya se limpia en el camión del equipo.

Decir Boonen es decir muchas cosas, pero sobretodo Roubaix.

Dos momentos, esa edición que ganó porque se puso al frente y vio como detrás de él los rivales caían presa de una mala maniobra o de la imprecisión: Van Summeren, Felcha, Hushovd, Pozatto,… uno a uno cayendo en serpentín y él, azul y blanco, en solitario hacia el velódromo.

Otra imagen, la de 2012, el “quasi pleno”, pues ganó todas las del adoquín salvo Het Nieuwsblad.

El Cruz Cyclone es un portabicicletas de bola de remolque para 2/3 bicicletas abatible y con antirrobo

Atacó a una eternidad de Roubaix y llegó.

“Aquel día me sentía capaz de cualquier cosa” admite.

Y yo admito que Boonen no me gustaba, no al menos en sus primeros años de insolente facilidad para ganar, tanta que causaba recelo.

Pero el paso del tiempo pone a cada uno en su sitio y a Boonen éste le ha situado muy arriba en una escala de aprecio.

Es un ciclista único, irrepetible, un lujo que hemos visto en directo, correr y ganar en grandes carreras, crecer como persona, conviviendo con la esfera social que rodea a los ciclistas en Bélgica y siendo fiel a Lefevere como éste lo ha sido con él.

Desde el principio hasta el final.

Imagen tomada de Pinterest

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Estamos ante la temporada ciclista más random de la historia

teconologia deporte JoanSeguidor

Nadie puede ni imaginar quiénes serán los nombres de la temporada ciclista 2020

¿Qué va a pasar con esta temporada ciclista?

La primavera de 2020 es historia, una historia corta, efímera, no nos ha durado nada entre las manos.

Corrió ya cierta sensación de efímero el día que Jasper Stuyven ganó la Het Niuewsblad, lo mismo que al día siguiente la conclusión de la Kuurne.

Cuando se produjo la cancelación del UAE Tour por los positivos del coronavirus, el ciclismo quedó al descubierto, con toda su debilidad ante el problema que venía como una bola de nieve hacia nosotros.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Ahora quedan resquicios para que todo pase al olvido, Flandes tiene la espada sobre la cabeza, Roubaix, las Árdenas necesitarían un milagro y ni así.

El Giro de Italia se canceló desde Hungría, RCS no pudo ni anticiparse a decirlo.

Y es precisamente en el traslado de fechas al que se agarra el Giro de Italia en lo que nos basamos para pensar que estamos ante la temporada más azarosa, más random de la historia.

Ahora mismo, mientras nuestra sanidad contiene el daño y cruzamos los dedos para que esa curva se revierta cuanto antes, pensar en la segunda parte de la temporada 2020 de ciclismo es una quimera, una moneda al aire.

Literalmente es imposible hacer sitio a todo lo que se quiere poner en ese lado de la campaña.

Meter un Giro entre Vuelta, Tour y juegos, si los hubiere, Tirreno, San Remo,… las clásicas flamencas.

Alguien va a tener que renunciar a organizar y provocar, por ende, un agujero en su economía que pasa a ser de guerra en los próximos tiempos.

O alguien que está aún tranquilo por que su carrera queda aún lejos, recibirá una llamada preguntando si se puede hacer algo.

Lo que resulte, de lo que hablemos de aquí a ocho meses no nos lo podemos ni imaginar.

Con el movimiento de sillas que se va producir, podemos asegurar una cosa: aquí no hay bemoles a pronosticar quién va a ganar qué o cómo.

Una cosa sí podemos decir, de peores hemos salido.

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Los ciclistas profesionales necesitan entrenar

Tadeg Pogacar Volta a la Comunitat Valenciana JoanSeguidor

Los ciclistas profesionales deberían tener una solución al confinamiento

En el obligado parón, los ciclistas profesionales no escapan a la obligación de quedarse en casa.

Sin embargo, la situación que plantea Gorka Izagirre nos hace pensar…

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Lo cierto es que los ciclistas profesionales se juegan su pan en esto, y claro, cuando otros pueden trabajar, es normal que se pronuncien.

Esto es un terreno pantanoso que requiere mucho cuidado, en un momento en el que estamos pidiendo que la bicicleta mejor en el garaje o enganchada en el rodillo, lo cierto es que el paso de los días, que no serán pocos, en casa, seguro que pesará en el estado de forma.

Es de cajón que en el rodillo la condición no se mantiene, y como dice Perico, los aficionados se tienen que hacer a un lado, pero ¿un ciclista profesional no puede entrenar debidamente identificado?

Sin embargo, leemos otras opiniones con las que no podemos estar en desacuerdo.

Nuestro compañero Nacho Silver respondió esto a Roski Bike, cuando se ponía del lado de Gorka… 

Tema muy dedicado. Muchos autónomos se ven obligados a parar y ganan mucho menos que un deportista profesional. Tampoco puedes parar toda la producción de un país porque directamente te cargas ya la economía. Y sanidad pública y economía de Estado van estrechamente ligadas .
Hay sectores que no pueden parar o sino si que vamos a tener problemas de abastecimiento y muy serios
Cuando impones una restricción de forma tan parcial como el que hay ahora mismo, hay que establecer un filtro y ese filtro es lógico no va a gustar a todo el mundo (hay cosas que yo tampoco entiendo).
Un deportista profesional, que produce? Más producen por ejemplo los abogados y los buffets de abogados prácticamente han parado limitándose a trabajaos vía telemática. Aquí es muy difícil poner de acuerdo a todo el mundo pero los gremios con menor impacto a la producción económica e industrial del país, sí que deberían parar

En este caso, si hay un accidente de un ciclista y necesita atención, ¿no podría considerarse un accidente de trabajo?

Muchas veces, opinamos, y nos equivocamos, sobre lo más variopinto, pero en esta situación cada uno tiene su razón y sus razones.

Creo que el ciclista profesional que haga las cosas con cabeza y gestione una solución debe tener su cuota para salir cuando lo necesite.

Aunque quizá, convendría una reflexión en el colectivo profesional del ciclismo y poner unas bases que iguale el perjucio para todos.

Aunque claro el ciclismo no es muy dado a encontrar unanimidad.

Pirinexus 400×100 MOVIL
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore