Thomas De Gendt es demasiado para Zwift

Thomas De Gendt Zwift JoanSeguidor

Para Zwift el pedaleo de Thomas De Gendt es excesivo

Otra jornada de rodillo, de Zwift, un protagonista recurrente en este tipo de historias: Thomas De Gendt.

El otro día nos quedamos asombrados por la Milán-San Remo que Thomas De Gendt se cascó por Flandes occidental junto a Jasper De Buyst.

Diez horas sobre la bicicleta.

Y como estos días la carretera no nos da noticias, más que aplazamientos para volver a la competición y una merienda de negros que será el nuevo calendario, nos quedamos con lo que ocurre en el ciclismo de salón, en el virtual, donde Thomas De Gendt ya ha puesto el huevo.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Leemos que Zwift le ha expulsado por irse de vatios, así tal cual.

Se ve que le ha metido más de 500 vatios y la máquina ha pitado.

Lo cierto es que no es la primera vez que oímos lo que es capaz de mover Thomas De Gendt.

Ver sus datos en una etapa como la que ganó en el Tour, el año pasado, sería secreto de estado, pero hay una etapa, una de las fugas que llevó a buen puerto, Romandía, creo que hace un par de años en la que se rumoreó con lo que movió y sobre todo el tiempo que lo movió para dejar sentado a más de uno.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Al menos el ciclismo virtual no ha parado y sigue su curso, un curso que parece que va para largo, por lo visto.

De Gendt mantiene la motivación que a otros seguro les pesa, porque esta cuarentena, el confinamiento y la incertidumbre sobre lo que se correrá y no, está matando a más de uno.

Thomas De Gendt sí que hizo la Milán-San Remo

Volta a Catalunya Thomas De Gendt JoanSeguidor

Diez horas le ha llevado la «Milán-San Remo flamenca» a De Gendt

En la Volta virtual que ha empezado este lunes, Thomas De Gendt fue el ganador preferido de la afición.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Ya ves, el belga es como el Cid, gana batallas en las que no concurre.

Su «triunfo» llega de forma simultánea a la noticia de su homenaje a la Milán-San Remo por las rutas de Flandes.

Le acompañó Jasper De Buys, también del Lotto, un pistard que pudimos disfrutar en nuestra visita a los Seis Días de Gante.

Hizo una salida que comprendió las provincias de Bruselas, Gante y Amberes, pasando por rutas tranquilas y plazas vacías.

En Bélgica no existe la prohibición de salir en bicicleta, como también sucede en otros países.

La ruta les llevó diez horas, nada menos, una salida que fue una paliza, la más grande que nunca ha realizado Thomas De Gendt, un corredor con legión de admiradores, uno de esos que no miras la bandera cuando caes rendido a sus pies.

Diez horas de salida, por que le sopló el viento en medio del recorrido, una locura para cualquier mortal que al menos nos sirven de excusa para hablar de la Milán-San Remo estos días en los que la primavera ha aterrizado sin pena ni gloria.

Ojalá le veamos disputar la primavera, aunque fuera en otoño o en cualquier otro momento.

Y si no que siempre le quedará Teruel. 

Por soñar…

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Thomas De Gendt, el ladrón más adorable del pelotón

Thomas De Gendt JoanSeguidor

Pocos corredores despiertan la admiración de Thomas De Gendt

El jueves, en el epílogo de la tradicional exhibición de Stephan Küng en Romandía, hubo un Lotto que saltó sin fortuna.

Navegó durante unos metros en solitario, en tierra de nadie, con la victoria en la mano del suizo escapado y el pelotón dejándole lo justo.

Fue Victor Campenaerts, en su primera aparición tras el récord de la hora.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

La aventura del nuevo recordman de rodar kilómetros durante sesenta minutos confundió a algunos con Thomas De Gendt, un tipo que ha hecho de su olfato una leyenda en el ciclismo moderno.

Pero no podía ser Thomas de Gendt, esa no era la realidad de un corredor que levanta admiración cada vez que toma parte en una escapada o en una aventura, como aquella que emprendió con su compañero Tim Wellens el otoño pasado, yendo de Lombardía a Bélgica en bicicleta.

No podía ser Thomas De Gendt, porque él si se mueve, es que hay opciones.

Y coger a Küng era una locura.

SQR – Cerdanya Cycle

 

De 32 años, leemos que Thomas De Gendt es un corredor que prefiere ir escapado a quemar kilómetros en el pelotón.

No tiene sentido moverse a tres kilómetros de meta, si se hace, hay que hacerlo antes, retar al grupo y saber de las complicidades y tirrias que se mueven ahí dentro en caso que tiren a por ti.

Porque en trece años sabe que no es lo rápido necesario para batir velocistas ni lo escalador suficiente para doblegar los mejores trepadores.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Nadando entre dos aguas, se lanzó en su día a buscar la etapa, el precio aislado pero valorado y mil veces peleado por tantos ciclistas, tantas estrellas.

Es el coleccionista, incluso después de aquel memorable asalto al podio del Giro de 2012, cuando atacó con todo un Stelvio por delante, lo domó, ganó entre neveras blancas y accedió al podio.

Así transmite una bicicleta eléctrica las mejores sensaciones 

Aquel que coronó a Ryder Hesjedal para desconsuelo de Purito.

 

Ese día, cualquier otro, se ceñiría a la general, él comprendió que la apuesta debía ir por la colección de triunfos, allí, aquí, donde se pudiera.

Y cinceló su leyenda, esa que dice que si De Gendt va en el grupo de escapados, éste puede llegar, que si ese grupo se deshilacha, De Gendt emerge como el gran favorito.

Es el maestro en el atraco a mano armada, una definición que sinceramente nos encanta.

 

«Te sientes bien cuando coges la escapada» se dice a Andrew Hood.

Mejor jugar a la lotería que esperar a la embestida de los grandes y sus equipos.

Saca el conejo de la chistera cada poco, catorce veces en los últimos tiempos, y en su porfolio lleva titulares gruesos escritos en el Stelvio, pero también en el Ventoux, «el día que Froome fue un runner»

SQR – GORE

 

¿Hay ciencia en lo de Thomas De Gendt?

No exactamente, pero sí ganas e intentos mil, casi cada día, incluso en esas jornadas en las que se juegan generales, porque los grandes se fijan los unos en los otros.

Incluso con compañeros para los que trabajar, encuentra su momento.

 

Thomas De Gendt Giro JoanSeguidor
Presto para volver al Giro de Italia

Coge el libro de ruta en cada carrera en la que toma parte, lo estudia, lo interioriza y marca en rojo los días.

Así se ha convertido en un clásico de manual en escapadas de segunda y tercera semana de grandes vueltas.

Cambrils Square Agosto

 

De 94 días de competición, casi la mitad le valen para montar su show, son muchos días, muchas jornadas para expresarse sobre la bicicleta y exhibir el motor de un tipo que ha subido al podio de un Giro.

Hubo una etapa en Romandía, que ganó solo, en la que sus datos fueron escandalosos.

Pero no todo es «performance», como dicen los anglosajones.

Etape 400×400

 

Al margen de estudiar el libro, cosa que os sorprendería no hace muchos corredores, sabe que lo gordo se juega antes de que entre la televisión.

En la locura del inicio de algunas etapas sabe que va a tener que lidiar con todo, buenos escaladores, portentosos rodadores, algún ciclista rapidillo.

Nombres como Majka, De Marchi y Mollema le son familiares, y otros, tipo Matthews, conviene evitar.

«Hay que escuchar tu instinto, cuando te duelen las piernas significa que le duelen al resto y tener paciencia, porque la formación de la escapada puede llevar horas«

Luego el terreno, hay dos que le gustan: los Apeninos y las trampas de la cornisa Cantábrica… subidas de unos cinco kilómetros, de un cuarto de hora de intensidad, porque más se puede escapar de su radar.

La riqueza ciclística de Flandes se explica en Thomas De Gendt: caladero de grandes clasicómanos, de tremendos rodadores, el del Lotto se ha hecho una marca y cada vez que le vemos en el corte sabemos que ahí hay ciencia e instinto, la mezcla del éxito de unos de los corredores más queridos del pelotón.

Imagen: FB «Volta» Ciclista a Catalunya A.E.

LDB_Berria 1024×140