Clásica de San Sebastián: otro baño de multitudes y ciclismo

Una semana después de la crono del Tour, llega una Clásica de San Sebastián reúne gran parte de las estrellas de Grande Boucle

Cambrils Movil 300×100

Dice Tony Gallopin, ganador en su día de la carrera, que en la Clásica de San Sebastián pueden rondar rodadores y escaladores en el mismo corral.

Decir ciclismo en Euskadi es encontrar un aficionado bajo cada piedra, y lo que pasó en la crono final del Tour de Francia, al otro lado del límite navarro, fue la muestra.

No muy lejos de allí, en Donostia y sus confines, por la desembocadura del Bidasoa y los montes de Jaizkibel se resolverá el sucesor de Michal Kwiatkowski.

Es, como muchos medios y servicios de prensa foráneos destacan, la única clásica española en el World Tour, como acentuando esa querencia ibérica por las grandes vueltas.

Así las cosas el mejor de siempre en San Sebastián es un vueltómano entrañable y querido llamado  Marino Lejarreta.

La subida final, por las colinas del Igueldo, pondrá electricidad a una participación de alto voltaje: Adam Yates, Primoz Roglic, Greg Van Aveermaet, Daniel Martin y Julian Alaphilippe -nuestro favorito-.

Son 228 kilómetros por la provincia aunque lo gordo quedará para el final con la subida al murgil Tontorra, el muro del 22% que abre la lata de cara a meta en el Boulevard, allá abajo, tras cruzar toda La Concha.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.