¿Cuántas vidas podría contar Peter Sagan?

Tuvalum

En diez años Peter Sagan ha tenido tantas versiones como años han pasado

 

No queda mucho para que Peter Sagan celebre diez años de la victoria que le puso en el imaginario.

Aquella tarde de marzo, en la helada París-Niza, ganándole a Purito, recién estrenados sus colores en Katusha.

Diez años después, Peter Sagan estuvo en nuestro top 5 de mejores de la pasada década, a nivel resultados, podrá decir para siempre que él fue el amo de todo esto.

Peter Sagan podrá caer mejor o peor, su soberbia en ocasiones, otras la cercanía, pero ha sido una de las luces más intensas de este ciclismo que conocemos y celebramos día a día, ya desde enero.

Su paso no deja indiferente a nadie y ahora, como pasa el tiempo, le preguntan por los jóvenes.

 

Y en esas que los Van der Poel, Evenepoel y otros que van muy rápido, como Peter hace diez años, tendrán que preguntarle cómo gestionar esta vorágine y salir vivo.

Por que Peter Sagan ha vivido varias vidas en diez primaveras, diez años que no se traducen en lo numérico de su palmarés, que es impresionante, y sí en todo lo que ha implicado, con sus salidas de todo, aquella azafata de Flandes, sus momentos de éxito, de frustración.

Inscríbete a las etapas de la Epic Gran Canaria, utiliza el código 2754CBBULN y te ahorras un 10% 

Decir que le han tomado la matrícula en muchas carreras sería quizá aventurarse mucho, pero las cosas no le resultan sencillas, siempre ha sido un ciclista marcado, por la mirada de muchos.

Ahora le toca gestionar la calidad de lo logrado, dejando de lado los registros que le hicieron eterno en carreras como California, Suiza o el mismo Tour, donde alicata paredes con maillots verdes.

SQR – GORE

 

En estos diez años Sagan pasó la historia con tres mundiales del tirón, y demostró que complicados son los jodidos monumentos, sólo dos en todo este tiempo.

En ellos lo mejor y peor de Peter Sagan, que si una cosa demostró es que sabe levantarse, sacudirse el polvo y seguir.

Hace cuatro o cinco años hablábamos de pólvora mojada, de hartazgo por tantas victorias.

Volvió y ganó de nuevo, dio que hablar, e hizo legión a su paso, el «saganismo» esa fe no escrita en sitio alguno que, mira por donde, mueve masas.

Si un corredor enciente la mirada es él, incluso en los momentos que le foco ya no le mira en exclusiva.

Por eso, siempre hay que contar con Peter Sagan, con todo lo que hace y dice, incluso cuando asegura que la carretera a veces le aburre, por que su mirada es la de muchos aficionados que ven esto con pasión, sin lentes ni nada similar, sin datos, ni pantallas de rendimiento y sólo con amor por el deporte más bello del mundo… eso al que Peter Sagan ha regalado los mejores momentos de su vida.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.