Roger De Vlaeminck y el doble rasero

Para Roger De Vlaeminck, el jovencito Van der Poel puede ganar cinco veces Roubaix

Lo que habríamos dado por ver aquellas Roubaix de los setenta, con Roger De Vlaeminck, Hennie Kuiper, Eddy Merckx… a hostia pura, poniéndolo todo patas arriba.

Un ciclismo silvestre que hoy sólo podemos apreciar en esas clásicas que el coronavirus nos ha robado, no se lo perdonaremos nunca.

Años después, escuchar a Roger De Vlaeminck viene a ser el equivalente belga de Fede Bahamontes.

Cada vez que habla sube el pan.

Aquí, hace ocho años, cuando Boonen firmaba su primavera mágica, a De Vlaeminck le sobró tiempo para echarla por tierra, no llevó nada bien que Tomeke le igualara en la cima de Roubaix, cuatro cada uno.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Suponemos que el viejo Roger habrá celebrado en la intimidad el momento que Mathew Hayman le arruinó el quinto pedrusco en el norte del hexágono.

En todo caso, nos ha llamado la atención el cambio de paso de Roger De Vlaeminck cuando se refiere a Mathieu Van der Poel.

Hace un año por estas fechas empezaba la semana mágica del neerlandés, con la Flecha Brabazona y la increíble Amstel que rebañó delante del ciclista de moda esos días, Julian Alaphilippe.

Para Roger De Vlaeminck, Mathieu Van der Poel ganará cinco veces la París-Roubaix, una cifra cuya mención tratándose del infierno produce vértigo.

Roubaix ha sido una carrera que muchos han tenido al alcance, pero que pocos acabaron llevándose, algunos como Franco Ballerini, tras sonoros berrinches, y otros como Gilbert Duclos Lasalle pasando por toda una vida bebiendo los vientos por el infierno.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Ganará la París-Roubaix al menos tres veces, quizá cuatro o cinco, espero que lo logre

Puede hacer de todo, habla bien, entrena bien, se cuida, tiene clase, es mi favorito para todas las carreras. Se parece a mí, es versátil

En esto último podemos estar ciertamente de acuerdo, Roger De Vlaeminck es un lujo de ciclista que aunó en su palmarés Tirrenos, Lombardías y Roubaix, pero una cosa es decirlo, otra hacerlo.

Que te cuelguen estas frases es un arma de doble filo, que Van der Poel es una rueda a seguir, es obvio, le seguirán señale quien le señale, pero esto da tantas vueltas, que atribuirle a Van der Poel ese palmarés antes de ponerse a ello, es atrevido.

Más cuando vemos que la realidad a veces supera la ficción y en un ciclista y su suerte pueden influir mil cuestiones.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.