Del #happyflower al Bicing y la bici eléctrica

Allá por la década de los ochenta, un puñado de locos con la estética happyflower propia de la época se manifestaba de forma esporádica por las principales arterias de Barcelona y otras grandes ciudades ataviados con máscaras antigas y pancartas reivindicativas para reclamar algo insólito en la España hija del desarrollismo: menos coches, menos ruido, menos polución y más espacios para la circulación de bicicletas. Esos pioneros en la lucha por ciudades menos agresivas con sus ciudadanos eran vistos como marcianos por sus coetáneos. Ellos simplemente aspiraban a unas urbes como Amsterdam, con miles de ciclistas y con una red de carriles bici que permitieran ir a todas partes a golpe de pedal. Lo que jamás podrían haber imaginado es que por lo menos parte de ese sueño se iba a hacer realidad gracias a flotas de bicicletas públicas financiadas por la administración y a la bici eléctrica.

Los ciclistas debemos ser sinceros. Pese a que todavía queda un largo camino que recorrer para parecernos a Amsterdam o Copenhague tanto en infraestructuras como en conciencia cívica, si miramos atrás a la fuerza tenemos que reconocer que hemos avanzado mucho. Hoy es más fácil y seguro desplazarse en bicicleta por la ciudad, y una parte importante del mérito se lo debemos a quienes protagonizaron esas primeras luchas, pero también a la bicicleta pública.

Allá por 2007, cuando Barcelona se disponía a poner en marcha el Bicing, Pere Cahué, alma mater de la tienda Probike, me confesaba su tranquilidad e incluso alegría por lo que consideraba una iniciativa que a la larga le beneficiaría. Mientras la mayoría de tenderos veían la iniciativa del ayuntamiento como una competencia desleal y estaban convencidos de que les iba a perjudicar, el dueño de una de las tiendas de referencia del estado pronosticaba el empujón que eso iba a suponer para la bici urbana. Habría más bicis en la calle, las condiciones para pedalear por Barcelona mejorarían y muchas personas que se habrían iniciado con el Bicing acabarían comprándose una de más calidad para usarla cómo y cuando quisieran.

Pese a los agoreros augurios sobre el futuro de la bici en Barcelona («no es una ciudad para bicis», «tiene demasiadas subidas», «esto no es Amsterdam»…) el Bicing tuvo un éxito espectacular. El primer año llegó a los 130.000 abonados y el segundo superó los 190.000, para estancarse luego en unos 120.000.

Dejemos clara una cosa. Los sistemas de bicis públicas no consisten en que el ayuntamiento financie las ganas de ir en bici de sus ciudadanos en su tiempo de ocio. El Bicing de Barcelona, el Sevici de Sevilla, el BiZi de Zaragoza o el BiciMAD de Madrid son un engranaje más del ecosistema de transporte público de una ciudad y como tal debe ser considerado, lo mismo que su coste económico. Las críticas que a veces se hacen a las pérdidas que genera su explotación son incompletas si se omite la barbaridad de millones -que nadie discute- que cada año las instituciones deben invertir en mantener o ampliar una red de metro o autobuses.

1

Las subvenciones a la compra de bicicletas eléctricas son un segundo paso para facilitar el acceso de los ciudadanos a un vehículo que para los ayuntamientos supone más ventajas que inconvenientes. A saber: libera espacio en vagones de metro y autobuses, desestresa el tráfico, es silencioso, no contamina, ocupa un espacio mínimo, mejora la salud de los ciudadanos…

Las subvenciones que conceden el gobierno vasco o los municipios del Área Metropolitana de Barcelona han funcionado razonablemente bien. Todo lo contrario que los planes PIMA Aire y Movea que actualmente otorga el ministerio de Industria. La tramitación de las ayudas de 200 euros concedidas por el Estado son un verdadero suplicio para los tenderos y en menor medida para los compradores, tienen unos fondos muy limitados y se aplican por igual a una bicicleta destinada a desplazarse por la ciudad o a practicar MTB. No tiene ningún sentido que entre todos paguemos parte del coste de un vehículo que se utilizará para salidas dominicales por el monte.

Todo es perfectible. En cualquier caso, la bicicleta eléctrica tiene un gran futuro en nuestras ciudades porque acorta las distancias sin esfuerzo y tiene un coste económico extremadamente competitivo frente a otras formas de transporte, sea privado o colectivo. Así que estimular su compra mediante subvenciones favorece a las personas que las van a utilizar, pero también al conjunto de ciudadanos.

Cada una a su manera, tanto la bicicleta pública como la bici eléctrica favorecen la movilidad en nuestras ciudades.

Por Gabriel Pernau, fundador de eBici.cat

INFO

Portabicicletas de Cruz. Si necesitas llevar tu bici contigo, tenemos el producto para transportarls… de forma cómoda y segura.

Mikel Landa en tres lecturas

No ha pasado ni medio Giro que la sensación del año pasado, que el único inquilino del último podio, ha puesto el pie a tierra. Ha pasado un buen trecho desde que supiéramos de la suerte nefasta que aguardaba a Mikel Landa en esta carrera. Hemos preferido esperar un poco, reposar lo sucedido porque la andanada que ha sucedido al abandono de Landa demuestra lo mal que está este deporte, en manos de auténticos opinadores que sin más argumento que su propia teoría han puesto sobre la mesa toda suerte de improperios sobre el ciclista alavés. Sí, hablamos de veladas sospechas de dopaje. Palabras gruesas, que sólo se pueden formular desde el anonimato que las redes a veces ofrecen con éxito. Sólo una pregunta, ¿para qué coño veis ciclismo?.

Dicho esto, la salida de Landa del Giro da hasta tres lecturas. La primera personal, la que se centra en el ciclista, que será el primero en estar jodido por la situación. Landa ha tenido un invierno muy raro y a las primeras de cambio ganó en País Vasco, una irrupción tan espectacular como su caída desde la primera posición. Luego ganó Trentino, sufriendo, pero lo ganó. En el Giro una de cal y otra de arena, discreto, incluso descolgado en alguna subida, pero notable en la crono, donde creo que la lluvia le benefició, pues los que podían distanciarle no pudieron arriesgar lo que requería la situación.

Con todo, y a pesar de lo expuesto la situación de Landa era perfecta para abordar su objetivo. Muy similar, curiosamente, a la historia de Tom Dumolin, quien estuvo perfecto hasta reventar, increíblemente, en un segunda categoría con tramos de arena. Cosas de este ciclismo moderno.

La retirada de Landa se suma a los reiterados fracasos del Team Sky en todo lo que no sea el Tour de Francia, es como si la perfección que dicen manejar se les escurriera entre las manos. Aquí, por H o por B, han fracasado con Bradley Wiggins, Richie Porte y ahora Mikel Landa, un corredor que les suponía un brusco cambio de patrón, no era un croner como los que pueblan el equipo negro, pero que para el Giro parecía la baza ideal.

Ahora bien, y dicho todo esto, la comunicación del Team Sky, con toda la dimensión que maneja el equipo, a veces deja tanto que desear que el simple abandono de su líder propicia la lista de sospechas y veladas acusaciones que le siguieron. No es la primera vez que en el equipo británico se ven acosados a este nivel, y nunca manejan el tempo como merece, no supieron disipar las dudas sobre Chris Froome, han alimentando el mal rollo con Henao y ahora esto de Landa.

La tercera lectura es a nivel de equipo y calendario. ¿Qué hacer con Landa? yo creo que al Tour no va a ir, y en caso de que esté en la Vuelta ¿con cuántos líderes pueden ir a España? a mí me salen Wouter Poels y Geraint Thomas e incluso se podría sumar Chris Froome. Mucho gallo, es obvio, el tema de Landa es la peor noticia que podría ocurrirle a los de negro, veremos cómo cuadran el círculo. El marrón es de los buenos.

Imagen tomada de www.teamsky.com

INFO

Suunto Ambit3 Vertical1
Hemos sacado a pasear estos días el nuevo Ambit3 Vertical de Suunto…

La maglia rosa está en casa

Hay un Giro latente, más próximo, entre nosotros, para algunos imperceptible, pero para otros, un reto mayúsculo. Se corre en salones, desvanes, habitaciones, jardines y garajes. Entornos domésticos. Y no de Italia, también de aquí, en España, y por medio mundo.

Para este Giro, Bkool ha lanzado la primera edición virtual de la gran ronda italiana, una forma nueva de entender el ciclismo, sin horas, ni horarios, ni lluvias que estropeen las salidas, ni inclemencias que perjudiquen.

1

Estos días, mientras la carrera busca su dueño y un italiano de clase media en el peloton como Gianluca Brambilla saborea las mieles del éxito, un pelotón de usuarios de Bkool circula a todo meter en su casa buscando el momento idóneo para hacerlo, temprano antes de levantar a los críos y llevarlos al cole, o a media tarde, con el stress del trabajo pidiendo guerra.

1

Este #GiroBkool arrancó hace unos días, cada etapa, hasta seis, calca finales de etapa seleccionados de la carrera y hay tiempo para completarlo hasta el 5 de junio.

Estas ligas, también llamadas retos, son el paso obvio y normal a la convivencia de las redes sociales con la bicicleta y sus usuarios. La profusión del simulador de Bkool empezó como algo puntual, pero su generalización en muchos hogares permitió que la gente empezara a interesarse por lo que hacía en compañero de grupeta o el tipo que se cruzaba cada domingo.

3

La necesidad, casi irresistible, de compararnos, de medir los rendimientos, de buscar ahí fuera lo que hay para ver dónde estamos, acabó por dar forma a estos retos, que permiten pedalear y sudar sabiendo lo que ha hecho medio pelotón del mundo con el maillot de la diversión y la bandera del esfuerzo, bajo techo y entre cuatro paredes. De ello se dieron cuenta un día en Bkool.

Los retos de Bkool son sesiones a iniciativa de la marca, para citar usuarios a competir juntos, sorteando premios. Son dos semanales, con una ruta común para pelotones que de a veces han llegado a los cien ciclistas al mismo tiempo.

por eso realizan dos veces por semana y han llegado a congregar a más de cien ciclistas a rodar sobre la misma ruta, la misma que a veces han compartido en “vivo y en directo” con Joseba Beloki y Jan Ullrich.

Los rodillos son a la bicicleta lo que la tuerca al clavo, nacieron casi al unísono, como complemento a la flaca, para darla vida más allá de la montaña, y la ruta, para que se pudiera calentar antes de las competiciones, para enfríar tras ellas, eso que dicen “limpiar el lactato» en el Sky, para rodar si hacía mal tiempo o simplemente para sudar un rato viendo la televisión.

Pero el rodillo, aunque recurrido, a veces no daba más de sí, hubo un tiempo en que fueron inteligentes y por pura evolución se les acabó añadiendo el simulador de ciclismo, con una plataforma analítica que saca conclusiones de tu performance, al tiempo que te mide a usuarios de hasta cuarenta países.

2.jpg

En el simulador hay una carta de subidas, rutas, trayectos y etapas que ponen a prueba el usuario y su bicicleta. Cuando se habla de un puerto, por ejemplo, el simulador, sincronizado con el rodillo, te reproduce la dureza de las subidas seleccionadas, te pone en situación y le da a la bicicleta la dureza exacta del tramo que se aborda. Todo sin salir de casa, pero sudando, quemando y mejorando al fin.

Estos años Bkool ha protagonizado historias de superación propias del ciclismo y de los ciclistas. Nicolás del Corral es expiloto de rallyes que tuvo un accidente compitiendo hace cinco años porque un imprudente se saltó un stop en pleno rally. Tras un periodo de recuperación largo y duro, su pérdida de masa muscular fue notoria por lo que el médico le recomendó hacer bicicleta estática.

Al principio no fue mucho, una media hora diaria, pero Nicolás fue creciendo físicamente, se notaba fuerte, poco a poco mejoraba su condición aunque un persistente dolor de espalda le perseguía “everywhere”. Prosiguió y tuvo mas problemas de salud, no fueron suficientes, recuperó el ánimo, Bkool contribuyó a ello, y ahora cuenta los días para salir en la Quebrantahuesos de dentro de un mes y medio en el quinto aniversario de su primer accidente.

Con el simulador Bkool, historias de superación hay unas cuantas, e inspiradoras, pero de diversión también, y no poca.

Y recordad que…

Bkool está pensado para todo tipo de personas. Pues cada aficionado al ciclismo puede encontrar en Bkool una solución magnífica para poder entrenar a pesar del mal tiempo o la falta de tiempo libre.
La lluvia, la nieve, el viento, la niebla, el tráfico, el trabajo… Son muchas las causas que día día impiden a los aficionados al ciclismo poder disfrutar de su deporte favorito. Pues bien, Bkool elimina de un plumazo todas estos impedimentos, brindando al usuario la posibilidad de realizar cualquier recorrido del mundo, mientras compite con otros ciclistas, desde el salón de su casa.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia

Ese Giro es una olla a presión

Coged todos y cada uno de los que opositan a ganar este Giro, meterlos en barrica, dejadlos macerar y caerán por su propio peso. La crono que pone fin al primer ciclo de este Giro, DO Chianti, ha dejado la carrera preciosa, en el punto de maduración perfecto para que esto estalle de un momento a otro. Ganas se tienen, sólo cupo ver a Valverde en la tierra que llevaba a Arezzo.

La crono decisiva de este Giro no lo ha sido tanto porque ha sido pólvora mojada. Sólo así se explica que Gianluca Brambilla, en un terreno que además de hostil le es extraño, salga de rosa con toda la centinela de favoritos cercándole por detrás. Se explica, porque salvo que la vida te fuera en la jornada, todo riesgo se podía multiplicar por mil en cada recoveco y curva que la lluvia minaba para los corredores.

Que se lo expliquen a Ilnur Zakarin, ese incalificable ciclista ruso, en el que Katusha pone todas sus monedas, que hizo buena aquella famosa crono en la que Michael Rasmussen bajó de la segunda a al séptima plaza del Tour porque no paró de caerse. Como el danés entonces, Zakarin pasó de acariciar la maglia a quedarse lejos, muy lejos, tanto que su impredecible forma de correr puede hasta depararnos momentos memorables en lo que ha de venir.

Con Brambilla se ubica un luxemurgues, compañero suyo, maglia bianca a la espalada, Bob Jungels se llama, y viene del ducado centro europeo. ¿Recordáis el último de ese país que vistió tal prenda en las grandes jornadas del Giro?

Sea como fuere la cosa, sigue de acertijos, y la crono ha acentuado el ingenio de los pitonisos, porque si a nosotros nos pedís pronóstico, me parece que lss #marginalgains de Mikel Landa salieron a flote en medio de las cortinas de agua que abrevaban los campos de Chianti. Sinceramente, me pareció excepcional su crono. Si hace un año sepultó sus opciones ante Contador aqui, vemos que el trabajo de los “hombres de negro” ha surtido efecto, nos alegramos, porque Landa empieza a ser ese ciclista que nos gusta, a lo suyo, centrado y ambicioso, muy ambicioso.

Para muchos Landa está sobrevalorado, cabe esa posibilidad, pero las cosas le pintan bien. Ha pasado una semana medio descolgado, pero salvando los muebles y ahora se ve inmejorable ante una ristra de ciclistas que le son asequibles en la montaña. No obstante en la casa británica no son de confiarse, y son conscientes que ese viejo ciclismo, el de Alejandro Valverde y Vincenzo Nibali, sobre todo el de éste último, sabe de triquiñuelas que la tecnología no contempla. Está bonita la carrera entre los tres capos.

Y por si presión nos faltara, queda la segunda fila que viene cargada y aún con opciones. No creemos que Tom Dumolin, quemada su gran carta, pueda volver a la terna como si ha vuelto Andrey Amador, que vuelve a generarnos esas dudas que un día expresamos. Por su parte colombianos tienen poco que perder, principalmente Rigoberto Uran, que sale muy perjudicado de un test otrora bueno para sus posibilidades. El otro es Esteban Chaves, un corredor magnífico que tarde o temprano habrá de explotar, y no me refiero a ganar solo etapas. Ya no le quedan cronos que le lastren y la montaña es abundante,

Acabar esta tribulacion con el Lotto-Jumbo, un equipo que por ejemplar poco o nada gana. La historia de su ganador, Primoz Roglic, con esos sueños de trampolín de invierno reconvertidos en croner de excepción, me parece un relato de ambición increíble, pero ojo que fijamos el tiro sobre el percherón, sobre Kruijswijk, un tipo que conoce el Giro al dedillo y se ha cascad una crono de excepción. En él pueden estar muchas claves.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia

INFO

La bici en destino sin cargar con ella, te la lleva Nacex

La gota malaya

El otro jueves, viendo un rato el Nadal-Djockovic del abierto de Roma, enfocaron un momento a la grada y se vio a Manolo Santana, sentado, presenciando el partido, justo tras Nadal, en ese momento del juego. En el rótulo de la televisión italiana señalaban su condición de doble ganador de Rolland Garros, aunque no fue el único Grand Slam que ganó en los años sesenta.

En Italia, como en otros países, hay una veneración enorme, casi celosa, por los campeones. Lo notamos cada vez, por ejemplo, que una figura pisa el Giro o una carrera de la organización, hay ruedas de prensa, pases previos a la carrera, un foco de cámara siempre fijo. Para ellos es un honor que una gran figura, o un campeón del algo importante, por mucho tiempo ya haya pasado, les visite o compita en sus carreras.

En UK tenemos dos ciclistas, uno en activo, Bradley Wiggins, el otro retirado, Chris Hoy, que son “sir”, máxima distinción del imperio. Están señalados de por vida y gozan de unos privilegios en fondo y forma por sus éxitos deportivos, éxitos logrados con un esfuerzo que solo ellos son capaces de imaginar y explicar.

Dicho todo esto, hecho este preámbulo, nos queda ver que en España las cosas son muy diferentes. La escala de valores lleva a premiar o a poner el ojo en medianías, en personas mediocres que poco o nada aportan, a no ser que hablemos de banalidad. Digo todo esto, y lo vinculo al deporte porque estos días se recupera en Girona José Antonio Escuredo, víctima de un atropello, otro más, cuando iba en bici.

El caso de Escuredo es paradigmático de todo lo que he dicho anteriormente, Escuredo es subcampeón olímpico y varias veces podio en los Mundiales de ciclismo en pista, en su haber deportivo hay tantas singularidades que merecería, al menos, la atención que muchos sí le dispensaron cuando arreglaba el medallero español en unos juegos olímpicos, esa cita en la que muchos se acuerdan de deportes que no sabían que existían. Atención que también tuvo cuando se le vinculó a Eufemiano, nunca más se supo de aquello, impidiéndole ser el seleccionador nacional cuando había logrado unos buenos resultados en un mundial.

No voy a entrar en cómo fue el accidente, porque no corresponde hacerlo en estas líneas, aunque os podéis imaginar como nos tomamos estas cosas quienes amamos este deporte y la bicicleta. Sí que hablo del trato, de la cero repercusión, del quemar páginas e historias con auténticas chorradas, mientras un deportista, pues trabaja para ir a los Paralímpicos de Río, se recupera de un suceso lamentable. en un momento en el que la bicicleta está en boga por los continuos sustos que genera.

Esta vez ha sido un campeón, de esos que en otros países son respetados y seguidos, otras muchas ciclistas anónimos que caen ante esta gota malaya en una sociedad que se derrite por festivales y ligas.

Ánimo José y que la ilusión de estar en Río no se trunque por un insensato al volante.

El aire es más saludable en los carriles segregados

Ayer vimos en www.cyclingweekly este vídeo grabado «on board» por Amsterdam. El gráfico que acompaña al ciclista demuestra que en los carriles segregados el ciclista que va por la ciudad respira menos polución. Por cierto que eso sí que son carriles bici, de los de verdad, no cuatro líneas pintadas en una acera.

En un momento en el que hay muchos contrarios a los carriles bici, creo que es un interesante documento. Incluso diría más, es interesante para quienes dicen que esos carriles cuestan un dinero que los ciclistas no asumen. Sería interesante que esas personas, del entorno del coche principalmente, valoraran la pasta que se ahora el sistema sanitario si no respiramos la porquería de muchos que necesitan el coche hasta para doblar la esquina…

Imagen tomada de www.cosasporhacer.es

INFO

Las novedades de Santa Fixie…

#CountdowntoRio con Avila & Font (vol. I)

Me vais a permitir abrir un pequeño ciclo de artículos que tendrá fin en lugar y fechas indicados: Río de Janeiro y septiembre. los protagonistas no son unos cualqueira, son unos campeones del mundo de tándem y dos deportistas que presumo de conocer desde hace tiempo y que además aprecio mucho. Hablo de Ignacio Avila y Joan Font, quienes nos explicarán cada poco su camino hasta unos Juegos Paralímpicos, una cita que sigue a la olímpica en el calendario y que abre la puerta a historias ejemplares cargadas de un coraje a veces difícil de imaginar en una persona.

Así que sin más preámbulos os dejo con los figuras, hablando de lo que hacen y sienten de cara a una cita tan especial, tan singular que sólo acontece cada cuatro años.

Ignacio Avila

Sólo puedo deciros que es en unos Juegos donde se vive todo el esplendor del deporteIgnacio ha hecho varias Paraolimpiadas como atleta-. Aquí se respira y se vive deporte por todos los rincones. Es una experiencia única e inolvidable, una de las mejores de que podemos pedirle a la vida.

Tras un respiro, ahora estamos en época de acumulación de trabajo, tanto de kilómetros como de gimnasio, hay que potenciar nuestra resistencia para afrontar el durísimo trabajo que nos vendrá a finales de julio y agosto. De momento lo que hacemos es un aperitivo de lo que ha de venir.

Joan Font

Tengo unas ganas de infinitas de debutar en unos Juegos Paralímpicos. Ignacio ya me ha comentado muchas cosas de sus anteriores experiencias y no veo el momento de vivirlas.

Sueño con que llegue el momento de la cuenta atrás para dar la salida de la carrera, siendo consciente de que hay millones de ojos mirándonos. Ese será el momento de hacer una vez más lo que tantas veces hemos hecho, aunque sin público, ni tan siquiera la familia.

Ahora estamos en fase de hacer kilómetros. Después del mundial de pista de Italia, hemos tenido que descansar un poco, han sido unas tres semanas muy suaves pero eso ya ha cambiado. Ahora llevo dos de mucha carga, ritmo bajo pero mucha cantidad. La semana pasada pasé de los 900km. Poco a poco iremos bajando la cantidad para empezar a hacer calidad.

El Ambit3 Vertical de Suunto a prueba

Hemos sacado a pasear estos días el nuevo Ambit3 Vertical de Suunto, un reloj de Calidad Europea, que supera con diferencia a sus rivales.

El buque insignia de Suunto se renueva y nos ha dejado este Ambit3, un reloj con clara orientación a los amantes de largas sesiones, ofreciendo una amplia gama de actividades para este segmento de mercado. El Ambit3 Vertical nos aporta datos en vivo y en su posterior registro, estadísticas y resúmenes de ejercicios completos, que podremos, cómo no, compartir con multitud de APPS ideadas en exclusiva para Suunto y su gama Ambit3 para los amantes del outdoor que se adaptan a la perfección a nuestro Ambit3.
El Ambit3 Vertical Puede además sincronizarse con la mayoría de teléfonos mostrando datos más amplios, incluso en directo.
En ese sentido Suunto nos ha demostrado que sabe de la importancia que cobra compartir datos a través de redes sociales mediante teléfonos móviles ¿Quién no carga el entreno en el minuto uno después de salir?

Suunto Ambit3 Vertical2

Ahora que existe un calendario amplio de carreras de larga duración, queremos resaltar un aspecto que el Suunto Ambit3 Vertical tiene, y es su batería, la cual nos ofrece cobertura en cualquier salida, dure lo que dure.
Suunto ha renovado sus baterías para reforzar la autonomía, sabiendo que la conectividad con otros “gadgets” conlleva mayor consumo. El Ambit3 Vertical es así uno de los relojes mejor preparados para salir a disfrutar de la montaña totalmente informado de lo que hacemos. Con este reloj podéis estar tranquilos en cualquier salida que hagáis de sky touring, BTT y carrera montaña, la batería asegura 100 horas de actividad a pleno rendimiento.

Tras ponerlo a prueba en varios escenarios, apreciamos la esfera metálica de aspecto robusto de este reloj, compuesto en casi su totalidad de plástico de calidad flexible, al contrario de lo que pasa con correas de otras marcas, famosas por sus plásticos de duración determinada. Aquí tenemos una correa cambiable con buen ajuste.

Suunto Ambit3 Vertical4

Antes

En la muñeca nos resulta cómodo, con un peso y lectura correctos, gracias a su pantalla invertible con dos fondos: dígitos negros y fondo blanco e inversa. El Ambit3 Vertical está pensado para un perfil de usuario claramente de montaña o para carreras trail.
Cuando nos colocamos la cinta sorprenden su ligereza y delgadez, a diferencia de otras más gruesas. Ésta se sincroniza en pocos segundos con nuestro equipo, al igual que el GPS nos fija con rapidez. Esa espera, algo tan odiado por los deportistas, se acorta, sobre todo en los momentos previos de una carrera, cuando nos vemos dedicando tiempo a algo que nos puede llegar a poner nerviosos en medio de un mar de GPS intentando coger también señal.
En ese sentido, vemos que la frecuencia de refresco del pulsometro y de la velocidad es alta y se puede medir con Polar, algo que no ocurre, por ejemplo, con Garmin.

Suunto Ambit3 Vertical1

Durante

Ya en movimiento el Ambit3 Vertical nos da una usabilidad sencilla, con manejo rápido y posibilidad de cambiar fácilmente de pantalla, con hasta ocho diferentes aspectos para cada deporte. Al final de la sesión tendremos una amplia ristra de información que quedará grabada y podremos consultarla cuando queramos.
Este Ambit3 Vertical ha implementado las “alertas por vibración” ,de esta forma cuando vayamos cumpliendo los diferentes objetivos nos irá avisando. También cuenta con un nuevo barómetro, más preciso, que nos muestra la altitud a la vez que nos puede mostrar el desnivel hecho y el restante de un track o “ejercicio” guardado en nuestro Suunto.
Como dato curioso deciros que la actualización de abril de 2016 (1.0.27) se conecta con el sistema de navegación GLONASS ofreciendo datos de altura y otras posibilidades a través de este sistema de satélites rusos.

Suunto Ambit3 Vertical

Después

Tras la paliza, tendremos a nuestra disposición todos los resúmenes de las sesiones guardadas, con sus respectivos desniveles y así saber cuánto hemos llegado a acumular en nuestras carreras o salidas a la montaña, el Ambit3 Vertical puede guardar durante meses sin problema.
Destacar, como hemos dicho, la multitud de APP que hay para nuestros registros de actividades, destacando http://www.movescount.com/es/ una comunidad donde planificar o registrar actividades o rutas, para despues poder compartirlas.

Vida cotidiana

El hecho de que este Ambit3 Vertical se complemente con aplicaciones actuales y se sincronice como si de un “weareable geek” se tratara, le da un plus de actual y moderno, cumpliendo con los usuarios más exigentes que necesitan saber y estar conectados con su smartphone, estando informados en todo momento mediante bluetooth si su terminal recibe mensajes o llamadas.
Un ejemplo claro de su intención de ir más allá de ser un reloj, es que este Ambit3 Vertical trae una aplicación capaz de medir nuestro sueño y así saber cómo y cuánto descansamos, lo cual puede ayudar a la hora de rendir en nuestros entrenos, una función que hasta hace poco solo los weareables o app de tablets podian hacer.

Conectividad y sincronización

Lo mejor de este Ambit3 Vertical es su rápida conexión con el dispositivo que queráis mediante APP exclusiva de Suunto en la que podremos ver todos los datos de nuestro ejercicio. Incluso Strava se integra en la APP para darle mayor apoyo, así como la compatibilidad con IOS y Android para abarcar a todo tipo de segmento Smartphone.
La APP para el Ambit3 Vertical se completa en segundos y es recíproca, es decir, podremos realizar ajustes en el reloj desde la APP y a la inversa, para mayor comodidad.
Suunto quería equipararse a otros relojes inteligentes como Garmin que ofrecían avisos en pantalla, así este Ambit3 Vertical ofrece avisos en pantalla de Mails, SMS o llamadas, siendo un primer paso a tener esa extensión del móvil en la muñeca.
En el próximo artículo desarrollaremos las propiedades de las APP de Suunto para este Ambit3 Vertical y todas sus características de forma extensa.

Una comparativa

El Ambit3 Vertical es sumergible con su correa adaptable para natación y 100 horas de batería, cosa que le aleja a sus rivales. Su precio le coloca en el segmento de gama alta de relojes deportes y en un precio sensiblemente inferior su competidor Garmin Fenix 3 o un V800 de Polar que por otro lado queda más corto en prestaciones.
Y es que el V800 de Polar es el llamado a competir con Suunto Ambit3 Vertical. Su precio es superior (en función de la web o la tienda, puede ser sensiblemente inferior pero nunca más barato) que ronda los 320€ con la HR GPS (ver comparativa de precios de Google Shopping aquí). Un modelo que ha quedado antiguo si lo comparamos con el Ambit3 Vertical, mucho más actual y completo con todas las funciones que aporta de outdoor y ciclismo.
El otro modelo directo de la competencia es el Garmin Fenix 3, un modelo de gama premiun y con prestaciones también similares, aunque su GPS más lento y su corta batería no es rival. Su precio ronda los 420€ (ver comparativa de precios de Google Shopping aquí). Los materiales que emplea este reloj, dista de las calidades de Suunto que presume de solo utilizar acabados de primera en su ambit3, algo que Garmin no suele respetar y sus usuarios se ven volcados a cambiar las correas en tiempos breves después de su uso.

Precios oficiales y webs donde se venden

El precio de este Ambit3 Vertical, irá en función de si lo queremos con HR o no. Su PVP recomendado será:

Suunto Ambit3 Vertical: 419€
Suunto Ambit Vertical HR: 469€

Ojo, hablamos de precios oficiales recomendados por Suunto.

Después de mirar por diferentes webs, hemos podido encontrar el Suunto Ambit3 Vertical con unos precios un poco más ajustados en FitnessDigital, donde el precio del Suunto Ambit3 Vertical HR, se sitúa en 399,99€ o Ekosport, donde baja su precio hasta los 379,90€, modelo del Ambit3 Vertical actual del 2016 y nuevos con 2 años de garantía de Suunto .

Suunto Ambit3 Vertical3

Recomendaciones

Por la cantidad de datos que nos aporta y los elementos que incorpora, creemos que es perfecto a para un importante abanico de deportes, siendo quizás demasiado para un usuario que sólo corre o sale a “trotar”.
Para quienes tocan varios palos, quienes gustan de exigirse y tener todo lo necesario para ello, este reloj cumple de sobras. Después de probarlo y tenerlo en las manos, podemos afirmar que es garantía de calidad, cubre holgadamente las calidades exigidas a esta marca europea, con detalles que otras han pasado por alto, como los recambios de correa o la calidad de la misma.
Por último recordar que este Ambit3 Vertical es sumergible, a la medida de los triatletas, pues muchos de los relojes de competición son resistentes al agua pero no sumergibles, teniendo a veces que adquirir dos modelos en función del deporte que quiera practicar.
Ah, y para los ciclistas que quieran rizar el rizo se puede complementar con el STRYD SENSOR, un accesorio NO exclusivo para Suunto y que podemos añadir a nuestro Ambit3 Vertical, para la medición de nuestra potencia y que tan de moda se ha puesto entre los más exigentes y los pros. Este accesorio nos aporta información extra, pudiendo migrarla a nuestro teléfono u ordenador y recuperándola. Se vende a parte y no está incluido en nuestro Suunto Ambit3 Vertical.

Por último dejadnos detallaros un listado claro y conciso de lo que compráis adquiriendo este Ambit3 Vertical de Suunto:

Alertas por vibración.
Perfil de altitud en la pantalla del reloj… y si sigues un track ya grabado te muestra el desnivel hecho y el que queda.
Barómetro para un mayor y mejor detalle de la altitud.
Desnivel positivo acumulado por sesiones, semanas, meses incluso año.
Planificación de rutas en Movescount con visión del perfil.
Posibilidad de medición de la medición de la potencia corriendo (con el Stryd Sensor).
Cristal mineral.
Batería de hasta 100 horas con GPS conectado (como el Ambit 3 Sport).
Conectividad con el teléfono móvil.
Sumergible a 100 metros
10 deportes en el reloj y 8 pantallas por deporte.
Navegación GPS.
Miles de Apps para personalizar el reloj.
Test de sueño y test de recuperación rápida.
Brújula 3D.
Medición de calorías.
Suunto movie (la película virtual de cada ejercicio).
Posibilidad de registro de pulso con la Smart Belt válida para natación

Una review de Toni Marín