¿A dónde habría llegado el duelo Contador- Andy Schleck?

El pulso Contador vs Andy Schleck fue más efímero de lo esperado

La etapa del Mont Ventoux del Tour 2009 que recuerda Teledeporte esta tarde de sábado en el que los ciclistas han vuelto a salir es una de esas fotos que, viéndola ahora, da la dimensión de lo cambiante y complicado que este esto del alto nivel del ciclismo.

Recuerdo que al año siguiente, cuando Andy Schleck y Alberto Contador se iban solos en la ascensión a la Madeleine, Carlos de Andrés acertaba a decir: «Miren esto, es el duelo del ciclismo en los próximos años».

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Todo apuntaba a una rivalidad legendaria entre Contador y Andy… 

Una rivalidad hispano-luxemburguesa que no hablaba de una «deal» automovilístico pero que hundía raíces en historias de dualidades que habían hecho grande este deporte.

Un mano a mano en la mejor carrera que quedó ahí, en esos años.

Para la siguiente vez que el Tour subió el Mont Ventoux, los capos eran otros, respondían al nombre de Chris Froome y Nairo Quintana que llevaron hasta la cima pelada uno de los duelos que mantendrían casi tantos años como Contador y Andy Schleck.

Y es que en dos años, ese pulso memorable que tomó forma en 2009, tocó cénit al año siguiente y languideció en el Tour que ganaría Cadel Evans, quedó en la memoria de los más acérrimos al madrileño.

Si preguntas por el rival antagónico de Contador, seguro que Andy Schleck será la respuesta, una respuesta sin embargo que en los libros no se respalda.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Por su forma de correr, era complicado competir a tope con el luxemburgués, un talento enorme, una clase afilada, que lo jugó todo al Tour hasta empezó su declive en 2012, con Alberto Contador sancionado por el positivo de 2010 y el Team Sky desembarcando en el Tour.

¿A dónde habrían llegado ambos juntos?

Sin duda mucho más lejos de lo que hemos visto, un dominio que no ha sido tal en el tiempo pero que sigue perenne en nuestra memoria.

Y es que esto es tan complicado que las previsiones quedan en papel mojado al capricho del destino que maneja la voluntad de esta gente.

Por eso, cabe valorar que de ese grupo de grandes que abría camino en el Ventoux hubo quien se perpetuó en el tiempo, Vincenzo Nibali, por ejemplo, imberbe en ese monte pelado y hoy ganador de cuatro grandes y muchos podios.

Estar en este negocio mucho tiempo son años de salud.

Imagen: Pinterest

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.