Echamos a rodar sobre nuestro primer Bkool

A algunos os vendrá a la mente aquel ciclismo de salón. Los que somos contemporáneos a la generación de los éxitos del ciclismo español, nos poníamos el rodillo en nuestro comedor, llevados por el ansia de estar en forma y poder ascender cualquier puerto y a rueda de cualquiera cada fin de semana. Bkool nos lo pone en bandeja.

Subirse en aquellos rodillos manuales era un arte, mantener el equilibrio, a veces un milagro, siempre con una pared cerca o un punto de apoyo para evitar el tortazo.

Los tiempos han cambiado, para bien. Aquellas sesiones de quejidos en la soledad de la salita, en esecomplicado equilibrio, han pasado a la historia. Bkool ha puesto la solución con esa gama de rodillos para que el entreno sea mucho más sencillo y como no, más divertido.

*MIRA QUÉ PRECIO TIENE BKOOL EN SU SMART PRO PARA EL #BLACKFRIDAY*

 

Una vez desembalamos el rodillo, nos sorprende lo sencillo que resulta todo. No es necesario ningún trabajo mecánico con nuestra bicicleta, más allá del cambio de buje en la rueda trasera para anclar la flaca al rodillo de la forma más fácil posible y preocuparse sólo de disfrutar de los ejercicios que nos proponen desde el sistema.

Bkool Pro, Buje bicicleta 

Como veis, el buje de Bkool Pro, sÓlo necesita de un trípode trasero y un accesorio de apoyo delantero,  para poder realizar sesiones de entrenamiento con el rodillo en tu salón de casa.

Principales características de Bkool

Lo que más destaca en Bkool y sus rodillos de entreno es la interactividad con una serie de alicientes, que harán de la sesión algo ameno y productivo. Nosotros tenemos la versión Pro, que conecta sus rodillos de entreno a un ordenador y nos lleva por un mundo digital, donde escoger la «salida» del día entre infinitas etapas, planas, de montaña, en solitario o en grupo, es sólo uno de los atractivos.

Y es que, como decimos, su punto más fuerte es la conectividad a su web. El rodillo Bkool dispone de un simulador de etapas que, después de haberlo instalado en nuestro ordenador, podremos empezar a recorrer, bajo suscripción previa a Bkool.

Como si fuera un juego 3D, Bkool nos propone una inmersión total en su entorno virtual, donde para empezar nos deja escoger el nivel de inmersión del “juego”, pudiéndonos ver en primera persona o ver nuestro “avatar” por los diferentes escenarios.

Bkool permite personalizar el avatar de entreno, con la ropa y físico que uno desee

Subscripción a Bkool

Desde Bkool se quiere conseguir reunir una numerosa comunidad de corredores, conectados entre ellos, que se conozcan y compartan experiencias. Por una cuota de 10€ mensuales, 8€ en Premium si optas por opción anual, se puede entrar en ese universo y experimentar entrenamientos de un realismo brutal con gente de tu nivel. En muchos hogares el rodillo ha pasado a ser un actor más del paisaje, pues resulta sencillo de usar y no ocupa espacio. Si estamos abonados a miles de historias ¿por qué no tener un entrenador en casa para aumentar nuestros resultados en las carreras y salidas?.

La versión Pro de Bkool ofrece escenarios reales con mapas e imágenes al más puro estilo Street View de Google con fotografías actuales y entornos que podremos ir cambiando, o si queremos más sencillez, simular algún juego ordenador virtual.

Diferentes tipos de entreno, con escenarios de Bkool en carretera o indor

En este vídeo hemos tomado una etapa nocturna, donde podemos ver como el sistema ofrece varios tipos de pantallas en primera persona, proporcionando una inmersión mayor o viendo nuestro avatar en diferentes distancias, para tener una mejor visión de grupo.

Para probar e introducirnos, hay una primera versión free con un vistas en 2D que pueden crear una extraña sensación en un primer momento, aunque eso sí, mantiene todas las características del funcionamiento de su rodillo.

Porque Bkool se ha esforzado en que tengamos sensaciones reales encima de nuestra bici, pero ¿cómo conseguir esto? ¿cómo llegar a decir que has hecho una salida virtual en bici? ¿cómo subir una montaña desde tu salón?

Aquí es donde Bkool ha dado el paso.

Bkool-Pro caja 

Deja obsoletos los rodillos de antaño, obsoletos pero también entrañables, nadie se vaya a ofender, e introduce mejoras obvias con la conectividad y otras que experimentaremos, como el nivel de ruido, sorprendéntemente muy bajo, evitando ese martilleo perenne de sonido continuo mientras te machacas en el salón de tu casa.

Ahí veis lo sencillo que es el montaje en cualquier lugar.

Bkool, una vez conectado a tu ordenador y escogida la etapa, te lleva por la ruta a la velocidad que tú vayas y se va a ir adaptando al terreno, escogiendo la resistencia ideal, para emular la sensación de pendiente en cada momento, ganando virtuosismo y consiguiendo que no sea un entrenamiento monótono ni aburrido.

Perfil de una etapa Bkool. El simulador emula la pendiente y te da los datos «live»

No sólo hay montañas, planos y curvas, esta versión nos deja escoger entre ciclismo de pista o de montaña, nacional o internacional, el abanico de lugares es múltiple y hace que cada entreno sea una prueba diferente. Hasta poner público que te anime. Un pasillo rollo Tour en tu salón.

Bkool PRO, rodillo Etapa Bkool

Como decimos, en cada momento Bkool nos ofrece datos de la potencia, calorías y aquellos parámetros que precisamos saber sobre nuestro nivel de entreno. Huelga decir que por supuesto podemos conectar nuestro pulsómetro al programa, para tener los datos perfectamente registrados y/o que queden grabados en nuestros perfiles usuales de deporte Strava oSuunto

Compartir entrenamientos

Porque Bkool tiene claro cómo divertirte mientras realizas esas sesiones sobre su rodillo, quiso dar otro salto en el grado de inmersión en el entreno: compartir con otros usuarios en vivo lo que haces. Bkool tiene una comunidad de adeptos entre los que puedes encontrar grupos que por afinidad se adaptan a tus entrenamientos. Cualquier día puedes practicar tu sesión de entreno de forma grupal o competir con ellos. Lo que te apetezca.

Sesión de entreno en vivo, con otros corredores conectados en ese momento

Como veis no son pocos los argumentos. Así es cómo la marca pretende “engancharte” a tus entrenamientos en casa, sin que sean aburridos y si es posible, tomártelo como un juego, compitiendo con otros y quedando en escenarios reales para entrenar en grupo.

¿Puedes pedirle más?
 
Por Toni Marín

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.