Ciclismo 2020: El coronavirus sigue ahí fuera

Tuvalum

Aunque la campaña de ciclismo está rediseñada, el coronavirus sigue campando

Cuando a finales de febrero, un wasap de un amigo me preguntaba si podíamos quedarnos sin Giro de Italia, con las noticias que llegaban de la bota itálica con el coronavirus prendiendo fuego por donde pasaba, nunca imaginamos el desastre que se avecinaba para todos, ciclismo incluido.

Pero aquella curva de contagios de la que nos hablaban no fue una etapa llana, fue un Tourmalet, que nos llevó al abismo.

Un abismo que ahora queremos no ver ni imaginar en el corto y medio plazo, pero que está ahí, como las laderas desnudas de protecciones del Crostis, aquella montaña que el Giro quiso un día subir, pero descartó porque se le podían descalabrar los ciclistas en el descenso.

 

Leemos esta pieza sobre uno de los managers que más alzaron la voz los primeros días de la suspensión del ciclismo por el coronavirus.

Patrick Lefevere, como persona que se juega su dinero, puso acento en la ruina económica que se podía extender por el pelotón si esto se alargaba, cruzando los dedos para que, al menos, hubiera Tour de Francia.

Lefevere soltaba aquellas soflamas en los días de abril que deberíamos haber estado disfrutando de Flandes y Roubaix, días en los que todo era negro, sin ambages.

Lo que está pasando a este lado de los Pirineos desde hace menos de dos meses y más recientemente lo sabemos, lo sabemos bien y a veces tememos lo peor.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Una desescalada que fue por fases en un principio para llegar un día en el que parece que el coronavirus no siga campando a sus anchas, una falsa euforia de la que el ciclismo no escapa.

Dice Lefevere que le preocupa el ciclismo del mes de julio, antes de las carreras del World Tour, y lo comenta a sabiendas de que en el celebérrimo Campeonato de Eslovenia no hubo ni protocolos ni nada que se le asemejara para la prevención de la Covid19.

Ello añadido a lo que ha pasado en el torneo de tenis en el que Novak Djokovic se ha contagiado debe ser suficiente para saber que esto no resulta tan sencillo.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

El Deceuninck ha tenido en grupos a sus corredores por algunos de los principales enclaves de Flandes, ahora se va Val di Fassa, a quemar calorías y afinarse para la campaña que empieza en ls Strade.

Pero por medio hay carreras en julio, cuya seguridad está en entredicho.

Y ese agujero negro puede ser la perdición si no se toman medidas.

Un lockdown ciclista ahora sí que sería mortal para un deporte cuyo sistema económico lo parió un enemigo de la bicicleta

En su día entendimos que Lefevere avisara de los costes de una campaña de ciclismo, ahora le comprendemos ante el peligro de recaída.

Hacer las cosas bien, más cuando buena parte del pelotón ha estado en un feroz confinamiento, no debería ser tan complicado.

Y ya no es sólo ir a carreras del World Tour, es estar en pruebas que demuestren su compromiso por la salud de todos, de sus aficionados, trabajadores, ciclistas… pero especialmente de su propio país.

Imagen: Strade Bianche

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.