El Giro de Italia tiene que continuar

Tuvalum

Que el Giro llegue a Milán apela a la responsabilidad de todo el ciclismo

Las primeras jornadas de descanso de las grandes vueltas de 2020 están resultando más decisivas e intensas que muchas de las etapas que podamos marca en rojo.

Una montaña rusa de informaciones que entran a cuentagotas por las redes sociales que nos dejan por instantes sin la intensidad de la competición y nos ponen frente al espejo de la pandemia que ha llegado para quedarse y ponerlo todo en cuestión.

El Giro de Italia prosigue su camino hacia el norte con dos equipos menos, ni Mitchelton ni Jumbo Visma toman la salida, tampoco lo hará Michael Matthews.

Un efecto en cascada por los ocho positivos, sumados al de Simon Yates de hace unos días, se lleva por delante dos equipos enteros, recordando que la salida de equipos de una grande es algo que ya hemos visto en tiempos truculentos…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

A nadie se le escapa que el golpe es importante, duro, sin duda, pero no querría decir demoledor.

Era un paisaje esperado: que el coronavirus entrara en una burbuja que por otro lado describen como muy diferente, y mucho más relajada que la del Tour de Francia.

El anticipo de Yates tuvo consecuencias en su propio equipo y por ende en otros.

Ahora bien ¿hay que parar el Giro?

Recuerdo hace dos meses y medio, en los prolegómenos de la Vuelta a Burgos cuando se aislaron un par de ciclistas por estar en contacto con un positivo, que surgieron voces clamando contra la celebración de la carrera.

La Vuelta a Burgos siguió su camino y se concluyó y tras ella vinieron el resto, algunas por desgracia nos dejaron capítulos terribles, como la caída de Jakobsen en Polonia, y otras nos ofrecieron espectáculos mayúsculos, como los monumentos italianos en agosto.

Llegó el Tour, nadie daba un duro por que llegara a París, pero lo hizo.

Y se corrió el Mundial, sólo en profesionales, y la Lieja…

Todo eso lo hemos visto, en medio de una pandemia que arrecia y amenaza lo que toca, pero lo hemos visto.

Es muy sencillo, no estás de acuerdo con que siga, la dejas de ver.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

De más de 500 test realizados, han surgido ocho positivos y dos equipos se han ido a casa.

¿Hay que parar el Giro?

Mi respuesta es no, incluso en el ambiente lúgubre que rodea la carrera, con menos público, con menos ciclistas, con menos estrellas, con toda la incertidumbre… creo que no hay que pararla, la vida sigue, el mundo continúa girando, nadie dijo que esto sería sencillo, pero hay que seguir.

Todos están a prueba, con los no pocos nubarrones que rodean la carrera, que si la pandemia, que si el clima, que si el ambiente gélido… pero son profesionales y como otros hacemos en lo nuestro, deben intentar hacerlo lo mejor posible y entre todos hacer que esto llegue a Milán.

No va aquí sólo el divertimento que nos supone la carrera, va el ejemplo de que las cosas si se hacen bien se pueden minimizar los riesgos, que un país es capaz de gestionar una situación tan incierta y que la vida sigue.

Lo otro ya sabemos qué es y qué implica, pararlo todo tendría trágicas consecuencias.

Ser consciente de lo que hay que hacer, que no es tiempo de florituras se impone para que sigamos viendo ciclismo, los profesionales desempeñen su oficio y las marcas tengan su retorno, sí, incluso en estos tiempos horribles, por que si la responsabilidad cunde, que el Giro siga su camino no tiene que implicar riesgo para la salud, al contrario, nos tendrá entretenidos de tanta mala noticia.

Imagen:@GroupamaFDJ

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.