El Giro de Tao Geoghegan, un triunfo justo y digno

Tuvalum

Tao Geoghegan hace suyo el Giro por estar en el sitio adecuado en el momento justo

Que le quiten lo bailado a Tao Geoghegan en este Giro de Italia, que le digan lo que quieran, que le cuenten que no estuvieron primeros espadas, que la carrera se corrió en una zozobra fuera de lo normal, que las sorpresas tomaron la escena,.. que le digan lo que quieran, por que ha ganado el Giro de Italia.

Y eso, por muy inesperado que resulte, es un pelotazo, una victoria mayúscula de esas que te sitúan en los libros de historia para siempre, en lo sucesivo cuando Tao vaya a eventos, le inviten a conferencias, presente el libro de un amigo le introducirán como «ganador del Giro».

Tao Geoghegan ha ganado el Giro por que lo ha cubierto en el menor tiempo posible y por algo tan sencillo como que él estaba ahí, otros no.

Se presentó en la salida de Monreale con la misión de arropar a Geraint Thomas que no dio más allá del Etna, por caída, y fue creciendo día a día hasta darse cuenta en Piancavallo que aquellos que se tenía por capos de la carrera eran gigantes con pies de barro.

Si en el Etna veíamos una carrera entre NibalI, Fuglsang, Majka, Pozzovivo, Kruijswijk… la tercera semana hizo las veces de juez de paz.

Tao Geoghegan salió despreocupado por la general, pero una carrera es la suma de tus circunstancias y las que te rodean, el londinense navegó por ellas y acabó enfundándose un rosa que le marca un antes y un después.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

¿Dónde ganó el Giro Tao Geoghegan?

El día clave fue Piancavallo, con una limpia demencial, gentileza del Sunweb en manos, especial de Jai Hindley, Tao se percató que ese vacío de poder le llamaba para empresas mayores, del calibre de la general de un Giro.

Y se puso a hacer, en una carrera asimétrica, si se pasó dos semanas sorteando dificultades y quemando etapas, los últimos seis días fueron otra cosa.

Le gestión ya no era de quemar días, consistía en ganar el Giro de Italia y en este escenario, totalmente inesperado, Tao dio la talla.

Estuvo en el sitio acertado en el momento adecuado, y pam, un Giro de Italia le cae en las manos para cambiarle para siempre la vida, lo que pase mañana será harina de otro costal, ahora este pálido londinense integra una nómina selecta de corredores cuyo apellido figura en letras doradas en ese trofeo en espiral que el mejor del Giro se lleva a casa para siempre.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

El Giro 2020 pone a Tao Geoghegan en la senda de los grandes campeones que han vestido alguna vez Castelli para conquistar la que llaman la carrera más dura en el país más bello del mundo.

Una historia de éxito y artesanía que se remonta al primer «traje» completamente ciclista vestido por Alfredo Binda, el fenómeno del ciclismo hace más de cien años que hizo de este deporte un arte.

En 1939, Armando Castelli creó el primer germen de lo que sería la empresa del escorpión en el logo, la marca que empezó a crecer por el pecho de los grandes campeones a partir de los setenta, haciendo visible lo que antes habían vestido figuras como Anquetil, Bobet, Geminiani y el dúo de la «belle époque» Coppi & Bartali, que tuvieron en la firma situada al norte de Venecia un nexo común en su enconada rivalidad.

La historia de Castelli prosiguió con grandes nombres e innovaciones

Las primeras prendas de licra se comercializaron en los setenta, años después Bernard Hinault ganaba una Flecha Valona con el primer cortavientos de la historia y Francesco Moser, una Roubaix con las primeras prendas térmicas.

Todas con el escorpión de Castelli en el pecho, como los que ganaron el Giro y el Tour a caballo de los ochenta y los noventa.

Castelli vistió de amarillo a Greg Lemond esa tarde que remontó el Tour a Fignon, al igual que Miguel Indurain en su primer Giro.

Con Tao Geoghegan, son tres Giros los que han decantado en la balanza de Castelli en estos años: Hesjedal en 2012, Froome en 2018 y ahora este londinense que cambia su estatus para siempre.

Un Giro le contempla.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.