El año más importante de Enric Mas

Tuvalum

A Enric Mas el golpe de efecto de López le puede sentar bien

Hace dos años por estas fechas, todos hablaban de Enric Mas como el siguiente español en la línea de sucesión de los grandes vueltómanos.

Ciclista fino, cincelado lejos de España, pero con gustos muy de aquí, gran fondo, tres semanas, buen escalador y rodador, ser segundo en la Vuelta con 23 años, ganando la etapa final en Andorra, el día que su ahora compañero, Miguel Ángel López asaltaba el podio… Enric Mas ya era carnaza para quienes impacientes buscaban ponerle nombre y apellidos al eterno poder español en las grandes vueltas.

Pero las cosas no son tan sencillas, no tan rápidas como algunos piensan, o quieren pensar.

Más en estos tiempos en los que, como nos dijo Borja Cuadrado el otro día…

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Las prisas, la necesidad perenne de tener alguien para llenar cabeceras, vender producto y hacer «afición», todo eso es lo que rodea Enric Mas, viendo que a Mikel Landa se le pasan los años con el lamento del que pudo haber sido.

El año pasado sendos quintos puestos en Tour y Vuelta marcan el rendimiento de Enric Mas.

Dos plazas que son iguales en la estadística, pero diferentes en la forma de conseguirlas.

Si en el Tour fue de menos a más, trasladando la sensación de que, cuando otros flaquean, Enric Mas crece.

Su problema, si eso se puede considerar un problema, es que lo hace de forma natural y progresiva, pero fría para el espectador, sabiendo que la procesión va por dentro, sin grandes ataques ni movimientos espectaculares, siempre con el resultado como seña.

En la Vuelta, sin embargo, la sensación fue diferente, arrancó frío, fue perdiendo cada día un poco hasta que se percató que estaba fuera de la carrera.

Su movimiento en el Angliru fue un destello, no sabemos si fruto de la necesidad de mostrarse, pero destello que acabó pagando en la crono, dos días después.

Llegados a este punto y con la capitanía compartida con un ciclista tan explosivo como Miguel Ángel López a su lado, aquel mismo al que ganó en Andorra, el año que nos queda por delante es clave para saber en qué liga jugará Enric Mas.

Hace unos años, decir que un corredor tenía que explotar a los 26 años, hablamos de explotar hasta lo más alto, sería una barbaridad, salvo en alguna excepción.

Hoy parece que el arroz se está pasando a los 26, si no vuelas entre los mejores.

Queremos creer que Enric Mas tiene recorrido en este ciclismo de jóvenes prodigios, pero nos cuesta verle mucho más arriba, primero por que ya está muy adelante y segundo por que convivimos con la sensación que las plazas de privilegio están más concurridas que nunca y más que lo estarán con la continua lluvia de talento que riega la elite de este deporte.

¿Cómo le sentará a Enric Mas la llegada de un ciclista volcánico como López?

Creemos que mal no le va a venir, pero una cosa está clara, al margen de la externa, la competencia interna también te hace mejorar…

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.