Fernando Barceló: «Somos personas sin objetivos»

Para Fernando Barceló este periodo es inédito, sin planes, sin objetivos

Hablamos con Fernando Barceló de lo humano y lo divino, de su fichaje por Cofidis, de su debut, de sus momentos en este confinamiento que nos tiene entre cuatro paredes…

¿Cómo te pillamos Fernando?

«Tumbado en la cama»

Has tenido poco tiempo para estar con el equipo pero ¿cuál es tu primera valoración?

«Muy contento, de verdad. Puedo decir que mejor de lo que esperaba y no era sencillo, es un equipo nuevo, culturalmente diferente. Sobre el papel iba lejos de casa, más frío a priori, pero estoy muy bien»

¿Qué tal ese francés?

«Me defiendo mejor en inglés, pero cuando lo necesito sé buscarme la vida. He estudiado algo y cada vez tengo más fluidez»

¿Cuándo fue tu primer contacto con ellos?

«Estuve en Lille, en una primera reunión, tras la París-Tours del año pasado. Eso fue un fin de semana, luego estuve en la concentración de Calpe, en diciembre, y de nuevo en Lille en enero»

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Hablas de todo eso y parece que haya pasado una eternidad, con todo lo que nos ha caído estas semanas

«Sí, parece que haya pasado diez años, cada día cambia todo una barbaridad»

Una primera lección de todo esto…

«Hay que aprovechar al máximo los buenos momentos, cuando estás bien y las cosas salen. Eso sin dudarlo. Hay que valorar los entrenos, incluso esos que haces bajo la lluvia. Ahora todo eso lo extrañas. Como ciclistas profesionales estamos muy vinculados al rendimiento, basamos muchas veces nuestro estado de ánimo a la forma física del momento, a cómo nos salen las cosas. Y eso no debería ser así«

Lo que dices es muy cierto, y no sólo os pasa a vosotros. Sin embargo, cuando volvamos a un estado medio normal, cometeremos otra vez los mismos errores ¿los cometerá Fernando Barceló?

«Puede ser. No me considero viejo, ni mucho menos, pero vas cumpliendo años y aprendes a disfrutar mejor de las cosas y eso te ayuda a rendir. Nosotros por nuestra profesión vivimos intensamente, sacamos mucho partido a las 24 horas del día. Pasamos mucho tiempo aislados socialmente, tiempo en aeropuertos, eso da margen para pensar mucho»

La última vez que hablamos, lamentábamos la desaparición del Murias…

«Mantengo contacto con ellos, con Sergio Samitier y Gotzon Udondo, también con algunos masajistas. Por lo último que hablé con Jon Odriozola, sé que quieren volver en cuanto puedan y se den las circunstancias, aunque con todo lo que está pasando es complicado saber qué va a pasar. Me alegra por otro lado ver a la gente de la Fundación Euskadi, a ver qué tal el regreso de Euskaltel. Estuve unos meses con ellos y sólo puedo decir que si Jorge Azanza está ahí, sabrá sacarle partido al grupo»

Volviendo al presente ¿qué has hecho con Cofidis?

«Estuve en San Juan y Provenza con ellos»

¿Cuándo oíste por primera vez algo sobre el coronavirus?

«Sinceramente no lo recuerdo exactamente. Nadie imaginó esto cuando empezó a sonar. Visto ahora habría dado lo que fuera por competir en Ardeche y Drome, tras Provenza estuve enfermo con antibióticos»

¿Hasta cuándo has podido entrenar con normalidad?

«Hasta dos o tres días antes de la cancelación de la Volta a Catalunya. Me estaban saliendo buenos tests. Esos días seguíamos con una normalidad relativa, a pesar de las noticias que salían cada día»

¿Cómo viviste el confinamiento de tus compañeros en el UAE Tour?

«Incredulidad es la palabra. Aquello fue muy extraño todo, se fueron unos equipos antes que otros. Se vendió una normalidad que tuvo bien poco de normal»

Gore 400×100 MArzo2020

 

¿Qué rutina tienes estos días?

«Camino por casa, hago core, abdominales más rodillo un par de horas diarias. Tengo una casa bien normal, utilizo la cama como escalón…»

¿Y para entretenerte?

«De todo, XBox, Fifa, Fórmula Uno. El ProCycling lo dejé en tiempo del ordenador. También veo documentales en Youtube, algunos sobre el origen del universo»

Toma ya, muy bien. ¿Podríamos decir que ahora sois ciudadanos rasos?

«Desde luego, como deportistas de alto nivel podemos decir que es la primera vez que no tenemos un plan sobre la mesa, somos personas sin objetivos ahora mismo y yo estoy acostumbrado a moverme por ellos. Lo llevo a ratos. Trabajas pero no sabes si valdrá para algo»

Desde luego como lección de vida esta historia no tiene precio

«Ya lo creo, tenemos que disfrutar cuando las cosas van a favor. Estos tres años los he llevado a rajatabla y al menos tengo la satisfacción de haberle sacado partido a cada momento, al dolor de piernas, a llegar reventado a meta, a saborear los buenos momentos»

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.