¿Ganará Tom Dumoulin el Tour alguna vez?

Pasan los años y Dumoulin ve cada vez más lejos el Tour

 

En la vida una cosa es lo que parece y otra la realidad, desde que explotara, allá por los Mundiales de Ponferrada, cuando el campeón contra el crono entonces, Brad Wiggins, miró con admiración a Tom Dumoulin, el neerlandés ha sido un fijo, un factible en cada lista de ganadores del Tour hemos podido realizar.

El tiempo que da y quita razones siguió su curso y el viento nunca ha sido de cola, sin embargo, para que Tom Dumoulin gane el Tour.

Hubo un ciclo en el que el corredor estaba aprendiendo, ganando etapas por eso, esa edición preolímpica de 2016 en la que se llevó la jornada de Arcalís, bajo el diluvio, y la cronometrada.

Al siguiente el gasto en imponerse en el Giro de Italia le quitó las ganas de disputar el Tour.

El año pasado, segundo en ambas carreras, en ambas un Sky se le cruzó en el camino: si en el Giro quizá se arrepintió no entrar en el órdago de Froome, en el Tour, Geraint y la pinza de los Sky le dejaron sin opciones.

Y esta temporada, la caída del Giro, las secuelas en esa sanguinolenta rodilla, le quitaron de la carrera por el Tour.

 

Lo cierto es que la francesa es una grande que tiene una relación de amor-odio con el neerlandés que ve pasar los años sin que el Tour esté realmente a su alcance.

Mientras practica BTT para mantener el tono, Tom Dumoulin piensa en clave 2020 y en el amarillo no de Francia, sí del Jumbo cuyos colores vestirá el año que viene.

Y nos encontramos con esta noticia…

 

Al parecer los roles se marcan ya en Jumbo, Roglic al Tour, Dumo antes al Giro. 

Un reparto curioso, que no sé si será definitivo, porque hace dos años por estas fechas Dumoulin anunció que defendería corona en el Giro y puso el Tour en stand by, yendo al final para ser subcampeón.

Así las cosas, lo que se deja notar es eso, que pasan los años y Dumoulin no cumple con el destino que parecía marcado para él: ganar el Tour de Francia, muchos años después llevarlo de nuevo a su país, tras Joop Zoetemelk.

Fijaros qué nombre escribimos.

Lo cierto es que el Tour no ofrece el mejor recorrido para Dumoulin, pero ello no quita para que esté ahí, más viendo el perfil de corredores que lo han ganado en tiempos recientes, si quitamos a Bernal, nos quedamos con Geraint y Froome, ciclistas de perfil similar a Tom.

La querencia de la nueva estrella del Jumbo por el Giro sí que está fuera de toda duda, pero la necesidad de refrendarlo en el Tour parece casi obligatoria y eso que, a la vista está, las cosas han cambiado mucho en estos meses.

 

El Tom Dumoulin que el año pasado fue segundo en el Tour se encontraría un paisaje bastante diferente respecto al de entonces.

Nuevos actores han entrado -bienvenido Bernal- y otros amenazan con hacerlo.

La cosa no pinta bien, a priori, para que el ciclista mejor ubicado a discutirle a Froome su corona en el Tour.

Ahora mismo ni uno ni otro estarían en primera línea de favoritos.

SQR – GORE

 

En verano comentamos que cuatro corredores no iban a ganar nunca el Tour, entramos con Porte, Nairo, Adam Yates y Bardet, nunca imaginamos que Tom Dumoulin podría entrar en ese listado… pero hoy le vemos más cerca.

Tiene margen, sí, pero ya no es un tema que sólo maneje él, a los rivales que ya estaban, se le añaden nuevos, con descaro y ganas de comerse la tarta sin pedir permiso y eso complica las cosas.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.