Giro: El nombre es Richard Carapaz

En un Giro cargado de igualdad, Richard Carapaz tiene la llave de romperlo todo

La carrera evoluciona, sigue su curso, el Giro transcurre por el bellísimo valle de Aosta y se impone una norma.

La igualdad.

Una igualdad que mata a quienes están en el redil, pero que deja abierta la carrera a la espera de episodios mejores.

Los Alpes del Giro 2019 no han decidido, pero han puesto la carrera en punto álgido.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Si alguien, por eso, es capaz de romper la equidistancia es Richard Carapaz.

Cuando nos cuestionamos sobre el liderato del Movistar, entre ecuatoriano o Mikel Landa era por eso.

Porque Richard Carapaz tiene brillo en el pedaleo, hace daño, y abre huecos donde los demás se estancan.

SQR – Cerdanya Cycle

 

San Carlo era el Puerto de la jornada, duro, sostenido, a una distancia prucencial de una línea de meta que moría a los pies mismos del Montblanc.

Vicenzo Nibali, quien no escatima piques con quien se le cruce, lo sabía.

Fue a fondo, para probar a Primoz Roglic, pero también obligado porque el esloveno ha dejado de ser el único rival.

Entre el siciliano y su compañero Damiano Caruso estrecharon la subida, pusieron exigencia, pero no había más.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Como tampoco tiene Miguel Ángel López, no sabemos si vacío porque no da más de sí o porque está harto de tanto sinsabor ajeno a la carrera.

Como tampoco tiene Mikel Landa, tras dos días de estruendo, mejor parado, porque uno no goza de piernas infinitas.

Richard Carapaz Giro JoanSeguidor

 

Si alguien tiene piernas, no infinitas, pero sí golosas, que se gustan, que se quieren, es Richard Carapaz.

Cualquiera que viera la subida a Lago Serrú comprobaría que en los últimos kilómetros, mientras Nibali y Roglic mantenían la mirada, Richard Carapaz deshizo la ventaja que le llevo mucho más conseguir a Mikel Landa.

Creo que Movistar, por una vez, y espero que sirva de precedente, demuestra que juega a ganar, que no quiere dos en el podio, no, que quiere el Giro de Italia, y que en el camino está poniendo a todos al límite.

 

En especial Primoz Roglic, el hombre que se trajo todas las virtudes del hielo y la nieve que adornan los saltos de esquí, al ciclismo.

Su sangre fría impresiona, porque parece el más fuerte, debería ser el más fuerte sobre el papel, a puertas de la tercera semana.

Pero Roglic deja hacer.

Por primera vez su equipo tomó algo de riesgo, lo que dio de sí.

El Jumbo Visma no tendrá los mejores escaladores, pero tampoco son mancos.

SQR – GORE

 

Lo que ocurre es que estamos reviviendo la Guerra fría, una Guerra de nervios en la que Vincenzo Nibali tiene más que perder, y no por nada, principalmente porque va dos minutos por detrás.

El italiano puede utilizar toda la verborrea que le plazca, la carretera no le sonríe como él quisiera.

Su actitud es admirable, y seguro que hostigará a los mejores hasta el final, pero le hace falta algo, algo más que le dé un Giro.

Y no lo descartéis porque en la tercera semana acostumbra a crecerse.

Cambrils Square Agosto

 

Esto está en un pañuelo, señoras y señores, y la general arroja verdades: Carapaz de líder es de una justicia supina, y Roglic está fuerte, pero ojo que camina por terreno indómito, nunca ha disputado una grande.

Para Roglic la confianza del colchón se ha acabado, Movistar tirará por él, sí, pero como Carapaz le suelte, esto ya va al debe de la crono que acaba en la arena de Verona.

Nibali ya no es la única rueda a seguir, Landa no está lejos y gente como Majka o Mollema pueden pescar en la confusión.

Esto pinta bien…

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.