Haciendo grande el ciclocross

Tuvalum

Me llamo Iván Feijoo y me encanta el deporte y estar con los amigos. También me gusta estudiar, pero sobre todo me apasiona el ciclismo y todo lo que hay detrás de él. Ahora ando en el momento clave de la campaña de ciclocross, una modalidad que se me ha dado muy bien desde el primero año que probé, pues me encantan los circuitos y correr con barro.

Hasta el momento la temporada esta yendo como esperábamos, de menos a más, con el campeonato de España que logré ganar en Valencia como logro más importante. Ahora mi próximo objetivo será el Mundial.

Allí las cosas no son nada sencillas, el nivel es altísimo. Cuando vamos allí y logramos buenos puestos somos muy conscientes de lo que significa y sabemos que esto que estamos haciendo está provocando que el ciclocross crezca mucho en nuestro país, cosa que hacía mucha falta, pues hasta la fecha los resultados españoles a nivel internacional no eran muchos.

Creo de verdad que al ciclocross español le falta muy poco para equipararse a las grandes naciones, si me apuras tal vez dos o tres años para empezar a dar guerra de verdad, pero siempre con cabeza y centrados, porque en Europa hay mucho nivel. Lo que es indiscutible es que cada vez estamos más y más cerca.

No obstante nos da mucha envidia lo que vemos por ahí. Por ejemplo el ambiente. Lo describiría como simplemente increíble. Es muy recomendable asistir a una de las carreras de la Copa del Mundo si se tiene la oportunidad, o mejor aún, a un Campeonato del Mundo. Allí corres entre miles y miles de personas de todo el mundo gritando y animando a su ídolo. Es espectacular.

También admiras el nivel de los rivales y te impresionas con lo que hacen. En mi caso, me sorprende su facilidad de pasar obstáculos y zonas técnicas, sobre todo en la Copa del Mundo donde todos ponen unas ganas terribles. En España estamos más igualados y al salir fuera se nota mucho el nivel técnico.

Para mí la campaña se extiende durante todo el calendario de BTT. Estos meses me centro en ciclocross que me ayuda a cultivar un punto de explosividad, al tratarse carreras muy cortas y explosivas. Vas todo el tiempo a tope. Ahora, tras el final de la Copa del Mundo, ya sólo pienso ene Luxemburgo y su mundial.

Por Iván Feijoo

Imagen tomada del FB de Manuel Domínguez

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.